Día 267

SALMOS 105 – 107, 111 – 114.

El día de hoy terminaremos la Cuarta Colección de salmos (90 – 106) e iniciaremos la Quinta Colección, y también la última (107 – 150), para concluir así nuestro estudio del fascinante libro de Salmos. Hay varias lecciones que podemos llevar a nuestras vidas de los salmos que corresponden al estudio de hoy, varias de ellas fundamentadas en la historia del pueblo de Israel, con sus aciertos y sus caídas.

Vamos a agrupar las enseñanzas históricas contenidas en este grupo de salmos:

  1. El valor de recordar la historia de Israel y de aprender de ellos (Salmo 105). La mayoría de los salmos tratados en este estudio hace referencias múltiples a diferentes eventos relevantes en la vida del pueblo de Israel, desde tiempos tan antiguos como el pacto de Dios con Abraham hasta incluso el regreso del exilio babilónico. El Salmo 105 nos presenta una remembranza de los grandes eventos de Dios por Israel desde Abraham hasta la salida de Egipto, con un enfoque específico, como está contenido en los versículos 1 al 2, “Den gracias al SEÑOR y proclamen su grandeza; que todo el mundo sepa lo que él ha hecho…. cuéntenle a todo el mundo acerca de sus obras maravillosas.” Era importante para el pueblo de Israel recordar las grandes hazañas de Dios en el pasado para mantener un espíritu de gratitud hacia Él, especialmente en tiempos donde las cosas no estaban bien, como lo fue la época en que se escribió este salmo (posiblemente antes del exilio a Babilonia y después del exilio de Samaria a Asiria). Para Dios era de mucho valor que Israel no perdiera la memoria de las grandes obras del pasado. De igual manera, para nosotros como creyentes es muy importante recordar todas las muestras del amor y la misericordia de Dios para con nosotros y mantenernos con un espíritu agradecido. El inicio del fin en la carrera de la fe es cuando perdemos la memoria y por lo tanto la gratitud a Dios, por enfocarnos demasiado en los problemas actuales.
  2. La importancia de asumir la responsabilidad personal por los pecados (Salmo 106). Este salmo se ocupa también en recordar el pasado de Israel pero se enfoca no en los grandes milagros de Dios por Israel, sino ahora en los grandes pecados de Israel contra Dios. El salmista hace un recuento de las desviaciones de Israel desde tiempos en que se rebelaron en el desierto durante el Éxodo por falta de gratitud a Dios (“Pronto olvidaron sus muchos actos de bondad hacia ellos; en cambio se rebelaron contra él en el mar Rojo”, v. 7b) hasta los tiempos de las invasiones de naciones paganas bajo quienes quedaban sometidos los israelitas (“Los entregó a naciones paganas y quedaron bajo el gobierno de quienes los odiaban”, v. 41). Se nos presenta entonces un especie de espiral descendente moral de Israel, quienes se hundían cada vez más en sus pecados: a) falta de gratitud para con Dios por sus grandes obras por ellos (v. 7), b) falta de confianza en Dios (v. 13), c) entregarse a sus deseos (v. 14), d) cambiar el culto a Dios por la idolatría (v. 10 – 20), e) rechazo a los planes de Dios para sus vidas (v. 24), f) aceptar el sincretismo religioso entre el culto al Dios verdadero y el paganismo de las culturas que los rodeaban (v. 34 – 38). Junto con esta lista de pecados de Israel también se incluye la lista de las medidas de disciplina que Dios tomó contra ellos (la tierra abriéndose para tragarse a algunos, muerte de los rebeldes en el desierto, plagas, y derrotas y sometimiento ante naciones paganas). Un tercer factor que queda evidente en este salmo es el amor incondicional de Dios quien a pesar de ver a su pueblo pecar tan fuerte contra Él, una y otra vez los libró de sus enemigos y les dio prosperidad y liberación. ¿Y a qué vino todo este desarrollo histórico y teológico? Tuvo como punto de partida la declaración del salmista en tiempo presente en el versículo 6, “Hemos pecado como nuestros antepasados. ¡Hicimos lo malo y actuamos de manera perversa!” El salmo nos revela la situación espiritual vigente de Israel en el momento en que fue escrito: ¡estaban pecando delante de Dios! Justo como sus antepasados se rebelaron, así también ellos estaban viviendo. Por lo tanto, se harían merecedores a una disciplina fuerte de Dios así como sus ancestros también la experimentaron en diferentes momentos, pero sería para su bien, como lo fue en el pasado. Y una cosa más que quedaba clara era que ellos eran completamente responsables de sus pecados, fue su decisión voluntaria el apartarse de los mandatos de Dios y por lo tanto, la disciplina que les tocaría sería completamente justa.
  3. El consuelo que llegó después de la disciplina (Salmo 107). El versículo 3 nos apunta hacia un momento especial que estaban viviendo: “Pues ha reunido a los desterrados de muchos países, del oriente y del occidente, del norte y del sur.” De acuerdo con el libro A Handbook on the Book of Psalms, de United Bible Societies, este versículo puede señalar que el salmo está dirigido a viajeros perdidos en el desierto o que haya sido escrito con referencia al retorno del exilio de Babilonia y de Asiria. La información de contexto que nos proporciona el salmo nos hace pensar más bien en ésta última interpretación: “4 Algunos vagaban por el desierto, perdidos y sin hogar. 5 Con hambre y con sed estaban a punto de morir.” (v. 4 -. 5), “10 Algunos estaban en oscuridad y en una profunda penumbra, presos del sufrimiento con cadenas de hierro… 12 Por eso los doblegó con trabajo forzado” (v. 10 – 12), “Algunos fueron necios; se rebelaron  y sufrieron por sus pecados.” (v. 17) y “Algunos se hicieron a la mar en barcos y surcaron las rutas comerciales del mundo.” (v. 23). Vagando sin un hogar, prisión, hambre, trabajos forzados, huyendo en barcos, etc. Es como si nos describiera las imágenes del exilio que sufrió tanto Samaria como Judá a manos de los asirios y los babilonios respectivamente. Y aunque las cosas estaban muy duras, podemos ver la mano compasiva de Dios ayudándolos en el tiempo apropiado: “«¡SEÑOR, socorro!», clamaron en medio de su dificultad, y él los rescató de su aflicción…. 14 Los sacó de la oscuridad y de la profunda penumbra; les rompió las cadenas…. 20 Envió su palabra y los sanó;  los arrebató de las puertas de la muerte… 29 Calmó la tormenta hasta convertirla en un susurro y aquietó las olas.” Después de que Israel y Judá habían pagado su tiempo en el exilio, Dios les abrió las puertas para que muchos de ellos regresaran a sus tierras y reconstruyeran su devoción a Él, como posteriormente lo estudiaremos en los libros de Nehemías y Esdras. Y todo eso lo hizo como se repite varias veces en el salmo, “Que alaben al SEÑOR por su gran amor y por las obras maravillosas que ha hecho a favor de ellos.” Por su gran amor por su pueblo, Dios envió tiempos de consuelo y bendición a ellos después que habían experimentado la mano fuerte de la disciplina divina.

