Día 21

GÉNESIS 31.22-55.

Jacob huye de las tierras de su tío Labán junto con toda su familia y sus posesiones. Tres días después el tío se entera y comienza la persecución para alcanzarlo. Entonces Dios mismo se revela a Labán en sueños y le dijo, “Te advierto que dejes en paz a Jacob”, “De ningún modo hables a Jacob bien ni mal” (NBHL), “Cuidado con amenazar a Jacob” (NVI). Claramente vemos que las intenciones de Labán no eran buenas hacia Jacob a tal grado que Dios tuvo que intervenir de forma sobrenatural para advertirle que no le hiciera ningún daño a Jacob. ¡Dios lo estaba cuidando! Y estaba tan comprometido a ayudarlo y protegerlo que incluso estaba dispuesto a este tipo de manifestaciones sobrenaturales. ¡Qué privilegiado era Jacob!

En los versículos 26 al 29 Labán expone sus razones para la persecución y el enojo que traía: a) Se sintió engañado, b) Se llevó sin aviso a sus hijas y nietos, c) Jacob huyó en secreto, d) No lo dejó despedirse apropiadamente de sus hijas y nietos. Ahora, ¿esto fue lo que Dios le ordenó? Gn 31.3 registra, “Entonces el Señor le dijo a Jacob: «Regresa a la tierra de tu padre y de tu abuelo, y a tus parientes de allí y yo estaré contigo». Dios no le pidió llevar a cabo este engaño, solo le pidió que se fuera de esa tierra de regreso a su lugar de origen. Jacob fue quien tomó la decisión de recurrir al engaño y la huída en secreto para lograr este plan. El v. 29 aclara las intenciones de Labán, “Yo podría destruirte”, “Mi poder es más que suficiente para hacerles daño” (NVI). Jacob aclara en el v. 31 la razón por la que salió de esa forma, “-Me apresuré a irme porque tuve miedo- contestó Jacob-. Pensé que me quitarías a tus hijas a la fuerza.” El miedo controló a Jacob, así como controló a Isaac y a Abraham en su momento cada uno. El pecado generacional de la cobardía y la desconfianza se asoma de nuevo. Y las consecuencias de este pecado pudieron haber sido muy graves si no fuera por la intervención divina de Dios y su protección hacia Jacob y su familia.

En los versículos 32 al 37 podemos observar a un Labán que no solo reclama la salida impulsiva de Jacob, sino además un supuesto robo de sus “dioses” o “ídolos de familia”. ¿Qué exactamente era esto?  De acuerdo al Bible Knowledge Commentary: An Exposition of the Scriptures, de editorial Victor Books, los “dioses” eran figuritas de deidades, lo cual nos habla de la influencia pagana en la familia de Labán. Y la importancia de estas deidades es que de alguna manera representaban los derechos de la herencia. Si Labán no los tenía ya, se sentiría desprotegido. Raquel decidió robarlos aunque Jacob nunca se enteró. ¿Por qué lo hizo? Tal vez como venganza porque su padre no le permitió casarse primero sino engañó a Jacob, o solo Dios sabrá. Pero cuando su padre está por descubrir que ella los tenía, le miente descaradamente argumentando cuestiones de mujeres para que no la obligara a levantarse y descubriera que los tenía ahí abajo (v. 35). Otro aspecto importante que nos muestra una falta de devoción a Dios de parte de Labán es la frase, “el Dios de tu padre se me apareció anoche” (v. 29). No era “mi Dios” sino “tu Dios”. Desde esas palabras podemos notar la lejanía de Labán con respecto a Dios. Labán no se había apropiado en su corazón de la fe en el Dios verdadero aunque reconoció que sus antecesores sí habían tenido esa fe, “Invoco al Dios de nuestros antepasados —el Dios de tu abuelo Abraham y el Dios de mi abuelo Nacor—” (v. 53). Labán por alguna razón había decidido no seguir la misma línea de fe de sus familiares y prefirió adoptar prácticas paganas de los pueblos que lo rodeaban.

