Día 32

GÉNESIS 45.16 – 46.

En los versículos 16 al 28 podemos observar la extraordinaria buena voluntad del faraón para con José y su familia recién encontrada: el faraón y sus funcionarios se alegraron mucho (v. 16), les ofreció la mejor tierra de Egipto para que se establecieran ahí (v. 18) y les ofreció carros para regresar por su padre y traerse a todos los suyos (v. 19). Dios había trabajado también en el corazón del faraón a través del ejemplo y del trabajo de José, para cuando llegara el momento en que Jacob y su familia necesitaran ayuda, el faraón estuviera dispuesto a ofrecerla. Esto nos ayuda a recordar que Dios se encuentra todo el tiempo moviendo “las piezas del ajedrez” de la vida, para cuidar y bendecir a los que le son fieles y perseveran. Cuando llegue el momento, habrá siempre alguien alrededor dispuesto a apoyar o ayudar, aún sin saberlo, para que el plan de Dios se lleve a cabo, ¡aún cuando ni siquiera sea un creyente!

Los hijos de Jacob partieron entonces para Canaán por su padre pero no iban con las manos vacías, aparte de los carros del faraón, José les dió bastantes provisiones y ropa para todos pero le dio una dotación especial a Benjamín. En el v. 24 encontramos algo curioso, “Entonces José despidió a sus hermanos y, cuando se iban, les dijo: «¡No se peleen por todo esto en el camino!».” Creo que José conocía bien a sus hermanos y prefirió advertirles que no pelearan. Su último recuerdo de ellos fue precisamente cuando lo vendieron. Cuando llegaron a Canaán, le informaron a Jacob que José estaba todavía vivo y además era el gobernador de Egipto (v. 26). ¡Qué impacto debió haber sido esta noticia para Jacob! El creía que su hijo estaba muerto, que ya no existía, y traía cargando el dolor de su pérdida por años. Y de repente le dicen que estaba vivo. De acuerdo al v. 27 el efecto que le causó la noticia fue: “su alma se reanimó”, “el espíritu de su padre Jacob revivió” (BTX), “recobró el aliento” (TLA). ¡Solo podemos imaginar lo que un padre debe sentir al enterarse que su hijo que pensaba muerto, estaba vivo realmente! Ese día Dios le permitió a Jacob quitarse un enorme dolor de encima y llenarse de alegría nuevamente.

En los versículos 1 al 4 del capítulo 46, ya durante el viaje de regreso a Egipto de Jacob y toda su familia, al llegar a Beerseba decide hacer algo que solía hacer en el pasado: ofrecer sacrificios a Dios, el Dios de su padre Isaac y de su abuelo Abraham, el Dios de los patriarcas. ¿Qué motivo a Jacob a esto? Recordemos una promesa que hizo Jacob en el pasado, cuando tuvo la visión de la escalera al cielo: Gn 28.20–22, “20 Luego Jacob hizo el siguiente voto: «Si Dios en verdad está conmigo y me protege en este viaje, y si él me provee de comida y de ropa, 21 y si yo regreso sano y salvo a la casa de mi padre, entonces el Señor ciertamente será mi Dios. 22 Y esta piedra que levanté como columna conmemorativa será un lugar de adoración a Dios, y yo le daré a Dios una décima parte de todo lo que él me dé».” Jacob había hecho esta promesa precisamente al salir de Beerseba en su viaje hacia Harán. Pongámonos en el lugar de Jacob en ese momento: recordando toda su viaje de fe desde que salió de casa de su padre Isaac huyendo, luego encontrando a la que sería su esposa en la familia de su tío, luego la salida de casa de Labán con su propia familia ahora y después toda la odisea de sus hijos. Después de tantas experiencias, buenas y malas, Dios le permitiría volver a ver a José, su amado hijo. ¡Qué más podía pedir! Jacob estaba regresando al origen de su fe en Dios, en Beerseba, donde tuvo la aparición de la escalera al cielo. ¿Y qué era lo que quiso hacer? Pues ofrecer sacrificios y gratitud a su Dios, que había cumplido su promesa hasta el final.

Pensemos en nuestra vida, nuestro caminar personal de fe, en todas las cosas buenas y malas que hemos experimentado y en cómo Dios ha estado con nosotros todo el tiempo, moldeándonos, ayudándonos, a veces empujándonos, otras veces disciplinándonos y todo el tiempo amándonos. ¿A qué nos motiva todo esto? Pues a lo mismo que hizo Jacob: hacer sacrificios a nuestro Dios, ¡Él se los merece! ¿No crees?

