Día 50

ÉXODO 23.

Continuando con las leyes sobre diversos temas, tenemos lo siguiente entre los versículos 1 al 13 del capítulo 23:

  1. Leyes sobre testificar con respecto a un pleito (v. 1-3). Tres mandatos claros sobre cómo tratar de manera íntegra un juicio hacia otra persona, “No esparzas rumores falsos. No te hagas cómplice de gente malvada”, “No seguirás a la mayoría para hacer mal” (BTX), “Tampoco inclines tu testimonio en favor de una persona sólo porque sea pobre.” Tres cosas importantes a contemplar aún hoy cuando se trata de armar juicios contra una persona. Hacerse cómplice de chismes mal intencionados, seguir a la mayoría para emitir un juicio torcido y caer en favoritismos son cosas que a Dios no le agradan porque entorpecen la justicia y la rectitud. Me he dado cuenta que en nuestra cultura latina estas 3 cosas se dan de forma muy común: tolerar y fomentar el chisme, unirse a una mayoría en rebelión sin siquiera entender el asunto de fondo, y finalmente, mostrar favoritismo cuando se juzga a una persona solo porque es pobre, o más joven, o es un buen amigo(a), o es un familiar. Dios no acepta esta mentalidad humanista, para él no es correcto porque pervierte la justicia. Tengamos cuidado la siguiente vez que tengamos que emitir un juicio hacia una persona, o respaldar un juicio o respaldar una acción disciplinaria en la iglesia. No caigamos en las fallas de integridad de nuestra cultura, sino apegémonos más bien a los estándares de rectitud bíblicos. No terminemos haciéndonos cómplices de las malas conductas de algunas personas a nuestro alrededor. A Dios no le agrada.
  2. Leyes sobre cómo tratar a nuestro enemigo (v. 4 – 5). Dios enseñando a los israelitas que si estaba a su alcance hacer el bien a su enemigo, ¡hay que hacerlo! Dios no permitía que se justificaran pensando, “es mi enemigo, entonces no tengo por qué ayudarle”. Lo correcto y agradable a los ojos de Dios era, y seguirá siendo, ¡amar a nuestros enemigos! Como Jesús dijo en Mt 5.44.
  3. Leyes sobre demandas judiciales (v. 6 – 9). Ahora se trata el punto de establecer demandas contra alguien, o escuchar la demanda de alguien por justicia, o simplemente hacer justicia. Si bien en el v. 3 Dios quería que se cuidara el favoritismo al pobre solo porque es pobre, ahora en el v. 6 Dios también quería cuidar el otro extremo: discriminación al pobre cuando pedía justicia solo porque era pobre. Ni una ni otra cosa agradan a Dios. Necesitamos tratar al pobre o al desamparado o al indefenso de forma balanceada, no ser extremistas a tendencias humanistas o a tendencias discriminatorias. ¡Tengamos cuidado con nuestra cultura que vive al máximo ambos extremos! Los versículos 7 al 8 tratan ahora con acusar falsamente a alguien y con aceptar sobornos para torcer la justicia. Ambas cosas son aborrecibles a los ojos de Dios y Él mismo explica por qué, ” porque yo nunca declaro inocente al culpable.” El estándar a seguir cuando se trata de juzgar y hacer justicia es cómo actuaría Dios, cómo ha tratado estos asuntos Dios, qué nos dice su Palabra. La corrupción en cualquier nivel es rechazada por Dios porque tuerce la verdad, como lo que hace el soborno (“El soborno mueve incluso a una persona justa a tergiversar la verdad.”) Y finalmente hace un llamado a no oprimir a los extranjeros invitándolos a recordar su tiempo de extranjeros en Egipto. Deberían tratar a los extranjeros con compasión y bondad, así como ellos deseaban ser tratados en Egipto.
  4. Leyes sobre las cosechas (v. 10 – 12). Dios extiende el mandato del descanso al séptimo día también a la actividad de la agricultura, y pide explícitamente que el séptimo año se dejara descansar a la tierra para que se renovara, para que el pobre cosechara lo que quisiera, y para que incluso los animales salvajes comieran. Y también se afirma el mandato de descansar el día séptimo incluyendo los animales, para recuperar fuerzas. Para Dios el tiempo de descanso es importante, no somos máquinas, aunque a veces el trabajo nos satura y nos domina, pero necesitamos buscar también un tiempo de descanso durante la semana.
  5. Leyes sobre las festividades (v. 14 – 19). Dios ordenó tres festividades anuales para los israelitas: a) Festival de los Panes sin Levadura (v. 15), b) Festival de la Cosecha (v. 16a), y c) Festival de la Cosecha Final (v. 16b). Y el mandato era que cada año “en estas tres ocasiones anuales, todo hombre de Israel deberá presentarse delante del Soberano, el SEÑOR.” (v. 17). Si meditamos en el propósito de cada fiesta, entendemos mejor que servían para ayudarles a recordar a los israelitas quién los liberó y también quién les daba de comer y todo lo que necesitaban: ¡Dios! Todo estaba enfocado a ayudar al pueblo a no olvidar, a recordar siempre y mantener sus corazones agradecidos y frescos para con Dios. Cuando olvidamos las bendiciones que Dios nos da, nos endurecemos y nos llenamos de orgullo pensando que tenemos lo que tenemos por nosotros mismos. Dios quería evitar que su pueblo cayera en eso.

