Día 168

RUT 3.

El capítulo 2 termina diciendo, “23 De modo que Rut trabajó junto a las mujeres en los campos de Booz y recogió grano con ellas hasta el final de la cosecha de cebada. Luego siguió trabajando con ellas durante la cosecha de trigo, a comienzos del verano. Y todo ese tiempo vivió con su suegra.” (2.23). ¿Cuánto tiempo transcurrió entonces? De acuerdo con el The New American Commentary: Judges, Ruth, de Broadman & Holman Publishers, basados en la información que provee el Calendario de Gézer,  Rut debió haber estado en los campos trabajando por unas 6 o 7 semanas, desde finales de abril hasta inicios de junio usando los nombres de nuestro calendario. Y todo ese tiempo estuvo viviendo con su suegra.

Es con este contexto que Noemí le dijo en el v. 1 del capítulo 3 que ya era hora para Rut tuviera un “hogar permanente para que tengas un porvenir asegurado.” Y es entonces cuando Noemí hace un plan junto con Rut para que pudiera acercarse a Booz por ser su “pariente más cercano” (v. 2 – 11). El punto culminante del plan era cuando Rut debería acostarse a los pies de Booz y entonces “él te dirá lo que debes hacer” (v. 4). ¿Exactamente qué significaba esto y cómo sucedió todo?

  1. De acuerdo con la Biblia de Estudio Arqueológica, en la antigua sociedad israelita el pariente más cercano tenía una serie de obligaciones como eran redención de propiedad (Nm 27.8-11), matrimonio por levitato (Dt 25.5-10) y venganza por el homicidio culposo de un familiar (Nm 35.9-21). El caso de Rut caía en la segunda obligación, como dice dicho pasaje, “»Si dos hermanos viven en una misma propiedad, y uno de ellos muere sin tener un hijo varón, la viuda no podrá casarse con alguien que no sea de la familia. En cambio, el hermano de su esposo tendrá que casarse y tener relaciones sexuales con ella para cumplir con los deberes de un cuñado. Al primer hijo varón que ella tenga de esa relación se le considerará hijo del hermano fallecido, para que su nombre no sea olvidado en Israel. »Sin embargo, si el hombre se niega a casarse con la viuda de su hermano, ella deberá ir a la puerta de la ciudad y decirles a los ancianos allí reunidos: “El hermano de mi esposo se niega a preservar el nombre de su hermano en Israel: se niega a cumplir con los deberes de un cuñado al no casarse conmigo”. Entonces los ancianos de la ciudad lo llamarán y hablarán con él. Si aun así se niega y dice: “No  quiero casarme con ella”, la viuda se acercará a él en presencia de los ancianos, le quitará la sandalia del pie y le escupirá la cara. Luego declarará: “Esto es lo que le pasa a un hombre que se niega a darle hijos a su hermano”. 10 A partir de entonces, todo Israel se referirá a su familia como “¡la familia del hombre al que le quitaron la sandalia!”.”
  2. La reacción favorable de Booz ante la actitud de Rut (v. 10 – 11). Booz, al darse cuenta de lo que estaba haciendo Rut y lo que significaba a la luz de las leyes y costumbres de los israelitas, reconoció lo siguiente, “Muestras aún más lealtad familiar ahora que antes, pues no has ido tras algún hombre más joven, sea rico o pobre.” (v. 10). Y se comprometió a hacer lo necesario para cumplir su obligación. Además afirmó que “todo el pueblo sabe que eres una mujer virtuosa” (v. 11). Al parecer para este tiempo Rut, la moabita que llegó con Noemí, ya se había forjado una muy buena fama entre los israelitas que habitaban aquella zona. Su ejemplo iba por delante.

Sin embargo, se presentó un inconveniente, Booz reconoció que él no era el pariente más inmediato de la familia de Rut, sino que había otro. Booz decidió entonces hablar con esa persona para no romper la Ley y darle el derecho de redimirla primero a ese pariente (v. 13). Esto nos muestra aún más el corazón íntegro de Booz para con la Palabra de Dios. Pudo haberse guiado por la emoción del momento y pasar por alto el mandato bíblico, casándose inmediatamente con Rut y escogiendo así la ruta más corta para resolver el asunto. Pero Booz no era un hombre que buscaba atajos a problemas morales y éticos, sino que se esmeraba en hacer lo correcto. De hecho le garantizó a Rut que si el pariente más cercano no la quisiera redimir, él lo haría, y su promesa fue, “¡tan cierto como que el SEÑOR vive, yo mismo te redimiré!” (v. 13).