Jacob recurrió al engaño debido al enorme miedo que lo controló. Raquel robó los ídolos familiares de Labán y después le mintió para que no los encontrara. Un comentario de la Biblia de Estudio Apologética dice, “Este pasaje demuestra que, así como Jacob había aprendido el engaño de su padre (26.7-10) y su madre (27.5-17), Raquel lo hizo de su padre como un engañador maestro. Los hijos observan la conducta de sus padres, y aprenden de ellos, para bien o para el mal. La narrativa no condona el engaño de Raquel, pero muestra la realidad de la vida familiar.” Las decisiones pecaminosas de ambos estuvieron a punto de acarrear mucho dolor y sufrimiento a su familia. Dios los cuidó, pero se pusieron en un gran riesgo por esas decisiones. Necesitamos aprender de esto: el fin no justifica los medios. No debemos recurrir a medios malvados para lograr un buen fin. Siempre debemos buscar la forma más espiritual y correcta de arreglar un problema.

Ahora, de los versículos 38 al 42 encontramos una descripción más detallada de las injusticias que sufrió Jacob a manos de Labán, para completar la lista de análisis del día anterior: a) Trabajó veinte años con él, b) Labán le hizo pagar a Jacob por cada animal robado o atacado por animales salvajes, aunque no era correcto eso, c) Le hizo pasar a Jacob jornadas extenuantes de trabajo, d) Cambió su salario diez veces, e) Labán lo hubiera despedido con las manos vacías si no hubiera sido por la ayuda de Dios. Con esto podemos apreciar todavía más el ejemplo de Jacob como empleado de su tío, como hablábamos el análisis pasado.

La historia entre Jacob y Labán termina en los versículos 53 al 55, con un pacto que celebran ambos para no hacerse daño mutuamente, un sacrificio a Dios que ofreció Jacob ahí y un banquete. Al final Labán se regresa a sus tierras y Jacob sigue su camino con toda su familia.

Conclusiones:

  1. Dios nos cuida y nos protege incluso de personas que han tramado hacernos daño. Esto no significa que seguir a Jesús es una garantía de que nada malo nos pasará, sino que Dios estará pendiente de nosotros para evitarnos pasar por situaciones de maldad de parte de terceros. ¡Oremos día a día para que Dios nos cuide enmedio de este mundo tan perdido y lleno de maldad!
  2. Si una persona no tiene una relación con Dios, no podemos esperar conductas apegadas al espíritu de las Escrituras. La falta de Dios en las vidas de las personas les motiva a proceder con maldad contra otros seres humanos. ¡Apreciemos que tenemos a Dios y que hemos cambiado para tratar de forma correcta a las personas! Y demostrémoslo con hechos.
  3. ¿Ya te has “puesto la camiseta” de tu fe? ¿Dios es también “tu Dios”? ¿El pueblo de Dios son “tus hermanos”? ¿La iglesia en la que te congregas es “tu iglesia” o “una iglesia más”? Las palabras muestran claramente en qué nivel anda tu sentido de pertenencia. Haz tuya la fe en Dios y haz tuya a la iglesia.
  4. Siempre habrá una manera espiritual y agradable a Dios de resolver una situación complicada. No recurramos al pecado como primera solución, mejor esforzémonos en orar y buscar la dirección de Dios para que nos muestre cuál es ese camino y tomemos una decisión correcta, que después será bendecida.

 


16 Responses to “Día 21”

  1. Juan Martínez dice:

    Es claro que aveces el miedo y la desconfianza se apodera de nosotros y nos impide hacer lo correcto por eso siempre es importante orar y acercarse a pedir consejo con los hermanos, ya que esto nos ayudará a poder encontar la dirección adecuada.

