Día 53

ÉXODO 28 – 29.

Estos capítulos están dedicados enteramente al nombramiento de los primeros sacerdotes y las instrucciones para las ceremonias oficiales para su consagración. Estudiaremos entonces el papel del sacerdote, el llamado a la santidad de parte de Dios y la importancia de la consagración pública de los sacerdotes. El v. 1 aclara que los primeros “sacerdotes” serían Aarón y sus hijos Nadab, Abiú, Eleazar e Itamar.

Para comenzar, ¿qué era un “sacerdote”? ¿Cómo se veía esta función en el antiguo Israel? De acuerdo a la reconocida The International Standard Bible Encyclopedia (ISBE), de la editoria Eerdmans, uno de los principios teológicos más importantes para el antiguo Israel era que estaban en una relación de pacto con Dios y la responsabilidad coporativa de mantener esa relación en buen estado fue investida en los profetas, los sacerdotes y los reyes. De estos 3, los únicos que sobrevivieron durante todo el período bíblico fueron los sacerdotes. Así una gran responsabilidad que tenían era cuidar la vida devocional de Israel y ayudarlos a mantener su relación con Dios.

De los versículos 2 al 42 tenemos las instrucciones para cada uno de los accesorios que conformarían la vestimenta completa de Aarón y sus hijos como sacerdotes de Dios. Revisaremos algunos detalles importantes:

  1. La habilidad de los artesanos (v. 2 – 3). Dios le pidió a Moisés vestiduras “que irradien belleza y esplendor”, “para gloria y hermosura” (NBLH), “que le confieran honra y dignidad” (NVI). Y para lograr esto, Dios equipo a los artesanos israelitas “a quienes he llenado con el espíritu de sabiduría”, “de espíritu artístico” (BTX), “a quienes he llenado de cualidades artísticas” (DHH-LA). Dios dio el talento que necesitaban esos artesanos para poder llevar a cabo la obra. Así que la misma vestimenta de Aarón y sus hijos debió haber sido una verdadera obra de arte. También es importante hacer énfasis en que Dios es quien da a los hombres las capacidades artísticas o musicales o deportivas o para las ciencias exactas. Muchas personas en el mundo moderno que sobresalen en estos campos se llenan de orgullo pensando en sus talentos, pero deberían reconocer que Dios fue quien les dio todas sus habilidades. ¡Aún en esto debemos reconocer quién es Dios!
  2. El “efod” (v. 5 – 14). Este, de acuerdo al Nuevo Comentario Ilustrado de la Biblia, de Editorial Caribe, “una capa o chaleco hecha de lino fino y con colores brillantes.” Debería cubrir espalda y pecho y además llevaba una faja en la cintura. Incluía dos piedras de ónice con los 12 nombres de las tribus de Israel (6 en cada una) que eran montadas en las hombreras del efod, y cuyo propósito era, “son un recordatorio de que Aarón representa al pueblo de Israel.” El diseño del efod estaba orientado a ayudarle a Aarón a recordar que estaba representando a todo Israel cada vez que se presentaba ante el Señor.
  3. El “pectoral” (v. 16 – 29). Era un especie de bolsita que colgaba del cuello del sacerdote, armada con lino fino y cuatro hileras de 3 piedras preciosas cada una, representando a cada tribu de Israel. También cada piedra estaba grabada con el nombre correspondiente. Y el propósito de este accesorio era, “Aarón llevará los nombres de las tribus de Israel cerca de su corazón, en el pectoral sagrado, cuando entre en el Lugar Santo. Esto servirá para recordarle continuamente que él representa al pueblo cuando entra a la presencia del SEÑOR.” Otro recordatorio para ayudar al sacerdote a entender a quién representaba y ante quién se presentaba. Y este pectoral se debería utilizar “cuando se busque una decisión de parte de Dios.”, “para impartir justicia” (NVI). Era para usarlo en un momento específico, no todo el tiempo.
  4. El “Urim y el Tumim” (v. 30). De acuerdo a este versículo, eran “objetos que se usan para determinar la voluntad del SEÑOR para su pueblo.” De acuerdo con la Biblia de Estudio Arqueológica, “pudieron haber sido pequeños pedazos de metal o piedras o palos inscritos con símbolos, posiblemente las 22 letras del alfabeto hebreo, en base en el hecho de que la primera letra del Urim (aleph) y la primera letra de Tumim (Tau) son la primera y la última letra de este alfabeto, respectivamente.” Se echaban suertes con estos objetos para tratar de averiguar la voluntad de Dios en un asunto específico.
  5. El “manto” (v. 31 – 35). Era la tela que iba por debajo del efod y que cubría, a manera de túnica, el cuerpo del sacerdote. Y un detalle interesante es que las campanillas que estaban incluidas en el diseño y que iban colgadas del manto servirían para advertir la presencia del sacerdote cuando entrara en el Lugar Santo, y así, “Si lleva puesto el manto, no morirá.” El sonido de las campanas identificaría al sacerdote que se aproximaba al Lugar Santo, y esto era necesario ya que esa parte del Tabernáculo solo estaba restringida para los sacerdotes, no para el pueblo en general. La pena por violar esta orden era la muerte.
  6. El “medallón” (v. 36 – 38). Un medallón de oro puro que Aarón debería llevar sobre la frente para “cargar sobre sí mismo toda culpabilidad de los israelitas cuando consagran sus ofrendas sagradas.” De alguna manera, el medallón representaba en esos momentos todos los pecados de los israelitas que serían perdonados en base a las ofrendas que presentarían. Tenía un alto simbolismo y era una pieza muy importante. La forma de mantener esa relación con un Dios santo era a través de sacrificios de reconciliación con Él para que perdonara los pecados del pueblo. De hecho, el medallón tendría grabadas las palabras “SANTO PARA EL SEÑOR”, donde “santo” también se traduce como “consagrado”.