Y es ahí, en ese lugar, en esa noche, que Dios una vez más le habla en una visión (v. 2). Le recuerda que era el Dios de su padre y le pide que no tenga temor en descender a Egipto. Siempre Jacob necesitaba ánimo con respecto a sus temores, Dios lo sabía. Le promete estar contigo, cumplir su promesa tal como lo había dicho sobre su enorme descendencia y le asegura que ya le tocaría morir en Egipto. La vida de Jacob se aproximaba a su fin, su viaje de fe estaba por concluir en esta tierra. Pero Dios seguía con Él como estuvo todo el tiempo.

En el v. 27, después de leer la genealogía de todos los hijos de Jacob, la Biblia registra que el total de familiares de Jacob ya contando a José y los suyos que estarían viviendo en Egipto eran 70. ¡Una gran familia! Los versículos 28 al 29 son significativos y conmovedores: el viejo Jacob manda a Judá a preparar el encuentro con José, su amado hijo, y finalmente cuando lo encuentra, después de más de 20 largos años de ausencia, “Cuando José llegó, corrió a los brazos de su padre y lloró sobre su hombro un largo rato.” El reencuentro del padre con su hijo, muchas lágrimas corrieron porque mucho dolor causado por el pecado y las conductas disfuncionales había sido removido en un instante. Este es uno de los versículos más conmovedores en toda la Biblia, dudo mucho que si somos profundos al estudiar esta parte, no se nos haga un nudo en la garganta de imaginar toda la emoción del momento. Después de tanto sufrimiento, Dios estaba dando un consuelo enorme tanto a José como a Jacob.

En los versículos 31 al 34, José da instrucciones a sus hermanos sobre qué decir cuando se presentaran al faraón: que eran pastores, que criaban animales, que toda su vida se habían dedicado a criar ganado. Y luego dice algo importante. “Cuando le digan eso, él los dejará vivir aquí en la región de Gosén, porque los egipcios desprecian a los pastores.” Dos cosas necesarias de aclarar:

  1. La Biblia de Estudio Apologético menciona, “José utilizó su conocimiento del sentido de superioridad étnica de los egipcios en favor de su familia. Sabiendo que los egipcios consideraban “aborrecibles” a los que eran pastores, José enfatizó esto para que el faraón enviara a su gente a Gosén, manteniéndolos separados del pueblo de Egipto.” Al aislarlos en Gosén, habría menos peligro de relaciones prohibidas con mujeres u hombres egipcios y podrían mantener más fácilmente su identidad familiar. Y la otra cosa, de acuerdo al Nuevo Diccionario Bíblico Certeza, de Sociedades Bíblicas Unidas, la tierra de Gosén se ubicaba en el delta oriental del río Nilo y era una región muy favorecida e ideal para manadas y rebaños. Después fue llamada “tierra de Ramesés”.
  2. El rechazo al oficio de pastor por parte de los egipcios probablemente reflejaba la falta de confianza generalizada en Egipto hacia los pueblos nómadas por parte de la gente establecida en ciudades, como los egipcios. Dios utilizó ese mismo racismo de los egipcios para darles a la familia de Jacob una de las mejores tierras de Egipto.

Aquí tenemos un mapa de la zona de Gosén.

Gosén

Conclusiones:

  1. Aunque nosotros no lo notemos en el momento, Dios se encuentra trabajando en el corazón de personas a nuestro alrededor para sus propósitos. Si nos quiere usar o nos quiere bendecir, en su momento usará a la persona menos esperada para hacerlo.
  2. No menosprecies nunca el impacto que tu ejemplo personal en tu trabajo o en tu casa puede tener en el corazón de tus jefes o tus padres. El ejemplo de José permitió que el faraón de Egipto favoreciera a su familia. No te canses de luchar por hacer el bien y dar un buen ejemplo, tarde o temprano será recompensado.
  3. Un buen ejercicio para nuestra fe es regresar al origen de la misma de vez en cuando, para recordar todo lo que Dios ha hecho en nosotros, y fortalecer nuestra gratitud a Él y nuestra disposición de hacerle sacrificios. Ej: visita de nuevo el lugar donde te compartieron la fe por primera vez, o donde te dieron tu primer estudio de la Biblia, o donde te bautizaste, o donde comenzaste a orar. Ayuda mucho regresar a nuestros orígenes, nos permite ver la foto completa y apreciar lo que tenemos.
  4. Si estás distanciado(a) de tu padre o tu madre, haz el esfuerzo por reencontrarte con ellos. Tal vez les quede poco tiempo de vida y es importante que puedas estar cerca de ellos de alguna forma. Si tienes esa oportunidad, no la dejes pasar.
  5. Cuando Dios quiere bendecir y cumplir sus promesas, usará todo y a todos para hacer su voluntad. Incluso las malas actitudes de otros pueden servir para cumplir sus planes y bendecirnos.
Te dejo una ilustración real de un encuentre entre un padre y su hija después de 12 años de no verse.

