Día 216

1 REYES 3.16-28, 1 REYES 5.1-18, 2 CRÓNICAS 2.1-18, 1 REYES 6.1-13, 2 CRÓNICAS 3.1-14, 1 REYES 6.14-38.

Después de la visión que Salomón tuvo en 1 Reyes 3.1-15 donde Dios le otorgó sabiduría y entendimiento para gobernar al pueblo de Israel, encontramos en los capítulos del estudio de hoy ejemplos impresionantes de cómo Salomón utilizaba ese don de la sabiduría que Dios le había otorgado. Veamos algunos puntos importantes:

  1. Los capítulos 3 y 5 de 1 Reyes y en 2 Crónicas 2 encontramos 2 ejemplos de la nueva sabiduría que Salomón había recibido. En 1 Reyes 3 tenemos Salomón tenía que decidir sobre un problema entre 2 prostitutas que afirmaban ser madres de un mismo bebé y se querían quedar con él. Después de escuchar todo el problema, Salomón planteó una solución muy drástica pero muy inteligente para la circunstancia especial en 1º Reyes 3.25, “Luego dijo: «¡Partan al niño que está vivo en dos, y denle la mitad del niño a una y la otra mitad a la otra!».” Al observar la reacción de las mujeres pudo identificar cuál era la verdadera madre y entregarle el niño a ella y no a la que estaba mintiendo. Esta decisión generó en el pueblo la siguiente reacción en 1º Reyes 3.28, “Cuando el pueblo se enteró de la decisión que había tomado el rey, todos en Israel quedaron admirados porque reconocieron la sabiduría que Dios le había dado para impartir justicia.” Por otro lado, en 1 Reyes 5.1-18 y en 2 Crónicas 2.1-18, Salomón le propuso un trato a Hiram, rey de Tiro, para conseguir madera fina para la construcción del Templo para Dios. Hábilmente le recordó su relación con David y planteó así su propuesta. El rey Hiram reconoció lo siguiente, “«Alabado sea hoy el SEÑOR por haberle dado a David un hijo sabio para que sea rey de la gran nación de Israel».” (1 Reyes 5.7), y “¡Alaben al Señor, Dios de Israel, quien hizo los cielos y la tierra! Él le dio al rey David un hijo sabio, dotado de capacidad y entendimiento, quien construirá un templo para el Señor y un palacio real para sí mismo.” (2 Crónicas 2.12). Así, tanto el pueblo como un rey extranjero reconocieron en base a las respuestas y los planteamientos de Salomón que tenía un nivel de sabiduría no común y además que Dios mismo había sido quien se la otorgó. Cuando hemos desarrollado sabiduría en nuestra vida se hace bastante obvio para las personas que nos rodean. Ninguna persona sabia puede pasar desapercibida, necesariamente hará una diferencia en cualquier ámbito, porque la sabiduría y el entendimiento espiritual no son comunes en nuestro mundo moderno.
  2. El deseo sincero que había en el corazón de Salomón con respecto al Templo. De los 2 relatos (1 Reyes 5 y 2 Crónicas 2), es 2 Crónicas donde encontramos mayor detalle de los motivos en el corazón de Salomón para construir un templo para Dios. Veamos algunos: a) “Estoy a punto de construir un templo para honrar el nombre del SEÑOR mi Dios.” (v. 4). b) “Será un lugar apartado para quemar incienso aromático delante de él, para presentar el pan especial del sacrificio y para sacrificar ofrendas quemadas…. Él le ha ordenado a Israel que haga estas cosas para siempre.”, c) “Este tendrá que ser un templo magnífico porque nuestro Dios es más grande que todos los demás dioses”. (v. 5). Como podemos entender, Salomón quería construir un templo para Dios porque quería proporcionar una estructura donde el culto reglamentario a Dios de acuerdo a la ley mosáica pudiera ser llevado a cabo sin problema. Para Salomón, de esa forma él estaría honrando a Dios. Y además, ese templo debería ser lo más excelente posible porque Dios se merecía eso y mucho más, por ser “más grande que todos los demás dioses”. Y aunque también Salomón reconoció que él no era nadie para construirle algo a Dios y que al final de cuentas, Dios no necesitaba nada (v. 6), al final él creía que su contribución al construir este templo glorificaría a Dios y lo honraría. Esto nos recuerda cuánto nos debemos esforzar por cuidar y mantener el templo moderno de Dios en la fe cristiana (la iglesia). ¿Los motivos para esto? Honrar a Dios, glorificar su nombre, reflejar su corazón, seguir los pasos de Cristo. Contruibuír a construir la iglesia moderna es honrar a Dios también, así como para Salomón representó lo mismo el construirle un templo a Dios.
  3. La construcción y la calidad del templo (1 Reyes 6 y 2 Crónicas 3). Tal como se lo había propuesto Salomón, la narración contenida en éstos pasajes nos muestra en detalle las medidas, los materiales y la calidad de todo el trabajo de construcción que se estaba llevando a cabo. Dentro de toda la descripción resaltan algunos datos importantes sobre el tiempo en que se comenzó la construcción (“Habían pasado cuatrocientos ochenta años desde el día en que el pueblo de Israel fue rescatado de su esclavitud en la tierra de Egipto.”, 1 R 6.1, “La construcción comenzó a mediados de la primavera, durante el cuarto año del reinado de Salomón.”, 2 Cr 3.2), el lugar donde fue construido (“Salomón comenzó a construir el templo del Señor en Jerusalén en el monte Moriah, donde el Señor se le había aparecido a David, su padre. El templo se construyó en el campo de trillar de Arauna el jebuseo; el sitio que David había elegido.”, 2 Cr 3.1-2), y la fecha de terminación del mismo (“Terminaron de construir todo el edificio hasta los últimos detalles a mediados del otoño, en el mes de bul, a los once años de su reinado. Así que la construcción del templo duró siete años.”, 1 R 6.38). Los textos estudiados también nos presentan los detalles de la calidad de los materiales empleados: paneles de madera de ciprés, revestimientos de oro puro, adornos de joyas hermosas, recubrimiento de madera de cedro y puertas de madera de olivo. Además hubo mucho trabajo artesanal fino en los detalles de grabados en las piezas de madera. Es decir, ¡lo mejor que tenía a su alcance! Cuando Salomón habló de construir un templo digno de la grandeza de Dios, realmente lo trató de hacer dentro de las posibilidades de su época.
  4. El ánimo que Dios mismo le dio a Salomón. Cuando Salomón estaba ya con la obra en proceso, Dios vio todo desde el cielo y le dio el siguiente mensaje a Salomón, en 1º Reyes 6.12–13, “1«En cuanto a este templo que estás construyendo, si tú sigues todos mis decretos y ordenanzas y obedeces todos mis mandatos, yo cumpliré por medio de ti la promesa que le hice a tu padre, David. 13 Viviré entre los israelitas y nunca abandonaré a mi pueblo Israel».” ¿Crees que animó a Salomón el hecho que Dios mismo le hubiera dicho aquellas palabras? ¡Seguramente! Dios estaba pendiente de toda la obra, desde el inicio, desde los mismos motivos de Salomón para llevarla a cabo, y posteriormente observando todo el empeño y el esfuerzo que Salomón estaba poniendo en la misma. Así es Dios, cuando nos ve con motivos puros, esforzándonos sinceramente y con todo nuestro corazón por agradarlo, contribuyendo en forma sana y espiritual a construir su templo en la iglesia, ¡nos anima también de muchas formas! No nos cansemos de hacer trabajos para Dios, si hay buenos motivos y esfuerzo sincero, Dios lo bendecirá de una u otra manera.

