Día 156

JUECES 5.

En este capítulo estudiaremos el famoso “Cántico de Débora”, compuesto con motivo de la victoria que Dios otorgó a Israel sobre Jabín, el rey cananeo. De acuerdo con la Biblia de Estudio Arqueológica, se cree que esta canción es uno de los poemas más antiguos de la Biblia y que confirma que se volvió una práctica común en Israel el celebrar una victoria nacional con cantos. Aparte del aspecto devocional del cántico y en general de los capítulos 4 y 5 de Jueces, analizaremos también el aspecto arqueológico y el aspecto literario porque hay varios comentarios importantes que hacer al respecto. Veamos pues los aspectos relevantes de este capítulo:

  1. Cuando tanto los líderes como el pueblo hacen su parte, Dios es alabado (v. 1 – 2). Después de dar datos de la autoría del cántico (Débora y Barac), el v. 2 nos dice, “Los líderes de Israel tomaron el mando, y el pueblo los siguió con gusto. ¡Alabado sea el SEÑOR!”, “¡Por haberse puesto al frente los jefes en Israel, Por haberse ofrecido el pueblo voluntariamente, Bendigan al SEÑOR!” (NBLH)”, “Cuando los príncipes de Israel toman el mando, cuando el pueblo se ofrece voluntariamente, ¡bendito sea el SEÑOR!” (NVI). Hay algo especial que sucede cuando los líderes del pueblo de Dios están haciendo su trabajo (que es dirigir) y cuando el pueblo de Dios hace la parte que le corresponde (seguir la dirección del liderazgo). Es tan bueno y tan glorioso que la Biblia dice que Dios es alabado por esto. En el episodio de la batalla contra Jabín, y a pesar de las disfuncionalidades del liderazgo de los hombres, al final hubo un liderazgo (la combinación de Débora y Barac) pero también el pueblo respondió con gusto al llamado y obedecieron (Jue 4.10). Si una parte de la ecuación hubiera fallado, ¡el resultado no hubiera sido el mismo!
  2. Lo mismo debemos entenderlo para la iglesia cristiana moderna: el liderazgo debe hacer su trabajo, pero, ¿cuál es su trabajo? Efesios 4.11–12 (NVI) dice, “11 Él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; y a otros, pastores y maestros, 12 a fin de capacitar al pueblo de Dios para la obra de servicio, para edificar el cuerpo de Cristo.” El plan de Dios para su iglesia es que hubiera un liderazgo que desarrollara un trabajo de capacitación y entrenamiento (modelando siempre con su ejemplo) al pueblo de Dios en el servicio a Él, edificándolo de esta manera. ¿Y cuál es el papel de la iglesia en esto? Hebreos 13.17 (NVI) dice, “17 Obedezcan a sus dirigentes y sométanse a ellos, pues cuidan de ustedes como quienes tienen que rendir cuentas. Obedézcanlos a fin de que ellos cumplan su tarea con alegría y sin quejarse, pues el quejarse no les trae ningún provecho.” ¡Seguir la dirección del liderazgo! Así que, como en el caso del episodio de Débora y Barac, cuando los líderes cristianos se mantienen cerca de Dios y hacen bien su trabajo de dar visión, capacitar, entrenar y modelar; y cuando el resto de la iglesia hace su parte de obedecer y respetar, ¡Dios es alabado! Y además grandes cosas pasan. Pero si una de las dos partes falla, ¡todo se viene abajo! Pensando en tu iglesia local, ¿qué refleja la dinámica entre líderes y el resto de la iglesia? ¿Los líderes están haciendo su trabajo bien? ¿La iglesia está haciendo su parte bien? ¿O alguno está fallando?
  3. La diferencia que hace un buen liderazgo en situaciones de crisis (v. 7 – 9). La situación social era difícil (“Ya quedaba poca gente en las aldeas de Israel”, v. 7), la espiritual también (“Cuando Israel escogió nuevos dioses…”, v. 8), y la disposición del pueblo estaba por los suelos (“no se veía ni un escudo ni una lanza entre cuarenta mil guerreros de Israel”, v. 8). Pero al aparecer Débora y por el trabajo de liderazgo que llevó a cabo, era vista como “una madre para Israel” (v. 7) y al final hubo una reacción entre los jefes de Israel (“Mi corazón está con los comandantes de Israel, con los que se ofrecieron para la guerra”, v. 9). No importa cuán difícil sea una situación dentro del pueblo de Dios, si aparece un buen liderazgo respaldado por Dios, ¡las cosas pueden cambiar radicalmente!
  4. La controversia sobre la participación de cuáles tribus (v. 14 – 18). El relato original de Jueces 4.10 dice “Barac reunió a las tribus de Zabulón y Neftalí, y diez mil guerreros subieron con él”. Sin embargo, en esta sección del capítulo 5 se involucra como participantes también a las tribus de Efraín, Benjamín, Manasés e Isacar. ¿Representa esto una contradicción bíblica? ¿O es una evidencia de que Jueces es una combinación de fuentes separadas independientemente escritas una de otra, como algunos críticos afirman? La Biblia de Estudio Arqueológica nos ofrece una perspectiva que ayuda a plantear una solución: hay que recordar primeramente que el estilo literario de Jueces 4 es prosa mientras que Jueces 5 es poesía (una evidencia de este estilo es Jue 5.20, “Desde el cielo lucharon las estrellas; las estrellas en sus órbitas pelearon contra Sísara.”). Evidencias arqueológicas de la literatura egipcia antigua demuestran que en relatos de batallas cuando se combinaban en el mismo escrito ambos estilos describiendo un solo evento, generalmente ninguno de los dos contenía la misma información sino que se complementaban. Así que Jueces 4 y 5, por sus diferentes estilos literarios, pueden complementarse uno al otro describiendo un solo evento. Pudo haber pasado que Jueces 4 menciona las tribus que tuvieron más contribución a la batalla en hombres y jefes mientras que Jueces 5 incluya al resto de las tribus con menor participación. Prosa y poseía combinadas para describir un mismo evento que glorificó a Dios por varias razones.

