Día 15

GÉNESIS 25.1-19, 1 CRÓNICAS 1.28-34.

Continuando con la historia de Abraham, ya anciano ahora, sorprendentemente el v. 1 nos dice que Abraham todavía se casó de nuevo y además tuvo 6 hijos más. Ya de por sí era sorprendente que a los más de 100 años se casara otra vez, ¿pero más hijos? La bendición de Dios continuó, no paró con Isaac. Algunos de los descendientes de estos hijos fueron pueblos importantes en la relación con el futuro Israel, como los madianitas. Algo interesante es que cuando Dios bendice, lo hace en serio y en abundancia. No nos da bendiciones parciales o incompletas o mínimas, sino en gran medida. Abraham siguió siendo bendecido con otra esposa y más hijos a pesar de su avanzada edad. ¿Has visto bendiciones así en tu vida que no se quedan en lo que pediste, sino que van más allá? No las vivimos todo el tiempo, pero cuando llegan, aprendamos a ser agradecidos y apreciar el poder y el amor de Dios para nuestra vida.

Otro detalle importante está en los v. 5-6, “antes de morir, les hizo regalos a los hijos de sus concubinas y los separó de su hijo Isaac, enviándolos a una tierra en el oriente.”, “A los hijos de las concubinas que tenía Abrahán les hizo donaciones” (BJL). Según entendemos, no solo tuvo otra esposa, sino que también tuvo “concubinas”. ¿Exactamente qué era una concubina? De acuerdo a la Biblia de Estudio Arqueológica, una concubina durante el período del A.T. no era una querida o amante ilegal, sino una mujer unida en matrimonio de forma legal con un hombre, pero en una relación inferior a la mantenida con una esposa regular. No se veía mal, ya que era parte natural de un sistema social polígamo. Su único derecho era la habitación legal y podían ser despedidas en cualquier momento con un regalo y con todos sus hijos, los cuales podían ser excluídos también de la herencia familiar. Así que, de nuevo conforme a la cultura local que rodeaba a Abraham, tuvo concubinas. Nuevamente recordemos que la cultura no define lo que agrada a Dios ni su plan original, simplemente la Biblia registra el hecho. Todo esto sería legislado hasta tiempos de Moisés.

Un dato interesante es que Abraham envió lejos, a una tierra en el oriente, a los hijos que tuvo con sus concubinas. De acuerdo a la Biblia de Estudio de Apologética, Abraham hizo esto en un esfuerzo por evitar conflictos familiares potenciales que complicarían el plan que Dios tenía para Isaac y sus descendientes. A pesar de “rehacer su vida” (como decimos en México) no con una, sino con varias parejas y con más hijos, Abraham nunca perdió de vista la promesa que Dios le había hecho y siguió tomando decisiones con esas promesas al frente, tratando de cuidar que nada estorbara a su cumplimiento. Es importante resaltar aquí como la fe de Abraham continuó a pesar de ya tener bastantes bendiciones y poder pensar que todo estaba bien y que podía seguir su vida como él quisiera, o que ya no se tenía que preocupar por nada. Abraham siguió con su mirada puesta en Dios y en sus palabras a pesar de que todo estuviera saliendo muy bien. ¿Somos como él? ¿U olvidamos fácilmente en tiempos de abundancia el rumbo que Dios desea para nuestra vida? Abraham no lo olvidó, ni en las buenas ni en las malas. Eso es tener fe realmente.

La historia de Abraham termina en los versículos 7-10. Muere a los 175 años de edad, “en buena vejez y luego de una vida larga y satisfactoria.” ¡Casi duplicó su vida después de haber recibido la bendición del nacimiento de Isaac! Aquí termina la historia del “padre de la fe”, del patriarca Abraham. Su vida fué “satisfactoria”, “lleno de días” (NVI), “lleno de años” (RVR95). ¡Cuántas lecciones de fe podemos aprender de su largo caminar al lado de Dios! Si tenemos problemas con entender qué es la fe, o con incrementarla, o con mantenerla a pesar de los problemas, ¡miremos la vida de Abraham! Estoy seguro que tú también recibiste mucho de este estudio. Ahora, pongámoslo en práctica.

