Día 23

GÉNESIS 34 – 35.

Una historia de agresión y venganza puras. Dina, la única hija mujer de Jacob, es violada por el príncipe de la zona, llamado Siquem, hijo de Hamor, el heveo. Después quiere casarse con ella y él y su padre ruegan a Jacob y sus hermanos que se la entreguen, ofrecen pagar lo que sea y además ofrecen incluso las mujeres de su ciudad para que se casaran con ellas los hijos de Jacob. Lo que hizo Siquem fué terrible y refleja el corazón pagano que había en los pueblos de la zona. No tenían ningún temor de Dios en su conducta. Siquem, al ser un príncipe, hijo de la principal figura de gobierno, pues seguramente estaría acostumbrado a obtener lo que quería cuando quería. Tal vez se le hizo fácil ver a Dina, quererla y tenerla, como cualquier otra cosa en la vida que él pedía. No midió las consecuencias. Por eso es importante enseñar a los hijos a valorar cada cosa que tienen y no acostumbrarlos a darles todo lo que piden cuando lo piden, porque se convertirá en una mentalidad para ellos para el futuro. Cuando son niños son juguetes pero cuando crecen son personas o dinero o puestos de trabajo o negocios, y pueden llegar a hacer lo que sea con tal de obtener lo que quieren.

El v. 5 muestra a un Jacob que no tiene mucha reacción al respecto, mas que decirle a sus hijos cuando regresaron. ¿Tendría miedo de nuevo? Jacob amaba a sus hijos y seguramente tuvo un dolor muy grande al saber la noticia y lo compartió con sus hijos cuando llegaron. Pero la Biblia no nos da mas pistas sobre qué es exactamente lo que estaba sintiendo. Sino más bien el pasaje se enfoca en la reacción de los hijos: “Quedaron horrorizados y llenos de furia cuando supieron…”, “se indignaron y se enardecieron en gran manera…” (BTX), “se indignaron los hombres y les dio mucha rabia…” (BJL). Toda la reacción humana que esperaríamos de Jacob la tuvieron sus hijos: furia, indignación, rabia, dolor. Claramente la acción de Siquem fué condenable: “Siquem había cometido un acto vergonzoso contra la familia de Jacob, algo que nunca debió haber hecho.”

¿Qué hicieron después? ¿Cómo reaccionaron ante este gran dolor y esta gran ofensa a la familia? ¿Buscaron a Dios para saber qué hacer? ¿Consultaron al Dios de Abraham para que les diera dirección al respecto? Nada. Ni siquiera Jacob. Más bien sus hijos planearon fríamente engañar a Siquem y Hamor para hacerles daño y efectuar su venganza (v. 13). Usando el concepto de la circuncisión, los convencieron de que todos los hombres se circuncidaran como condición para entregar a Dina a ellos. ¡Y Siquem estuvo dispuesto! Propuso la idea a los líderes del pueblo y con interés de por medio (v. 23, referencia a que con el tiempo todas las posesiones de Jacob serían de ellos), deciden hacerlo. Por más loco que parezca aceptaron y lo llevaron a cabo.

El v. 25 nos muestra que Simeón y Leví, dos de los hijos de Jacob “que eran hermanos de Dina por parte de padre y madre”, entraron en la ciudad y literalmente “masacraron” a todos los hombres. No hubo resistencia, no podían defenderse. ¿Podemos imaginar la escena? Simeón y Leví paseándose por la ciudad matando a todo hombre que encontraban y aunque los demás gritaban pidiendo auxilio, nadie podía ir a enfrentarlos. Asesinaron a placer a todos. En los versículos 27 al 29 la Biblia nos dice que al llegar los hermanos de estos dos, en lugar de reprenderlos por lo que habían hecho, más bien entraron en esa carrera de venganza y terminaron de saquear la ciudad, incluyendo mujeres y niños. Los versículos 30 al 31 terminan el capítulo mostrando a un Jacob enojado y a la vez asustado por las posibles represalias de los cananeos y ferezeos. Y ellos se mantuvieron firmes en su posición.

