Día 261

PROVERBIOS 30.1 – 31.31.

Continuaremos con el estudio del libro de Proverbios y de hecho lo terminaremos completamente en este día. Hoy le toca el turno a la Sexta Colección de Proverbios o también llamada “Los Dichos de Agur” (Proverbios 30.1-33, con un discurso entre el escéptico Agur y un creyente ortodoxo), a la Séptima Colección llamada “Dichos del rey Lemuel” (Proverbios 31.1-9, donde una madre real exhorta a su hijo a conducirse como se esperaba de un rey) y al Apéndice con la alabanza a “la mujer ejemplar” (Proverbios 31.10-31, un poema acróstico enfocado en exaltar las virtudes y logros de la esposa ideal).

En cuanto a la cuestión de la cronología, algunos estudiosos bíblicos afirman, como aparece en el Believers Church Bible Commentary: Proverbs, de Herald Press, que es muy posible que “Agur, hijo de Jaqué” fuera en realidad uno de los líderes de los escribas que preparó la recopilación de proverbios en tiempos de Ezequías y que como era costumbre en ese tiempo, su nombre y sus palabras son localizadas después del trabajo de edición que hicieron, identificando así a la persona responsable por el contenido del rollo. De hecho, es la primera vez en el libro de Proverbios en que se atribuyen varios de los mismos a otro autor diferente a Salomón e incluso mencionando su nombre. Y aunque en el desarrollo presentado en la Sexta Colección Agur es un escéptico, en realidad sería solo una figura literaria porque él mismo era un creyente devoto de Dios. Como editor en jefe, su nombre y sus palabras aparecerían como palabras finales de toda la obra. Así que se ubican a estas últimas colecciones de Proverbios en el tiempo anterior al exilio de Judá.

Revisemos primero las enseñanzas contenidas en el capítulo 30, que corresponde a la Sexta Colección con los dichos de Agur, y las contenidas en la Séptima Colección en los primeros 9 versículos del capítulo 31:

  1. Las diferentes traducciones del versículo 1. En este pasaje encontramos una diferencia fuerte en las traducciones que analizamos: “Los dichos de Agur, hijo de Jaqué, contienen el siguiente mensaje. Cansado estoy, oh Dios; cansado, oh Dios, y agotado.”, “Palabras de Agur ben Jaqué, el de Masá. Oráculo del varón: ¡Oh Dios, en gran manera me he fatigado, y desisto!” (BTX), “Palabras de Agur, hijo de Jaqué: el oráculo. Declaración del hombre a Itiel, a Itiel y a Ucal.” (NBLH), “Palabras de Agur, hijo de Jaqué, de Masá. Oráculo de este hombre para Itiel, para Itiel y para Ucal.” (BJL). ¿Por qué encontramos tan fuertes diferencias entre las traducciones? De acuerdo con el libro A Handbook on Proverbs, de las United Bible Societies, la controversia proviene de que algunas traducciones hacen una transliteración de las palabras en hebreo sonando como nombres propios mientras que otras intentan encontrar el significado de los términos en hebreo. Las traducciones antiguas como la Septuaginta (LXX) o la Vulgata Latina no contenían nombres propios en este versículo. La conclusión de muchos estudiosos es que el texto hebreo original es demasiado oscuro como para encontrar una traducción satisfactoria.
  2. El sentir característico de una persona escéptica (v. 2- 4). El personaje del que se hace referencia afirma varias cosas interesantes: a) que como ser humano es muy torpe y no es capaz de comprender las cosas, b) que por lo tanto debido a su incapacidad y sus limitaciones no ha conocido aún a Dios, c) se hace varias preguntas existenciales importantes de las cuales no encuentra respuesta, como “¿Quién ha creado el mundo entero?” (v. 4). Esa descripción coincide a la perfección con aquellos que se consideran a sí mismos como “escépticos”. No niegan la existencia de Dios como lo harían los ateos, pero afirman que debido a lo limitado de su entendimiento como seres humanos, si es que existe, no es posible conocerlo. ¡No son nuevas estas personas! Siempre han existido.
  3. La respuesta de un creyente fiel a Dios a un escéptico (v. 5 – 33). Está compuesta de varias partes: a) El israelita devoto a Dios comienza afirmando la veracidad y el valor de las Escrituras (v. 1) y la garantía de que quienes busquen su refugio en las mismas recibirán protección divina. b) Habla de la santidad de Dios y cómo los seres humanos deben respetarlo (v. 5). c) presenta algunos valores muy importantes que es necesario entender, como el decir siempre la verdad y el rogar a Dios por el sustento diario y la satisfacción de las necesidades básicas para así evitar ponerse en tentación de pecar (v. 8-9). d) Una serie de recomendaciones sobre el manejo sano de las relaciones humanas (v. 10 – 14), advirtiendo contra la difamación, la falta de gratitud a los padres, el orgullo y la soberbia, y el abuso a los pobres. e) Lecciones prácticas de sabiduría tomadas de la naturaleza y la vida diaria (v. 15 – 33), donde se incluyen temas como el adulterio, las ironías de la vida, el trabajo duro, la disciplina, la tontería de la necedad y el orgullo y las consecuencias del enojo. Comenzando con el valor de la Palabra de Dios, el creyente va explorando diversos temas prácticos para ayudar al escéptico a reconocer que a Dios sí se le puede conocer. Un gran material sin duda para ayudar a nuestros amigos y familiares escépticos. Finalmente cuando los escépticos e incluso los ateos tienen un contacto cercano y personal con la Palabra de Dios, descubren por ellos mismos el valor práctico y eterno de los principios contenidos ahí.
  4. Los valores que un gobernante debería desarrollar (31.1-9). Estos versículos que corresponden a la Séptima Colección llamada también “dichos del rey Lemuel”, contienen grandes enseñanzas éticas para aquellos con responsabilidades civiles o religiosas en este mundo: a) rechazar la infidelidad marital ya que es un desperdicio de vigor y los reyes terminan arruinados por ello (recordemos el ejemplo de Salomón), b) no volverse adicto al alcohol, ya que desde aquellos tiempos se reconocía que quienes hacían esto eran personas débiles que buscaban un escape a sus preocupaciones, sus amarguras y su situación económica en el vino. Estas personas buscaban el vino porque les ayudaba a olvidar sus problemas aunque fuera por un rato. Una persona con responsabilidades importantes en la vida no debería ser alcohólico porque esa debilidad sería un serio obstáculo para un buen desempeño de su trabajo. Y c), asegurarse de cuidar y defender a los más indefensos y desprotegidos. ¿Qué tal si todas las personas con un fuerte nivel de autoridad laboral (nuestros jefes), escolar (maestros) y civil (autoridades) respetaran estas 3 convicciones básicas en sus vidas: rechazo a la infidelidad, rechazo a las adicciones químicas para escapar de problemas y ayuda a los pobres e indensos? ¿Cómo sería nuestra oficina? ¿Cómo serían las escuelas? ¿Cómo sería nuestro país? ¡Si tan solo las personas escucharan más a la Palabra de Dios que a la cultura que los rodea!

