Día 174

1 SAMUEL 9 – 10.

Una vez que Israel decidió seguir el camino de la monarquía a pesar de que no era el plan original de Dios, es cuando aparece Saúl, quien sería el primer rey en la historia de Israel, quien realmente unificaría a todas las tribus bajo un solo gobierno y una sola dirección. Aunque entendemos claramente en las Escrituras que Dios no estaba de acuerdo, sin embargo permitió que los israelitas hicieran lo que ellos querían y que enfrentaran las consecuencias buenas y malas de sus decisiones.

Los versículos 1 al 14 del capítulo 9 nos muestran la introducción a la historia de Saúl. Algunos detalles importantes sobre este personaje son:

  1. Saúl provenía de una familia rica. El v. 1 dice que su padre llamado Cis era “un hombre rico e influyente” o “poderoso y pudiente” (BTX) miembro de la tribu de Benjamín. Otra evidencia de esto es que la familia poseía “siervos” o “criados” (BTX) y burros, como dice el v. 3. Y tomando en cuenta que el mismo Saúl reconoció que la tribu de Benjamín era “la más pequeña de Israel” (9.21) y que su familia era “la menos importante de todas las familias de la tribu”, entonces es muy probable que dentro de toda la tribu, Saúl creció en una de las familias más ricas, disfrutando de lujos, privilegios y recursos que muchos de sus compatriotas jamás habían tenido.
  2. El aspecto físico de Saúl (9.2). El versículo dice que “Saúl era el hombre más apuesto en Israel; era tan alto que los demás apenas le llegaban a los hombros.”, “joven aventajado y apuesto. Nadie entre los israelitas le superaba en gallardía; de los hombros arriba aventajaba a todos.” (BJL). Curiosamente cuando en el AT se resalta la altura de un líder político o guerrero, generalmente se refiere a los enemigos de Israel (Num 13.33, Dt 2.10, 1 S 17.4), no a los israelitas. Este es el único caso donde se hace énfasis en los atributos físicos superiores del futuro rey comparado con el resto de sus compatriotas. Aún en este detalle, de acuerdo con el The New American Commentary: 1, 2 Samuel, de Broadman & Holman, se puede notar que Dios les estaba dando a los israelitas todo lo que sus corazones deseaban, aún en los detalles físicos de su rey (seguramente tendrían en su mente las imágenes de los reyes altos de los enemigos que los rodeaban).
  3. No se hace ninguna mención de alguna cualidad o virtud de tipo espiritual en Saúl. Al parecer, todo el enfoque en este rey era la cuestión física y de imagen, es decir, completamente superficial y de apariencia. Pero eso era justo lo que los israelitas querían, Dios estaba actuando conforme a los deseos de sus corazones ya que Él conoce a fondo el corazón humano y lo que hay dentro, como dice Salmo 139.1–2 (DHH-LA), “1 (1b)Señor, tú me has examinado y me conoces; 2 tú conoces todas mis acciones; aun de lejos te das cuenta de lo que pienso.” Al parecer la estrategia de Dios era darles justo lo que sus corazones deseaban para que aprendieran una lección.

Ahora, desde el 9.15 al 10.16, tenemos el registro del primer encuentro entre Saúl y Samuel, el juez de Israel en ese momento. Hay evidencias claras en el texto de que Dios estaba atrás de todo en cada detalle:

  1. El encuentro preparado por Dios entre Samuel y Saúl tuvo lugar justo cuando éste último estaba llegando a buscarle para obtener dirección con respecto a sus burros extraviados (9.15-16), Dios había preparado a Samuel con una visión previa el día anterior.
  2. La conversación entre Samuel y Saúl también deja ver claramente que Dios estaba inspirando a Samuel para elegir a Saúl. Samuel ya sabía de los burros extraviados, que su padre de Saúl estaba preocupado y que Saúl estaba buscando saber qué hacer al respecto (9.20).
  3. La visión que Samuel le puso a Saúl fue muy grande, “estoy aquí para decirte que tú y tu familia son el centro de todas las esperanzas de Israel.” (9.20b). De la nada le dejó saber a Saúl la voluntad de Dios para su vida y era algo demasiado grande para él. Saúl no tenía ni la más mínima idea de qué estaba sucediendo y para nada estaba buscando algo como esto.
  4. La consagración simbólica de Saúl (10.1) con aceite fue la evidencia de la decisión definitiva de Dios con respecto a él. Samuel le dió más señales proféticas que se cumplirían en el camino de regreso a su casa y así sucedió todo, tal como Samuel le dijo (los hombres junto a la tumba de Raquel, los hombres camino a Betel y el grupo de profetas).
  5. La transformación de Saúl profetizada por Samuel por la acción del Espíritu de Dios (10.6). El versículo dice, “En ese momento el Espíritu del SEÑOR vendrá poderosamente sobre ti y profetizarás con ellos. Serás transformado en una persona diferente.”, “y serás cambiado en otro hombre.” (BTX), “serás mudado en otro hombre.” (RVR95). ¿A qué se refiere exactamente esto? Por un lado, Saúl ese día hizo cosas que dejó impresionados a algunas personas que lo conocían al grado que dijeron, “«¿Qué? ¿Hasta Saúl es profeta? ¿Cómo se convirtió el hijo de Cis en profeta?».” (10.11) y “«¿Cualquiera puede convertirse en profeta, sin importar quien sea su padre?». Este es el origen del dicho: «¿Hasta Saúl es profeta?».” (10.12). Pero por otro lado, la instrucción de Samuel fue, “Después de que sucedan estas señales, haz lo que deba hacerse, porque Dios está contigo.” (10.7). Es decir, una vez que sufriera ese cambio interno, inmediatamente seguiría su actividad como rey. El comentario bíblico The Pulpit Commentary: 1 Samuel, de Funk & Wagnalls Company, nos dice que Saúl recibiría nuevas formas de pensar, nuevas habilidades e incluso fortaleza física para llevar a cabo la difícil tarea de reinar sobre Israel, incluyendo el don de liderazgo y mando sobre otros. Dios lo equiparía de forma completa para la misión que le estaba encomendando. Justo al terminar la plática con Samuel, la Biblia registra que “Dios le dio un nuevo corazón” (10.9) o ” ’Elohim le cambió el corazón” (BTX). La transformación interna comenzaba.

