Día 326

1 CRÓNICAS 8.29 – 9.1, DANIEL 4.1 – 37, EZEQUIEL 40.1 – 37.

Hoy continuaremos con un poco de genealogía de Israel hasta el tiempo del destierro, también un poco de más mensajes que recibió el profeta Ezequiel en el destierro, pero además retomaremos el estudio del libro de Daniel, que si recordamos, también fue escrito en el contexto del destierro a Babilonia.

En cuanto a la genealogía de 1 Crónicas, encontramos en el pasaje que corresponde a este día el registro de la familia de Saúl, desde varias generaciones atrás, hasta sus más lejanos descendientes, todos perteneciendo a la tribu de Benjamín. El pasaje de hoy termina con una breve referencia al exilio en Babilonia por la infidelidad de Judá (1 Cr 9.2). Según 1 Crónicas 9.1, “todo Israel quedó anotado en los registros genealógicos en El libro de los reyes de Israel.” o “Todos los israelitas estaban registrados en las genealogías e inscritos en el libro de los reyes de Israel y de Judá” (BJL). ¿A qué libro se refiere? ¿A los libros canónicos de 1 y 2 Reyes o algún otro?:

  1. En realidad 1 y 2 Reyes no contienen genealogías, por lo tanto no pueden ser una opción.
  2. De acuerdo con el Commentary on the Old Testament, de Hendrickson Publishers, hay 2 suposiciones incorrectas en este versículo: a) que el término “libro de los reyes de Israel” se refiere a algún registro genealógico antiguo exclusivo para el reino del norte (Samaria o Israel), b) que la traducción original era “libro de los reyes de Israel y de Judá” como la BJL lo plantea. En realidad la referencia a este libro es la misma que aparece en los siguientes pasajes: 2 Crónicas 20.34, 33.18, 27.7, 35.27, 36.8). Se cree que fue algún libro con registros genealógicos de ambos reinos, tanto del norte como del sur, que no lo tenemos disponible.

Ahora, en cuanto al libro de Daniel, recordemos que el último evento que estudiamos del mismo fue el episodio de los 3 amigos de Daniel que son arrojados al horno porque no quisieron adorar a la estatua que Nabucodonosor mandó erigir (Daniel 3). Al ser librados milagrosamente por ángeles, el rey Nabucodonosor quedó sorprendido y el capítulo 4 es la continuación precisamente de ese hecho. En este capítulo podemos observar un relato en primera persona del rey Nabucodonosor dividido en 2 partes (Daniel 4.1-18, 34-37). Veamos algunos aspectos relevantes de este tan famoso pasaje:

  1. Las alabanzas a Dios (v. 1 – 3). Estos primeros pasajes nos muestran a un rey Naboconodosor que adoraba al Dios de la Bibia y reconocía su poder y su reino. ¿Cómo sucedió esto? ¿Solo por el episodio de los 3 amigos de Daniel? No, en realidad este pasaje está escrito como un relato posterior a todos los eventos difíciles que sufrió el rey y que son narrados precisamente en este capítulo. Así que más bien representan a un rey que fue humillado por Dios y que aprendió una lección muy importante.
  2. La visión que recibió el rey (v. 5 – 18). Nabocodonosor describe esta visión como un sueño nocturno que lo asustó mucho (v. 5) y que lo inquietó tanto que tuvo que llamar a todos los sabios de Babilonia y especialmente a Daniel cuando aquellos le fallaron, como ya había sucedido antes. La diferencia con el primer episodio donde Daniel lo ayudó también a descifrar un sueño es que ahora no amenazó a nadie con la muerte, solamente les pidió su ayuda. De acuerdo con la misma visión, había un propósito desde el inicio para todo lo que vio el rey: “para que todos sepan que el Altísimo gobierna los reinos del mundo y los entrega a cualquiera que él elija, incluso a las personas más humildes’.” (Dn 4.17). Dios tenía un plan para Nabucodonosor y para todo el mundo.
  3. La explicacion del sueño (v. 19 – 27). El profeta Daniel le interpretó el sueño y con miedo tuvo que decirle la verdad: “Ese árbol es usted, su Majestad. Pues usted ha crecido y se ha hecho fuerte y poderoso; su esplendor llega hasta el cielo y su gobierno hasta los confines de la tierra.” (Dn 4.22). La sentencia que Dios había determinado contra Nabucodonosor era muy fuerte: expulsión del resto de la sociedad, vivir en el campo como animal salvaje (comiendo pasto como ganado), y todo esto “durante siete períodos de tiempo” (Dn 4.25) o ” siete años (tiempos)” (NBLH).  Posiblemente sea una referencia a 7 años o a algún otro período de tiempo multiplicado por 7. Sin embargo, al final Dios le regresaría su reino pero con la condición de que ya hubiera reconocido “que es el cielo el que gobierna” (v. 26) o “que Dios es quien tiene el poder” (DHH-LA). Tan fuerte fue el impacto para Daniel al comprender este sueño que el consejo que le dio al rey es similar al que otros profetas daban a los reyes de Israel y de Judá cuando Dios les revelaba mensajes de juicio: “Deje de pecar y haga lo correcto. Apártese de su perverso pasado y sea compasivo con los pobres. Quizá, entonces, pueda seguir prosperando” (v. 27). Daniel creía que había forma de evitar ese trágico destino que le esperaba a Nabocodonosor: ¡arrepintiéndose de sus maldades! De esa forma, su futuro sería diferente.
  4. El cumplimiento del sueño (v. 28 – 33). Estos versículos nos dicen que tristemente el rey Nabucodonosor no hizo cambio alguno en su mentalidad, más bien un día que estaba haciendo alarde de su arrogancia y orgullo (adjudicándose a él mismo todo el poder y la gloria de que gozaba, v. 30), ese mismo día Dios cumplió la visión que había anunciado con todo su peso (incluso escuchándose una voz del cielo con la sentencia). Todo se cumplió: fue separado de su cargo, fue llevado al campo a vivir como un animal durante los siete períodos de tiempo anunciados, y se le condicionó esta situación “hasta que reconozcas que el Altísimo gobierna los reinos del mundo y los entrega a cualquiera que él elija” (v. 32). De hecho, la Biblia nos proporciona una breve descripción del aspecto físico de Nabucodonosor después que se cumplió la visión: “Comió pasto como el ganado y lo mojó el rocío del cielo. Vivió de esa manera hasta que el pelo le creció tan largo como las plumas de las águilas y las uñas como las garras de un ave.” (v. 33).
  5. Identificando el mal que sufrió Nabocodonosor. De acuerdo con la Biblia de Estudio Apologética, los síntomas que presentó el rey bien podrían relacionarse con la bien documentada enfermedad llamada Licantropía (click en el nombre para ver mayor explicación). Aunque la información proporcionada es insuficiente para una conclusión definitiva, bien pudiera tratarse de este tipo de enfermedad psiquiátrica. En otras palabras, el rey Nabucodonosor fue castigado en su mente, removiéndole toda habilidad de ejercer su cargo y reduciéndolo a una persona que se creía animal, sin mayor entendimiento.
  6. Recuperando la razón (v. 34 – 37). El final del capítulo 4 registra a un rey Nabucodonosor que después de cumplido el tiempo, “levanté los ojos al cielo” (v. 34). Esta expresión denota un cambio en su mentalidad hacia el Dios de Israel, una especie de conversión de corazón hacia Dios. En ese momento recuperó la razón, recuperó su reino, y alabó y adoró al Dios verdadero. Incluso sus palabras que dedica a Dios (v. 34b – 35) reflejan a un hombre totalmente diferente del que aparece en el v. 30 (orgulloso y arrogante). Al final, en el último registro de la Biblia sobre el rey Nabucodonosor, aparece como alguien que terminó sus días alabando, glorificando y honrando al Dios del cielo; y además registrando la enorme lección que aprendió a través de su dura experiencia: “es capaz de humillar al soberbio” (v. 37), o sea, a él.
  7. ¿Existe forma de confirmar históricamente si Nabucodonosor enfermó mentalmente? De acuerdo con la Biblia de Estudio Apologética, algunos críticos afirman que la historia de la enfermedad y curación del rey Nabucodonosor no es mas que simple ficción tomada de la misma fuente de donde salió el fragmento de los rollos del Mar Muerto llamado “La Oración de Nabónido”. En realidad es más probable que este último haya tomado como fuente a Daniel 4.34-37 y presentado una visión distorsionada de los hechos, como era común durante le período intertestamentario entre los judíos. Sin embargo, la Biblia de Estudio Arqueológica nos menciona que existen registros del historiador judío Josefo (siglo I d.C.) y del historiador griego Megástenes (300 a.C.) que mencionan al menos de manera indirecta que efectivamente Nabucodonosor había sufrido algún tipo de enfermedad justo en sus últimos años de vida.