Definitivamente Jueces 4 y 5 contienen un relato con grandes lecciones devocionales para nosotros como cristianos modernos. Ambos capítulos deben ser tomados como una unidad y de hecho se leían en el templo juntos, representando precisamente un solo evento.

Conclusiones:

  1. Busquemos que Dios sea alabado de gran manera en las dinámicas entre liderazgo y la iglesia. No permitamos apatía e irresponsabilidad ni en una parte ni en la otra. Solamente cuando las dos partes hacen bien las cosas, Dios es glorificado y las victorias llegan. Esto nos recuerda también, Efesios 4.16 (DHH-LA), “16Y por Cristo el cuerpo entero se ajusta y se liga bien mediante la unión entre sí de todas sus partes; y cuando cada parte funciona bien, todo va creciendo y edificándose en amor.”
  2. Un líder o un grupo de líderes cercanos a Dios y comprometidos con la misión sí pueden hacer una diferencia en el estado espiritual de una iglesia entera. Dios trabaja a través de hombres y mujeres comprometidos y dispuestos a hacer su voluntad. Y Dios también trabaja a través de congregaciones enteras que deciden de corazón volverse a Él.
  3. Estemos atentos a los diferentes estilos literarios que se presenten aún dentro de un mismo libro de la Biblia. Una combinación de prosa y poesía que trata con el mismo evento o el mismo personaje es un buen caso de estudio. No saltemos a conclusiones rápidas sin entender la importancia de los contextos literarios, sociales e históricos dentro de las historias bíblicas.

9 Responses to “Día 156”

  1. ROSATIZAPAN dice:

    gracias Arturo me da gusto que estes bien tu y tu familia. Hoy una gran leccion para los liderez

  2. muerto dice:

    Gracias por tu esfuerzo, preocupación y trabajo.

  3. Adriana Casas dice:

    Ya extrañaba mi devocional, gracias Arturo!!!
    Definitivamente para mí como mujer, resalta en todo esto el tema de la sumisión, a mis hermanos, a mis líderes y porsupuesto a DIOS; si como mujer lucho con someterme a mis hermanos y a mis líderes ¿En verdad me estaré sometiendo a DIOS?
    No se puede lo uno sin lo otro. GRACIAS, ESTOS DEVOCIONALES SON AGUA FRESCA PARA EL CORAZON.

  4. Beatriz Sandoval dice:

    Qué bueno que estás de vuelta con toda esta enseñanza, Arturo. Gracias

  5. blanca martinez dice:

    Gracias Arturo por que para mi el leer los devocionales es degran bendicion por que nos hace reflexionar hacerca del liderazgo que tenemos que someternos y tambien tener un corazon muy humilde para reconocer nuestros defectos y seguir siendo responsable sobre el liderazgo que tenemos en la iglesia gracias

  6. Monica Loaeza dice:

    Una vez un director platicaba con un actor (no recuerdo sus nombres), porque el actor estaba siendo muy necio y orgulloso, le dijo: “Mira, recuerda que el público no sabe que [en esta obra] tú eres el rey sólo porque sales con ropas lujosas y una corona, sino PORQUE EL QUE HACE DE PAJE SE INCLINA ANTE TI”. ¡Qué gran lección para no olvidar que cada papel es importante y que unos y otros necesitamos apoyarnos! Un discípulo que no quiere seguir el liderazgo no puede ser dirigido, un líder que no sigue a Dios no puede esperar que los discípulos fieles lo sigan.

  7. Gildardo dice:

    LIDERES E IGLESIA GLORIFICAN A DIOS Esta lección me ayuda hoy a ver como se glorifica Dios cuando se hace lo que se tiene que hacer como líder solo es necesario hacer eso Dirigir en ocasiones no sé cómo pero Dios dice DIRIGE y como seguidor en ocasiones los razonamientos pueden engañarme pero Dios me ha enseñado también ha hacer eso mismo SEGUIR y si esta en armonía entonces veo este ejemplo Dios se Glorifica. Muchas Gracias.
    Jdg 5:2 «Cuando los príncipes de Israel toman el mando, cuando el pueblo se ofrece voluntariamente, ¡bendito sea el SEÑOR!

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.