De forma interesante no hay ninguna mención a Dios en todo el capítulo. No encontramos ninguna intervención de Él de ninguna manera. Ningún mensaje, ningún ángel, ninguna palabra divina. Solo encontramos dolor, engaño, odio y venganza. Literalmente Dios fue sacado de escena en este episodio de la familia de Jacob. Nadie de ellos fue capaz de pensar en Dios y en su opinión con respecto a lo que pensaban hacer. Cuando sacamos a Dios de escena en nuestra vida, solo podemos esperar cosas malas pasar. Si somos lastimados de alguna manera y tomamos decisiones de venganza, desquite, represalias, justicia propia o cualquiera de estas sin tomar en cuenta a Dios y su Palabra, solo podremos esperar maldad pura saliendo de nosotros.

En el capítulo 35.1-7, por fin Dios aparece y le ordena a Jacob salir de esa tierra, ir a Betel y edificar un altar para Él (v. 1). Jacob obedece pero también pide a sus familiares y a la gente de su casa “Desháganse de todos sus ídolos paganos, purifíquense y pónganse ropas limpias”. Y algo interesante es que ” le entregaron a Jacob todos los ídolos paganos que conservaban y también los aretes, y él los enterró bajo el gran árbol que está cerca de Siquem.”, “Le dieron, pues, a Jacob todos los dioses extraños que tenían en su mano, y los zarcillos que tenían en sus orejas” (BTX), “Ellos entregaron a Jacob todos los dioses ajenos que tenían en su poder” (RVR95). ¿Qué encontramos aquí? Que las esposas y los hijos de Jacob junto con todos sus sirvientes adoraban a otros dioses diferentes al Dios de Jacob, seguramente siguiendo la influencia de la casa de Labán que estaba hundida en el paganismo.

Jacob sin duda había crecido personalmente en su fe y en su confianza en Dios, pero su familia se había quedado atrás. Ahora podemos entender mejor el por qué de la reacción asesina de sus hijos en el capítulo anterior. ¡No tenían una relación con Dios como la tenía su padre! Sin embargo, al haber obedecido la orden de Jacob de deshacerse de todos sus ídolos paganos, Dios respondió en el v. 5: “Cuando salían, Dios mandó terror sobre los habitantes de todas las ciudades de aquella región, así que nadie atacó a la familia de Jacob.” Dios supo protegerlos del peligro que estaba frente a ellos cuando decidieron abandonar su trasfondo pagano y comenzar a obedecer al Dios de su padre. Cada uno de los hijos de Jacob tendría que recorrer su propio camino de fe y aprender a confiar en Dios por sí mismos, como lo veremos en los capítulos siguientes. Incluso podemos ver a Rubén teniendo intimidad con Bilha, la concubina de su padre, en Gn 35.22, algo totalmente reprobable. Todo esto refleja el corazón pagano de algunos de sus hijos que necesitaba conocer al verdadero Dios.

En los versículos 8 al 29 del capítulo 35 encontramos una larga lista de pérdidas importantes para Jacob. Primero fué la mujer que había cuidado a Rebeca (la madre de Jacob) desde niña, llamada Débora (v. 8), después Raquel misma muere dando a luz a su último hijo llamado Benjamín (v. 19) y finalmente su padre Isaac (v. 29) que fue enterrado por él y por su hermano Esaú. Una perdida tras otra. A veces la vida se pone así, nos pasamos visitando los panteones muy frecuentemente por familiares cercanos o amigos que van muriendo. ¿Alguna vez te ha tocado vivir eventos parecidos? ¿Cómo nos sentimos cuando eso pasa?

Dios sabe el gran dolor que nos dejan las pérdidas, especialmente de seres queridos tan importantes como una esposa o un padre. Y algo interesante es que durante todas estas pérdidas, Dios se apareció a Jacob con los siguientes mensajes: “«Tu nombre es Jacob, pero ya no te llamarás Jacob. A partir de ahora tu nombre será Israel»” (v. 10), “Entonces Dios dijo: «Yo soy El-Shaddai: Dios Todopoderoso. Sé fructífero y multiplícate. Llegarás a formar una gran nación; incluso, de ti saldrán muchas naciones. ¡Habrá reyes entre tus descendientes!” (v. 11). Recordemos la otra posible traducción de El-Shaddai, “El Todo-Suficiente”, la misma revelación que le hizo a Abraham cuando todavía no podía tener a su hijo. A través de estas promesas y esta revelación de quién era Él, Dios de alguna manera estaba preparando a Jacob para ese tiempo difícil de pérdidas. Es entonces cuando recordar que tenemos a “El Todo-Suficiente” nos da consuelo y fuerzas para seguir adelante y reponerse a las dolorosas pérdidas. Si estás pasando por alguna pérdida reciente, y eres creyente, acércate a El-Shaddai, el único que puede consolar y satisfacer nuestra alma a plenitud.