18 Responses to “Día 32”

  1. Martín Tomas Merediz-Funes dice:

    Arturo buen dia, muchas gracias siempre por tu incesante trabajo, como el Señor te anima, te da energía y dedicación, alabado sea nuestro Padre por darte los dones necesarios para ello.
    Sobre la lección, esta historia de Jose y sus hermanos, recordando lo disfuncional de la familia y viendo dentro del amplio plan de Dios como también fue cambiando a unos y otros hasta ver que al final conforman una familia unida y que se ama y que también obvio se repentinamente de sus pecados del pasado y pasan a vivir de acuerdo a los valores que DIios el Señor puso para su pueblo.
    Es tan increible ver y comprobar como el plan de Dios siempre se cumple, como involucra personas de su pueblo ( a los que va moldeando el alfarero) y de otros pueblos que los utiliza por el bien nuestro, eso hoy lo seguimos viviendo así en muchas situaciones de nuestra vida, donde el Señor utiliza gente no cristiana para ayudarnos o enviarnos mensajes respecto de algún hecho. Es gratificante, llena de paz y fe el comprobar y aceptar que el Señor tiene los tiempos necesarios para que cada suceso sea exitoso y cumpla su función en bien del suceso posterior, aleluya que PADRE tenemos, es maravilloso ser hijos de Dios y hermanos de nuestro Señor Jesucristo.
    Como siempre Arturo gracias

  2. Norma De La Cruz Sanchez dice:

    Muchas Gracias!!!!! me anima tanto que Dios verdaderamente tiene todo planeado de la manera más perfecta, pero sin duda yo necesito cuidar en mi corazón una cercania profunda con él para caminar sensible ante su voluntad y obras en mi vida gracias por la clase de hoy, es inspirante!!!! Que Dios te siga usando, un abrazo!!!

  3. Mirna Barrera de Hdz dice:

    Gracias Arturo por tu gran esfuerzo y dedicación a la palabra de nuestro Dios. De estos capitulos me quedo con no olvidarme de dar gracias a Dios por estar siempre a mi lado actuando a traves de todo lo que me rodea. También quiero hacer una observación, cuando José se reencontro con su padre no habian pasado 13 años de no verlo sino 22 años (13 de esclavitud, 7 de la abundancia y 2 de la escasez). Nuevamente gracias y que tengas un excelente fin de semana.

  4. Minelia M.H. dice:

    El día de ayer pense que había perdido a mi hija de 3 años,le hablé y busque en la casa sin ninguna respuesta y viví la experiencia más angustiante y dolorosa que he pasado,después de buscarla desesperadamente y pedir a Dios que me ayudara a encontrarla;escuché su vocecita que debajo de la cama buscando juguetes se encontraba.Solo fueron unos minutos pero a mi me pareció una eternidad.Este devocional me ayudó a ver que así como José se rencontró con su familia y la alegría que experimentó,así Dios nos ayuda a rencontrarnos con nuestros seres amados y a rencontrarnos con Dios mismo cuando nos hemos alejado de El.Compartiré ésta profunda enseñanza con 4 personas que están en proceso de su restauración mostrandoles el profundo amor que Dios tiene hacia sus vidas.Gracias y que tengas un excelente día!