Después vendrían las instrucciones para la túnica y la orden de vestir a los sacerdotes de esta manera y la advertencia de que era un mandato estricto y permanente, para todas las generaciones de los descendientes de Aarón. Podemos darnos cuenta del lujo y el detalle de las vestiduras del sacerdote. Para Dios era muy importante que ellos mismos, al tener puesta su vestimenta, entendieran la importancia de su llamado: representaban al pueblo y se presentarían ante el Dios Todopoderoso. Todo el detalle de las vestiduras tenía un sentido completamente espiritual.

El capítulo 29 trata con la cuestión de la consagración de los sacerdotes para que comenzaran su ministerio. Algunos detalles relevantes:

  1. v. 7. El acto de “ungir” al sacerdote se efectuaba derramando aceite sobre su cabeza. Ese era el momento preciso en que se consagraba a la persona al servicio a Dios en el Tabernáculo.
  2. v. 11 – 12. La sangre de los animales estaba presente en el sacrificio también y tenía que ser rociada en los cuernos del altar y derramada al pie del altar. El rociado con sangre en diferentes objetos los convertía automáticamente en artículos consagrados para Dios.
  3. v. 28. El derecho perpetuo de los sacerdotes a comer de lo destinado al sacrificio.
  4. v. 35. La ceremonia de ordenación duraría 7 días y cada día habría sacrificio “como ofrenda por el pecado, para purificarlos y hacerlos justos ante el SEÑOR.” Era tan serio el trabajo que iban a realizar que necesitaban purificarse por medio de sacrificios rituales por una semana completa, todos los días. Dios quería que ellos tomaran muy en serio su papel y que entendieran la santidad que se requería para el mismo.
  5. v. 43 – 46. Solamente haciendo todas estas ceremonias de purificación y consagración es como Dios estaría con ellos, hablaría desde el Tabernáculo y realmente estarían en comunión con Él.

Conclusiones:

  1. El papel de los sacerdotes era muy relevante y sagrado. 1 P 2.9 dice que nosotros, los cristianos, somos “un sacerdocio al servicio del rey”. Pensemos en toda esa dedicación y santidad que esperaba Dios de los sacerdotes, y si ahora nosotros somos sacerdotes, todos los cristianos, pensemos el nivel de santidad y dedicación al que Dios nos llama. El quiere que tomemos en serio su llamado.
  2. Dios es quien da los talentos y las habilidades a las personas. Aunque muchas no lo reconozcan, Dios mismo les dio todo lo que tienen. Si tú eres alguien con talentos y habilidades especiales para alguna disciplina, ¿reconoces diariamente delante de Dios que Él es quien te ha dado todo? No nos llenemos de orgullo pensando que nosotros mismos lo logramos por nuestra dedicación o inteligencia o astucia. Dios es quien da todo lo bueno que tenemos.
  3. El medallón y la función que tenía de cargar con las culpas de los israelitas nos recuerda de alguna manera a Jesús. El cargó con nuestras culpas delante de Dios y por su sangre fuimos perdonados. Estas prefiguras de lo que Jesús haría en el futuro las encontraremos por todo el Antiguo Testamento.
  4. Recordemos que para mantener una relación cercana con Dios debemos exponer nuestros pecados para que sean perdonados. Si vivimos en pecado, no podemos conectarnos con Dios como necesitamos. Tratemos con el pecado en nuestra vida todos los días para mantenernos limpios por el perdón de Dios y así estar cerca de Él siempre.