Por último, el Apéndice al libro de Proverbios nos habla acerca de las cualidades de la “esposa virtuosa y capaz”. Veamos cuáles son (Proverbios 31.10 – 31):

  1. Es una alegría para su marido ya que él puede confiar en ella y le proporciona a él una gran satisfacción a su vida, porque le busca hacer el bien y no el mal (v. 10). Esto nos recuerda el papel bíblico que Dios determinó para la esposa en el matrimonio como la “ayuda adecuada” (Gn 2.18). Mujeres que fallan en asumir este papel llevarán mucho sufrimiento a sus matrimonios, tanto para ellas como para sus esposos.
  2. Es trabajadora también y busca apoyar a la economía de la casa (v. 13-18). Ya sea trabajando con sus propias manos o convirtiendo las labores del hogar en su trabajo profesional, ella busca la excelencia en todo, y está pendiente siempre de las necesidades del hogar y de apoyar a sus hijos y esposo en detalles importantes como la preparación del desayuno.
  3. Es generosa para ayudar al necesitado y previsora al mismo tiempo con las necesidades de su familia (v. 19 – 21). Enseña a sus hijos especialmente a ayudar al pobre y al necesitado, pero también se preocupa que los suyos tengan lo necesario para la vida diaria. Esa combinación no es fácil encontrarla: generosidad y desprendimiento + previsión de las necesidades de los suyos.
  4. Grandes atributos de carácter (v. 22 – 27). No solo se viste dignamente por fuera (v. 22) sino también reviste su corazón por dentro de valores como la fortaleza, la dignidad, el valor y la confianza en Dios para vivir sin miedo, la sabiduría, la bondad, el trabajo duro, y la responsabilidad. Pensemos incluso en lo que el siguiente versículo nos trae a la mente: “dá órdenes con bondad” (v. 26) o “la ley de la clemencia está en su lengua” (BTX) o “instruye con cariño” (BJL) o “cuando instruye, lo hace con amor” (NVI). Esta característica se presenta como algo tan contrario a la tendencia feminista de nuestros tiempos donde las mujeres quieren hacer sentir su opinión con faltas de respeto a los hombres, con gritos, o con insultos; pero la Biblia nos presenta otra alternativa, ¡la mejor!. Todo esto nos recuerda entonces los consejos del apóstol Pedro a las mujeres cristianas en 1 Pedro 3.3–6 (DHH-LA), “3Que el adorno de ustedes no consista en cosas externas, como peinados exagerados, joyas de oro o vestidos lujosos, 4sino en lo íntimo del corazón, en la belleza incorruptible de un espíritu suave y tranquilo. Esta belleza vale mucho delante de Dios. 5Pues este era también, en tiempos antiguos, el adorno de las mujeres santas; ellas confiaban en Dios y se sometían a sus esposos. 6Así fue Sara, que obedeció a Abraham y lo llamó “mi señor”. Y ustedes son hijas de ella, si hacen el bien y no tienen miedo de nada.” Que así sea hoy con toda mujer que se llame “cristiana”.
  5. Su recompensa y el deber de honrar a quienes son como ellas (v. 28 – 31). Las mujeres casadas que se esfuerzan por cubrir estas características recibirán honores de sus hijos y de su esposo y de Dios mismo. Por eso es justo que sean recompensadas y reconocidas en público (v. 31).