Además de las grandes lecciones relacionadas con la historia de Israel, encontramos diversos aspectos prácticos en el sentido devocional para nuestra vida, veamos varios de ellos:

  1. La clave para mantener una relación con Dios que nos llene de alegría y felicidad. En el Salmo 10’5 encontramos una f´romula interesante: gratitud a Dios (v. 1) + cantos de alabanza (v. 2) + búsqueda continua de Dios (v. 4) + recordatorio constante de las bendiciones de Dios (v. 5) = aelgría y regocijo (v. 3). No perdamos de vista estos aspectos si deseamos mantener una relación viva y dinámica con Dios. Cuidemos de que cada uno de ellos esté presente en nuestra vida hoy.
  2. La confirmación de que es el diablo y sus demonios quien está atrás de la idolatría (v. 37), que dice, “Hasta sacrificaron a sus propios hijos  e hijas a los demonios.” Los israelitas no estaban pensando que al momento de ofrecer sus sacrificios a los dioses paganos lo estaban haciendo a demonios, ellos creían sincreamente que lo hacían a otros dioses aparte del Dios que ya conocían. Pero estaban siendo engañados, porque era el diablo mismo quien animaba a las personas a adorar a supuestas divinidades (como Astarté, Bal y tantos otros). Es necesario que comprendamos que también hoy en todos los cultos que nos invitan a adorar a una deidad diferente al Dios de la Biblia, quien está atrás verdaderamente es el diablo. La supuesta deidad como tal no existe, más bien es una forma de adoración a los demonios.
  3. Las valiosas lecciones de la historia de Israel. El Salmo 107.43 dice, “Los sabios tomarán todo muy en serio; verán en nuestra historia el fiel amor del SEÑOR.” Esto es tan cierto. Cuando estudiamos profundamente la historia del pueblo de Israel contenida en la Biblia podemos identificar claramente la paciencia, el amor, la misericordia, las oportunidad y todas las bendiciones que Dios ofreció y entregó a su pueblo a pesar de la constante infidelidad de éste. Si hay un inocente y justo y recto en la historia de israel es Dios. De ninguna manera se le puede levantar ningún cargo, como algunos críticos del Yahvismo afirman hoy, acusando a Dios de ser un ser sádico, cruel y despiadado con su propio pueblo. ¡Que lean mejor la Biblia!
  4. Varias cualidades de Dios (Salmo 111 y 113). Varios versículos en este salmo nos revelan algo del carácter de Dios: su “gloria y su majestad” en todo lo que hace, su gracia y su misericordia, “todo lo que hace es justo y bueno” (v. 7), la confiabilidad de sus mandamientos, el favor permanente hacia su pueblo, su preeminencia por encima de todas las naciones y de toda la creación. Por todo esto y más, “¡Alabado sea el SEÑOR!  Daré gracias al SEÑOR con todo mi corazón al reunirme con su pueblo justo.” (v. 1). Tan solo pensar en las cualidades y las virtudes de Dios nos debe llevar a un deseo profundo de alabarlo, conocerlo y obedecer sus mandatos “fielmente y con integridad” (v. 8).
  5. Las bendiciones para quienes deciden ser fieles a Dios. Diversos pasajes en los Salmos 111 al 114 nos hablan de esto: “Da alimento a los que le temen” (Sal 111.5), “Qué felices son los que temen al SEÑOR y se deleitan en obedecer sus mandatos.” (Sal 112.1), “Levanta del polvo a los pobres, y a los necesitados, del basurero.” (Sal 113.7). Especialmente el Salmo 112 se enfoca en describir los resultados en el carácter y en el corazón de una persona que ha decidido seguir a Dios fielmente: abundan en buenas acciones, son “generosos, compasivos y rectos” (Sal 113.4), no se dejan vencer por el mal, y no dejan que las malas noticias les roben su confianza en Dios. No solo seguir a Dios con integridad nos trae bendiciones en varios aspectos, sino que además nos transforma interiormente para reflejar un hombre o una mujer nuevos por fuera.

