Día 268

SALMOS 115 – 118.

Continuaremos con el estudio de la Quinta Colección de salmos y la última por cierto. Los salmos del día de hoy se concentran alrededor de varios temas importantes: darle la gloria a Dios, la estupidez de la idolatría, amar a Dios, agradecer a Dios, alabar a Dios y confiar en Dios. Con el lenguaje poético propio de los salmos los diversos autores de los mismos nos dejan grandes lecciones espirituales con respecto a cada uno de esos temas:

  1. Dándole la gloria a Dios. Varios pasajes nos llaman a darle el crédito merecido a Dios, como “No a nosotros, oh Señor, no a nosotros sino a tu nombre le corresponde toda la gloria” (Sal 115.1). Necesitamos combatir continuamente el orgullo humano que nos anima a darnos a nosotros mismos el crédito de las bendiciones que recibimos o los logros que alcanzamos, sin reconocer que en realidad ha sido Dios quien estuvo atrás de todo. El versículo 16 del Salmo 115 dice, “Los cielos pertenecen al SEÑOR, pero él ha dado la tierra a toda la humanidad.” o “El cielo es el cielo de Yahvé, la tierra se la ha dado al hombre.” (BJL). De acuerdo con el libro A Handbook on the Book of Psalms, de las United Bible Societies, el texto masorético del versículo dice, “Los cielos son los cielos de Yahvé”, como la BJL afirma. Las versiones más antiguas traducían este versículo como “el cielo de los cielos” o “los cielos más altos”. El salmista nos recuerda aquí que a nosotros no se nos permite acceder a la dimensión, por llamarlo de alguna manera, a donde Dios habita ya que es su territorio exclusivo. A nosotros se nos confió la tierra y todo el espacio físico que nos rodea, pero en la realidad espiritual no podemos entrar, al menos no en esta vida. Si estamos entonces conscientes de nuestras limitaciones terrenales, con más razón necesitamos alabar a Dios y darle el crédito por toda bendición que recibimos. Las personas que no le dan la gloria a Dios sino que se la adjudican ellos mismos no están comprendiendo su condición insignificante delante de Dios y por eso se atreven a hablar, pensar y actuar orgullosamente contra Él.
  2. La estupidez de la idolatría. El Salmo 115 afirma varias verdades centrales con respecto al pecado de la idolatría, es decir, substituír la adoración al Dios de la Biblia por el culto a figuras de piedra o madera o cualquier otro material con la idea de que ellas representan a una deidad. Después de revisar la descripción que la Biblia hace en los versículos 4 al 8 de cómo ve Dios a los ídolos, hay una sola palabra que se nos viene a la mente: ¡inútiles! La idolatría es completamente inútil para satisfacer la necesidad del alma humana ya que los ídolos no pueden contestarnos ni entender nuestros sentimientos ni compadecerse de nosotros, ¡no pueden hacer nada por nosotros! El versículo 8 termina diciendo, “Y los que hacen ídolos son iguales a ellos, como también todos los que confían en ellos.” Las personas que en el pasado practicaban la idolatría y las que actualmente lo siguen haciendo “son iguales a ellos”, es decir, así como los ídolos religiosos son inútiles para ayudarnos, así también la fe de esas personas es completamente inútil, así como sus pensamientos y sus acciones religiosas. La idolatría existe todavía en nuestro mundo es muy triste ver a millones entregarse sinceramente a la devoción a estatuas y figuras hechas por el hombre creyendo sinceramente que ellas podrán hacer algo por ellos, ¡nada más inútil que eso en cuanto a la fe!
