Día 60

ÉXODO 39 – 40.

Continuando con la ejecución de todas las instrucciones que Dios había dado sobre el Tabernáculo y sus accesorios, el capitulo 39 trata con la fabricación de las vestiduras de los sacerdotes, cuyo diseño también fue completamente contemplado por Dios. Veamos cómo se fueron cumpliendo cada una de las órdenes de Dios:

  1. La participación de artesanos para la confección de las vestiduras (v. 1). Cumple las instrucciones contenidas en Ex 28.2-5. Llama la atención la descripción de las mismas, “hermosas vestiduras”. La NTV es la única que contempla esta traducción. Revisando el detalle de la fabricación estaremos de acuerdo que realmente estaban hermosas, eran toda una obra de arte en ropa.
  2. Fabricación del efod (v. 2-7). Cumple las instrucciones de Ex 28.6-14. Llama la atención nuevamente el nivel de calidad del trabajo realizado, realmente fue un trabajo muy fino: “Para hacer hilo de oro, trabajó a martillo finas láminas de oro y luego las cortó en hilos finos. Con mucho cuidado y gran habilidad, lo bordó en el lino fino junto con el hilo azul, púrpura y escarlata.” ¡Oro bordado con tela fina! ¿Cuánto valdría actualmente algo así?
  3. Fabricación del pectoral (v. 8-21). Cumple las instrucciones de Ex 28.15-28. Todo el detalle de las piedras preciosas que Dios les pidió se cumplió tal cual dijo, con los nombres de las tribus de Israel grabados en ellas.
  4. Fabricación del manto (v. 22-26). Cumple las instrucciones de Ex 28.31-35.
  5. Fabricación de las túnicas y el turbante (v. 27-31). Cumple las instrucciones de Ex 28.36-43.

En los versículos 32 al 43, los israelitas presentaron el trabajo final a Moisés. Es importante resaltar que a lo largo de todo el capíulo la frase “hicieron todo tal como el SEÑOR le había ordenado a Moisés” se repite después de casi cada accesorio que era fabricado. Tanto el v. 32 como el v. 42 muestran que los israaelitas estaban convencidos que habían seguido cada instrucción que Dios les había dado, “Así que los israelitas siguieron todas las instrucciones que el SEÑOR le había dado a Moisés.” Y en el v. 43, Moisés mismo verificó que esto fuera real, y confirmó que todo se había hecho tal como Dios había especificado. Recordemos que Moisés había visto ya previamente un modelo del Tabernáculo completo con todos sus accesorios y tenía de alguna manera una idea clara de qué era lo que Dios quería. Por eso tuvo que verificar esto, para asegurarse que cada artefacto, objeto y vestidura correspondiera a exactitud con el modelo que él vio en el monte.

Una pregunta que nos podemos hacer, ¿cómo pudo Moisés recordar todo esto? Recordemos que cuando Moisés fue a presentarse por primera vez ante el faraón, tenía 80 años de edad (Ex 7.7). ¿Cuántos tendría para este momento? No podemos argumentar con tranquilidad que tenía muy buena memoria, más bien debemos pensar en otra posibilidad, una intervención sobrenatural para ayudar a la memoria de Moisés. Jesús les dijo a sus discípulos en Jn 14.26,”26pero el Defensor, el Espíritu Santo que el Padre va a enviar en mi nombre, les enseñará todas las cosas y les recordará todo lo que yo les he dicho.” Una de las funciones del Espíritu Santo sería recordarle a los apóstoles todas las enseñanzas de Jesús, ya que ellos tendrían que predicarlas y un día escribirlas. Moisés tenía el Espíritu de Dios y lo más probable es que fue el Espíritu quien le ayudó a recordar todo. Una memoria excepcional. ¡Que Dios nos ayude siempre a recordar su Palabra en todo momento!

¿Qué hizo Moisés cuando confirmó que todo estaba bien hecho?, “los bendijo” (v. 43). ¿Qué significa exactamente esto? De acuerdo al New American Commentary: Exodus, de Broadman & Holman Publishers, posiblemente Moisés hizo algún tipo de oración por el bienestar y las bendiciones para el pueblo de parte de Dios. Esta práctica era común en el mundo antiguo, recordemos cuando el faraón le pide a Moisés que lo bendiga (Ex 12.32). Cuando Dios bendice a alguien significa, de acuerdo a este comentario bíblico, “él declara que esa persona sea bendecida, que es, afortunada porque esa persona o cosa va a recibir beneficios de parte de Dios”.