Conclusiones:

  1. Cuando somos heridos, lastimados, maltratados o tratados injustamente; se nos presenta una oportunidad única de depender de Dios y confiar en su justicia y su venganza, o bien, de “sacarlo de la foto” y hacer las cosas a nuestra manera. El resultado en el primer caso será una cosecha de acciones agradables a Dios, aunque lleve más tiempo. El resultado en el segundo caso será maldad pura. Tú decides.
  2. Crezcamos en la fe de manera personal pero también incluyamos a nuestra familia en este crecimiento. No dejemos atrás a nuestra pareja ni a nuestros hijos, si los tienes. Ni a tus padres y familiares cercanos que sean creyentes. De nuestra fe todos pueden salir bendecidos, pero también por nuestra falta de convicción para transmitir nuestra fe, otros alrededor podrán sufrir innecesariamente.
  3. Cuando vienen tiempos de pérdidas en nuestra vida, Dios buscará la manera de prepararnos y consolarnos. El está consciente del gran dolor que implican estas pérdidas y no es insensible ni indiferente. Es entonces cuando necesitamos buscarlo más y aprender a mirarlo como El-Shaddai para nosotros: aunque perdamos a todos alrededor, si lo tenemos a Él, tenemos todo, porque él es “El Todo-Suficiente”.

19 Responses to “Día 23”

  1. Lupita dice:

    Gracias por esta gran clase. Dios respondió a mi oración.
    Después de 2 perdidas muy importantes en mi vida y situaciones desagradables en mi trabajo hoy me sentía triste pues fuí acusada injustamente por una alumna. pensé en tramitar su cambio de grupo. Hoy sé que Dios quiere que actué conforme a su bondad y misericordia el es El-Shaddai.

  2. Arturo Edwards dice:

    Muchas gracias Arturo …

  3. Jorge R. Moreno Peñaloza dice:

    Muchas gracias Arturo, esta enseñanza diaria, nos ayuda a entender el por que de todas las situaciones que nos suceden diariamente, cuando no hacemos las cosas a la manera de Dios, esta enseñanza nos está ayudando a llevar un mejor dirección en nuestro andar como discípulos.
    Deseo que Dios te siga utilizando de manera tan poderosa y a través de ti, logremos un mejor comportamiento y el crecimiento espiritual que debemos llevar conforme los planes que Dios, tiene para con cada uno de nosotros, aún cuando no los entendamos. Gracias.

  4. Vicky dice:

    wow!!! bien dicho!!! Te comparto que en mis reprendidas que tuve antier en mi trabajo, tome la oportunidad única de depender de Dios y confiar en su justicia y ayer me tuve muy buen día con el apoyo y dirección de Dios. Hoy le compartí nuevamente a mi mamá animándola a que ella les comparta estos devocionales a mi papá y hermanos y así toda la familia será bendecida.

    Me despido, muchas gracias por la enseñanza, Dios te bendiga!!

  5. BETTY dice:

    REALMENTE PODEMOS PALPAR EL AMOR DE NUESTRO DIOS EN ESOS TIEMPOS DIFICILES Y MIENTRAS MAS DEPENDAMOS DE EL MAS RAPIDO NUESTRO CORAZON SERA SANADO Y CON HECHOS MIRAREMOS QUE DIOS ES FIEL CON EL QUE ES FIEL. MUCHAS GRACIAS ARTURO

  6. Norma Vallejo dice:

    Holq muchas gracias por el devocional, en verdad valoro tu esfuerzo, sé que a pesar de todas tus ocupaciones te preocupas porque podams aprender, solo tengo una observación, la mujer que murió (Débora) no era la que cuidaba a Raquel, sino a Rebeca su madre, y quizás aunque la biblia no lo menciona, pienso que también pudo haber cuidado de Jacob cuando era pequeño, lo cual también sería una perdida muy dolorosa no crees???

