Día 251

ISAÍAS 6.1-13, 2 REYES 15.32 – 16.9, 2 CRÓNICAS 27.1 – 28.15, MIQUEAS 1.1 – 16, ISAÍAS 7.1 – 25.

Debido al enfoque cronológico de nuestro estudio de la Biblia completa, a veces sucederá que nos encontraremos estudiando no solamente 1 o 2 libros, sino hasta 4 libros al mismo tiempo, todos contemporáneos. Justo es lo que sucederá el día de hoy donde estudiaremos los libros proféticos de Isaías y Miqueas y continuaremos con el análisis de los libros históricos de 2 Reyes y 2 Crónicas.

Contexto del libro de Isaías.

  1. De acuerdo con el Nuevo Diccionario de la Biblia, de la Editorial Unilit, el profeta Isaías ha sido considerado el más grande de todos los profetas del Antiguo Testamento. Se cree que nació en el año 760 a. C. y durante su ministerio profético fue contemporáneo de otros profetas como Amós, Oseas (que ejercían su ministerio en el reino del norte) y Miqueas (que profetizó en Judá); además de que su mismo libro afirma que fue contemporáneo también de los siguientes reyes: “Estas son las visiones que tuvo Isaías, hijo de Amoz, acerca de Judá y Jerusalén durante los años en que Uzías, Jotam, Acaz y Ezequías eran reyes de Judá.” (Is 1.1). Se fija entonces el inicio de su ministerio en el año 740 a.C., fecha en que se cree murió el rey Uzías de Judá.
  2. Isaías fue llamado por Dios para el ministerio profético. Como lo podemos leer en Isaías 6, Isaías requirió ser limpiado de sus pecados para poder servir a Dios de forma completa. Se sabe que era casado y tuvo 2 hijos. De acuerdo con las tradiciones judías de los libros apócrifos, Isaías murió aserrado por la mitad al esconderse en el tronco hueco de un árbol de cedro que fue derribado y aserrado con el profeta dentro del mismo, durante el reinado de Manasés, uno de los peores reyes de Judá.
  3. El libro de Isaías forma parte de Los Profetas dentro de la Biblia hebrea, o bien, los Profetas Mayores dentro del canon actual del Antiguo Testamento. De hecho, es el libro más grande en extensión de todos los libros proféticos del AT. De acuerdo con la cronología manejada por Gleason Archer en su libro A Survey of Old Testament Introduction, se fija la fecha del 587 a.C. Existe desde hace varios años una gran controversia en el mundo académico bíblico respecto a la autoría única del libro debido a varias supuestas evidencias de que varias personas debieron haber contribuido a la escritura del mismo. De acuerdo con el The New Bible Commentary, de Inter-Varsity Press, es posible que si bien Isaías no haya escrito todo el libro, una escuela de sus discípulos haya continuado el trabajo. Sea como sea, tradicionalmente se ha considerado al libro de Isaías como una unidad literaria.
  4. Una nota interesante es que el rollo de Isaías de los famosos Rollos del Mar Muerto es el más completo de todos y contiene el libro casi completo de Isaías. El rollo está fechado entre el 150 y el 100 a.C. Es decir, apenas unos 400 años de diferencia con respecto al libro original.

Contexto del libro de Miqueas.

  1. De acuerdo con el Nuevo Diccionario Bíblico Certeza, de las Sociedades Bíblicas Unidas, se considera tradicionalmente que el autor fue Miqueas de Moreset (Miqueas 1.1). Fue el contemporáneo más joven de Isaías y predicó durante los reinados de Jotam, Acaz y Ezequías de Judá.
  2. Igualmente de acuerdo con Gleason Archer se ubica la autoría del libro entre los años 750 a 720 a.C. Como mencionamos anteriormente, el ministerio profético de Miqueas estuvo enfocado hacia el reino de Judá y especialmente hacia la ciudad de Jerusalén, como dice en Miqueas 4.10 (NVI), “Retuércete y puja, hija de Sión, como mujer a punto de dar a luz, porque ahora vas a salir de tu ciudad, y tendrás que vivir a campo abierto. Irás a Babilonia, pero de allí  serás rescatada; el Señor te librará del poder de tus enemigos.”
  3. Se enfocó en condenar los abusos de los ricos hacia los pobres en Jerusalén y otras injusticias sociales. Atacó tanto a los gobernantes como a los falsos profetas.