  3. El contraste de una relación verdadera con Dios. Los versículos 1 al 2 del Salmo 116 dicen, “1 Amo al SEÑOR porque escucha mi voz y mi oración que pide misericordia. 2 Debido a que él se inclina para escuchar, ¡oraré mientras tenga aliento!” A diferencia de la religión idolátrica, una verdadera relación con Dios involucra respuestas de parte de la Deidad en quien creemos. También podemos ver un interés de su parte hacia nuestras necesidades, como la frase “se inclina para escuchar” o “Por cuanto él inclina a mí su oído” (NVI) afirma. El Dios de la Biblia se “inclina” desde su trono celestial, desde su realidad espiritual divina donde vive, para atender nuestras débiles e imperfectas oraciones, poniendo atención palabra por palabra y sentimiento por sentimiento. Es como cuando un niño pequeño está tratando de decirle algo a su padre terrenal y éste se inclina o incluso se arrodilla para escucharlo mejor. ¡Así es nuestro Dios! El salmista asegura que por todo eso amaba a Dios (v. 1). Ahí comienza formalmente una relación con Dios y después viene todo lo demás: salvándonos de peligros (v. 3), protegiendonos porque tenemos una “fe como de un niño” (v. 6), quitando las lágrimas de nuestros ojos (v. 8), compadeciéndose de nuestros sufrimientos y de nuestra muerte (v. 15). Por todo ello podemos amar a Dios y demostrar ese amor invocándolo (v. 4), caminando con temor a Él durante nuestra vida (v. 9), creyendo en Él (v. 10), alabándolo (v. 13), cumpliendo nuestras promesas que le hacemos (v. 14) y agradeciéndole sinceramente (v. 17). ¡Todo eso es amar a Dios! No solo es un sentimiento abstracto, ¡se necesita demostrar en cosas prácticas!
  4. Más razones para alabar a Dios (Salmos 117 – 118). En estos salmos encontramos otras razones para que nos entregemos a alabar a Dios toda nuestra vida: por su “amor inagotable” para nosotros (Sal 117.1), por su fidelidad (Sal 117.2), por su bondad (Sal 118.1), porque nos responde en nuestra angustia (Sal 118.5), porque nos ayuda (Sal 118.7), porque nos da fuerzas (Sal 118.14), porque cuando nos disciplina no nos abandona (Sal 118.18), y más. Si nos ponemos a hacer un recuento de todas las bendiciones que recibimos de Dios y todas sus cualidades que están a nuestro favor, la pregunta final será más bien, ¿y por qué no voy a alabarlo y a entregarle mi vida?
  5. La confianza en Dios. El Salmo 118 también contiene fuertes lecciones sobre lo que confiar en Dios significa y lo que no significa. Por ejemplo, confiar en Dios es no poner primero nuestra confianza en la gente que en Él (v. 8), y especialmente no poner nuestra confianza primero en personas importantes (“príncipes”, v. 9) antes que en Él. En momentos de angustia los seres humanos tenemos la tendencia a tratar de apoyarnos en personas, llegando incluso a poner nuestra esperanza en alguno de ellos que represente alguna influencia fuerte para brindarnos una solución (como algún conocido en el gobierno, algún familiar abogado, algún amigo influyente y más), en lugar de buscar primero a Dios y poner nuestra confianza en Él. Las personas nos fallarán todo el tiempo, pero Dios no.
  6. Otra profecía mesiánica (Salmos 118.22-23). Estos pasajes dicen, “??22 La piedra que los constructores rechazaron ahora se ha convertido en la piedra principal. 23 Esto es obra del SEÑOR y es maravilloso verlo.” La frase “la piedra principal” también es traducida como “la cabeza del ángulo” y se refiere a la piedra puesta para sostener una esquina del edificio. De acuerdo a las notas de la DHH-LA, nos transmite la imagen de que lo que había sido rechazado como despreciable pasó a ocupar el lugar de honor, y el Nuevo Testamento en Lucas 20.17, Hechos 4.11 y 1 Pedro 2.7 interpretan estos versículos como una referencia directa a la vida, la muerte y la resurrección de Jesús. ¡El mismo Jesús lo explicó así en Lucas 20.17! Otra muestar de la inspiración divina de las Escrituras, Dios utilizando a un hombre cientos de años antes para apuntar a eventos que sucederían en el futuro.