Una nota importante sobre el v. 19b, “No cocines a un cabrito en la leche de su madre.” De acuerdo al Wierbe’s Expository Outlines on the Old Testament, de Victor Books, este mandato se dio porque en la cultura local es práctica era parte de un rito pagano de fertilidad por el cual se creía que la mamá del cabrito proveía la fuerza y la energía para que el resto de las crías nacieran bien. Si los israelitas hubieran seguido esa práctica, podían caer fácilmente en creer que la prosperidad de sus cosechas y su ganado era gracias a rituales mágicos y no gracias al poder y el cuidado de Dios. Así que Dios prefirió preveer esto. Pensemos en algo, ¿qué prácticas culturales a nuestro alrededor nos desvían de depender de Dios y agradecerle por todo lo que tenemos o lo que somos? Si hay alguna, hay que desecharla de nuestra vida.

Terminamos analizando los versículos 20 al 33, cuando Dios da otras instrucciones a Moisés ahora con miras a la próxima conquista del territorio de Canáan por parte del pueblo de Israel:

  1. Dios enviaría su ángel para dirigir a Israel en su entrada a Canáan (v. 20 – 21). Era tan grande este privilegio, que también era una gran responsabilidad para el pueblo. Si no lo escuchaban y se rebelaban contra él, Dios no perdonaría esa rebelión y tendría su castigo. Mientras más nos da Dios, más responsables somos de tomarlo en serio y ser obedientes. Israel había recibido muchos privilegios de parte de Dios como para que tomaran a la ligera sus mandatos y sus instrucciones.
  2. Dios anuncia grandes recompensas a la obediencia: Dios se opondría a las naciones vecinas (v. 22), Dios proveería de alimento y agua al pueblo y los protegería de enfermedades (v. 25), no habría problemas de fertilidad en las mujeres y la garantía de una vida larga y plena (v. 26). Es un hecho, Dios recompensa la fidelidad y la obediencia, no es en vano todo esfuerzo que hagamos por apegarnos a su Palabra en nuestra vida diaria. Tarde o temprano tiene su recompensa. El punto de las enfermedades mira hacia los futuros mandatos que recibirían los israelitas con respecto a qué podían comer. Lo veremos más adelante.
  3. El inteligente plan de Dios para la conquista (v. 29 – 30). Si Dios ayudaría a Israel a entrar en Canáan y expulsaría a todos sus enemigos, pero ecológicamente no era una buena decisión hacerlo rápido. Tendría que ser un proceso gradual. Dios, el Creador de toda la naturaleza, sabía mejor que nadie las consecuencias de dejar sin humanos grandes extensiones de tierra antes habitadas. Israel correría peligro por la misma naturaleza. Así que el Diseñador de la naturaleza tomó buenas decisiones. Esto nos ayuda a recordar que los planes de Dios siempre están mirando hacia adelante, no solo hacia el momento que vivimos (como nosotros muchas veces lo hacemos). La visión de Dios para planear es completa y a largo plazo, no temporal y solo para el momento. ¡Aprendamos de Él!
  4. Advertencia contra el grave peligro de la idolatría (v. 24, 32 – 33). Dios avisó con tiempo a Israel de los peligros para su fe que enfrentarían en Canáan, con tantos pueblos tan paganos y con la peligrosa influencia que podrían ejercer hacia Israel, si ellos lo permitían, claro está. Dios los estaba llamando a tener convicciones firmes para protegerse del peligro de la idolatría, que podría echar a perder por completo su relación con Dios. Así deberíamos nosotros protegernos de los “falsos dioses” que nos rodean y que nuestra cultura local nos quiere vender a cualquier precio.