Conclusiones:

  1. No menospreciemos los libros históricos de la Biblia, hay grandes lecciones ahí para nosotros. Aunque tal vez las cricunstancias históricas sean diferentes para nosotros, las necesidades humanas y los principios bíblicos siempre serán los mismos.
  2. Recordemos a menudo las bendiciones pasadas de Dios para mantener un espíritu agradecido en nosotros. Un creyente que olvida rápido las cosas buenas que ha recibido de Dios está condenado a la apostasía (rebelión) tarde o temprano. ¡No perdamos nuestra gratitud!
  3. Aprendamos a asumir nuestra reponsabilidad personal por nuestros pecados, no sigamos el mal hábito del mundo de querer encontrar siempre culpables para sus errores para poder evadir su responsabilidad. Dios siempre bendecirá esta actitud espiritual ya que requiere humildad.
  4. Siempre Dios envía consuelo después de pruebas, tiempos difíciles o tiempos de disciplina. Él no falla en esto. Si estamos pasando por alguno de esos momentos, ¡oremos para que el consuelo de Dios nos llegue pronto!
  5. Ser fiel a Dios por toda nuestra vida vale la pena, es una inversión sabia e inteligente de nuestra parte y además es lo que Dios se merece. No seamos creyentes fugaces que ven la fe solo como un trampolín para lograr intereses personales. ¡Seamos creyentes sinceros y fieles hasta la muerte! Y disfrutemos y agradezcamos mucho las bendiciones que vamos recibiendo en el camino!

7 Responses to “Día 267”

  1. Susana dice:

    El Dios al que adoramos es un Dios que se deja conocer. Que lejos estamos de entender lo que desea de nuestras vidas cuando lo usamos como un medio ya sea para acallar la conciencia o sentirnos bien. Muchas gracias por la clase!!

  2. Sandra Nieto dice:

    Arturo quiero agradecerte mucho por la ayuda que me das por medio de estas clases, que Dios te siga guíando y te llene de bendiciones

  3. citlali gamboa dice:

    Me quedo c el discernimiento de los aspectos prácticos en el sentido devocional para nuestra vida q se nos ofrece, realmente sigo estos devocionales por haber permitido una agonía en mi relación c Dios, e impotente para ejercer algunos d sus mandatos y sobre todo saber adorarlo, Sal 105:3 -4. Gracias, muchas gracias saludos.

  4. Rosy Díaz dice:

    GRACIAS!! Es impresionante el amor d Dios, quebranta mi corazón y m lleva a otro nivel q rebasa mi entendimiento humano m asombra y m hace reconocer q El es Sr todopoderoso! al q debo mi vida!

  5. norma de la cruz dice:

    muchas gracias!!! sin duda es un gran reto mantener un buen corazon en todo momento, pero leer y aplicar la palabra de Dios nos mantendrá con un corazón mas agradable a Dios, gracias por tu ayuda y excelencia para enseñarnos. saludos!!!!

  6. Monica Loaeza dice:

    Muchas gracias. Es muy especial todo lo aprendido hoy, me anima mucho ver “los resultados en el carácter y en el corazón de una persona que ha decidido seguir a Dios fielmente” (¡bondad, generosidad, compasión, rectitud!). También es un consuelo saber que ¡”Dios no falla” en bendecir después de una dura prueba! Sin duda el buscar a Dios, ser agradecida y alabarle es todo un alimento para nuestra alma. Y el Antiguo Testamento es maravilloso porque nos permite conocer el corazón de Dios, nos lo muestra cercano, atento y escuchándonos. Ignoraba lo de los críticos del Yahvismo, gracias por esos comentarios, Arturo, que nos informan sobre tendencias ideológicas en el mundo, las considero muy valiosas, en especial para saber qué responder a una amiga en sus estudios o a quien me llegase a preguntar al respecto. Saludos y bendiciones.

  7. Adriana Casas dice:

    Estoy de acuerdo en que no debemos olvidar las bendiciones que nos ha dado DIOS, que son muuuuchas, agradecerlas en todo momento, alabando y exaltando su grandeza siempre delante de la gente porque esto es lo que realmente llena de gozo nuestro corazón. GRACIAS ARTURO, BENDICIONES!!!!!

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.