Para terminar nuestro estudio de hoy, analizemos el contenido de Ezequiel 40.1-37. De acuerdo al versículo 1, Ezequiel recibió de nuevo una revelación de Dios 14 años después de la caída de Jerusalén, es decir, aproximadamente en el 573 a.C., el 28 de abril. Esto quiere decir que seguramente pasaron años entre la última visión que Ezequiel había tenido y la siguiente. Recordemos que ser un profeta de Dios no era una labor temporal, sino de toda la vida. El profeta tenía que esperar a que Dios le revelara más mensajes, así pasaran 10 o 20 o 30 años entre uno y otro.

Pero, ¿qué exactamente fue revelado a Ezequiel? Es en Ezequiel 40 donde comienza el último oráculo de todo el libro, y de hecho el más largo, donde Ezequiel siente que es transportado hacia otra tierra físicamente. El objetivo de la visión era que Ezequiel viera “muchas cosas” y después regresara con los exiliados y les contara lo que vio (Ez 40.4). En pocas palabras, Ezequiel recibió una revelación sobre un templo nuevo que sería construído. ¿Sería esta una referencia al segundo templo que existía en tiempos de Jesús? ¿O a un futuro templo? Veamos algunas consideraciones:

  1. Para el momento en que recibió la revelación (en el 572 a.C.) el templo de Jerusalén seguía en ruinas, así como el resto de la ciudad. Por tanto el templo descrito en Ezequiel 40 tendría que ser un siguiente templo.
  2. El templo que fue construído después del que destruyeron los babilonios se llamó el “segundo templo”. Fue construído por el rey Herodes en tiempos de Jesús (siglo I d.C.). Y ni el primer ni el segundo templo siguieron los planos de diseño que Ezequiel 40 presenta. Por lo tanto, el segundo templo no tiene nada que ver con Ezequiel 40.
  3. Solo queda una posibilidad, que este oráculo final de Ezequiel fuera una referencia a un “tercer templo”, que aún no ha sido construído. Hay varias interpretaciones de lo que esto puede significar entre los estudiosos bíblicos. Algunos, como los colaboradores del Nuevo Diccionario Bíblico: Siglo Veintiuno, de Sociedades Bíblicas Unidas, afirman que ésta visión no debe interpretarse como planos físicos reales de un nuevo templo que hay que construír, sino más bien representa un ideal de lo que la religión de Israel debió haber sido siempre, para ayudar al pueblo a recordar sus orígenes de fe y volver a ellos. Otros, como los colaboradores de la Biblia de Estudio Apologética, plantean más bien que se refiere a lo que sucedería en los últimos días, en el fin del mundo, durante el famoso “milenio”. En los pasajes correspondientes a este día aparecen los detalles de la puerta oriental, el atrio exterior, la puerta norte, la puerta sur y las puertas del atrio interior.

Conclusiones:

  1. El orgullo extremo nos puede llevar a un estado de locura donde creemos que todo y todos giran alrededor nuestro y no aceptamos otra realidad fuera de ella. Cuando andamos orgullosos Dios se encargará de ayudarnos con diferentes circunstancias que aparezcan en nuestro camino para darnos lecciones espirituales que espera que tomemos.
  2. Olvidar darle el crédito a Dios de todas nuestras victorias y nuestros logros es una cosa terrible y nos trae consecuencias de una u otra forma. Dios quiere que todos los hombres reconozcan que Él es quien gobierna el universo, no nosotros. No olvidemos nunca ser agradecidos con Dios por cada bendición que recibimos, porque todas provienen de Él.
  3. El arrepentimiento siempre será un factor que puede alterar nuestro futuro lejano. Cuando una persona decide arrepentirse y dejar atrás sus maldades para comenzar una nueva vida con Dios, básicamente está alterando el curso de su vida y su destino para forjar otro curso y otro destino diferente. El futuro se puede cambiar, el secreto está en un sencillo pero poderoso concepto teológico: ¡ARREPENTIMIENTO!

 

Les dejo unas ilustraciones de lo que sucedió con Nabucodonosor así como un video con una animación en 3D de lo que vio Ezequiel.

nabucodonosor

nabucodonosor loco

 


Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.