Conclusiones:

  1. Para Dios es muy importante cómo tratamos un asunto que implica un juicio hacia otra persona, especialmente si esa persona es un creyente. Si somos injustos o si mostramos favoritismos, caemos en una falta de integridad a sus ojos. El área de las relaciones unos a otros es clave para Dios y la forma como tratamos estas relaciones siempre está expuesta ante Él. Mostremos temor a Dios y respeto por Él cuando tengamos que hacer juicios sobre un creyente.
  2. Aborrezcamos la corrupción en todos los niveles, primero en nuestra vida y después en la vida de los demás. No abramos la puerta a sobornos, “mordidas” (como en México) ni ninguna otra cosa parecida. Creamos que la corrupción tuerce la justicia y la verdad y se vuelve imposible hacer lo recto a los ojos de Dios.
  3. ¿Somos máquinas de trabajo o contemplamos descanso en la semana? A pesar de la sociedad explotadora en que vivimos, busquemos tiempos para descansar y recuperar fuerzas físicas, espirituales y emocionales.
  4. No olvidemos las bendiciones de Dios. Recordemos continuamente lo que Él nos ha dado, y las celebraciones pueden ser una manera: celebrar el día de nuestro bautismo cada año, celebrar los cumpleaños de los seres queridos que Dios nos permite tener con nosotros, celebrar bendiciones en la vida de otros y en nuestra propia vida. Y que esas celebraciones sean un espacio para agradecer a Dios, no solo para escaparnos del estrés de la vida diaria, como lo hace el mundo.
  5. La obediencia a Dios tiene grandes recompensas. Luchemos por ser obedientes al máximo en lo que su Palabra nos pide para todas las áreas de nuestra vida.
  6. Recuerda que cuando Dios hace sus planes, Él siempre está viendo más allá de nuestra corta vista. Confiemos en sus planes, confiemos en su Palabra, Él sabe lo que es mejor para nosotros mucho mejor que nosotros mismos.

17 Responses to “Día 50”

  1. hsl dice:

    ¨4.Pero cuando una familia lo acepta y lo obedece, su amor es derramado por “mil generaciones”. Es muy generoso para dar y para amar. Las bendiciones de obedecerlo impactan muchas generaciones después de nosotros.¨

    Fe en lo que uno hace, fe en intenciones puras en el trabajo, en el corazon, en la iglesia, y en nuestra vida misma en hacer lo correcto,en algun momento hemos sido tentados en mentir o caer en el soborno en una sociedad en comun en que a la mentira la marcan como verdad(viserversa),muchas personas dicen que es comodo, y no engorroso, pero propiamente somos generadores de acciones asi, sin embargo cuando Satanas engaña lo hace sutilmente, en mi caso estoy en un área que se ofrece deliberadamente situaciones asi, pero cuando llegas y piensas en Dios en lo que te ha dado mucho, poco pero suficiente para vivir,sirvo con mayor esfuerzo a la gente y encuentro la sorpresa que hay integridad en mi no por mi sino recuerdo que le sirvo a mi amo, ho sorpresa!!! muchas veces comentan ya no hay la verdad, sale la gente mas apenada por haber querido corromper a mi persona, pero lo mas increible de todo saben que en su interior no esta bien, lo hago evidente,hay un cambio de actitud….. pasamos mucho tiempo en el trabajo y somos tentados por que convivimos con no miembros, puede ser sencillo no darnos cuenta las implicaciones que genera la falta de conviccion,peleemos por ser sinceros totalmente, me convenzo que es un llamado para ser una luz congruente en donde sea, y que recuerda mi ser yo ya no soy de este mundo asi q por fe, prefiero hacer bien las cosas y salir venciendo!!!

    saludos gracias por la clase!!

    Gracias!!!

  2. pati g. dice:

    Que enseñansas. Poder rectificar de l general a lo particular, y viceversa, grc.

  3. Hilda Zavala dice:

    Muy buenos dias!! Gracias por el tema de hoy todo me ayudo y me impacta en especial ver como voy de la mano de Dios confirmando una vez más sobre la obediencia y los tiempos de él que finalmente tienen un propósito para mi vida él no se equivoca y siempre es fiel y todo lo hace por mi bien.