Iniciemos nuestro estudio entonces con el llamado divino de Isaías de parte de Dios en Isaías 6.1 – 13. El texto es claro que el evento tuvo lugar en el mismo año que murió el rey Uzías de Judá. Isaías describe haber tenido una visión extraordinaria, que incluía una imagen directa de Dios sentado en su trono y sus serafines asistiéndolo. Tan fuerte fue la visión que el sentimiento que Isaías tuvo fue de condenación, especialmente al entender la pureza y la santidad de Dios como los serafines hablaban (Is 6.3). Recordemos que durante el tiempo del rey Uzías no se erradicó por completo la idolatría de Judá y las personas seguían ofreciendo sacrificios e incienso en los santuarios paganos (2 R 15.4). Posiblemente Isaías reconoció alguna culpa en los pecados nacionales de Judá y entendió que era completamente indigno de estar ante la presencia del Señor. Es interesante que una vez que Isaías fue limpiado de sus pecados hasta entonces pudo sentir la disposición para ofrecerse como el mensajero de Dios para su pueblo (Is 6.8). Para poder entregarnos de corazón al servicio a Dios primero debemos estar limpios en nuestro corazón. Pecado estancado en nosotros siempre estorbará la disposición sincera para servir al Señor.

Después, regresemos a la historia de los reyes de Judá e Israel en 2 Reyes 15.32 – 16.9 y en 2 Crónicas 27.1 – 28.15. Hay varios puntos importantes a comentar aquí:

  1. El reinado de Jotam, hijo de Uzías, rey de Judá. En ambos libros encontramos una descripción favorable de Jotam como “hizo lo que era agradable a los ojos del Señor” (2 R 15.34) pero no erradicó tampoco las prácticas corruptas que ya estaban infiltradas en el pueblo de Judá y que tenían que ver con la idolatría a dioses paganos. Sin embargo, la Biblia nos dice que “El rey Jotam llegó a ser muy poderoso porque procuró vivir en obediencia al SEÑOR su Dios.” (2 Cr 27.6). Aunque no logró purificar por completo al pueblo, sí se esforzó sinceramente por agradar a Dios y no pecó de orgullo como su padre Uzías que entró al templo del Señor de forma no autorizada. Por tal motivo, Dios bendijo a Jotam y lo ayudó a derrotar a los amonitas y a realizar varias reparaciones y construcciones importantes. Después murió 16 años después de haber subido al trono. Dios no deja pasar toda muestra de sinceridad para con Él, siempre la recompensa.
  2. La triste desviación de Acaz, rey de Judá. Tanto 2 Reyes como 2 Crónicas nos hablan de este rey, que fue hijo de Jotam y que reinó en Judá durante 16 años. Sin embargo, a diferencia de su padre, la Biblia evalúa el reinado de Acaz como “Él no hizo lo que era agradable a los ojos del Señor su Dios, como sí lo había hecho su antepasado David….siguió el ejemplo de los reyes de Israel, hasta sacrificó a su propio hijo en el fuego…siguió las prácticas detestables de las naciones paganas que el Señor había expulsado de la tierra del paso de los israelitas.” (2 R 16.2-3). De nada le sirvió el buen ejemplo de su padre Jotam incluso mucho mejor que el de su abuelo Uzías. Al final, Acaz decidió desviarse del camino recto y siguió el mal ejemplo de los reyes de Israel.
  3. Dios disciplinando a Judá. Después de la desviación de Acaz, Dios inmediatamente reaccionó permitiendo que tanto Israel como Siria (que habían formado una alianza contra Judá) atacaran al reino e incluso desterrara a mucha gente a Damasco (2 Cr 28.5). Eran el rey Rezín de Aram y el rey Peka de Israel. La reacción de Acaz de Judá fue pedir apoyo al rey de Asiria, Tiglat-pileser, quien atacó Damasco, mató al rey Rezín y llevó cautivos a sus habitantes (2 R 16.9). Otro dato interesante lo plantea 2 Crónicas 28.8-14, donde si bien Dios había permitido a Israel maltratar a Judá como medida disciplinaria, ellos fueron más allá y se portaron con crueldad y por lo tanto Dios envió a un profeta llamado Obed para reprenderlos y terminaron devolviendo tanto el botín como los prisioneros de Judá a sus tierras de origen, por temor a la ira de Dios que se había encendido aún más contra ellos. Podemos notar cómo los israelitas estaban bien conscientes de sus pecados y su situación espiritual delante de Dios: “¡De ninguna manera nos conviene aumentar nuestros pecados y culpas! Nuestra culpa ya es muy grande” (2 Cr 28.13).

