Día 47

ÉXODO 17.8 – 18.27.

Después de las quejas de los israelitas, el resto del capítulo 17 se enfoca ahora en el ataque del reino de Amalec contra Israel. Fué repentino y la Biblia no registra una razón aparente del ataque. Dios ayudó a Israel a través de Moisés, específicamente a través de la “vara de Dios” que él traía en la mano, y mientras él mantuviera levantada la vara, la victoria iba para ellos, pero si la bajaba, la batalla favorecía a los de Amalec. Así que el v. 12 registra que Aarón y Hur tuvieron que ayudarle a Moisés levantándole los brazos hasta que la batalla terminara y el ejército de Amalec quedara completamente destruido. Tres cosas importantes a resaltar aquí:

  1. ¿Quién era Amalec? ¿Por qué atacaron? ¿Por qué Dios decidió borrar “por completo la memoria de Amalec de debajo del cielo”? El Old Testament Survey Series: The Pentateuch, de College Press Publishers Co., hace énfasis en el parentezco con Esaú de los Amalecitas (Gn 36.12) y el recuerdo del ataque registrado en Dt 25.17-19, “17“Recuerden ustedes lo que les hizo Amalec cuando estaban en camino, después de haber salido de Egipto; 18recuerden que, sin ningún temor de Dios, los atacó en el camino y se aprovechó de que ustedes estaban cansados y fatigados, y atacó por la espalda a los que estaban débiles y se habían quedado atrás.” El ataque de Amalec fue criminal, no mostró temor a Dios y fue ventajoso. Dios reprobó completamente la acción de Amalec y a partir de este momento decidió que este pueblo debería desaparecer de la faz de la Tierra. Podemos entender entonces 2 cosas: a) Dios tiene mucho celo por su pueblo y lo cuidará siempre de quienes quieren lastimarlo, b) Dios aborrece la injusticia, el abuso y el tratar de sacar ventaja de los débiles. Para él, este tipo de conductas son despreciables.
  2. El papel de Josué, que a partir de este momento, comienza a tomar relevancia en el relato bíblico. Moisés le encargó la dirección de la batalla y Josué mostró destreza al ejecutar la orden. Fue un verdadero trabajo en equipo entre Moisés, Aarón, Hur, Josué y Dios haciendo su parte también. Así deberíamos enfrentar las batallas espirituales en el pueblo de Dios moderno: EN EQUIPO, todos haciendo nuestra parte y Dios también haciendo la suya, aunque Él siempre la hace, pero a veces nosotros somos quienes no hacemos la nuestra.
  3. La orden de Dios a Moisés en el v. 14, “Después de la victoria, el SEÑOR dio a Moisés las siguientes instrucciones: «Escribe esto en un rollo para que sea un recuerdo perpetuo, y léelo en voz alta a Josué: “Yo borraré por completo la memoria de Amalec de debajo del cielo”», “Escribe esto como recordatorio…” (BTX). Esta es una de las 5 veces que Dios le pide específicamente a Moisés que registre por escrito algo. Podemos notar cómo desde el inicio de la historia de Israel, Dios estaba interesado en que todo quedara registrado por escrito, para beneficio de las futuras generaciones, o sea, nosotros, las que ya pasaron y las que vienen. La idea de la Palabra de Dios registrada por escrito no fue de los personajes bíblicos, sino de Dios mismo. Hoy existe la Biblia gracias a la iniciativa y el cuidado de Dios para que tuviéramos un registro escrito de sus palabras, sus hechos y su voluntad.

Moisés termina esta escena levantando un altar a Dios y le llamó “Yahveh-nisi (que significa «el SEÑOR es mi estandarte»).” (v. 15). Para este punto, Moisés estaba plenamente convencido de que Dios era su estandarte, su refugio, su fortaleza y demás títulos y calificativos. ¡Qué cambio tan profundo de aquel Moisés cobarde y lleno de excusas en el inicio del Éxodo! Experimentar una relación con Dios nos permite conocer progresivamente de forma más profunda a nuestro Dios, de tal forma que la visión de Él con la que comenzamos no será la misma un tiempo después, porque en nuestro caminar de fe vamos conociéndolo mejor. ¿Puedes decir sinceramente lo mismo de tu experiencia personal? ¿Hoy conoces mejor a Dios de lo que lo conocías en los inicios de tu cristianismo? ¿Tu perspectiva de Dios se ha perfeccionado con el tiempo? Son preguntas importantes para nuestra vida.

