Día 180

1 SAMUEL 21 – 22, SALMO 34, SALMO 52.

El capítulo 20 nos deja el registro del inicio de la huída de David debido a la injusta persecución del rey Saúl. Estos capítulos continúan narrando diferentes aspectos de su viaje y cómo Dios lo protegía de una u otra manera. Los versículos 1 al 11 indican que David llegó a la ciudad de Nob para visitar al sacerdote Ahimelec.Algunas consideraciones importantes con respecto a todo el capítulo son:

  1. ¿Por qué a esa ciudad? La Biblia de Estudio Arqueológica nos indica que Nob era una ciudad al noreste de Jerusalén y al sur de Guibeá y fue el sitio en el que se reubicó al tabernáculo después de la destrucción de Silo, cuando los filisteos capturaron el arca de la alianza (1 Samuel 4).
  2. Se menciona a Ahimelec como el sacerdote a cargo del santuario, es decir, el sumo sacerdote. Sin embargo, muchos años después Jesús dijo en Marcos 2.26 (NVI), “Entró en la casa de Dios cuando Abiatar era el sumo sacerdote, y comió los panes consagrados a Dios, que sólo a los sacerdotes les es permitido comer. Y dio también a sus compañeros.” Así que, ¿era Ahimelec o Abiatar el sumo sacerdote? Según 1º Crónicas 18.16 (NTV), “Sadoc, hijo de Ahitob, y Ahimelec, hijo de Abiatar, eran los sacerdotes; Seraías era el secretario de la corte.”, Abiatar era el padre de Ahimelec. De acuerdo con la Biblia de Estudio Arqueológica, una posibilidad es que el Abiatar todavía estuviera vivo pero por su avanzada edad no estuviera en funciones, sino más bien su hijo, aunque seguiría siendo considerado Sumo Sacerdote hasta que muriera. Sin embargo, hay varias controversias entre los estudiosos con respecto a este caso.
  3. En el v. 2 encontramos a David haciendo algo controversial,  “—El rey me envió en un asunto privado —dijo David—. Me pidió que no le contara a nadie por qué estoy aquí.” Aparentemente estaba mintiendo. Sin embargo también podría ser intrepretado como que dijo la verdad ya que Dios, el Rey de Israel, lo había mandado allá. Sea cual fuera lo que pasó, David estaba tratando de proteger a los sacerdotes de Nob de una confrontación con Saúl, porque éste último lo andaba persiguiendo. Durante 1 Samuel encontraremos varios personajes mintiendo para lograr algo bueno, como Mical cuando David escapó, sin embargo en el contexto de todas las Escrituras estas acciones no significan que se justifique la mentira, simplemente en su carácter de libro histórico, 1 Samuel nos expone los hechos tal como pasaron.
  4. En los versículos 4 al 6, la Biblia registra que ante la falta de alimentos, el sacerdote le dio a David y a sus hombres el pan sagrado, que estaba destinado como una ofrenda permanente de agradecimiento a Dios por el pan diario, y se colocaba en el Lugar Santo dentro del tabernáculo. Solo podían comerlo los sacerdotes, de acuerdo con Lv 24.9. Jesús mencionaría este episodio en Marcos 2 para dar una lección sobre el sábado cuando dijo, Marcos 2.27–28 (NVI), “27 »El sábado se hizo para el hombre, y no el hombre para el sábado—añadió—. 28 Así que el Hijo del hombre es Señor incluso del sábado.” Aunque aparentemente David estaba rompiendo la ley mosáica al comerse el pan sagrado, Jesús justificaría su acción muchos años después queriendo demostrar a los fariseos que los rituales que Dios ordenó fueron hechos para hacer lo bueno, no para atar al hombre a reglas religiosas sin sentido.
  5. La mención en el v. 7 de la presencia de Doeg, el edomita, “jefe de los pastores de Saúl” es importante, ya que es éste personaje quien ejecutará una masacre contra los sacerdotes de Dios por órdenes de Saúl en el capítulo 22.
  6. David terminó huyendo, armado ahora con la espada que le había quitado a Goliat, y llegó con el rey “Aquis de Gat” (21.10), que era una de las 5 ciudades principales de los filisteos. Era tanta su desesperación que David huyó hacia sus mismos enemigos (los filisteos) pensando tal vez que estaría más seguro allá, pero ya en la corte filistea se vio en la necesidad de fingir demencia ya que los oficiales filisteos reconocieron que él era de quien cantaban en Israel que había matado a miles de sus compatriotas. Al final, el rey de Gat se convenció que estaba loco y ya no le agradó su presencia entre su pueblo (21.14-15). Tan fuerte fue la tensión emocional que David estaba experimentando en ese momento entre los filisteos que se cree que escribió el Salmo 34 con motivo de su salida posterior de Gat. Varios versículos del mismo salmo nos describen esto, (DHH-LA), “Recurrí al Señor, y él me contestó,y me libró de todos mis temores…. Este pobre gritó y el Señor lo oyó…”
  7. De forma interesante, el Salmo 34.11-14 dice, (DHH-LA), “11 (12)Vengan, hijos míos, y escúchenme: voy a enseñarles a honrar al Señor.12 (13)¿Quieres vivir mucho tiempo? ¿Quieres gozar de la vida? 13 (14)Pues refrena tu lengua de hablar mal,y nunca digan mentiras tus labios.14 (15)Aléjate de la maldad, y haz lo bueno;busca la paz, y síguela.” Recordemos que él estaba fingiendo locura y que antes no le había dicho toda la verdad al sumo sacerdote. Mientras estuvo en en Gat, tratando de engañar al rey filisteo con su apariencia de loco y sintiendo la angustia de ser descubierto, posiblemente aprendió el valor de la honradez ante Dios y para con los hombres, y por eso concluyó, “El Señor atiende al clamor del hombre honrado y lo libra de todas sus angustias. El Señor está cerca, para salvar a los que tienen el corazón hecho pedazos y han perdido la esperanza.” (Sal 34.17-18). Exactamente así se sentía él, con el corazón hecho pedazos y sin esperanza. Esa misma situación extrema lo empujó a la falta de honestidad y a fingir locura, pero en el fondo David sabía que ése no era el camino a seguir. Así que el Salmo 34  refleja la reflexión de David sobre lo que hizo y cómo siempre es mejor ser honesto aunque suframos por ello, porque Dios cuida de los honrados y está atento a sus sufrimientos.