Moisés supo reconocer la fe y el esfuerzo que el pueblo había mostrado. Su última experiencia con ellos había sido muy desagradable y decepcionante. Pero cuando vio todo el esfuerzo de fe que llevaron a cabo con esta construcción, realmente se llenó de alegría y los bendijo. Era una forma de aprobar su corazón, su fe, su trabajo y los cambios que hicieron. Así también nosotros debemos aprender a reconocer los cambios positivos en las personas a nuestro alrededor y reconocerlos. Generalmente nuestra tendencia es a enfocarnos en lo negativo de los demás, y para eso somos buenos, pero necesitamos aprender a apreciar cuando nuestros hermanos en la fe o nuestra familia misma está cambiando para bien. Necesitamos bendecirlos igualmente.

Ya en el capítulo 40, en los primeros 16 versículos, Dios le da instrucciones a Moisés acerca de la ubicación física y la consagración de cada uno de los componentes del Tabernáculo. El Maestro Arquitecto de todo el universo estaba dirigiendo los últimos detalles de esta sagrada construcción. Moisés obedeció al pie de la letra todo lo que Dios le dijo.

Los versículos 2 y 17 muestran que Dios quería que la obra estuviera terminada y armada para un momento específico en el tiempo, “el primer día del primer mes del segundo año”. Nos podríamos poner a sacar cuentas para tratar de comprobar la exactitud de la fecha con respecto a la salida de Israel de Egipto, pero es complicado. Más bien debemos fijarnos en la aparente conexión entre la próxima celebración de la Pascua ordenada en Nm 8.9 y la disponibilidad completa del Tabernáculo. Todo tenía un sentido espiritual y todo tenía que ver con la relación con Dios del pueblo de Israel y su vida devocional.

De los versículos 18 al 33, Moisés termina de acomodar todos los objetos restantes en el lugar en que Dios quería. Y al terminar de armar todo, dice el v. 34 que “la nube cubrió el tabernáculo, y la gloria del SEÑOR llenó el tabernáculo”. La famosa nube que estaba con Israel cubrió toda la tienda al grado que ni siquiera Moisés pudo entrar (v. 35). A partir de este momento, la nube y el Tabernáculo quedan ligados completamente para representar la voluntad de Dios para con Israel acerca de moverse o quedarse en el lugar donde estaban. Cuando la nube se levantaba, era señal de que todos se tenían que mover de ahí y seguir el viaje. Mientras no se moviera, se ubicaba en el aire por encima del tabernáculo y además durante la noche resplandecía fuego dentro de la misma. ¡Seguro era todo un espectáculo ver esta nube! Pero a la vez un recordatorio visible para los israelitas de la presencia santa de Dios entre ellos. ¡Asombro y temor al mismo tiempo!

Conclusiones:

  1. Tanto en el Tabernáculo como en la futura construcción del Templo en Jerusalén, vemos a Dios preocupado por detalles de diseño, imagen, calidad de materiales, excelencia en todo. El N.T. nos asegura que “nosotros somos el templo del Dios viviente” (2 Co 6.16b). Si a Dios le preocupaban tanto los detalles de construcción de sus templos de piedra en el AT, ¿no estará pendiente de los detalles ahora, tanto en nuestra vida individual como en nuestra vida congregacional? ¡Seguro que sí! Dios quiere un templo que realmente refleje de alguna forma su gloria, y nosotros somos ese templo.
  2. Apreciemos el trabajo del Espíritu Santo en nuestra vida, nos ayuda de múltiples formas para llevar a cabo la voluntad de Dios en nuestra vida.
  3. Aprendamos a reconocer los logros y victorias de aquellos que nos rodean y además expresémoslo. No es fácil, porque la tendencia más común es identificar y señalar lo malo. Aprendamos de Moisés, que a pesar que Israel le había fallado terriblemente a él y a Dios, Moisés supo reconocer cuando se arrepintieron y cambiaron. ¡Seamos como él!
  4. Dios quería que para todos fuera evidente su presencia en el campamento. Cualquiera que volteara a ver, aunque fuera de lejos, el campamento de Israel, ya fuera de día o de noche, vería algo sorprendente: la nube encima del Tabernáculo y la iluminación interna por la noche. Hoy se requiere fe para creer Mt 28.20, “20 Enseñen a los nuevos discípulos a obedecer todos los mandatos que les he dado. Y tengan por seguro esto: que estoy con ustedes siempre, hasta el fin de los tiempos».” Pero es real, Jesús está con nosotros TODOS LOS DÍAS, aunque no veamos una columna de nube o un Tabernáculo. El está ahí con nosotros y quiere que estemos seguro de ello.

