Día 228

PROVERBIOS 22.17 – 24.34.

Hasta el momento, hemos estudiado ya las dos primeras colecciones que componen el libro de Proverbios: a) La introducción y los poemas sapienciales de Salomón (Prv 1.1 – 9.18), b) la segunda colección llamada también “Dichos de Salomón” (Prv 10.1 – 22.16). Ahora toca el turno, siguiendo el orden cronológico que nos guía durante todo este proyecto, a la tercera y cuarta colecciones de proverbios, llamadas “Dichos de los Sabios” parte 1 (Prv 22.17 – 24.22) y parte 2 (Prv 24.23-34). Recordemos como también ya lo estudiamos que se cree que los autores de éstas últimas 2 colecciones fueron los hombres sabios de la corte del rey Salomón. Y también recordemos que justo éstas 2 colecciones presentan asombrosas similitudes con el libro egipcio de sabiduría Las Instrucciones de Amenemope.

De acuerdo con la Biblia de Estudio Arqueológica, éste libro de sabiduría egipcia está organizado en 30 capítulos de diferentes extensiones y data de la época de Ramsés (1300 – 1075 a.C.). Los estudiosos han encontrado increíbles semejanzas entre Proverbios 22 al 23 y Las Instrucciones de Amenemope. Algunas de éstas son:

  1. El libro egipcio tiene 30 capítulos mientras que Prv 22.20 dice claramente, “Te he escrito treinta dichos llenos de consejos y de conocimiento.”
  2. Advertencia contra la expansión ilegal de las propiedades (Amenemope, VII.11-14; Prv 22.28, 23.10).
  3. Advertencias contra el robo al pobre (Amenemope, VII.4-5; Prv 22.24-25).
  4. Advertencias contra la glotonería en la mesa de un oficial (Amenemope, XXIII.13-20; Prv 23.1-3).
  5. La tendencia de los ricos a extender sus alas y volar lejos como pájaros (Amenemope, X.4-5; Prv 23.4-5).
  6. Ser generosos con el pobre (Amenemope, XVI.5-10; Prv 22.9).

Éstas y algunas otras semejanzas han hecho pensar a los eruditos que Proverbios 22 al 23 tomó como fuente a Las Instrucciones de Amenemope y no a la inversa. Si así fuera, ¿negaría esto la naturaleza de inspiración divina del libro de Proverbios? De ninguna manera. Como sucedió con algunos autores bíblicos, los sabios de Salomón pudieron haber incorporado a su recopilación de dichos ésta obra de literatura sapiencial egipcia que demostraba una moralidad y una justicia apropiadas y de acuerdo con la sabiduría divina. Sin embargo, Proverbios inicia con la declaración que la sabiduría comienza con el temor al Señor (1.7), mientras que Las Instrucciones de Amenemope inicia con una invitación a entregar el oído y el corazón al entendimiento. El punto de partida de ambas obras es distinto, aunque en el camino se encuentren elementos de sabiduría universal comunes.Ya entrando en el contenido de Proverbios 22 al 24, veamos algunos pasajes relevantes:

  1. Dios es guardián de los pobres. Varios proverbios en estas colecciones nos advierten contra el abuso hacia el pobre y el indefenso. Las advertencias bíblicas son fuertes contra este pecado: ” porque el SEÑOR es su defensor. Él destruirá a todo el que los destruya.” (Prv 22.23), “Pues el Redentor de ellos es fuerte; él mismo levantará cargos en tu contra.” (Prv 23.11). Dios toma muy en serio cualquier abuso contra una persona en necesidad, no pasará por alto estos pecados, tarde o temprano castigará a quienes los llevan a cabo. Y también podemos reflexionar en lo siguiente, ¿cuál es nuestra actitud hacia aquellos más necesitados que nosotros? ¿Un deseo de ayudar o menosprecio? ¿Un deseo de aliviar su sufrimiento de alguna forma o indiferencia? Tengamos cuidado con esto.
  2. Advertencias contra el tipo de amistades de las que nos rodeamos. Varios proverbios nos aconsejan a no hacernos amigos de “la gente irritable… los que pierden los estribos con facilidad” (Prv 22.24), ni andar “… de juerga con borrachos ni … con glotones” (Prv 23.20). Necesitamos aprender a seleccionar quiénes serán realmente nuestras amistades porque si bajamos la guardia y somos relajados en esto, sin duda alguna terminaremos siendo influenciados a seguir sus malos caminos, como advierten las segundas partes de los versículos mencionados:”porque aprenderás a ser como ellos y pondrás en peligro tu alma.” (Prv 22.25) y “porque van camino a la pobreza, y por dormir tanto, vestirán harapos.” (Prv 23.21). La persona sabia y entendida comprenderá que no todas las amistades son convenientes para él o ella. La persona necia abrirá las puertas de su vida a todo tipo de influencias y terminará siguiendo a alguna de ellas.
  3. Advertencias contra los peligros de obsesionarse con la idea se volverse rico. No hay ningún problema con buscar el progreso y la superación personal en la vida, pero hay un límite que una persona sabia no debe rebasar: cuando se vuelve una obsesión y una prioridad volverse rico y acumular riquezas y propiedades. Prv 23.4-5 nos invitan a mostrar sabiduría poniendo un alto a la inercia materialista y consumista (“No te desgastes tratando de hacerte rico. Sé lo suficientemente sabio para saber cuándo detenerte.”) ¿Y porqué detenerse de buscar riquezas? “Pues le echas una mirada, y ya no están, Han echado alas como un águila que vuela a los cielos.” (Prv 23.5). Simplemente no vale la pena desgastarse tanto y perder tanto por algo tan fugaz y volátil como las riquezas.
  4. Recomendaciones para la educación de los hijos. Prv 23.13-14 es un llamado a los padres para que crean y apliquen el concepto de “disciplina” a los hijos, específicamente hablando de disciplina física. Sin embargo, si te interesa conocer en un sentido más completo lo que la disciplina en la crianza de hijos significa, te invito a ver el video Sistemas Educativos y Crianza Cristiana, impartido por el Dr. Jaime De Anda.
  5. La prueba de las dificultades y problemas. Prv 24.10 dice, “Si fallas bajo presión, tu fuerza es escasa.”, “Si eres débil en día de angustia, Tu fuerza es limitada.” (NBLH). Las dificultades y las angustias en la vida sirven para medirnos, para evaluarnos en nuestra fortaleza espiritual interna, en nuestra madurez. Es precisamente en esos momentos cuando se ve de qué estamos hechos. Si flaqueamos y nos derrotamos, será evidente la debilidad de nuestra fe, aunque pensáramos antes que éramos fuertes. Pero si perseveramos a pesar del dolor o la tristeza o la preocupación, daremos un ejemplo de fortaleza espiritual y una fe sincera y sólida, que no cambia a pesar de las pruebas. ¿Qué reflejas tú cuando estás bajo presión? ¿Qué haces generalmente cuando estás pasando pruebas fuertes? ¿Eres de los que abandona su fe, su misión, su responsabilidad sirviendo a Dios? ¿O eres de los que demuestra fuerza interna, perseverancia y fortaleza que viene de Dios?
  6. Rectitud en las relaciones humanas. Hay 2 advertencias que los sabios de Salomón nos hacen con respecto a los conflictos humanos: a) nunca alegrarnos cuando nuestros enemigos caigan, “Pues el SEÑOR se molestará contigo y quitará su enojo de ellos.” (Prv 24.18), b) nunca testificar con mentiras contra nuestros vecinos para aprovechar la situación y vengarnos de asuntos pasados que no se resolvieron (Prv 24.28-29). Aún cuando otros sean agresivos contra nosotros, debemos luchar por mantenernos rectos e íntegros todo el tiempo, aún cuando Dios los discipline. Dios se fija en el antes y en el después, para probar nuestros corazones.

Conclusiones:

  1. Ayudemos a los pobres y los necesitados lo más que podamos. Dios siempre está pendiente de éstas conductas y de lo que salga de nuestro corazón al respecto.
  2. No seamos negligentes con el tipo de amistades que formamos y con el tipo de influencias que permitimos en nuestra vida. Nadie es demasiado fuerte como para no abrir la puerta a las malas influencias si continuamente está rodeado de ellas pero además si continuamente permite relajar sus convicciones por agradarles.
  3. Los sueños de riqueza y poder son traicioneros, podemos encontrarnos de pronto con una existencia miserable por causa de nuestra obsesión pecaminosa.
  4. Cuando vengan pruebas y dificultades a nuestra vida debemos entender que expondrán siempre de qué está hecha nuestra fe. Luchemos por mantener la perseverancia y la fortaleza interna todo el tiempo, dependiendo de Dios y luchando por ver respuestas suyas enmedio de los problemas. Si somos constantes, las veremos.
  5. Cuidemos nuestro corazón con respecto a la disciplina que experimenten personas con quienes hemos tenido problemas o a quienes hemos juzgado por alguna razón. No nos alegremos de las caídas de otros, ni de las lecciones que Dios les de, porque Él se fija está pendiente de lo que salga de nuestro corazón también. Seamos rectos en nuestras relaciones personales.

7 Responses to “Día 228”

  1. Yliana Santana dice:

    Muchas Gracias….

  2. Citlali gamboa dice:

    Personalmente se ha transformado mi mente y corazón c esta profundidad en la Biblia, gracias por compartir tu enseñanza me alienta mucho el trabajo d su fundación, no tengo hijos pero después veo el video d Jaime de Anda. Gracias totales y saludos. Pro 22:2, Pro 23:17 Pro 23:18 Pro 24:14, Pro 24:27 estos para mi mente.

  3. ulises medrano dice:

    requiero tener presente y de manera clara que Dios siempre esta atento a lo que hay en mi corazón…asegurar mi corazón para el …gracias .

  4. Lupita Herrera dice:

    Gracias x tanto esfuerzo y dedicación en este gran proyecto. !!!!!

  5. Adriana Casas dice:

    Gracias Arturo!! Que fuente de sabiduría son los proverbios, que delimitan perfectamente el camino de Dios y nos muestran con mucha claridad cada vez que nos salimos de él. GRACIAS

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.