  4. LAURA SAMPEDRO dice:

    MUCHAS GRACIAS POR LA ENSEÑANZA DE HOY, ES IMPRECIONANTE VER COMO DIOS NOS CONOCE TODAS NUESTRAS DEBILIDADES HUMANAS Y NOS DA UNA LEY TAN JUSTA PARA QUE NO NOS PERDAMOS…. ME QUEDO CONFIADA EN SUS PLANES Y EN PALABRA…. SALUDOS

  5. blanca dice:

    muchisimas gracias arturo por todo lo que podimos aprender que nos debemos esforzar en estas areas que mencionas y por respeto y amor a DIOS quiero ser obediente y perseverar cada dia en nuestra fe y co fiar en su palabra por que si es cierto el save a futuro lo que nos conviene debo cambiar ir tatando muchas areas de mi vida para tener un corazon de gratitud no de emocion.

  6. Rolando Obando dice:

    Muchas gracias, Arturo por compartirnos.

    saludos.

  7. Minelia M.H. dice:

    Muchas gracias es un estudio muy profundo que nos lleva al arrepentimiento si no estamos actuando conforme a la voluntad de Dios pero también a la transformación.Dios con tigo.

  8. Sandra Torres de Zapata dice:

    Muchas Gracias, me reafirma cuanto Dios todo lo ve y esta atento a nuestras intenciones y acciones del corazón entre unos y otros, me llena de un temor santo hacia él y su justicia. Me anima mucho saber que Dios tiene una gran visión por nuestras vidas, y cuanto controla cada evento para nuestro bien.
    Rom. 8:28 Saludos.

  9. Mirna Barrera de Hdz dice:

    Muchas gracias

  10. angelica sandoval contreras dice:

    MI gracias Arturo, es importante recordar como DIOS dejo sus leyes para nuestro bien.
    tambien me ayuda tener presente que cada ocasion de celebrar debe ser motivo para agradecer la bondad y misericordia de Dios.

  11. Nancy Lucio dice:

    Puedo ver como Dios nos provee en todo momento. Cuando le dice a su pueblo que durante un año dejen descansar la tierra, quizás podrían pensar: “¿y de qué vamos a vivir ese año?”, pero la obediencia a Dios nos asegura bienestar.
    Muchas gracias Arturo!! estas en mis oraciones para que Dios te permita seguir haciendo lo que hasta hoy y más.

  12. Vicky dice:

    Recuerda que cuando Dios hace sus planes, Él siempre está viendo más allá de nuestra corta vista. Confiemos en sus planes, confiemos en su Palabra, Él sabe lo que es mejor para nosotros mucho mejor que nosotros mismos.

    Cierro con broche de oro mi día, cuando sentia que seria abatido, nada que ver, Dios me levanto con fe y esperanza, mil gracias por ser una herramienta útil para nuestro crecimiento espiritual, que bendición es contar con la palabra de Dios en nuestras vidas!!! DTB 🙂

  13. Beatriz Sandoval dice:

    Hola. Ya voy, ya casi me pongo día en estos valiosos devocionales que me están llevando a aprender más de nuestro Sabio Dios.

  14. blanca dice:

    Gracias arturo estos devocionales nos hace conciencia que debemos de vivir una vida integra no juzgar severamente ni hacer juicios tener cuidado en como manejar estos asuntos y nos ayuda areflexionar nuestra vida propia.

  15. BETTY dice:

    “CELEBREMOS” DIOS ENSEÑANDOME LA IMPORTANCIA DE CELEBRAR, ME ENSEÑO QUE ES PARTE D LA GRATITUD AL ENTENDER LO QUE HA HECHO Y SEGUIRA HACIENDO EN MI VIDA, ES PARTE DE LA DEVOCION, ES PARTE DE DECIRLE A LOS DEMAS MIRA LO QUE DIOS HA HECHO EN FAVOR MIO POR SU GRACIA…..

  16. Martín Tomas Merediz-Funes dice:

    Comprender como el Señor planea todo para que con obediencia vivamos siempre de acuerdo a su voluntad es maravilloso, y como le va ampliando las instrucciones y el detalle de las
    mismas a su pueblo, aun como el Señor explica algún porque de sus decisiones.
    Alabado sea el Señor que siempre buscar que estemos junto a El.
    Gracias Arturo

  17. Hector Z. dice:

    Gracias Dios por enseñarnos y cuidar los detalles!
    Tengo tanto que aprende de tu Palabra…
    Enseñame a obedecerte!

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.