Dos cosas importantes sobre los versículos 9-10:

  • De acuerdo a la Biblia de Estudio Arqueológica, La “cueva de Macpela” fué donde Abraham había enterrado a Sara, ahora era enterrado Abraham y en el próximo futuro también Isaac sería enterrado ahí (Gn 35.27-29) y también Raquel, Lea y Jacob. Esta cueva ha sido recordada a lo largo de generaciones y se construyó un recinto monumental en tiempo de Herodes. A lo largo de los siglos ha sufrido algunas situaciones, pero hoy todavía se conserva. Podemos apreciarla en la foto siguiente.
  • Cueva de MacpelaLos “hititas” o “heteos” mencionados en 47 ocasiones en la Biblia y algunos de sus miembros fueron importantes en varios relatos bíblicos, como Efrón el hitita que le vendió su campo a Abraham con la cueva de Macpela, el otro fue Urías el heteo, a quien el rey David le robó a la esposa y lo mandó matar en 2 Samuel. De acuerdo al autor Randall Price en su libro Las Piedras Claman, hace 100 años se dudaba de la misma existencia de esta civilización porque no se habían encontrado evidencias históricas de la misma, no había ninguna ruina disponible. Pero en 1876 se descubrió la evidencia esperada que confirmaba la existencia de esta civilización, e incluso se descubrió su antigua capital llamada Hattusha y que actualmente es una antigua ciudad turca llamada Boghaz-Köy. Se descubrieron cinco templos, una ciudadela fortificada, esculturas monumentales y más de 10,000 tabletas de arcilla. Con este descubrimiento, al mundo le quedó claro que la civilización hitita sí existió y que la Biblia decía la verdad cuando los mencionaba. El hecho de que se dude de la existencia histórica de ciertos personajes, lugares o cosas bíblicas relevantes, no significa que no existieron. Tal vez un día Dios permita que la arqueología bíblica descubra más evidencias de cosas perdidas como el Arca de la Alianza, y los críticos tengan que cerrar la boca una vez más ante las evidencias. Aquí ujna fotografía de la ciudad de Hattusha.

Hattussa

Terminamos el estudio de hoy con el relato de la descendencia de Ismael, en los versículos 17-19, y la mención importante de que sus descendientes “vivieron en franca oposición con todos sus parientes”, “y habitó enfrentado a todos sus hermanos” (BTX). Existe una tradición entre los árabes que afirma que son descendientes de Ismael (“los ismaelitas”). De hecho, uno de los libros pseudoepigráficos del A.T. llamado El Libro de los Jubileos (encontrado entre los Rollos del Mar Muerto) afirma esta tradición. Además el Corán sustituye a Isaac por Ismael como hijo escogido de Dios cuando dice en Sura 19.54, “Y recuerda en la Escritura a Ismael. Fue cumplidor de su promesa. Fue enviado, profeta.” Así que hay mucha tradición en el mundo árabe con respecto al personaje de Ismael.

Conclusiones:

  1. Cuando Dios derrama sus bendiciones sobre nosotros, lo hace en abundancia. No es tacaño para dar, sino que es generoso y nos puede bendecir más allá de lo que pedimos o imaginamos. Por lago dice Efesios 3.20 (DHH – LA) “20Y ahora, gloria sea a Dios, que puede hacer muchísimo más de lo que nosotros pedimos o pensamos, gracias a su poder que actúa en nosotros.”
  2. Abraham nunca olvidó el plan de Dios para su vida, a pesar de que ya gozaba de muchas bendiciones y ya tenía una edad avanzada. Siempre mantuvo su mirada puesta en lo que Dios le había prometido y trató al máximo de conducirse y tomar decisiones alineado con esas promesas. Aprendamos de su corazón y no nos apartemos del plan de Dios para nuestra vida, ni en las buenas ni en las malas.
  3. Los relatos de Génesis no son leyendas judías inventadas unos años antes de Cristo como aseguran algunos críticos de la fe. La Arqueología Bíblica ha ayudado a descubrir evidencias que soportan las Escrituras en el aspecto histórico. Conozcamos más estas evidencias para que tengamos qué responder a nuestros amigos o familiares cuando nos cuestionan sobre la precisión histórica de la Biblia.