Ya en el capítulo 22, los versículos 1 al 4 nos hablan de cómo David prefirió huír también de Gat y escapar a una cueva llamada “de Adulam”, donde se refugió y hasta donde llegaron sus parientes para uniírseles, incluyendo a sus hermanos y a sus padres (22.3), a quienes encargó al rey de Moab que los pudiera cuidar. Recordemos que la abuela de David fue Rut y ella era moabita, así que había cierta relación natural entre ellos que no podía ser ignorada por los moabitas. También se le unieron unos 400 hombres todos con algunas características en común: “hombres que tenían problemas o que estaban endeudados o que simplemente estaban descontentos” (22.2). Resulta interesante cómo algunos cristianos han tomado éste pasaje como una bandera para justificar intentos de división dentro de las iglesias cristianas, sacando la Escritura completamente de contexto para justificar acciones incorrectas producto de corazones mal motivados.

El v. 5 menciona que un profeta llamado Gad, hablando de parte de Dios, le ordenó a David, ” «Deja la fortaleza y vuelve a la tierra de Judá». Entonces David fue al bosque de Haret.” (22.5). El comentario The New American Commentary: 1, 2 Samuel, de Broadman & Holman, indica que posiblemente la orden se dió porque de lo contrario David estaría violando una de las normas más básicas de la ley mosáica: no hacer tratos con moabitas (Dt 23-26), entonces David obedeció y salió rumbo a Judá.

El capítulo 22 termina con un relato terrible. Los versículos 6 al 23 dicen que en una reunión de Saúl con sus oficiales, Doeg el edomita delató la visita de David con Ahimelec en Nob. Entonces Saúl, lleno de ira, mandó traer al sacerdote y a toda su familia y los confrontó, y aunque Ahimelec aseguró que él no sabía nada de un complot de David en su contra, a pesar de ello Saúl ordenó que los asesinaran. Sin embargo, el v. 17 dice, “Pero los hombres de Saúl se negaron a matar a los sacerdotes del SEÑOR.” ¡No quisieron obedecerlo! El ordenar asesinar a los sacerdotes de Dios era algo gravísimo y los hombres de Saúl mostraron más reverencia por Dios que Saúl mismo en este evento. Sin embargo, Doeg el edomita llevó a cabo la orden masacrando a casi todos los sacerdotes (85) junto con sus familias (incluyendo mujeres, niños y recién nacidos) y todos sus animales. ¡Fué una verdadera masacre!

