Día 99

DEUTERONOMIO 4.

Una vez que terminaron de relatarse las memorias del éxodo de Israel, Moisés avisa a Israel que ahora venía algo nuevo: “Ahora, Israel, escucha con atención los decretos y las ordenanzas que estoy a punto de enseñarte.” (v. 1). El pasado quedó en el pasado y ahora necesitaban enfocarse en el presente y el futuro. Recordemos que Moisés le estaba hablando a la nueva generación de israelitas, los adultos que sobrevivieron porque fueron fieles y los hijos de los adultos rebeldes, como dice el v. 4, “Sin embargo, ustedes, todos los que fueron fieles al SEÑOR su Dios, todavía siguen vivos; todos y cada uno de ustedes.”. Dios no fue injusto con nadie que fue fiel, TODOS los que fueron fieles estaban vivos.

El v. 2 es claro al pedir que Israel no agregara ni quitara nada a los mandatos que recibían. Así debe ser con la Palabra de Dios, no tenemos el derecho ni de agregar, quitar o cambiar nada. Debemos tomarla como se escribió, meditar en ella y encontrar la aplicación adecuada para nuestra vida. Esto nos recuerda Ap 22.18–19 (NVI), “18 A todo el que escuche las palabras del mensaje profético de este libro le advierto esto: Si alguno le añade algo, Dios le añadirá a él las plagas descritas en este libro. 19 Y si alguno quita palabras de este libro de profecía, Dios le quitará su parte del árbol de la vida y de la ciudad santa, descritos en este libro.” Por otro lado, lo que Dios pedía de ellos era “simplemente obedece” (v. 2). Así es con nuestra vida también, solo debemos obedecer.

En los versículos 5 al 40 encontramos una serie de advertencias y reflexiones muy profundas que hizo Moisés. Vale la pena  hacer énfasis en varias:

  1. La inspiración divina de las palabras de Moisés (v. 5). “… ahora te enseño decretos y ordenanzas tal como me lo encargó el Señor…” Todos los mandatos e instrucciones que Moisés impartía venían directo de Dios. De igual manera lo que está escrito en el Pentateuco también fue inspiración divina, porque se registró precisamente lo que Moisés dijo.
  2. El impacto en las naciones vecinas de la obediencia de Israel (v. 6). Si Israel era fiel en obedecer “al pie de la letra” los mandatos de Dios, el resultado sería que irradiaría “sabiduría” e “inteligencia” a las naciones vecinas, o en otras traducciones, “constituye vuestra sabiduría y entendimiento” (BTX), “así demostrarán su sabiduría e inteligencia” (NVI). Los pueblos vecinos reconocería esa sabiduría y prudencia en ellos, comparándose con ellos mismos y sus formas y creencias paganas. Los resultados a largo plazo en las sociedades y las familias nunca serían los mismos, y ellos se darían cuenta.
  3. Dios dándose a conocer al mundo a través de la obediencia de su pueblo (v. 7-8). Los pueblos paganos reconocerían dos cosas importantes que hacían la diferencia entre el Dios de Israel y sus dioses paganos: a) “¿…qué gran nación tiene un dios que esté tan cerca de ellos de la manera que el SEÑOR nuestro Dios está cerca de nosotros cada vez que lo invocamos?”. La cercanía de Dios con su pueblo, su amor para con ellos, su misericordia y protección. Algo totalmente distinto a los conceptos lejanos, distantes e indiferentes a su pueblo en que los pueblos paganos tenían a sus dioses. b) “Y qué gran nación tiene decretos y ordenanzas tan justas e imparciales como este conjunto de leyes que te entrego hoy?” (v. 8). La perfección y la justicia de los mandatos divinos comparados con las leyes y los escritos sagrados de los pueblos paganos. ¡No había comparación!
  4. El peligro de olvidar las experiencias con Dios (v. 9-10). “»¡Pero cuidado! Asegúrate de nunca olvidar lo que viste con tus propios ojos. ¡No dejes que esas experiencias se te borren de la mente mientras vivas! Y asegúrate de trasmitirlas a tus hijos y a tus nietos.”, “guárdate a ti mismo, y guarda mucho tu alma” (BTX), “y no se aparten de tu corazón todos los días de tu vida” (NBLH). Impresionante advertencia sin duda. Tres cosas que podemos tomar: a) Cuidar nuestra alma de no olvidar a Dios. b) Guardar en especial manera las memorias del poder de Dios en nuestra vida. c) Enseñarlas a nuestros descendientes. ¿Y por cuánto tiempo habría que guardar esta información en nuestro corazón? “…en todos los días de tu vida” (BTX). Olvidar es el inicio de la apostasía y la perdición.
  5. No caer en la idolatría (v. 15 – 19). Moisés les advirtió claramente que no hicieran figuras de Dios de ningún tipo porque cuando Él les habló desde el fuego en el monte Sinaí, “ustedes no vieron ninguna figura del Señor” (v. 15). Si Dios no se reveló a ellos en una figura física específica, ¿qué razón tendrían ellos que crear figuras de algún material y después decir que esa figura representaba a Dios? Para el Señor eso era corrupción (v. 16). Y también les aclaró que cuando decía no hacer “ídolos de ninguna clase”, era realmente de ninguna: ni de hombre o mujer, ni animales de la tierra o del mar ni aves del cielo, ni tampoco rendir culto a las estrellas (v. 19) que sería una fuerte tentación para ellos (posiblemente por las influencias de pueblos cercanos que adoraban a las constelaciones).
  6. El gran celo de Dios por su pueblo (v. 20 – 25). Para entender el celo de Dios hay que meditar en el v. 20, ” Recuerden que el SEÑOR su Dios los rescató … para convertirlos en su propio pueblo y en su posesión más preciada, y eso es lo que ahora son.” Dios había hecho mucho por ellos hasta ese momento, como jamás lo había hecho por ninguna otra nación, y los había convertido en su “posesión más preciada”. Por eso, le enojaba tanto que se entregaran a la idolatría, porque era una forma de renegar de quien los salvó y olvidar todo lo que Él había hecho por ellos. El v. 24 es claro, “El SEÑOR su Dios es un fuego devorador; él es Dios celoso.” No deberían poner a prueba a Dios en su celo o se arrepentirían.
  7. La naturaleza del pacto de Dios con Israel (v. 26). Si bien Dios les había prometido paz, prosperidad y felicidad en la tierra prometida; también les dejó claro bajo qué terminos se terminaría esa “cláusula” del contrato con ellos: “??Si rompen mi pacto, pronto desaparecerán de la tierra… serán destruidos por completo.” Dios ya había cumplido su parte, ahora les tocaba a ellos cumplir la suya.
  8. Una posible profecía del futuro distante de Israel (v. 27 – 31). Continuando con el discurso “Si rompen mi pacto…”, Moisés les informa de las consecuencias a largo plazo de una actitud de rebeldía constante en ellos. Lamentablemente todo esto le sucedió a Israel muchos años después de que ya se habían establecido en la tierra prometida: a) “… el Señor los dispersará entre las naciones…”, b) rendirían culto a ídolos en esas tierras extrañas, c) tendrían oportunidad de arrepentirse desde donde se encontraran y encontrarían de nuevo a Dios “si lo buscan con todo el corazón y con toda el alma”, c) regresarían a Dios, era un hecho; d) Dios nunca olvidaría el pacto que había hecho con ellos, porque su misericordia es muy grande.
  9. Una defensa histórica de Dios (v. 32 – 39). Moisés hace un llamado extraordinario que sigue haciendo eco hasta nuestros días, “Investiga toda la historia, desde el momento en que Dios creó a los seres humanos sobre la tierra hasta ahora, y busca desde un extremo del cielo hasta el otro. ¿Alguna vez se ha visto u oído algo tan grande como esto?”, “pregunta ahora por los días pasados que te han precedido, desde el día en que ’Elohim creó al hombre” (BTX), “Busquen en los tiempos anteriores a ustedes, y desde los tiempos antiguos, cuando Dios creó al hombre” (NVI). Era importante que esta nueva generación de israelitas hiciera su propia tarea investigando sobre Dios desde el pasado más remoto, desde la creación del hombre hasta sus días, para que se convencieran de que nunca Dios había hecho algo tan grande por un pueblo. Todos los milagros, señales y muestras de poder que vieron fue porque Dios quería que les quedara claro que solo Él era el único Dios verdadero (v. 35) “y que no hay ningún otro”.
  10. La bendición a largo plazo de la obediencia a la Palabra de Dios (v. 40). La promesa de Dios a la obediencia de Israel era clara, “Si obedeces… les irá bien en todo a ti y a tus hijos. Te doy estas instrucciones para que disfrutes de una larga vida en la tierra…” Esta promesa sigue vigente el día de hoy: si obedecemos a Dios hay bendiciones para nosotros y nuestras familias durante todo el tiempo que estemos vivos en esta tierra.

El capítulo termina con la designación de 3 ciudades de refugio por parte de Moisés. Muchas lecciones para nosotros el día de hoy.

