Día 155

JUECES 4.

Continuando con la historia de los jueces de Israel, esta vez toca el turno a una mujer llamada Débora, quien ante la falta del liderazgo de los hombres se vio obligada a asumir la responsabilidad de guiar a Israel a la victoria que Dios tenia planeada para ellos. Veamos algunos puntos relevantes de la historia:

  1. Los versículos 1 al 3 nos muestran el triste panorama que se repite a lo largo de todo el libro de Jueces, es decir, ante la muerte del caudillo en turno, el pueblo de Israel se entrega a hacer lo malo. Dios los castiga entregándolos al poder de Jabín, un rey cananeo de Hazor y cuyo comandante de su ejército se llamaba Sísara. La opresión duro 20 años e Israel estaba desesperado.
  2. En los versículos 4 al 9, la Biblia nos muestra que Débora “juzgaba” en ese tiempo a Israel. Ella era una profetisa y su trabajo se enfocaba en atender asuntos de los israelitas y emitir un juicio al respecto. Dios le mandó un mensaje para un hombre llamado Barac. Dios ordenaba ir a la guerra contra Sísara y le daría la victoria a Barac. Notemos que la primera opciión de Dios no fue Débora, fue mas bien Barac, el hombre. El plan original de Dios era que Barac dirigiera al pueblo, pelearan y les daría la victoria, pero Barac decidio que no queria ir solo a la guerra y condiciono a Débora para que lo acompañara. Por haber hecho esto, Dios deecidió darle la victoria a  una mujer y no le permitió a Barac disfrutar de la victoria.
  3. En los versiculos 10 al 24 tenemos el relato de la batalla que libro Barac contra Sísara y cómo Dios estuvo ayudándoles en todo ppara que alcanzaran la victoria. Tal como dijo Dios, el crédito se lo llevó una mujer que engañó a Sísara y lo mató, para cuando llegó Barac Sísara ya habìa muerto, no pudo llevarse la gloria de la victoria sobre él

Conclusiones:

  1. Débora ya tenía la función de jueza en israel antes de que Dios la llamara para asignarle la misión a Barac. El plan de Dios siempre ha sido que la mujer respete al hombre en todos los ambitos de la vida de un creyente. En este caso, a pesar que Déborra era la jueza, Dios la quiso usar para llamar a Barac, un hombre, para que se encargara de dirigir. Al no querer Barac, Dios le otorgó la victoria a una mujer. Tal vez algunas cristianas piensen que Barac “no se merecía” el respeto de Débora, sin eembargo Dios decidió que le daría primero la oportunidad al hombre.
  2. Siempre Dios espera mas liderazgo de parte de los Hombres. Afecta mucho a la iglesia cuando los hombres se refugian en sus ocupaciones, sus inseguridades, sus temores y sus complejos para no servir a Dios y no hacer una diferencia en la congRegacion. Si es hombre, que diferencia estas haciendo en tu iglesia local? El feminismo y la falta de respeto de las mujeres a los hombres se acentua cuando los hombres no estan dirigiendo la iglesia.
  3. Debora fue rspetuosa con Baac a pesar de su cobardia y falta de liderazgo. No hay excusa para una mujer creyente en ser irrespetuosa con su esposo o con los hombres en general. 

9 Responses to “Día 155”

  1. Adriana Casas dice:

    Gracias Arturo, estoy convencida de que una de las necesidades más grandes en la Iglesia, es la falta de sumisión de las mujeres;
    es cierto que nuestros hermanos pueden tener necesidades, pero esto no justifica para nada que les faltemos al respeto. He visto muchas veces a hermanas brincándose el liderazgo de lo hermanos y criticándolos por su falta de. Dios me ha ayudado a arrepentirme y a entender, que cuando la mujer respeta al hombre, DIOS BENDICE AL HOMBRE, y cuando no, “somos carcoma para sus huesos”, debemos ser la “ayuda idónea para ellos”, pero ésta ayuda es nuestro respeto, no nuestras instrucciones, de eso se encarga Dios. Pido a Dios que me de un “espíritu suave y tranquilo”, creo que es una necesidad en el corazón de la mujer. Prov. 14.1, Prov. 12.4, 1ra. Cor. 11, 1ra. Pedro 3.1 a 6. GRACIAS