Por último, los versículos 17 al 27 del capítulo 10 narran el momento en que Samuel hace pública la decisión de Dios de quién sería el nuevo rey de Israel, tal como ellos lo pidieron. Veamos algunos detalles importantes:

  1. Samuel les reitera a los israelitas que a pesar de que ya se tenía resuelta su petición, era un error lo que estaban haciendo, no era correcto, cuando les dijo hablando de parte de Dios, “Pero aunque los rescaté de su miseria y aflicción, hoy han rechazado a su Dios y han dicho: ‘¡No, en lugar de Dios queremos un rey!’.” (10.19). Quería asegurarse que cada israelita entendiera que recibirían lo que pedían pero no era agradable a Dios lo que estaban haciendo. Esto nos presenta un panorama del corazón endurecido de Israel en esa época, ya que no les importó en lo más mínimo que a Dios no le agradara lo que pedían, más bien estaban enfocados en recibir el deseo de sus corazones y punto
  2. Llama la atención la actitud de Saúl ya que fue evidente para todos a través del sorteo que él era el elegido por Dios para ser el rey. Los versículos 22 al 23 del capítulo 10 registran que se había “escondido entre el equipaje” y de ahí lo fueron a sacar. ¿Sería que Saúl realmente no estaba convencido de lo que estaba a punto de aceptar? Sin embargo, ya cuando Samuel lo presentó, dijo, “Este es el hombre que el SEÑOR ha escogido como su rey. ¡No hay nadie como él en todo Israel!” (10.24), y Saúl aceptó el cumplido y la responsabilidad.
  3. Una nota importante tiene que ver con el v. 27. En la mayoría de las versiones el versículo termina narrando la actitud de Saúl de no hacer caso a la gente que no estaba de acuerdo en que él fuera rey. Sin embargo, la NTV añade lo siguiente,  “[Nahas, rey de los amonitas, había estado oprimiendo gravemente a los habitantes de Gad y de Rubén que vivían al oriente del río Jordán. Les sacó el ojo derecho a todos los israelitas que vivían allí, y no permitía que nadie viniera a rescatarlos. De hecho, de todos los israelitas que vivían al oriente del río Jordán, no había uno solo a quien Nahas no le hubiera sacado el ojo derecho. Pero había siete mil hombres que habían escapado de los amonitas y se habían establecido en Jabes de Galaad].” La aparición entre corchetes “[ ]” de este texto tiene una razón. De acuerdo con la Biblia de Estudio Apologética, este texto apareció en uno de los manuscritos de 1 Samuel encontrados en Qumran (con los llamados “Rollos del Mar Muerto”) así como el historiador judío Josefo incluye esta información en su recuento de la guerra de Saúl contra los amonitas. Algunos traductores decidieron incluir el texto en el capítulo 10 con la creencia de que fue omitido por error en las copias del libro, mientras que otros consideran que fue un texto insertado por algún escriba antiguo como nota aclaratoria y que no debe ser considerado como parte del texto inspirado por Dios. Ahí el debate sobre este versículo.

Aquí tenemos una ilustración del momento cuando Saúl fue ungido por Samuel, contenida en el libro The Bible and Its Story, Volume 3: The History, Joshua to II Samuel, de Francis R. Niglutsh.