Paralelamente a estos eventos, Dios estaba utilizando a Miqueas, a Isaías y a otros profetas para dar anuncios importantes tanto a Judá como a Israel. Veamos algunos puntos importantes de Miqueas 1 e Isaías 7:

  1. A través de Miqueas, Dios acusó y denunció tanto a Judá como a Israel por igual. ¿El cargo contra Israel? Rebelión (Miq 1.5). ¿El cargo contra Judá? Idolatría (Miq 1.5).
  2. El mensaje que nos transmite Miqueas en su libro es que ya no había esperanza ni para Judá ni para Israel. Veamos las siguientes frases: “… la herida de mi pueblo es demasiado profunda para sanar… su casa no tiene apoyo… sólo le espera amargura… el juicio del Señor llega… no hay esperanza de salvarla… sus amados hijos les serán arrebatados…” Continuando con el desarrollo del tema presentado en el libro de Amós, donde inicialmente Dios aceptó detener su disciplina contra Israel a petición de Amós pero después ya no fue posible, en Miqueas encontramos a Dios determinado a castigar a los dos reinos y no nos presenta ninguna imagen de intercesión por ellos, pero sí un dolor profundo que el profeta estaba experimentando al enterarse de lo que sucedería (Miq 1.8). El pasaje termina apuntando hacia el futuro exilio de Judá también a tierras lejanas donde padres e hijos serían separados irremediablemente, con todo el dolor que eso involucraría (Miq 1.16).
  3. En el libro de Isaías, en el capítulo 7, encontramos al profeta enviado por Dios para avisar al rey Acaz que no se preocupara porque el plan de invasión de Israel y Siria no prosperaría, a pesar de sus victorias iniciales, ya que Dios había determinado que fracasaría (Is 7.3-4). ¿Por qué decidió esto? ¿Qué no quería disciplinar también a Judá por el pecado de Acaz? Efectivamente, pero Dios tenía su propio plan y no permitiría que el plan de los corruptos israelitas y sirios que era anexar a Judá al territorio de Israel y terminar con la dinastía davídica en el trono de Judá prosperara. Si habría disciplina para Judá, sería como Dios había determinado, no como el hombre quisiera. Llama la atención el llamado que hace Dios a Acaz al final de la profecía: ” A menos que ustedes tengan una fe firme, no puedo hacer que permanezcan firmes” (Is 7.9), “Si no creéis, no subsistiréis.” (BTX), “si ustedes no tienen una fe firme, tampoco quedarán firmemente en pie.” (DHH-LA). A pesar de que el anuncio era favorable para Acaz y para Judá, Dios les deja en claro que requería de ellos una fe firme y que confiaran en Él, que le creyeran, de lo contrario no permanecerían firmes. Justo así es en nuestra vida de fe en tiempos de pruebas: las promesas de Dios están ahí para darnos ánimo y confianza, pero si no creemos, no sobreviviremos. Se requiere fe personal siempre.
  4. La famosa “señal de Emanuel” (Isaías 7.10-25). Dentro del contexto de la profecía anterior, Isaías también le dio un mensaje muy importante a Acaz donde se incluye una profecía mesiánica clave para la fe cristiana. Es el anuncio de la virgen que concebirá un niño que será llamado “Emanuel” (“Dios está con nosotros”). Los evangelios confirman que Isaías estaba hablando de Cristo cuando dice en Mateo 1.22–23 (NVI), “22 Todo esto sucedió para que se cumpliera lo que el Señor había dicho por medio del profeta: 23 «La virgen concebirá y dará a luz un hijo, y lo llamarán Emanuel» (que significa «Dios con nosotros»).” La profecía asegura que antes que el niño tuviera uso de razón, tanto Israel como Siria serían derrotados defintiivamente (Is 7.16). Efectivamente Siria fue invadida 3 años después (731 a.C.) y Samaria unos 10 años después (721 a.C.). Dentro de la misma profecía, Dios le anunció a Acaz que en el futuro Asiria se volvería contra Judá y la atacaría, dejando la tierra desolada. ¡No todo eran buenas noticias para Acaz!