En el capítulo 18 tenemos una situación interesante. El suegro de Moisés, Jetro, llegó a ver a Moisés junto con su hija, que era esposa de Moisés, y sus dos nietos. El v. 2 aclara que “Anteriormente, Moisés había enviado a su esposa Séfora y a sus dos hijos de regreso a casa de Jetro, y él los había hospedado.” Esto nos indica que antes de la salida de Egipto, Moisés llevó a su familia al resguardo de Jetro y fue solo a sacar a Israel de Egipto. Esto fue una decisión inteligente de parte de Moisés, para evitar exponer a su familia a riesgos innecesarios y además para tener más movilidad y libertad para llevar a cabo tan importante misión. Lo que Dios le había encargado requería toda su atención y no podía estar distrayéndose con necesidades familiares.

En los versículos 9 al 12 del mismo capítulo 18, podemos ver la reacción de Jetro al escuchar de boca de Moisés todas las maravillas que Dios había hecho por el pueblo de Israel: ??10 «¡Alabado sea el SEÑOR! —exclamó Jetro—. Pues los rescató de los egipcios y del faraón. ¡Así es, rescató a Israel del poder de Egipto!    ??11 Ahora sé que el SEÑOR es más grande que todos los demás dioses, porque rescató a su pueblo de la opresión de los egipcios arrogantes».    ??12 Luego Jetro, el suegro de Moisés, presentó una ofrenda quemada y sacrificios ante Dios. Aarón y todos los ancianos de Israel lo acompañaron a comer lo que fue ofrecido en sacrificio en presencia de Dios.” La frase “es más grande que todos los demás dioses” refleja el paganismo en que Madián también vivía. No podían reconocer aún que Dios era el único Dios, sino reconocía que era el más grande de entre todos los dioses. Sin embargo, a pesar de su trasfondo, Jetro ofreció un sacrificio al Dios de Israel para honrarlo y agradecerle por sus grandes hechos. Definitivamente estaba impresionado de ver el poder de Dios y el amor que le tenía a su pueblo.

Es importante señalar aquí el poder que tiene contar las maravillas que Dios hace en nuestras vidas en los corazones de terceros, ajenos a nuestra fe. A veces nosotros nos podemos acostumbrar a las cosas buenas que Dios nos ha dado, pero no olvidemos que para muchas personas el escucharlo por primera vez puede ser un gran impacto a sus vidas. Compartamos más las bendiciones, las victorias y todo lo que Dios nos ha transformado y perdonado con otras personas que aún no le conocen. Nos sorprenderemos de cómo Dios trabajará a través de ello y posiblemente terminen como Jetro, ofreciendo acciones de gracias y alabanza a nuestro Dios.

En los versículos 13 al 27, Jetro se da cuenta de que Moisés estaba haciendo algo que a él le pareció incorrecto: “Cuando el suegro de Moisés vio todo lo que él hacía por el pueblo, le preguntó: —¿Qué logras en realidad sentado aquí? ¿Por qué te esfuerzas en hacer todo el trabajo tú solo, mientras que el pueblo está de pie a tu alrededor desde la mañana hasta la tarde?” A los ojos de Jetro, que era sacerdote de Madian y seguramente con una función de liderazgo en su propio pueblo, la forma en que Moisés trataba las necesidades de Israel era incorrecta. Y en realidad la pregunta “-¿Qué logras en realidad… Por qué te esfuerzas en hacer todo el trabajo tú solo…?”, es bastante cierta: Moisés no estaba logrando nada. De acuerdo al New American Bible Commentary: Exodus, de Broadman & Holman Publishers, Jetro hablaba desde su propia experiencia como líder madianita y entendía que el líder del pueblo sí tenía la obligación de resolver asuntos judiciales del mismo, pero lo que estaba mal aquí es que Moisés era el ÚNICO juez y no se apoyaba en nadie. Posiblemente, menciona el comentario bíblico, Moisés estaba actuando conforme al modelo que él conocía: el del faraón, el cual se ponía a la disposición de personas para que lo fueran a visitar y ayudarles en sus asuntos. Dios no le había revelado aún un plan para esto y Moisés simplemente actuaba conforme a lo que él había visto.

Alo interesante es cómo un externo, que no era parte del pueblo de Israel ni vivió el Éxodo, fue quien vino a revelarle a Moisés cuál era la mejor forma de hacer las cosas. ¿Qué fue exactamente lo que le enseñó?:

  1. “—¡No está bien lo que haces! —exclamó el suegro de Moisés—.” (v. 17). Le ayudó a entender que el camino que había tomado no era el adecuado, no porque fuera algo malo, sino porque no era práctico, “Así acabarás agotado y también se agotará el pueblo” (v. 18).
  2. “Ahora escúchame y déjame darte un consejo, y que Dios esté contigo” (v. 19), “Si sigues este consejo, y si Dios así te lo ordena, serás capaz de soportar las presiones, y la gente regresará a su casa en paz” (v. 23).. Jetro no se adjudicó a sí mismo una inspiración divina, sino aclaró que solo era un consejo práctico pero que al final Moisés buscara a Dios. El solamente le quería ayudar en cosas prácticas de su trabajo, desde su propia experiencia como líder.
  3. “Sin embargo, elige, de entre todo el pueblo, a algunos hombres con capacidad y honestidad, temerosos de Dios y que odien el soborno. Nómbralos jefes de grupos de mil, de cien, de cincuenta y de diez personas.” (v. 21). Jetro le plantea un modelo con una estructura de liderazgo basado en la confianza, hombres “con capacidad y honestidad”, “hombres de valor, temerosos de Dios, hombres veraces, aborrecedores del lucro” (BTX), “hombres capaces, temerosos de Dios, hombres honrados e incorruptibles” (BJL). Seguramente habría hombres dentro del pueblo con esas características y Moisés necesitaba el apoyo de ellos.
  4. “Eligió hombres capaces de entre todo Israel y los nombró jefes del pueblo. Los puso a cargo de grupos de mil, de cien, de cincuenta y de diez personas.” (v. 25). Moisés siguió el consejo y organizó al pueblo en grupos pequeños bajo esos jueces, de acuerdo seguramente a la capacidad de cada uno de ellos.

¿Qué aprendemos de esta escena?

  1. Dios trabaja a través de personas externas también para ayudar a su pueblo a resolver asuntos prácticos. Hoy existen en el mundo tantas herramientas disponibles de liderazgo, organización, relaciones humanas y más de las cuales la iglesia moderna se puede beneficiar. Mientras no se alteren los prinicipios bíblicos, podemos implementar en la iglesia estrategias, modelos y estructuras que han funcionado en otros ámbitos organizacionales.
  2. El pueblo de Dios necesita estructura. Hch 6.3 y 2 Ti 2.2 nos hablan de cómo el liderazgo apostólico buscaba “hombres de confianza” en quienes depositar un nivel de responsabilidad para dirigir grupos de personas, o para enseñar, o para resolver problemas. La idea de que “no necesitamos estructura ni liderazgo en la iglesia” no solamente no es bíblica, sino que además es completamente disfuncional. Necesitamos solamente siempre asegurarnos que las personas que ocupan cargos de responsabilidad cumplan los requisitos morales, espirituales y de habilidades que la Biblia nos pide.
  3. La humildad de Moisés. Se dejó enseñar por su suegro. Para estas alturas, Moisés pudo haber sentido que era el gran profeta, el gran líder y el gran libertado de Israel. ¿Cómo su suegro le iba a enseñar algo? Pero su mente no estaba en ese punto, fue humilde, se dejó enseñar, obedeció al suegro y los resultados fueron buenos.

Conclusiones:

  1. Dios aborrece toda conducta abusiva, ventajosa, injusta y en la cual se dañan a los más débiles y vulnerables. Dios aborrece la pederastia, el abuso y la explotación de menores, el maltrato a discapacitados, las burlas a los más débiles. Tan fuerte es su convicción de esto, que condenó a todo un pueblo al exterminio por ese pecado. ¿Hay alguna de estas conductas que son tendencia en tu corazón? ¿En tu pasado las reflejaste? ¿Qué reflexionas al respecto?
  2. Dios mostró consistentemente en las Escrituras un deseo de que sus grandes hechos y sus mandamientos quedaran registardos de forma escrita, para beneficio de las demás generaciones. A Él le debemos agradecer por tener la Biblia en nuestras manos, fue su idea y usó hombres para llevarla a cabo.
  3. No nos olvidemos de contar las maravillas que Dios ha hecho en nuestra vida con otras personas. Tarde o temprano, a alguno o a varios, esas historias tocarán su corazón y pueden terminar alabando también a Dios junto con nosotros. No nos acostumbremos a las bendiciones de Dios, ¡agradezcámoslas diario y valorémoslas!
  4. El pueblo de Dios necesita estructura, orden y liderazgo. Hay principios bíblicos que nos dan una base sólida para elegir líderes y verificar sus cualidades morales, espirituales y de capacidad. Pero también podemos aprender del mundo en esto. Hay tanto material que nos puede ayudar allá afuera. Solo seamos sabios para no ir mas allá de las Escrituras.
  5. Una lección de humildad cuando más exito tenemos. Aprendamos del corazón de Moisés, no dejó que el éxito lo llenara de orgullo. Finalmente, no era ni siquiera su éxito, sino de Dios. Moisés tuvo la humildad para mantener todo esto en perspectiva y aceptar la ayuda de su suegro. Seamos humildes cuando todo está salienkdo muy bien y también cuando todo está saliendo miuy mal.

17 Responses to “Día 47”

  1. Norma De La Cruz Sanchez dice:

    La vida de Moises al lado de Dios es una gran INSPIRACION y una gran enseñanza para imitar en mi vida. Muchas Gracias por la clase!!!!