¡Ya terminamos Éxodo! Dos meses para dos libros de la Biblia. Todavía queda un largo camino. Cerremos este estudio con la imagen del Tabernáculo en nuestra mente:

Atrio y Tabernáculo

 


11 Responses to “Día 60”

  1. Magda Cortes dice:

    Que retante percatarme de la inmensa responsabilidad q tengo delante de Dios de cuidar los detalles de mi corazon al ser yo SU templo. Dios no quiere sobras, mala calidad ni malas hechuras, quiere lo mejor!
    Lo increible es q Dios me lo muestra y recuerda a traves de su palabra. Detalles como la honestidad, perseverancia en hacer su voluntad tal como El quiere y no como yo pienso.
    Muchas gracias Arturo por tu excelente trabajo y por tu amor a todos nosotros para ayudarnos a verlo y recordarlo.

  2. Sandra Duarte dice:

    pues que afortunados somo de creer en Dios y creer en la compañia de Jesùs todos los dias sin tener que verlo con los ojos. ¡GRACIAS ARTURO!

  3. Paolo dice:

    Wow!!! una conclusion muy emotiva, gracias hermano, me ayudas a ver a Dios.

    Paolo

  4. Hilda Zavala dice:

    Muchas gracias, vamos por los 22 meses restantes !!!

  5. lulu tovar dice:

    Mil gracias Arturo que hermoso haces que que leamos la Biblia de esta manera es muy padre entendible y reflexiva.
    excelente trabajo ,que Dios te llene de bendiciones y te siga ayudando a ayudarnos a salvar nuestras vidas.

  6. Vicky dice:

    Gracias Arturo por la enseñanza de estos dos meses, muy enriquecedora. Dios te bendiga!!!

  7. blanca dice:

    MIL Gracias por que aprendemos mucho por que nosotros somos el templo de DIOS y tenemos que cuidarnos de los pequeños de talles que nos falta pero en este devocional aprendimos muchisimo y gracias por estos dos meses hacido de vendicion en mi vida diaria vivir por que Dios me ha fortalecido mucho y lo va a segir haciendo por la fe que tengo que el nos prepara para algo especial.

  8. Erika Pérez dice:

    Muchas gracias nuevamente por tu trabajo…
    Sin duda ha sido especial leer la biblia con tu ayuda… Cuanto aprendizaje nos hemos llevado.. Y lo que nos falta….
    Bendiciones para ti y tu hermosa familia…

  9. laura bazavilvazo dice:

    gracias Arturo por llevarnos a traves de este maravilloso viaje a traves de la Biblia, ya he estudiado pero la manera tan profunda y clara como la profundisas me llena mas de respeto y amor por la palabra de Dios y es emocionante y fresca para mi vida .
    Dios te multiplique en todo por este trabajo que haces –

  10. Martín Tomas Merediz-Funes dice:

    Es increíble como hoy se sigue cumpliendo el deseo del Señor de tener un templo acorde con su voluntad y como bien dices siempre tenemos su ayuda.
    Lo impactante es el hecho de que debemos ver los logros y dejar de sobresaltar los defectos o derrotas de nuestros hermanos y propias. Digo de ser una conviccion más que profunda el hecho de que el Señor esta siempre con nosotros obvio en la medida que cumplamos con su voluntad.
    Gracias hermano día a día es más impactante verificar como el Señor sigue trabajando en su plan para nosotros.
    Un abrazo y gracias siempre por tu dedicación.

  11. Hector Z. dice:

    Gracias Dios por cuidar de tu pueblo y gracias Arturo por tu trabajo. Sin duda glorifica a nuestro Dios!

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.