  2. blanca martinez dice:

    Dios usa de una manera

  3. carlos villa dice:

    gran aporte, muy cierto que actualmente asi pasa en nuestra iglesia, mujeres tomando no la responsbilidad del hombre, simplemente tomando su parte que les toca delante de dios, y que bien lo hacen!!…me pregunto , : imaguinene ( hombres) si hicieramos solo , solo , repito , solo nuestra parte …. por que el corazon de un discipulo lleva a servir y darse en amor a los demas ( sacrificio) … me quedo corto..solo hacer lo que a mi me toca ,. y por otro lado : hermanas no bajes sus espectativas …hermanos subamos las nuestras !…bendiciones.

  4. sandra duarte dice:

    Gracias, tienes razon hay hombres que no merecen ese respeto,pero nosotras como dicipulas debemos respetarlos por reverencia a Dios.

  5. Beatriz Sandoval dice:

    Considero que éste es un tema súmamente importante para la iglesia.
    Como mujeres llegamos a pensar que la falta de liderazgo y valor en algunos hombres nos da derecho a ocupar sus lugares o a corregirlos y criticarlos: no debe ser así, pero sucede, y me sucede a mí.
    En verdad deseo lograr respetar tanto a los hombres, a los de la iglesia y de fuera de la iglesia por ser los guías en el plan de Dios… Gracias, Arturo. Cuando leí el pasaje en la Biblia no vi el punto con tanta claridad.

  6. Beatriz Sandoval dice:

    Ah, espero que te estés recuperando de salud. Amén

  7. Elsa P dice:

    Gracias, es verdad no hay excusas, aunque sea dificil

  8. Monica Loaeza dice:

    ¡Este punto es muy importante! ¡Qué bueno que lo podamos tratar! Agradezco mucho a Dios que he podido aprender a respetar a mis hermanos como Él quiere, pues el someterme fue algo que me costó muchísimo trabajo lograr. Déborah es una mujer ejemplar, un personaje de gran inspiración y enseñanza para las mujeres en la Iglesia y creo importante retomar su ejemplo para las nosotras hoy. Hace muchos años Donna Lamb (misionera) conformó un grupo de discipulado que se llamó así (éramos las “Déborahs”) y de ahí surgieron grandes mujeres, algunas incluso fueron misioneras después: Vero G. (hoy Miranda), Marce M. (hoy Nava), Claudia P. (hoy Ortega), Magally P. (hoy Houston)… Sin duda, al cumplir la voluntad de Dios en esto, vivimos felices y bendecidos. En el mundo (y hasta en la Iglesia) hay muchas parejas que viven “como quieren ellos” y no como quiere Dios, o sea donde la mujer manda y el hombre obedece PERO NO son felices. Es una gran lección de la perfección del plan de Dios. Muchas gracias, Arturo.

  9. Gildardo dice:

    El LLAMADO DE DIOS. El llamado de Dios llega de diferentes maneras en este caso Dios uso a Débora para llamar a Barac, una buena pregunta hoy es ¿Estoy entendiendo el llamado de Dios? ¿Me ha llamado Dios a Servirle en alguna forma? Yo creo que dios si me ha llamado y hoy es mi oración pedirle poder y fuerza interior por el Espíritu Santo S para hacer su voluntad y no rechazar su llamado.
    Jdg 4:6 Débora mandó llamar a Barac hijo de Abinoán, que vivía en Cedes de Neftalí, y le dijo: —El SEÑOR, el Dios de Israel, ordena: “Ve y reúne en el monte Tabor a diez mil hombres de la tribu de Neftalí y de la tribu de Zabulón.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.