Saúl ungido

Conclusiones:

  1. Debemos tener mucho cuidado con la mentalidad de tomar como parámetro principal lo que agrade a nuestros ojos para cualquier decisión trascendente, como con quién casarnos o quién será dirigente en el pueblo de Dios o quién será nuestro representante. Apelar exclusivamente a la apariencia física o las cualidades intelectuales sin preocuparnos lo que está adentro del corazón es extremadamente peligroso. Recordemos 1 Juan 2.16 (DHH-LA), “porque nada de lo que el mundo ofrece viene del Padre, sino del mundo mismo. Y esto es lo que el mundo ofrece: los malos deseos de la naturaleza humana, el deseo de poseer lo que agrada a los ojos y el orgullo de las riquezas.”
  2. Si Dios nos diera todo lo que nuestro corazón deseara, ¿qué sería de nosotros? ¿Te has puesto a pensar cómo serías si Dios cumpliera cada deseo, pensamiento y capricho que has tenido? No olvidemos Jeremías 17.9 (DHH-LA), “9 “Nada hay tan engañoso y perverso como el corazón humano. ¿Quién es capaz de comprenderlo?” No todo lo que desea nuestro corazón es bueno ni puro ni agradable a Dios ni íntegro ni oportuno para nosotros. Desde esta perspectiva, ¡qué bueno que Dios no nos otorga todo lo que le pedimos ni todo lo que deseamos!, porque Él sabe que no será bueno para nosotros al menos en ese momento o que es algo que nos llevará a la perdición y el extravío. Revisemos siempre que lo que pedimos esté de acuerdo con la voluntad de Dios (respaldado con principios bíblicos) y esperemos a que Él nos revele su voluntad al respecto.
  3. Sin embargo, queda claro con la historia de Saúl que una de las formas en que Dios trabaja para ayudarnos a entender su voluntad es permitiéndonos de vez en cuando recibir lo que tanto reclamamos de una forma necia y obstinada, a pesar de que sabemos que Él no está de acuerdo (porque su Palabra así nos lo dice). Nos lo da para que experimentemos en carne propia el fruto de los deseos de nuestro corazón y tal vez al final valoremos su plan perfecto para nosotros y decidamos volvernos a Él. Es justo lo que le pasó al famoso “hijo pródigo” de la parábola que Jesús contó en Lucas 15.
  4. Dios tiene el poder para equipar en carácter, habilidades y talentos a cualquier persona a quien Él llame para una misión especial. No debemos tener miedo cuando sea claro que Dios nos está llamando para un servicio específico en algún ministerio en la iglesia cristiana, en su plan seguramente Él sabrá cómo equiparnos con lo que nos hace falta para cumplir la misión. Lo más importante a cuidar en esto es el corazón y es justo lo que Saúl no cuidó, como estudiaremos más adelante.

13 Responses to “Día 174”

  1. Adriana Casas dice:

    MUCHAS GRACIAS, LINDO DIA.

  2. David Miranda dice:

    Muchas gracias, es increíble poder recordar como Dios en su bondad nos a cambiado el corazón y nos da un propósito, oremos por que siempre busquemos diligentemente obedecerlo. Un abrazo hermano.

  3. blanca martinez dice:

    Muchas Gracias Arturo que bendicion es estar aprendiendo cada DIA DIOS TE BENDIGA.

  4. victor dice:

    Gracias por la clase, me ayuda a reflexionar que le pido a DIOS y como se lo estoy pidiendo. Ser paciente y esperar la voluntad de DIOS en mi vida. Buen dia, Saludos.

  5. Zulma dice:

    Muchas gracias, que Dios le siga dando mucha sabiduría e inteligencia.
    Números 6:24

  6. norma de la cruz dice:

    Muchas Gracias!!! siempre es muy animante la clase, porque me deja clara la dirección de Dios, además es oportuna, que tengas buen dia!!!

  7. Jorge R. Moreno Peñaloza dice:

    Gracias, Arturo, en verdad que sigue siendo excelente la enseñanza y nos ayuda a entender nuestro comportamiento como es, y nos da la esperanza de que llegue a ser como Dios desea que actuemos.

  8. Alma dice:

    Que maravilloso devocional con profundos mensajes para nuestras vidas.Muchisimas Gracias Arturo. Que Dios te siga utilizando.

  9. pati g. dice:

    Gracias. Aqui en León no tenemos lider espiritual, han venido hermanos d otras ciudades y al tratarlos nuestro corazón se inclina a ellos …x q nos callo bien o por q la predica nos gusto… Lo comentamos y caemos a la cuenta q nos dejamo llevar x nuestro criterio…esta parte explicada cae como anillo al dedo…aclaro q todos los hermenos son increibles….el punto es q hay q buscar y esperar la voluntad de Dios y no buscar respuesta a nuestros gustos….gracias

  10. citlali gamboa dice:

    Es difícil reconocer el corazón pero en los ojos y las palabras yo he percibido las intenciones d las personas, no me dejo llevar x apariencia pero es difícil. Anima la conclusión 4, gracias y saludos.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.