  2. Myriam T dice:

    Es un ejemplo muy inspirante para mi la humildad y servicio en el liderazgo de Moisés!

  3. Armando Valencia C dice:

    hoy es mi primera clase y me parecio de muchisima importancia y ayuda… Yevar un liderazgo con humildad y obediencia es hacer la voluntad de nuestro DIOS., GRACIAS POR ESTA CLASE!!!!

  4. blanca dice:

    Gracias si es cierto ante todo debemos tener la humildad y ceptar que necesitamos de otras personas para poder tener responsabilidad es por que tarde o temprano nos podemos cansar por no aceptar la ayuda o por no poner personans confiables para que nos puedan yudar o tomar deciciones .

  5. Minelia M.H. dice:

    Gracias por ésta enseñanza la cual es muy útil y adecuada para quienes servimos en la Iglesia .Buen día!

  6. Monica Loaeza dice:

    Hola Arturo: Gracias por la clase de hoy. Quiero exponer una duda que me quedó: Cuando mencionas que Dios aborrece toda conducta abusiva, ventajosa, “el maltrato a los discapacitados, la pederastia, etc. y que destruyó a todo un pueblo por esas conductas” ¿a quiénes te refieres? Gracias de antemano por tu aclaración.

  7. hsl dice:

    la humildad,es el exito de un lider,y pienso que Moises fue entregado y jamas penso en la Gloria en si, sin embargo tmb tuvo errores que Dios le evidencio!!

    En verdad hay momentos dondes Dios te lleva a rendirte y obedecer por necesidad y conviccion!!

  8. Vicky dice:

    Gracias, tener un corazón humilde y agradecido en tiempos buenos y malos… DTB

  9. Alberto Flores dice:

    Entonces busquemos trabajar en equipo, identificando a los hermanos con las características apropiadas y antes de ponderlos al frente hay que enseñarlos y también conciderar si ellos(as) están de acuerdo en prepararse para que ellos(as) den ese servicio para su Iglesia. A esto añadamos una eficiente comunicación.

  10. BETTY dice:

    woow Dios hablando a mi vida, me dio direccion tan clara del liderazgo, y como debemos trabajar en equipo para obtener victorias, lleno mi corazon de paz y tranquilidad.
    es importante tener un crecimiento como liderez para a su vez , a traves de Dios poder capacitar mas liderez.
    Dios invitandome a ser humilde y obedecer cada direccion que el me de, pero tambien la de hombres y mujeres que pone al frente.
    no olvidarnos, de contar las maravillas que Dios ha realizado en nuestras vidas, porque ha traves de ellas muchos desearan conocer ese Dios maravilloso y poderoso que tenemos. GRACIAS

  11. Martín Tomas Merediz-Funes dice:

    Gracias Arturo que animante haber retomado este estudio ayer y hoy seguir viendo el Dios que tenemos y que importante tener la conviccion de que es el unico

  12. Martín Tomas Merediz-Funes dice:

    Dios que existe (perdón cometí un error y envíe el mensaje inconcluso) y ver también los principios morales que nos enseña
    y lo que aborrece, así también constatar como siempre esta pendiente de proteger a su pueblo. Sobre la organización que bueno es resaltar que el único modelo valido es aquel que contempla hombres en su funcionar hombres con una moralidad y espiritualidad a prueba de Dios, luego la organización podrá funcionar de acuerdo a números y metas, lo más importante es tener la conviccion del equipo.
    Sobre Moisés ni hablar la humildad que nos muestra al escuchar a su suegro que además no compartía sus creencias es digna de imitar, cuantas veces nos hablan o han hablado personas que no son cristianas y solo por ello no hemos tomado en cuanta sus consejos? pues aquí vemos que el Señor utiliza a cualquiera cuando quiere mostrarnos algo
    Gracias nuevamente y muy contento de poder estar nuevamente juntos contigo y nuestros hermanos y hermanas en este estudio..

  13. Hector Z. dice:

    Dios mío llena de gratitud mi corazón, que nunca olvide tus maravillas, y que tenga siempre presente tus Palabras para guiarlo!

  14. Raul Archundia Tellez dice:

    GRACIAS ARTURO, ME ANIMA TRABAJAR EN EQUIPO, TAMBIEN ESCUCHAR EL CONSEJO DE PERSONAS EXPERIMENTADAS, TAMBIEN CON EL PASAR DE LOS AÑOS EL AMOR Y EL RESPETO A DIOS VA CRECIENDO.

  15. Javier Tizcareño dice:

    Ayer sucedio lo del atentando del marathon de Boston y este devocional me ayudo a darmen cuente de como Dios aborrece los actos cobardes. Y tambien me hizo ver como un lider de gran jerarquia se deja enseñar por alguien para ayudarle en su liderazgo, Moises mostro realmente humilde al escucharlo y llevarlo a la practica.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.