Día 19

GÉNESIS 29.16 – 30.24.

Hoy estudiaremos el desarrollo de la vida familiar de Jacob. Una historia de hijos, hijas y más hijos. Jacob se enamora de Raquel, hija de Labán. Y en el v. 18 le hace una promesa a Labán, ” -Trabajaré para tí siete años si me entregas como esposa a Raquel, tu hija menor.” Pareciera una locura lo que propone Jacob, especialmente para nuestras mentes occidentales. Pero nuevamente debemos recordar que la Biblia fué escrita dentro de varios contextos culturales y sociales específicos y necesitamos profundizar en esos conceptos para comprender mejor la Escritura y no mal interpretarla. De acuerdo al comentario bíblico Commentary Critical and Explanatory on the Whole Bible, una propuesta de matrimonio se hacía en ese tiempo directamente al padre sin consultar a la hija y se le ofrecían ya sean costosos presentes, o entregando ganado por el valor que el padre fijara, u ofreciendo servicios personales por un período específico. En el caso de Jacob, él no podía ofrecer regalos personales ya que salió sin nada de su tierra. Y por otro lado, tenía temor de regresar pronto por causa de su hermano Esaú. Así que probablemente por eso se auto-impuso ese período de espera.

El v. 20 confirma que Jacob esperó 7 años para que pudiera casarse con ella. Años en los que todos los días la veía, convivía con ella, seguramente comían juntos con toda la familia, platicaban, pero no iban más allá porque estaban esperando ambos el cumplimiento del plazo para poder casarse. Seguramente fué difícil para Jacob, pero como la amaba mucho, dice la Biblia “que le parecieron unos pocos días.” Es digno de resaltar su ejemplo de pureza en cuanto a su relación con Raquel. Hoy parejas de novios en el mundo no duran ni dos semanas y ya tuvieron relaciones sexuales. El hombre ha torcido el plan  original de Dios de la relación previa al matrimonio. Si tienes novio(a), ¡medita en el ejemplo de Jacob y Raquel! Su amor era tan sincero que querían un relación pura y agradable a Dios y a los hombres. Cuando hay un amor sincero y puro, no quieren adelantarse antes de tiempo y se desarrolla paciencia. Sin duda la pureza y la paciencia son dos virtudes que podemos encontrar en esta escena.

Sin embargo, la maldad humana muchas veces echa a perder los sueños más nobles. En los versículos 21-30, Labán engaña a Jacob y le cambia a Raquel por Lea sin que se de cuenta él en su noche de bodas. Y menciona una supuesta tradición, “-Aquí no es nuestra costumbre casar a la hija menor antes que la mayor -contestó Labán.” (v. 26). Hacer algo como esto en nuestra época suena aberrante, pero debemos nuevamente tratar de entender cómo funcionaban las culturas antiguas. Un descubrimiento arqueológico que da mucha luz para entender mejor el mundo de los patriarcas son las tablillas de Nuzi. Según un artículo en la Biblia de Estudio Arqueológica, esta antigua ciudad ubicada al suroeste de Kirkuk en Irak ha aportado mucho material para entender el mundo antiguo. Las tablillas con información encontradas ahí están fechadas entre los años 1500-1350 a.C. y confirman algunas de las costumbres que menciona Génesis en el mundo de los patriarcas, como dar la criada al esposo cuando su esposa legítima era estéril para que pudiera tener descendencia, o el arreglo de los matrimonios de las mujeres por parte de los padres o hermanos, la idea de que la hija no tenía opinión cuando la familia decidía con quien se casaría y varias más. Sin embargo, pareciera que la costumbre que menciona Labán no está confirmada aún por evidencias arqueológicas o registros históricos y tal vez podría haber sido una costumbre más local dentro de su familia, así como las familias modernas pueden crear sus propias tradiciones.

Pero, ¿por qué decimos que la maldad humana intervino? Pues por la explicación que da Labán del por qué de sus acciones, “te daré también a Raquel siempre y cuando prometas trabajar para mí otros siete años” (v. 27). Algo estaba pasando en el corazón de Laban. Parece que la ambición y la avaricia le estaban ganando. Posiblemente dejó de ver a Jacob como su sobrino que llegó a él pidiendo ayuda y refugio y lo vió como alguien de quien podía sacar provecho y beneficios de forma sencilla, alguien a quien podía manipular como él quisiera. No era el plan de Jacob tener dos esposas, ni verse comprometido con la hermana de Raquel primero, pero la mente torcida de Labán entra en acción. Por algo dice la Biblia en 1 Tim 6.10 (DHH – LA), “10Porque el amor al dinero es raíz de toda clase de males; y hay quienes, por codicia, se han desviado de la fe y se han causado terribles sufrimientos.” El amor al dinero y a las cosas materiales nos hace perder de vista lo más importante de las relaciones humanas: el amor, la familia, el bienestar de los demás, la sinceridad, la honradez, la confianza, etc. Todos hemos visto seguramente cómo familias enteras se han separado y lastimado terriblemente por cuestiones de dinero, por la avaricia de alguien, o la injusticia de otro, o el abuso de alguien más. En este caso, el corazón de Labán estaba por generar graves problemas familiares para Jacob.