Después que regresó Rut con su suegra Noemí, las palabras de Noemí nos dan otra lección, “—Ten paciencia, hija mía, hasta que sepamos lo que pasa.” (v. 18). No vemos una Noemí ansiosa y desesperada, desconfiada de Dios y queriendo arreglar las cosas por sus medios. Más bien sus palabras transmiten a Rut un verdadero espíritu de confianza en que Dios estaba trabajando y que ellas deberían dejar que Él estuviera en control del proceso y no ellas. Todo requirió tiempo y la confianza en Dios les permitió darse el tiempo. Cuando no confiamos en Dios no confiamos en plazos ni en procesos, queremos todo rápido, a nuestra medida y a nuestra velocidad. Por eso necesitamos aprender del corazón de Noemí y de Rut, que después que reavivaron su fe ahora estaban ejercitando la disciplina espiritual de la paciencia.

Conclusiones:

  1. La fe de Noemí la llevó a elaborar un plan aventurado con Rut que bien podría haber sido un fracaso, pero ella decidió confiar en Dios y actuar. Recordemos la definición de fe, “La fe es la confianza de que en verdad sucederá lo que esperamos; es lo que nos da la certeza de las cosas que no podemos ver.” (Heb 11.1). Cuando tenemos fe, aunque no veamos nada claro, actuamos con una confianza de que las cosas pasarán porque Dios está en control. Tener fe es arriesgado, tener fe es aventurarse, tener fe es actuar y no quedarse sentado en auto-compasión.
  2. Booz no era un hombre de atajos cuando se trataba de integridad, no siguió la “moda” de sus tiempos donde todo mundo actuaba conforme a su propio criterio y otros hasta se inventaban sus propias religiones caseras. Booz quiso apegarse a la Ley mosáica y actuó conforme a ella. Realmente era el hombre adecuado para Rut, justo el que representaría una esperanza para ella. ¿Cómo actuamos nosotros en asuntos de rectitud e integridad? ¿Buscamos atajos? ¿O seguimos el camino largo simplemente porque es lo correcto y Dios nos está observando?
  3. La disciplina espiritual de la paciencia es básica cuando se trata de ver respuestas favorables de Dios en un asunto específico. Necesitamos desarrollarla lo más que podamos, porque en ciertos momentos es lo único que nos queda. La desesperación, la ansiedad y la tendencia de querer todo rápido estilo “fast-food” no nos ayuda para nada en el proceso de transición de amargura y dolor a fe, esperanza y respuestas.

12 Responses to “Día 168”

  1. Claudia Glez. dice:

    Wow muy inspirante, integridad y paciencia refuerzan la fe. Muchas gracias, me da un nuevo aliento para seguir esperando.

  2. angelica sandoval contreras dice:

    De gran ayuda, muchas gracias Arturo.

  3. Erika Zavala dice:

    Siempre me gusto el libro de Rut, pero con este estudio veo versículos que no había tomado en cuenta y me inspira hacer una mujer como ella con fe, ejemplo y paciencia, gracias por tu trabajo Arturo.

  4. Lulu tovar dice:

    Mil gracias Maestro Arturo

  5. Lupita Herrera dice:

    Arthuro Gracias! Por tanta ensenanza creo q este pasaje nos deja un gran mensaje como mujeres tanto a solteras a ser pacientes y tener fe q Dios nos tiene preparado siempre lo mejor y como casadas a saber confiar q a su lado cualquier problema tiene solucion y no desesperar

  6. Mirna Barrera de Hdz dice:

    Gracias Arturo

  7. Adriana Casas dice:

    Gracias Arturo, creo que debo ser más paciente, y a la vez actuar con fe en ciertas áreas de mi vida. Insisto, gran ayuda son estos devocionales, ojalá que más hermanos se vayan integrando.

  8. Isabel Mayorga dice:

    El adentrarse en este libro está dando respuestas a mi vida y esperanza de paz interna, gracias por tu trabajo para el pueblo de Dios.

  9. Bibiana Cisneros dice:

    Muchas gracias Arturo, muy inspirante…

  10. blanca martinez dice:

    GRACIAS ARTURO POR QUE SI ES CIERTO TENEMOS QUE DEJAR QUE DIOS TRABAJE EN LA SITUACIONES QUE NOS PASA Y NO DESESPERARSE Y TENER FE SAVER QUE EL UNICO QUE TODO LO PUEDE HACER ESTA TRABAJANDO PERO NO LO VEMOS ES POR ESO QUE DIOS QUIERE QUE TENGAMOS ACIENCIA QUIERE TRABAJAR ASI CON NOSOTROS.

  11. jose beltran dice:

    wow!! muchas gracias por la enseñanza

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.