Cuando el único sobreviviente logró escapar y le contó a David lo que había sucedido, éste último dijo, “—¡Lo sabía! Cuando vi a Doeg el edomita allí ese día, estaba seguro de que se lo contaría a Saúl! Ahora soy responsable de la muerte de toda la familia de tu padre.” (22.22). Se oye fácil, pero David estaba asumiendo la responsabilidad por haber llevado la muerte a los sacerdotes de Dios y sus familias. Esto seguro fue una gran carga emocional para David en su huída ante Saúl. De hecho, se cree que el Salmo 52 fue escrito con motivo de la acción de Doeg el edomita al delatar a David ante Saúl y afectar así a los sacerdotes de Dios. Nuevamente en dicho salmo podemos ver la expresión de dolor de David ante las acciones malvadas de Doeg, pero al mismo tiempo un fuerte énfasis en la confianza en Dios: Salmo 52.8–9 (NVI), “Pero yo soy como un olivo verde que florece en la casa de Dios; yo confío en el gran amor de Dios eternamente y para siempre. En todo tiempo te alabaré por tus obras; en ti pondré mi esperanza en presencia de tus fieles, porque tu nombre es bueno.”

Conclusiones:

  1. Aunque las situaciones que vivimos nos empujen a recurrir a la mentira, la deshonestidad, la falta de sinceridad y más, siempre será una mejor opción ser honrados, decir la verdad y estar listo para enfrentar lo que venga, con la confianza de que Dios estará respaldando nuestra vida porque estamos tomando la decisión de ser honestos con Él y con los hombres. La honradez triunfa siempre sobre el engaño de cualquier tipo.
  2. De ninguna manera podemos utilizar el pasaje de los 400 hombres que se unen a David porque estaban descontentos para justificar divisiones en iglesias cristianas. La Biblia ha dejado muy claro el camino para la resolución de conflictos entre creyentes en el NT y no podemos recurrir a un evento aislado del AT, brincándonos todos los mandatos correspondientes del NT, para justificar una acción divisiva. Tengamos discernimiento espiritual cuando escuchemos estas “versiones” de las divisiones en la iglesia.
  3. A través de los Salmos apreciemos más la lucha emocional que David estaba atravesando y cómo se determinaba a confiar en Dios una y otra vez en cada situación difícil que experimentaba. La relación con Dios de David nos debe inspirar para tratar con nuestras propias batallas, nuestros Doegs que se nos aparezcan en el camino y con los Saúl que nos persiguen injustamente.

11 Responses to “Día 180”

  1. Ana Veronica Serrano dice:

    bnas arturo como siempre gracias por ayudarnos a profundizar mas en la palabra, no entendi el punto numero 4 al final sobre los los rituales, no fueron creados por Dios para hacer lo bueno? Que quisiste decir?

  2. Adriana Casas dice:

    MUCHAS GRACIAS ARTURO.

  3. Susana dice:

    Gracias Arturo, me ayuda mucho tener claro que este es un libro histórico y que como tal refleja el carácter de David con sus defectos pero también con un corazón dispuesto a arrepentirse.

  4. laura Bazavilvazo carranza dice:

    gracias arturo por hacerme reflexionar como David en esos momentos tan fuertes y doloros de su vida pudo escribir estos hermosos salmos que a generacion tras generacion nos han ayudado a confiar y esperar en Dios como nuestro refugio y ayuda ¿¡¡¡¡

  5. CINTHYA SOLANO dice:

    muchísimas gracias por tu trabajo

  6. Maribel Gandarilla dice:

    Muchisimas gracias Arturo por el trabajo que haces para ayudarnos a profundizar y a amar la Palabra de Dios.
    Estoy muy animada de todo cuanto podemos aprender de la Biblia y quisiera comentar algo que me inspiro mucho, en el capítulo 20 en los versículos del 11-16 David y Jonatán confirman un pacto bajo juramento sobre sus vidas y sus familias. Le dice Jonatán a David en los versiculos del 14-15: Y si todavía estoy vivo cuando el Señor te muestre su bondad, te pido que también tú seas bondadoso conmigo y no dejes que me maten.! Nunca dejes de ser bondadoso con mi familia, aun cuando el Señor borre de la faz de la tierra a todos tus enemigos!.
    Y veremos en el resto de la historia de David que hace todo por cumplir su promesa, estoy segura que cuando lleguemos a esos capítulos será inspirador.

  7. Lulu tovar dice:

    Que buenas lecciones pAra tomar desiciones verdaderas gracias Arturo

  8. Lulu tovar dice:

    Buen día mil gracias Arturo

  9. Samanta dice:

    Muchos personajes de la biblia sin duda mintieron, es desconcertante porque se consideran “héroes” dentro de este libro, pero en el mismo menciona que el único que no pecó es Jesús, así que no hay justificaciones o interpretaciones. Lo mejor es ver más allá de esos eventos y entender porqué son considerados héroes, porque siempre dependieron de Dios y de una relación estrecha con él. No son santos en ninguna forma, pecaron! pero se mantuvieron al lado de nuestro Padre y siguieron aprendiendo. Es lo que me llevo, seguir a pesar de, siendo siempre abierta con ÉL

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.