Conclusiones:

    1. Nadie tiene derecho de quitar, agregar o cambiar algo a la Palabra de Dios. Una cosa es que haya diferencias en traducciones o versículos que sabemos que fueron adiciones posteriores al autor original. Pero algo muy diferente es identificar un claro mandato bíblico, torcerlo y enseñarlo de otra forma como nunca se utilizó durante la época en que la Biblia fue escrita. Especialmente cuando se trata de doctrinas centrales de la fe esto es muy peligroso.
    2. Si somos fieles a las Escrituras dejaremos un impacto positivo a nuestro alrededor, sobre todo a largo plazo, en los resultados que produce Dios a través de su Palabra en nuestra vida y en nuestra familia. Personas que antes nos criticaban o se burlaban podrán reconocer después de años que nuestra decisión de acercarnos a Dios fue lo mejor que pudimos haber hecho y tal vez también consideren en hacer lo mismo.
    3. Si comparamos los textos sagrados de otras religiones contra la Biblia en las áreas de justicia e imparcialidad, ¡no hay comparación simplemente! La Palabra de Dios tiene la supremacía por mucho.
    4. Tengamos cuidado también con olvidar a Dios y olvidar todos los grandes hechos que Él nos ha permitido presenciar e incluso vivir. Recordemos que la pérdida de la gratitud es el inicio del alejamiento con Dios, Ro 1.21 (NTV), “21 Es cierto, ellos conocieron a Dios pero no quisieron adorarlo como Dios ni darle gracias. En cambio, comenzaron a inventar ideas necias sobre Dios. Como resultado, la mente les quedó en oscuridad y confusión.” Recuerda grandes hechos de Dios como el día de tu salvación, los cambios profundos que Él hizo en tu vida y en tus familiares, los cambios que hizo en otras personas, la forma como resolvió tal o cual asunto, el consuelo que nos envió en un tiempo de prueba, etc. ¡Hay tanto que recordar de Dios en nuestras vidas!
    5. También recordemos que necesitamos contar todas las cosas buenas que Dios ha hecho en nuestras vidas a nuestros hijos. Es a través de nosotros que ellos podrán apreciar más quien ha sido Dios para sus padres y nuestra esperanza es que decidan seguir también nuestra fe.
    6. Dios es celoso por su pueblo porque ha hecho mucho por él. En nuestro caso, los cristianos, Dios nada más envió a su Hijo a morir por nosotros en la cruz. ¿Quieres más? Tengamos celo por la iglesia también así como Dios lo tiene.
    7. Es importante para cada creyente conocer la historia de la fe. Conozcamos la historia que la Biblia contiene, la historia de la iglesia cristiana a lo largo de los siglos, la historia de grandes creyentes y la forma en que vivieron y terminaron sus vidas, las historias de creyentes cercanos en quienes Dios ha trabajado en gran manera. Aunque nunca te haya gustado la historia en la escuela, para tu fe es importante que comiences a estudiar historia. Así comprenderemos más aún cómo Dios se ha movido a través de los siglos.

 Subscribe in a reader


7 Responses to “Día 99”

  1. blanca dice:

    Gracias por tanto esfuerzo por ese gran corazon que tienes por nosotros de poder saver la historia del 5 libros del pentauteticos es una bendicion de saver que DIOS siempre esta anuestro lado para ayudarnos solamente necesitamos pedirle mucho por estar siempre con esa gratitud por todo lo que ha hecho en nestra vida.

  2. Norma De La Cruz Sanchez dice:

    Muchas Gracias!!! Deuteromomio es mi libro favorito y es impresionante sentir como si Dios mismo me hablará através de este libro, hoy a sido una respuesta a mi corazón. gracias, saludos!!!

  3. Patricia Núñez González dice:

    sin duda el reto del hombre es la obediencia,pero la promesa es que al obedecer la palabra la bendición será no sólo para nosotros también para nuestros hijos,además cuanto podemos influir con nuestro buen ejemplo para que otras personas viendo nuestro cambios decidas acercarse a Dios.

  4. Nancy Cortés dice:

    muchas gracias por este devocional, hoy comienzo a tomarlo junto con mi familia.
    sin duda es algo retante la obediencia pero Dios es muy claro en si no obedecemos nos extermina si le obedecemos nos dara muchos años, es solo tomar lo que Dios nuestro Señor quiere para cada uno de nosotros.

  5. Martín Tomas Merediz-Funes dice:

    Arturo gracias al Señor este ha sido un día de muchisimo alimento y aprendizaje, gracias al Señor por darte esa disposición tan necesaria para todos nosotros quienes deseamos ser fieles al Señor y necesitamos ayuda para ello siempre.
    Excelente estudio del versículo 4 .C
    Muchas gracias un gran abrazo

  6. Martín Tomas Merediz-Funes dice:

    Arturo gracias al Señor este ha sido un día de muchisimo alimento y aprendizaje, gracias al Señor por darte esa disposición tan necesaria para todos nosotros quienes deseamos ser fieles al Señor y necesitamos ayuda para ello siempre.
    Excelente estudio del versículo 4 .Como el Señor nos da siempre lo que necesitamos, a veces lo sabemos y otras veces no sabemos que lo necesitabasmos
    Muchas gracias un gran abrazo

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.