Conclusiones:

  1. Démosle el crédito a Dios siempre en cada logro alcanzado y en cada bendición recibida. No permitamos que nuestro orgullo nos domine y que terminemos creyendo de corazón que todo pasó gracias a nuestro talento, nuestro carisma, nuestras habilidades o nuestra inteligencia. Nada pasa al azar, siempre hay una razón para todo. ¡Seamos humildes y démosle la gloria a dios que merece!
  2. Tengamos cuidado con la idolatría y ubiquémosla en el lugar que merece: ¡como uno de los actos más tontos que el ser humano puede hacer! No importa cuántas emociones o sentimientos genere en las personas alguna práctica religiosa idolátrica moderna, de ninguna manera representa un verdadero culto al Dios de la Biblia y por lo tanto no es más que una mentira.
  3. Si somos creyentes, apreciemos mucho nuestra relación con Dios, ya que tenemos un Dios que “se interesa por ustedes”, como dice 1 Pedro 5.7. Cada vez que vamos a orar imaginémonos la escena que nos transmiten los salmos: al Dios Todopoderoso inclinándose desde el cielo hasta el insignificante lugar donde estamos orando para escuchar qué estamos diciendo y con qué corazón lo estamos diciendo. Si te pones a pensar profundamente, ¡es algo espectacular! No menospreciemos las oraciones, no descuidemos nuestra vida de oración, Dios mismo está pendiente de cada una de ellas.
  4. Cuando enfrentemos problemas o situaciones que nos angustien, tengamos cuidado con poner nuestra confianza en los hombres. Primero busquemos a Dios y dejemos el asunto en sus manos y después busquemos a hombres que nos puedan ayudar. Fijémonos bien qué sale de nuestros corazones en esos momentos.

8 Responses to “Día 268”

  1. Lulu tovar dice:

    Mil gracias Arturo por todo tu trabajo , que Dios te siga llenando de bendiciones …feliz Navidad que La Paz del Señor siempre los acompañe..,

  2. Norma De La Cruz Sanchez dice:

    Muchas gracias!!! para mi es un regalo muy grande tener este espacio para leer porque ayuda mucho a mi corazón justo en las necesidades que tengo dia a dia, Dios es perfecto al tratar asi mi corazón y ayudandome, esta siendo dificil en este tiempo, (cuando mi corazón esta dividido en mi fe y confianza) pero sé que Dios esta a mi lado!!! Gracias, saludos!!!!!

  3. ESTELA GARCIA dice:

    ARTURO MUCHAS GRACIAS, CON ESTE DEVOCIONAL ME HACE CONSCIENTE DE LA GRAN NECESIDAD QUE TENGO DE TRABAJAR MUCHO MAS EN MI HUMILDAD Y MI CONFIANZA EN DIOS.
    DE CORAZÓN TE AGRADEZCO TODO TU TRABAJO, A MI ME AYUDA!!!!! UN ABRAZOOO.

  4. Vicky dice:

    MUCHISIMAS GRACIAS ARTURO POR DEJARTE UTILIZAR POR DIOS DE GRAN MANERA ESTE 2013, DESEO EN LO PROFUNDO DE MI CORAZÓN DIOS TE BENDIGA A TI Y A TU FAMILIA Y QUE SIGAS SIENDO DE USO ESPECIAL PARA EL SERVICIO DE DIOS HASTA EL ÚLTIMO DÍA DE TU VIDA EN ESTE MUNDO COMO EXTRANJERO….

  5. Paolo dice:

    Feliz navidad Arturo y a todo quienes seguimos los devocionales de lampara a mis pies!!!

  6. citlali gamboa dice:

    En esta enseñanza se transmite el celo x Dios, se confirma q las cosas hechas x Dios, lo q invente el género humano, hasta las relaciones c hombres o mujeres “poderosos” o “reconocidos” en cualquier ambiente y el ufanarse de ellas puede ser un tipo de idolatría, no hay como estar al corriente con Dios, exhaltarlo c humildad y seguir viendo a Jesucristo como el ejemplo a seguir. Gracias totales, saludos.

  7. Adolfo Bravo dice:

    Hola Arturo:
    Gracias por tu constancia de seguir ayudandonos a comprender mejor las escrituras y el corazón de Dios hacia nosotros. Mi Dios limpia mis lagrimas, se inclina para escucharme y esta atrás de todas las bendiciones que llegan a mi vida. Gloria a el en las alturas en el cielo arriba del cielo!
    Te amamos mucho la familia Bravo Zavala. Atte. Adolfo Bravo.

  8. Adriana Casas dice:

    GRACIAS ARTURO!!!!!

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.