Conclusiones:

  1. Para lograr servir a Dios con un corazón enfocado y bien motivado, se requiere purificación de pecado. Si andamos en pecado no podemos servir a Dios tranquila y pacíficamente, hay algo que nos estorbará siempre. Sigamos el ejemplo de Isaías que reconoció la santidad de Dios y su condición de miserable pecador y que buscó al Señor, y logró que fuera perdonado para poder ser el mensajero que necesitaba ser. Así sea con nosotros.
  2. Dios aprecia siempre cualquier muestra de sinceridad hacia Él y la recompensa, no la deja pasar, aunque los hombres a veces no se den cuenta. Especialmente dentro de un mundo caído, aquellos que sinceramente se esfuerzan por agradar a Dios siempre brillarán como estrellas en un mundo oscuro.
  3. Es lamentable cuando tenemos buenos mentores en la fe que nos dejan un buen ejemplo y decidimos seguir el mal camino. Ese fue el problema de Acaz. Tengamos cuidado con ese tipo de corazón y apreciemos a los buenos ejemplos que tenemos alrededor.
  4. Cuando estamos en pruebas y dificultades necesitamos demostrar fe personal y mantenernos firmes en ella, y así Dios hará su parte también. No podemos esperar que Dios nos salve y nos ayude si nosotros estamos en una posición de incredulidad, amargura y hasta enojo con Él porque las cosas no salieron como queríamos. Que el llamado a Acaz haga eco en nuestro corazón siempre, especialmente en momentos de tormentas: ” A menos que ustedes tengan una fe firme, no puedo hacer que permanezcan firmes”.

3 Responses to “Día 251”

  1. norma de la cruz dice:

    Muchas Gracias!!! por la clase, mirar los corazones de hombres que tenían una influencia espiritual es claro para mi en el sentido de cuidar mi corazón para que se mantenga correcto para Dios, gran enseñanza. Saludos!!!!

  2. citlali gamboa dice:

    Cuando hay pecado no se puede esperar un fruto espiritual, sí es necesario purificar la conducta para servir a Dios. Y la tarea de permanecer firmes, creyendo. Gracias totales y saludos.

  3. Adriana Casas dice:

    Que importante es asentar bien en nuestros corazones que estamos delante del Rey del Universo y de la repercusión para bien o para mal de nuestros actos en nuestra espiritualidad. Como siempre, mil gracias por estos devocionales Arturo, ya le mandé tus saludos a Hugo, te aprecia mucho y te agradece y por supuesto que les tendremos al tanto a ti y a tus papás de la fecha. GRACIAS!!!

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.