  7. BETTY CALZADILLA dice:

    ARTURO:

    NUEVAMENTE Y SIEMPRE MIL GRACIAS POR PERMITER QUE DIOS TE UTILIZE DE UNA MANERA SORPRENDENTE Y LLEGAR SIEMPRE A RECONOCER CUANTO NECESITO DE EL Y QUE EFECTIVAMENTE EL ES TODO-SUFICIENTE PARA MI VIDA Y LA DE MI PRINCESA ( MI HIJA).
    SALUDOS Y CONTINUO PIDIENDO A DIOS TE SIGA UTILIZANDO, LINDO DIA!!!!!!!!!

  8. Sandra Torres de Zapata dice:

    Muchísimas Gracias Arturo, por transmitiros tu amor a Dios y a las Escrituras, aprecio todo tu esfuerzo y tiempo para compartirnos diariamente, ha sido de gran bendición para mi vida y la de muchos aquí en Mexicali. Que Dios te siga utilizando.

  9. Wendy dice:

    Gracias Arturo por la profundidad de tu enseñanza, esto me lleva a que en las pruebas más difíciles que nos llenan de dolor y tristeza, es cuando más tenemos que acercarnos a nuestro Dios y verlo como El-Shaddai es un gran consuelo de que en su amor todo lo sana.

  10. Manuel P dice:

    gracias por tu trabajo, por tu deceo de vernos crecer como iglesia y por transmitirnos la esencia de este capitulo que nos ayuda a confiar mas en EL-SHADDAI. y dejar que el tome y aplique lo que es JUSTO para quien sea que aplique su justicia.

  11. Martin Merediz-Funes dice:

    Gracias Arturo por esta clase, ayer no pude hacerlo por motivos de salud, hoy si tenia que ponerme al día y luego haré la de hoy.
    Es tan importante comparar estos dos capítulos con la vida de cada uno.
    En mi caso que estoy viviendo una buena prueba y ya gracias al Señor sabiendo que espera de mi el Señor, lo que no quita que esta difícil, más al estudiar estos dos capítulos compruebo como
    algunas cosas muy importantes me han salido tan mal y solo debido a dejar de sujetarlas al Señor, debo acotar que si siento y estoy viviendo la misericordia de Dios que jamas abandona y más aun me tiende su mano dándome instrucciones y ese animo que solamente previene de El.
    Que importante esta siendo este plan para mi.
    Gracias Arturo

  12. L.H.S dice:

    Que retos nos ponemos cuando tratamos de hacer las cosa a nuestra voluntad lo sabemos pero hay veces que el corazon humano no desea entender, o se aferra a traicionar a Dios, la familia de Job, son un claro ejemplo de esa desobediencia, hoy platicaba con una amiga acerca de que Dios me ha consolado, y me ha dado la Victoria y sin duda El revela su fidelidad, para ella hay una experanza deseo que asi sea,pero mas aun Dios Padre!!! deseaba que ella viviera una luz en su caminar le recomende este blog para que se llenara de Dios por que ella anhella conocerlo…..es un Desafiooooo de Valor, pero hay Esperanza. Saludos y Gracias!!

  13. Juan Orozco dice:

    Creo q si mi corazón no esta cerca de Dios, puedo actuar de la manera q los hijos de Jacob.

  14. israel chavez dice:

    Ahoa que me accidente, con la mano fracturada , me reta mucho la paciencia y caracter, no debo ser como los hijos de Jacob , debo estar mas pegado a dios es todo un reto
    Gracias Artur

  15. jose luis diaz dice:

    Grracias hermanos esto me ayuda a comensar a tener debocionales con mi familia tengo 3 hijos hombres de 2,11,16 años.la diferencia y el rreto es muy grande pero yo puedo con la ayuda de Dios y uds.

  16. Hector Z. dice:

    El Todo-Suficiente, nuestro Dios, nos provea de sus bendiciones y nos guíe en toda sabiduría.
    Gracias!

  17. Raul Archundia Tellez dice:

    Gracias Arturo

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.