  5. BETTY dice:

    jamas habia pensado en regresar al origen de mi fe, y puedo mirar que Dios fue muy paciente conmigo y muy atento, ya que mi primer estudio me lo dieron en la sala de espera donde trabajo, mi primera oracion y muchas mas.
    hoy me doy cuenta que desde ese momento y sin darne cuenta Dios lleno de bendiciones mi vida, pero aun el lugar donde el empezo a enamorarme.Recuerdo que yo era tan complicada y el me lo dio todo tan facil, tan digerible, tan abundante, QUE ME HACE SENTIR TAN INDIGNA DE RECIBIR TANTO AMOR, PERO LLENA MI CORAZON DE MUCHA GRATITUD. GRACIAS ARTURO POR SER INSTRUMENTO DE USO ESPECIAL EN LAS MANOS DE NUESTRO DIOS Y COMO CON COSAS SENCILLAS NOS HACES SENTIR EL AMOR GRANDIOSO DE DIOS 🙂
    PD. Dios enseñandome a VALORAR el privilegio de tener aun a mis padres, y me ha permitido tenerlos ahora como hermanos en Cristo.

  6. Sandra Duarte dice:

    Al igual que a ti me conmueven mucho los reencuentros.
    No sabes cuanto me ayuda en este momento todo lo que tu comentas acerca de Josè y su familia, creo que nùnca me habìa detenido a pensar todo esto de las escrituras del antigùo Testamento, estos estudios me estan ayudando a valorar mas las escrituras,¡GRACIAS!

  7. MANUEL PEREZ dice:

    hermano gracias por tu trabajo:
    estoy convencido de que aun hay muchos planes en nuestras vidas y son los mejores pues vienen de Dios, gracias por que ahora pienso cuanto Dios a utilizado a personas i hermanos para que sus planes sean una realidad en nuestras vidas, aunque reconozco que no siempre me han gustado las actitudes de las personas que a utilizado.

  8. Arturo Edwards dice:

    Muchas Gracias …

  9. Monica Loaeza dice:

    Increíble lección, mil gracias por tu trabajo también, Arturo. Escribo apenas pues acabo de terminar mi devocional (estoy enferma y en casa), pero fue un mes invaluable y hoy que empezamos febrero, la lección es maravillosa. ¡Qué retada me siento siempre ante la vida de José! Cuando algo importante sale mal, confieso que me descubro pensando ‘¿pero por qué? ¡no es justo!’… Y recordar a José en la cárcel, vendido por sus propios hermanos, acusado, olvidado (por el copero), alejado por años de su país y su familia, teniendo que vivir en otro lugar y sin poder siquiera casarse con una mujer de su pueblo ¡me reta! Además, sin duda Dios usa todo y a todos (creyentes o no) para actuar en favor de sus hijos, como asegura en Romanos 8:28 (“Sabemos que Dios dispone todas las cosas para el bien de quienes lo aman…”). ¡Gracias pues esta lección me llena de esperanza!

  10. Jorge R. Moreno Peñaloza dice:

    Muchas gracias Arturo, es cierto que ya ha pasado en mes y se ha “ido” tan rápido o así pareciera quizás por la misma emoción de esperar día día para continuar con la siguiente clase. un aprendizaje que nos ayuda a entender mucho de las situaciones que vivimos y además nos hace crecer en nuestras convicciones

  11. Beatriz Sandoval dice:

    Hola hermanos: pidamos a Dios que así como Jacob tuvo la gran dicha de reencontrarse con su hijo José, muchas familias que hoy no encuentran a un familiar o un ser amado tengan la enorme bendición de saber que está vivo y que Dios hace milagros. Que tantas personas que ahora están sufriendo por la tragedia en la torre de Pemex, puedan experimentar una bendición como ésta.
    Saludos; gracias

  12. mine dice:

    Gracias por su increible trabajo!

  13. Juan Orozco dice:

    Gracias Arturo hoy me hiciste recordar el dia que volví ha ver a mi Mamá después de 11 años de no vernos, gracias.

  14. Hector Z. dice:

    Dios en control de nuestra vida. Aún si no nos damos cuenta, Dios esta trabajando y formando en nuestro interior cosas que seran utilizadas para Su gloria.
    Dejemos que Él nos transforme!.

  15. RAUL ARCHUNDIA dice:

    GRACIAS ARTURO, SIN DUDA DIOS ESTA EN CONTROL DE NUESTRAS VIDAS , Y SE ME HACE MUY CONMOVEDOR LOS REENCUENTROS DE FAMILIARES. ME ANIMA A ORAR POR MI FAMILIA

    SALUDOS

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.