Desde Gn 29.30 hasta 31.24 encontramos los nacimientos de los hijos de Jacob por parte de Lea y de Raquel. Varios aspectos relevantes del relato son:

  1. Dios actuó con justicia cuando se dió cuenta del trato que Jacob le estaba dando a Lea, “Viendo YHVH que Lea era menospreciada, abrió su matriz, en tanto que Raquel era estéril” (BTX). Dios no iba a permitir ese trato y le quiso dar una lección a Jacob. Aunque fué víctima de una injusticia eso no lo justificaba de cometer otra. Dios es justo siempre y no porque suframos injusticias nos justifica si respondemos a otros con más injusticia. Sin embargo, después le abrió la matriz a Raquel para que tuviera un hijo, no sin antes un período largo de pruebas y espera.
  2. Reafirmamos aquí la idea de que los nombres de los bebés en la antiguedad tenían que ver más con las circunstancias en que nacieron que con la visión de los padres para sus hijos. Cada uno de los hijos que fué naciendo recibió un nombre de acuerdo a situaciones específicas que tanto Lea como Raquel estaban sintiendo. Todos los nombres son una especie de juegos fonéticos de una palabra en hebreo que sonaba como el significado que ellas deseaban transmitir. Por ejemplo, de acuerdo al Word Biblical Commentary, Volume 2, el nombre de Rubén suena como ????? ??? que significa “ver a un hijo”, y Lea dijo, “llamó su nombre Rubén, pues dijo: Ha visto YHVH mi aflicción, y ahora me amará mi marido.” (BTX). Así sucedió con cada uno de los hijos de Lea y finalmente con José, el hijo de Raquel. Fueron en total doce hijos, que representarían las futuras doce tribus de Israel. Cada nombre tiene conexión directa con el sentimiento de la madre en ese momento y con una palabra hebrea que sonara parecido.
  3. Es importante resaltar que todos estos nacimientos se dieron en un ambiente de tensión entre las dos hermanas: a) Gn 29.31 dice que Lea era menospreciada, b) Gn 30.1, Raquel estalla en un ataque de celos con su esposo y le entrega a su sierva para que se una con ella y le de hijos, c) Cuando Lea ya no pudo tener hijos, y para no quedarse atrás, le entrega a su sierva a Jacob para que le diera hijos también (Gn 30.9) d) Lea acusa a su hermana Raquel de haberle robado a su marido (Gn 30.15) y Raquel “se lo vende” por una noche por unas cuantas mandrágoras, e) Y finalmente Raquel tuvo un hijo propio que fué José. Todo este período de nacimientos de los futuros cabezas de tribus de Israel estuvo caracterizado por resentimientos, rivalidades y un espíritu de competencia entre las hermanas. Esto afectaría en el futuro a la relación entre los hijos, como en la historia de José, que estudiaremos en su momento. Una evidencia más de que la poligamia no funciona y solo genera destrucción y disfuncionalidad familiar.

Conclusiones:

  1. El “noviazgo” (por llamarle de alguna manera) de Jacob y Raquel fué ejemplar. Ambos demostraron paciencia, amor sincero, perseverancia, fe, y respeto mutuo y a Dios y a sus padres. Siete años de espera para poder casarse y consumar su relación en el plano físico son y seguirán siendo un ejemplo a seguir para los impacientes y desesperados noviazgos modernos que no comprenden el valor de la pureza en una relación a los ojos de Dios. Dos palabras claves que debes recordar y guardar en tu corazón si disfrutas de una relación de noviazgo o si anhelas tener una: PUREZA y PACIENCIA.
  2. Comprendamos el poder destructivo del amor al dinero y la avaricia. Las personas cambian realmente cuando hay dinero o poder de por medio. No sigamos el ejemplo de Labán para nada. Recordemos que la maldad que las personas hacen por dinero afecta mucho a otras personas a su alrededor.
  3. Sin embargo, no porque suframos injusticias implica que Dios ve con buenos ojos que nosotros reaccionemos con injusticias. Tengamos cuidado con nuestro corazón especialmente cuando sufrimos malos tratos o injusticias de otras personas. No vayamos con un tercero a descargar toda nuestra frustración y pecar igual o peor que los primeros contra nosotros.
  4. La poligamia nunca generará familias saludables. Las infidelidades, las segundas o terceras familias, y más fallas morales que se presentan tan comúnmente en el matrimonio moderno en nuestra sociedad solo tienen que ofrecer disfuncionalidad y dolor por varias generaciones. Cuidemos nuestras familias en la forma como Dios lo pide y así podremos asegurar un mejor futuro para nuestros descendientes.

