Día 229

CANTARES 1.1-8.14.

Continuando con nuestro estudio cronológico, toca el turno ahora de explorar el libro Cantar de los Cantares. De acuerdo con The New Bible Commentary, de Inter-Varsity Press, el libro mismo afirma la autoría de Salomón desde el v. 1 (“Este es el Cantar de los Cantares de Salomón”). Además su nombre es mencionado otras veces en el mismo libro (1.5, 3.7, 9, 11; 8.11-12). Si esto fue así, se calcula una fecha del 965 a.C. para la escritura del mismo. Sin embargo, hay estudiosos que han propuesto teorías de una autoría más tardía, incluso hasta el período post-exílico persa, pero no hay forma de comprobar esto mas que algunos conflictos con unas cuantas palabras problemáticas en el texto. Por lo tanto, no tenemos razones sólidas para dudar que Salomón fuera el autor de este libro.

¿Cuál es el tema del mismo y su propósito? Literalmente es un poema de amor entre Salomón y una joven, es decir, entre un esposo y una esposa. De acuerdo con la Biblia de Estudio Arqueológica, se puede decir que Cantares son “poemas de amor escritos al pueblo de Dios para honrar y celebrar su regalo de amor romántico y sexual dentro del contexto de una relación matrimonial.” Sin embargo, a través de los siglos, los creyentes lo han alegorizado de formas diversas, como cierta interpretación judía que afirmaba que el personaje masculino representaba a Dios y el femenino a Israel. Ya en la era cristiana, distintos teólogos también alegorizaron bastante el libro: a) representa al amor de Cristo y la iglesia, b) simboliza la relación de amor entre el alma humana y Dios, c) intérpretes católicos afirmaron que María era la figura central de la alegoría. En la actualidad los estudiosos tienden a ver el libro más como la primera explicación: un poema de amor que celebra la unión de hombre y mujer dentro del ámbito del matrimonio.

¿Qué lecciones podemos aprender del libro de Cantares (manteniendo siempre la perspectiva de que estamos leyendo poesía)?:

  1. La celebración del amor entre esposos. Cnt 5.1 dice, “¡He entrado en mi jardín, tesoro mío, esposa mía!” Las referencias son directas a la esposa. No a la amante, no a la amiga, no a la desconocida. Todo el poema está dirigido a levantar el regalo del amor que Dios otorgó a las personas para que lo puedan experimentar, pero de la forma que a Él le agrada: ¡en el matrimonio! De ninguna manera este libro puede ser visto como una referencia al placer adúltero ni a las relaciones con personas que no son el esposo o la esposa.
  2. La belleza del amor entre esposos. Diversas referencias a lo largo del libro presentan el amor de pareja en el matrimonio como algo especial: “tu amor es más dulce que el vino” (1.2), “Toda tú eres hermosa, amada mía, bella en todo sentido” (4.7), y más referencias. El texto bíblico nos transmite lo especial de un amor exclusivo a una persona, de una entrega total a otro ser humano, de una belleza de sentimientos y emociones. No hay punto de comparación con las relaciones inmorales de nuestros días, con las relaciones adúlteras y mucho menos con relaciones entre personas del mismo sexo. Ninguna de éstas últimas experiencias mencionadas tienen la belleza, el compromiso y el sentido de algo especial como lo ofrece el matrimonio. Al contrario, los sentimientos que generalmente se llegan a generar por las relaciones pecaminosas son vergüenza, culpa, traición, y más. ¿Dónde está lo hermoso y lo bello en todo eso?
  3. Hay un tiempo correcto para el amor. Cnt 2.7 dice, “Prométanme, oh mujeres de Jerusalén, por las gacelas y los ciervos salvajes, que no despertarán el amor hasta que llegue el momento apropiado.” No todo tiempo es para el amor, la Biblia enseña que hay “un tiempo apropiado” para el mismo, y así también hay una persona apropiada. En éstos tiempos modernos donde los jóvenes corren buscando el amor fugaz y temporal, la Biblia nos llama a entender que debemos esperar al momento apropiado para las relaciones románticas. Como creyentes, necesitamos mantener en alto esta convicción bíblica y entender que Dios, quien diseñó el amor entre personas, sabe mejor cómo y cuándo desarrollarlo. Muchos padres que no entienden que necesitan cuidar este aspecto en sus hijos adolescentes o  incluso pre-adolescentes pagan las consecuencias tarde o temprano.
  4. Debemos estar conscientes del poder de la emoción que genera el amor romántico. Varios versículos entre los capítulos 5 y 6 nos advierten que el amor puede causar dolor y decepción (“Le abrí a mi amado, ¡pero él ya se había ido! Se me desplomó el corazón. Lo busqué pero no pude encontrarlo. Lo llamé pero no tuve respuesta.”, 5.6, “Oh mujeres de Jerusalén, prométanme: si encuentran a mi amante, díganle que desfallezco de amor.”, 5.8). No es correcto jugar con el amor romántico con personas diferentes porque se genera dolor y se puede lastimar a otra persona. Aún para esto se requiere mucha sabiduría y entendimiento, y si eres soltero (a) y estás en busca de una relación romántica, es necesario orar mucho para que Dios te proporcione dirección y hagas las cosas de forma agradable a Él.
  5. El amor debe ser voluntario, nunca obligado. Cnt 8.12 dice, “Sin embargo, yo soy la dueña de mi viñedo y yo decido a quién dárselo”. Un aspecto básico del amor en todas sus formas es que requiere la voluntad personal en acción, es decir, una decisión de amar porque así lo desea hacer la persona, no porque alguien más se lo está imponiendo. No existe amor si no hay decisión personal de otorgarlo por voluntad propia.