Les dejo algunas ilustraciones sobre la vestimenta de los sacerdotes contenidas en BiblePlaces.com Image Library, de Logos Bible Software; y en Nelsons’s New Illustrated Bible Dictionary, de Thomas Nelson Publishers.

Pectoral Aarón

Modelo Aarón 2


12 Responses to “Día 53”

  1. Lulu tovar dice:

    Mil gracias Arturo no sabes como estoy disfrutando estos estudios ,que Dios te Bendiga y te llene de salud y sabiduría siempre .

  2. Jorge R. Moreno Peñaloza dice:

    Nuevamente Gracias Arturo, esta enseñanza nos debe ayudar a entender que todos los dones que tenemos, provienen de Dios, que no hay nada especial en lo que hacemos cada uno de nosotros, sino que es parte de la misma gracia inmerecida de Dios, además también nos muestra el por que no permitirnos “ciertas situaciones”, que muchos justificamos con “ser legalistas”, nos podemos dar cuenta que lo que Dios quiere para nuestras vidas en sencillamente seguir su enseñanza al pie de la letra. Esta línea es en la que quiero seguir trabajando día con día en mi vida.

  3. Minelia M.H. dice:

    Gracias por el devocional había olvidado que no solo los ministros somos llamados a vivir un sacerdocio sino que cada cristiano lo está;por tanto hay que llamar con el ejemplo y con ésta profunda enseñanza.Hay que brindar nuestros talentos con humildad,agardecer el perdón de nuestros pecados por medio de Jesús constantemente y tener una relación sana con Dios tratando nuestra necesidad espiritual.Buen día.

  4. Guillermo Victoria Canchola dice:

    Gracias Arturo por estas palabras que me ayudan a interpretar los conceptos que muchas veces para mi no son evidentes.

  5. Sandra Duarte dice:

    Gracias por poner la sabidurìa que Dios te ha dado a nuestra disposiciòn, no todos tenemos ese talento.

  6. ALAN CAMIRUAGA dice:

    muchas gracias por todo tu esfuerzo para prepararnos mas para nuestra vida cristiana y prepararnos para poder ayudar a otros hermanos y ha otras personas que aun no son de la iglesia. No te imaginas todas las bendiciones que he recibido con estos devocionales. Una pregunta no se si es mi compu o no se ven las ilustraciones de las vestimentas de los sacerdotes. PODRIAS CHECAR ESTO POR FAVOR. DIOS TE SIGA BENDICIENDO EN TU TRABAJO.

    • Monica Loaeza dice:

      Hola Alan. Ojalá ya hayas podido ver las ilustraciones, si no, lo más probable es que tu compu no tenga instalado algún programa como Java o si es una pc del trabajo, no te permita verlas (aunque las pueda bajar sin problemas). Te sugiero que abras este Devocional en un café internet si de plano no pudiste verlas, porque aparecen sin ningún problema en realidad. Saludos.

  7. CINTHYA SOLANO dice:

    muchas gracias Arturo por tu excelente trabajo han sidomde gran ayuda para mi vida espiritual

  8. Vicky dice:

    Gracias, y si todos los talentos que Dios nos da son para su servicio. DTB
    P.D. GRACIAS POR UTILIZAR TU TALENTO AL SERVICIO DE DIOS Y SU IGLESIA.

  9. blanca dice:

    Gracias arturo como valoro y aprecio todo lo que haces para que nosotros podamos aprender todas esatas cusas tan preciosas que si no no hubiera sido por los devocionales no nos hubieramos imaginado sobre el santuario y los trajes que vestian gracias por darnos el tiempo y por ayudarnos aprepararnos yo lo valoro mucho. DIOS TE BENDIGA

  10. Martín Tomas Merediz-Funes dice:

    Que increíble llamado al arrepentimiento, hoy como sus sacerdotes, debemos buscar tener el corazon del sacerdote, el corazon de dedicarnos a cuidar del pueblo y para ello mantener una relación muy estrecha y profunda con el Señor en la cual nuestro pecado debería ser mínimo, nuestro corazon entregado 100% al servicio del Señor y de su pueblo, bien esta claro que cada uno tiene dones diferentes, más como sacerdotes todos y cada uno de estos dones deben estar al servicio del Señor su pueblo y la misión.
    Gracias Arturo nuevamente .

  11. Hector Z. dice:

    Santidad delante del Santo, consagración delante del que Consagra.
    Dios nos pide ser dignos, 100% entregados a Él.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.