23 Responses to “Día 19”

  1. Martin Merediz-Funes dice:

    Que animante como el Señor nos va enseñando las diferentes actitudes de las personas, sean estos hombres o mujeres nadie esta exento de pecar, nadie esta exento de apartarse del camino del Señor por distintos motivos, sea dinero, amor u envidia como vemos en este estudio, más lo animante es rescatar la justicia del Señor ante todo, sin ninguna excepcion el hombre debe ser justo y solo asi agradara a Dios, por otro lado me impacta el gran ejemplo que pone el Señor en cuanto a las relaciones de noviazgo, las dos palabras fundamentales: pureza y paciencia, estamnos acostumbrados a hablar de la pureza más a veces olvidamos que es necesaria la paciencia para mantener la primera vigente.
    Arturo ni hablar de la poligamia, craso error al pretender formar
    una familia funcional teniendo ese origen.
    Gracias hermano cada día estoy más animado y embelesado con la palabra del Señor y con la posibilidad de serle más y más fiel al aprender las lecciones que nos ha dejado plasmadas en su palabra La Biblia y que tu tan bien explicas y vuelvo a repetir profundizas.
    Nuevamente muchísimas gracias por tu trabajo.
    Un gran abrazo y hasta la próxima leccion

  2. Sonia Uribe de Arroyo dice:

    Muchas gracias.

  3. Luz Angela Urrego dice:

    Infinitas gracias por tu trabajo!

  4. Diana martinez dice:

    arturo muchas gracias por estos devocionales,la verdad son muy profundos y me demuestran cuan profundos necesitamos ser en la biblia.me quedo con la paciencia de jacob hacia la entrega de raquel,y siendo recto;y como Dios conoce nuestro corazon,asi como raquel tuvo que pasar por un periodo de prueba para tener hijos. sin duda siempre Dios nos llama a trabajar en nuestra paciencia. gracias

  5. Elizabeth Romero dice:

    es curioso, pero yo tenia la idea que los problemas de esterilidad, era un problema moderno, debido la contaminacion ambiental, la mala nutricion, el estilo de vida moderno, pero veo que es un problema muy antiguo, y que de Dios dependen los nacimientos. no lo habia visto asi antes. gracias! leo los devicionales y cada dia me animan muchoa seguir leyendo la Biblia.

  6. Norma Vallejo dice:

    Hola Arturo, antes que nada muchas gracias por el devocional, fue muy bueno, en especial lo de la pureza de Jacob, en verdad no me habia puesto a reflexionar en eso, pero tengo una duda ¿si estos son los 12 nombres de las tribus de Israel, que pasa con Benjamin?

    • CINTHYA SOLANO dice:

      hola Normita, si vemos bien en la parte que hemos estudiado hasta ahora solo se encuentras 11 nombre, el nacimiento de Benjamin viene mas adelante en Genesis 35:16-18, de hecho fue el ultimo hijo que tuvo Jacob, saludos y te mando un fuerte abrazo =)

  7. eduwiges sandoval dice:

    nuestros descendientes serán bendecidos. “nunca he al hijo del hombre honrado pidiendo limosna”…………gracias muchas gracias y buen día.

  8. Esteban Briones dice:

    gracias.
    Saludos.

  9. Vicky dice:

    Muchas Gracias por el tiempo invertido y por compartir tu enseñanza- DTB

  10. Lester Luna dice:

    Excelente estudio, agradezco a Dios por tu corazón de compartir todo esto con tus hermanos, Dios te Bendiga Arturo!!! Y te de mucha sabiduría. 🙂

  11. Roselin Vázquez dice:

    Muchas gracias Arturo por estos increibles devocionales, particularmente en éste, el reafirmar la instrucción de pureza para nuestros hij@s y cuidar nuestro matrimonio.
    Saludos.

  12. Mario y Evelyn Bustamante dice:

    Arturo: Muchas gracias por todo tu esfuerzo para ayudarnos a entender más profundamente la palabra de Dios, sin duda esto nos a ayudado mucho a los dos al compartir la clase juntos y entender que es lo que quiere Dios.
    Un abrazo

  13. Astrid dice:

    Me atrasé un poco a los devocionales Arturo, pero muchas gracias por tomar en cuenta mi petición de hablar acerca de la poligamia. Saludos…

  14. Verenice Mendoza dice:

    infinitas gracias! me quedo con una gran enseñanza para mi vida, en diversas areas. que Dios te siga utilizando en gran manera.

  15. rocio rodrigues dice:

    Muchas gracias hermano.

  16. blanca dice:

    muchas gracias arturo indudablemente dios es bueno con nosotros por que pone alguien para recibir la ayuda es una bendicion que tu nos puedas en señar mas alla de lo que dios quiere para nuestra vida gracias por lo que haces para poder a prender y eso yo lo agarrro para mi vida personal y para mi familia. mil gracias.

  17. Raul Archundia Tellez dice:

    Una vez mas Gracias Arturo por este Estudio. Particularmente me anima para enseñar a las siguientes generaciones (mis hijas) lo que es un noviazgo puro y paciente.

  18. Hector Z. dice:

    Pureza y paciencia, dos palabras claves para construir familias de acuerdo al modelo de Dios…

  19. Rosa María Frausto dice:

    Gracias Arturo, dos palabras claves para los noviazgos Pureza y paciencia.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.