Conclusiones:

  1. No hay relación romántica humana que se compare a la que se da en un matrimonio por su nivel de compromiso, de lealtad, de exclusividad, de sinceridad, y más. El hombre se ha engañado a través de las generaciones creyendo que puede encontrar todas estas emociones fuera del compromiso del matrimonio. Tantas uniones libres que existen en la actualidad en las sociedades modernas nos muestran que el ser humano sigue intentando “mejorar” el plan de Dios. Pero no se puede mejorar, lo que Él diseñó en el amor en el matrimonio es simplemente lo mejor para una pareja.
  2. Si eres joven, no compres las ideas que te ofrece toda la mercadotecnia mediática actual a través de la televisión, las revistas, el cine, las novelas. Cada vez el mundo tienta en grado avanzado a los más jóvenes para que experimenten el amor a temprana edad y pues las estadísticas mundiales de niñas embarazadas y de abortos en jovencitas nos siguen mostrando que es otro grave error que los seres humanos están cometiendo en este mundo. Mejor acércate a Dios y pídele que te ayude a entender cuándo es “el momento apropiado”.
  3. Amar a otra persona no es para cobardes, porque en el proceso de encontrar una relación habrá muchos sentimientos dolorosos y decepcionantes que tendremos que enfrentar, y mucha gente simplemente no quiere pasar por eso, o ya lo experimentó tanto en el pasado que ahora mejor quieren relaciones sin compromiso de forma egoísta. El amor verdadero siempre involucrará algo de sufrimiento, no se puede evitar.
  4. Si vas a amar a otra persona, asegúrate que estás convencido de hacerlo y que no es resultado de alguna presión externa de terceros. La voluntad personal es un factor clave para el éxito de las relaciones románticas, como también es un factor decisivo para el éxito de una vida de amor a Dios, como Jesús dijo en Lc 9.23, “Si alguno quiere ser mi discípulo…” Ni siquiera Jesús nos obliga a amarlo, más bien él desea que lo hagamos de corazón.

7 Responses to “Día 229”

  1. Citlali gamboa dice:

    Cnt 8:7 Inspirante. Gracias x conclusiones 3 y 4. El SIDA o VIH enf. venérea crónico degenerativa y mortal. Gracias totales y saludos.

  2. Sandra L. Duarte dice:

    Cuanta enseñanza en las cosas del amor romantico, espero de corazòn que podamos enseñarle esto a nuestros hijos y logren comprenderlo totalmente pues a ellos les toco una epoca de mucho libertinaje y muca falta de compromiso.
    GRACIAS HERMANO

  3. norma de la cruz dice:

    Muchisimas Gracias!!! ha sido un gran regalo a mi corazón esta clase, apesar de los años que tengo en la iglesia hoy me queda claro el amor a la manera de Dios y eso me llena de confianza y fe, Dios hoy me ayuda a saber esto porque es el tiempo correcto Gracias!!!! Saludos

  4. Adriana Casas dice:

    GRACIAS ARTURO!!!

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.