  2. Roselin Vazquez dice:

    Gracias Arturo; por enseñarnos como Dios nos cuida y protege.

  3. Veronica Sandra Nieto dice:

    Estas dos clases, la de ayer y hoy me han ayudado a ver que en todas las areas Dios nos cuida y nos ayuda, muchas veces he sentido mucha angustia en mi trato con mis jefes, porque siento que elos pueden hacer lo que quieran por que no tienen en cuenta a Dios, gracias Arturo por estas clases que nos das y lo práctico de su aplicacion, que Dios te llene de bendiciones.

  4. Arturo Edwards dice:

    Arturo, muchas gracias por todo tu trabajo, y tu enseñanza … gracias por dejarte utilizar por Dios, por escudriñar en las Escrituras y alentarnos a hacer lo propio, y a aplicarlas a nuestras vidas … Dios te bendiga

  5. Vicky dice:

    Gracias, hoy pude compartir con mi mamá Yina, ella es Noemi y comenta: “gracias por tu esfuerzo, ella como noemi hay veces que no entiende y de esta forma le ayuda a a aprender y entender 🙂 , por mi parte sacare copias para darle estos devocionales día a día.

    Dios te siga dando sabiduría y fuerzas para seguir haciendo su voluntad.

    Excelente semana!!! DTB

  6. angelica sandoval!! dice:

    MIL GRACIAS POR TU CORAZON AL COMPARTIRNOS ESTA MANERA DE ESTUDIAR LA BIBLIA. ES DE GRAN BENDICION.

  7. Carlos Ortiz Ramirez dice:

    gracias por este estupendo
    alimento espiritual.

  8. Martin Merediz-Funes dice:

    Que animante hermano estar cada día renovando y por que no decirlo profundizando convicciones, que importante saberse cuidado por Dios, que increíble haber sido convertido por el Señor en discípulo de su hijo y a la vez en hijo suyo, que animante también saberse como dices tu con la camiseta de la Fe, pertenecer al equipo de Jesús, al equipo de Dios en esta batalla constante por decirlo de manera coloquial obvio, y por todo ello que retante saber que siempre tenemos una manera espiritual de enfocar, tratar y solucionar los conflictos y es allí donde el Señor se agrada de sus hijos.
    Muchas gracias Arturo, que el Señor te siga utilizando como medio para nuestro bien.

  9. Mario y Evelyn Bustamante dice:

    Oramos para que Dios te siga utilizando y bendiciendo, para compartir esta enseñanza de su palabra.

    Saludos.

  10. rocio rodrigues dice:

    Muchas gracias

  11. blanca dice:

    mil gracias por esta enseñanza que recibi por que el miedo y la desconfianza es algo que no le agrada a Dios hay que buscar tener mas fe y aferrarnos que en lo que nos pasa es por que tenemos que aprender algo. y no perder nuetra relacion con Dios.gracias.

  12. jose luis diaz dice:

    Gracias a los hermanos de mexico. Gracias a la tegnologia no podemos conectar de una manera mas les mando un fuerte abraso de portland oregon.

  13. Raul Archundia Tellez dice:

    Gracias Arturo, a veces nuestros miedos nos meten en problemas y aun a pesar de consejos que nos dan para resolver una situacion familiar. El miedo nos manda y no obedecemos la palabra de Dios y por consiguiente no resolvemos el problema o la situacion.
    Este estudio me anima a no ser cobarde ni miedoso para enfrentar situaciones dificiles sobre todo en la familia.
    Que Dios te bendiga Arturo.

  14. Hector Z. dice:

    Gracias!
    Con la camiseta bien puesta del equipo de Dios, salgamos al partido de la vida diaria. Esforcémonos por jugar siempre en la cancha del Señor y recibiremos un día el presiado premio de Su presencia. 🙂

  15. Rosa María Frausto dice:

    Gracias Arturo, que dios te siga guiando para ayudarnos a entender su palabra.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.