Conclusiones:

  1. La verdadera sabiduría brilla entre los hombres de forma clara. Cuando tenemos sabiduría, las personas a nuestro alrededor se van dando cuenta de ello y lo reconocen. La verdadera sabiduría siempre se demuestra con acciones, no solo es tener pensamientos abstractos profundos o ideas extrañas. Como dice Santiago 3.13 (DHH-LA), “Si entre ustedes hay alguno sabio y entendido, que lo demuestre con su buena conducta, con la humildad que su sabiduría le da.” Así, la verdadera sabiduría SE DEMUESTRA, no solo se habla. ¿Estás reflejando con tus acciones y tus palabras verdadera sabiduría? ¿O crees que eres sabio y entendido solo porque tienes ciertas ideas diferentes a los demás?
  2. Pensar en los motivos puros de Salomón para construir el templo nos debe hacer reflexionar en algo: antes de realizar cualquier obra para Dios, ¡fijémonos primero en los motivos que tenemos! Si los motivos están bien, lo demás saldrá bien; pero si los motivos están torcidos, todo el esfuerzo será en vano aunque sea mucho esfuerzo. Como también lo dice Santiago 3.14–16 (DHH-LA), “14Pero si ustedes dejan que la envidia les amargue el corazón, y hacen las cosas por rivalidad, entonces no tienen de qué enorgullecerse y están faltando a la verdad. 15Porque esta sabiduría no es la que viene de Dios, sino que es sabiduría de este mundo, de la mente humana y del diablo mismo. 16Donde hay envidias y rivalidades, hay también desorden y toda clase de maldad”. Dios bendice siempre los motivos puros cuando se trata de hacer algo para Él.
  3. Demos nuestro mejor esfuerzo para ayudar a construir el templo moderno de Dios con excelencia y calidad, no con mediocridad y conformismo. Si Dios es realmente el más grande de todos los “dioses” y nada ni nadie se le compara, ¡hagamos un esfuerzo digno de su nombre para construir la iglesia! Demos nuestro mejor para esto, no lo que nos sobre, no las migajas, no de mala gana ni a la fuerza.
  4. Cuando comenzamos a hacer algo para Dios, si Él ve los motivos correctos y un esfuerzo de todo corazón por llevarlo a cabo, ¡lo bendecirá! Y nos animará también en el camino. Nunca es indiferente a la combinación de estos 2 ingredientes: motivos puros + esfuerzo de todo corazón. ¿Qué tal se encuentran esos 2 elementos en tu vida hoy? ¿Con qué corazón haces las cosas para Dios? Pensemos en esto.

7 Responses to “Día 216”

  1. Jorge R. Moreno Peñaloza dice:

    Gracias Arturo.

    que tengan un excelente fin de semana y sigamos con este aprendizaje y el ponerlo en práctica día con día

  2. Adriana Casas dice:

    Mil gracias Arturo, siempre hay mucho que reflexionar y poner en práctica.

  3. norma de la cruz dice:

    Muchas gracias por la clase!!! es una inspiracion para pelear cada dia de rodillas con Dios por un corazón muy puro para todo lo que hago y que sea una conviccion profunda en mi vida cristiana

  4. blanca martinez dice:

    GRACIAS ARTURO POR LOS DEVOCIONALES QUE HOY EN ESTA SEMANA VIMOS ES DE BENDICION Y MAS QUE TODO PONERLO EN NUESTRO CORAZON PARA QUE NO SE NOS OLVIDE Y PRACTICARLO. GRACIAS DIOS TE BENDIGA.

  5. citlali gamboa dice:

    He orado x sabiduría e inteligencia para varios aspectos; profesional, salud, matrimonio, discipulado pero hoy los motivos y esfuerzo son la tarea, gracias totales.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.