 

 


16 Responses to “Día 15”

  1. Elsa Lopez Ortiz dice:

    Gracias Arturo por tu amor hacia la palabra de Dios,y por poder inspirarnos a hacer lo mismo.

  2. Israel Chavez dice:

    Gracias Artur ,es importante saber y conocer a Cada personaje y saber como vivió en fe , y las pruebas que tuvo que pasar Gracias

  3. Raul Archundia Tellez dice:

    GRACIAS ARTURO, ME IMPACTA COMO DIOS LE PERMITIO VER A SU DESCENDENCIA A LO LARGO DE LOS AÑOS POR LO MENOS LOS ULTIMOS 50 AÑOS DE SU VIDA. HIJOS Y NIETOS. Y SIN DUDA CUANDO DIOS TE DA, HAY QUE COMPARTIRLO Y AGRADECERLE.

    DIOS TE BENDIGA HERMANO Y MAESTRO.

  4. CINTHYA SOLANO dice:

    Muchisisimas gracias Arturo por el trabajo que haces para el pueblo de Dios, algo que quiero imitar de nuestro padre de la fe, Abraham es que él no perdio de vista las promesas de Dios y las decisiones que tomaba para su vida eran en base a esas promesas, muchas veces he tomado decisiones no basandome en las promesas de Dios sino basandome en mis razonamientos y mis emociones. Buen dia y a poner en practica lo aprendido gracias. 🙂

  5. claudia gonzalez dice:

    lámpara a mis pies

  6. claudia gonzalez dice:

    wow, me dio fortaleza y esperanza.

  7. Esteban Briones dice:

    Saludos.
    Gracias.

  8. Rosy Sánchez dice:

    Gracias Arturo por este enfoque hacia Dios y su promesas, y así es cuando Dios da da en abundancia, nunca debemos de dudar en eso y alabarlo en la buenas y el malas. Que Dios te siga llenando de bendiciones y siempre te dé en abundancia.

  9. BETTY dice:

    Necesito aprender a vivir por fe, necesito aprender a vivir en las promesas de Dios, y muy cierto que el da en abundancia, mas de lo que podemos imaginar, me lo ha permitido mirar en la llegada al reino de muchos de mis familiares “la familia Diaz” y los que estan por llegar. SIN DUDA DIOS A MIRADO A MI FAMILIA CON MUCHA COMPASION….GRACIAS……..

  10. Juan Orozco dice:

    Querido Arthur gracias por tu tiempo.

  11. Doris Duarte dice:

    Gracias Arturo por ense?arnos tantas cosas …

  12. Martin Merediz-Funes dice:

    Arturo gracias por amar tanto al Señor y a su pueblo y plan.
    Que bueno saber y comprobar que las bendiciones del Señor no tienen limite y más bueno aun ver como Abraham supo no solamente ser agradecido en su actuar sino que más bien se ocupo obvio que inspirado por Dios de tomar las medidas necesarias para que el plan funcionara, esa parte me anima, me impacta y me desafía a estar muy atento y como dice en 1 Tesalonicenses a estar sometiéndolo todo a prueba y asi minimizar los actos que me aparten del Señor o que entorpezca su plan no solo para mi vida sino para la vida de quienes debo impactar y ayudar.
    Gracias hermano.

  13. Hector Z. dice:

    Gracias Artur. Vivamos en fe.

  14. pablo fierros dice:

    gracias hermano agradesco tu amor y dedicacion a dios y a su minesterio

  15. Rosa María Frausto dice:

    Impactante la vida de Abraham, que sin duda nos deja una de las más grandes enseñanzas “el vivir por fe”. Muchísimas gracias Arturo por tu tiempo y dedicación.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.