Conclusiones:

  1. Si conocemos personas escépticas a nuestro alrededor y deseamos ayudarlas a conocer a Dios, sigamos las recomendaciones de Agur para tratar con ellos, orando en cada parte del proceso y ayudando con sabiduría.
  2. Si Dios nos ha permitido manejar responsabilidades importantes en algún área (trabajo, escuela, gobierno e incluso la iglesia), luchemos por cultivar y desarrollar los valores que Proverbios recomienda para todos los gobernantes y personas con autoridad. Dios bendecirá sin duda a quienes pongan esto en su corazón y luchen por alcanzarlo.
  3. Si eres mujer y estás leyendo esto, ¿qué reflexión llega a tu corazón con respecto a las Escrituras? ¿Qué piensas de tu papel hoy como esposa si eres casada, o como hija, o como novia?
  4. Reconozcamos más a las mujeres ejemplares y virtuosas a nuestro alrededor, como las que describe en Proverbios 31, y que seguro están cerca de nosotros. Si hoy conoces a alguna, ¿qué puedes hacer para agradecerle por su esfuerzo y reconocer lo que hace?

 

Los dejo con una canción hebrea basada en Proverbios 31 y que se llama “Mujer Virtuosa”. Que lo disfrutes.


8 Responses to “Día 261”

  1. citlali gamboa dice:

    Gracias y saludos. Ayer y hoy la enseñanza a llegado a tiempo tanto contenerme para no pecar con una vecina “necia” y hoy de ser una mujer ejemplar.

  2. Alejandra Flores dice:

    Muchas gracias Arturo por todo lo que compartes con nosotros, estoy impresionada como Dios trata cada situación del corazón humano. Es lamentable que haya gente escéptica o peor aún que díscipulos hayan perdido su fé y se vuelvan así, cuando vemos infinidad de cosas extraordinarias que solo un Ser superior al ser humano las pudó haber creado, oremos por los que alguna vez estuvieron compartiendo con nosotros las grandezas de Dios y ahora lo cuestionan todo. Respecto a la mujer virtuosa pienso en el estandar que Dios permitió plasmar en Su Palabra y solo nos queda a las díscipulas de Jesús imitar el corazón y carácter de ésta mujer ejemplar o virtuosa.

  3. Lulu tovar dice:

    Que bello mensaje Arturo ,gracias por tu trabajo y desempeño que haces día a día que Dios te bendiga!!

  4. maria de la garza rivera dice:

    gracias por la sabiduria que dios da a tu vida, como hermano, como ministro, y como padre, tambien como esposo, los aprecio un monton, con cariño

  5. maria de la garza rivera dice:

    gracias x todo por este mensaje aprecio tu vida para dios y me siento agradecida x todas y cada una de las cosas que me han enseñado, gracias.

  6. Erika Pèrez dice:

    Muchas gracias Arturo……
    Que gran enseñanza para mi vida y sobre todo ahora que comienzo con una nueva etapa y que por supuesto deseo ser como esa mujer virtuosa….
    Gracias!!!!!

  7. Adriana Casas dice:

    Es impresionante la sabiduría contenida en los proverbios y la herramienta poderosa que son para cada situación de la vida. Y sí creo que es todo un reto para las mujeres ir en contra de nuestra propia naturaleza para llegar a ser espirituales, precisamente hay muchos proverbios que se refieren a nosotras y muchos de una manera no muy grata como por ej. “ser carcoma para los huesos de su marido, ser pendencieras, superficiales, adúlteras, necias, bellas pero tontas”, guaoooo!! ó la contraparte de ser mujeres ejemplares, sé que nos puede costar reconocerlo pero si está en la Biblia es por algo..la bendición es que Dios nos transforma con su misericordia y su poder. MIL GRACIAS ARTURO.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.