Día 183

1 SAMUEL 27 – 28, 1 CRÓNICAS 12.1-7, 19. SALMO 56.

El final de la historia de Saúl se acerca. Estos capítulos 27 y 28 comienzan a prepararnos para el desenlace. Por un lado, el capítulo 27 trata con la huída de David a tierra de los filisteos, con quienes buscó refugio, por más que esto pareciera una locura. En su desesperación fue la decisión que tomó. Por el otro lado, el capítulo 28 nos muestra a un Saúl aterrorizado que va en contra de sus propias órdenes para recurrir al espiritismo, con la esperanza de que Samuel le de dirección desde el más allá, porque Dios se negaba a ayudarlo.

El capítulo 27 nos presenta un problema moral ya que David recurrió al engaño para mantenerse con vida en la tierra de los filisteos. Veamos algunos detalles importantes:

  1. El v. 1 nos muestra el razonamiento de David en cuanto a su decisión de ir con los fillisteos. La razón era simple: si se iba con los filisteos Saúl no se atrevería a perseguirlo allá. Así que decidió ese camino por arriesgado y peligroso que pareciera. El v. 2 dice que “tomó a sus seiscientos hombres y fue y se unió a Aquis, hijo de Maoc, rey de Gat.” El v. 3 nos confirma que todos los hombres de David con sus familias se establecieron allá, al igual que la familia de David. Y el v. 4 nos confirma que la teoría de David funcionó: Saúl dejó de perseguirlo en cuanto se enteró que se había adentrado en territorio filisteo. ¿Cuántos serían? Si la Escritura registra 600 hombres y si agregáramos un número promedio de familia, posiblemente estemos hablando de unas 1,000 personas al menos que estaban con David y por quienes él tenía la responsabilidad de cuidar, no solo se trataba de su seguridad personal, sino la de toda esa gente.
  2. Los versículos 6 al 7 dice que David y sus hombres se establecieron después en la ciudad de Siclag, a donde el rey de Gat les permitió vivir. Siendo un número tan grande debió haber sido difícil para una ciudad antigua absorber de golpe a 1,000 habitantes más. David se dio cuenta que necesitaban su propio espacio. El v. 7 dice que “vivieron allí entre los filisteos un año y cuatro meses.” Un dato interesante de acuerdo a la Biblia de Estudio Apologética, es que los manuscritos antiguos difieren en cuanto al tiempo registrado que David vivió en Siclag. El Texto Masorético señala un año y cuatro meses, mientras que la Septuaginta (LXX) indica 4 meses solamente. A la luz de 1 Samuel 29.3 (NVI, “—Y estos hebreos, ¿qué hacen aquí?—preguntaron los generales filisteos. Aquis les respondió: —¿No se dan cuenta de que éste es David, quien antes estuvo al servicio de Saúl, rey de Israel? Hace ya más de un año que está conmigo, y desde el primer día que se unió a nosotros no he visto nada que me haga desconfiar de él.”), se ha aceptado generalmente la versión del Texto Masorético.
  3. La primera lectura de los versiculos 8 al 11 nos deja la impresión de que David estaba mintiendo descaradamente al rey Aquis en cuanto a dónde había ido a atacar. David le decía a Aquis “Atacamos al sur de Judá, a los jerameelitas y a los ceneos.” (v. 10), mientras que la realidad era “David y sus hombres pasaban su tiempo asaltando a los gesureos, a los gerzitas y a los amalecitas, pueblos que desde los tiempos antiguos vivían cerca de Shur, hacia la tierra de Egipto.” (v. 8). Por un lado, David estaba hablando con precisión geográfica, ya que efectivamente atacaban al sur de Judá, pero por otro lado no le estaba diciendo a Aquis la verdad completa. Era una verdad a medias, sobre todo para cuidar su seguridad y la de todos sus hombres. Y el v. 12 registra que logró su objetivo: ” Aquis le creía a David…”
  4. ¿Justifica esto entonces la mentira? ¿Podríamos decir que si el gran David, el hombre “conforme al corazón de Dios”, recurrió a la mentira para su beneficio, entonces nosotros podemos hacerlo como creyentes modernos? Recordemos 1 Pedro 3.10–11 (DHH-LA), “10Porque: “Quien quiera amar la vida y pasar días felices, cuide su lengua de hablar mal y sus labios de decir mentiras; 11 aléjese del mal y haga el bien, busque la paz y sígala.” Bajo el Nuevo Pacto queda claro que la mentira no va de la mano con la fe cristiana. Recordemos que en este caso, cuando David recurrió a mentiras como cuando se casó con varias mujeres, los libros históricos de la Biblia simplemente registran eso, hechos históricos, pero no significa que porque grandes personajes de la fe los hicieron se convierta en una buena excusa para que nosotros, con el conocimiento general de ambos Pactos (Antiguo y Nuevo), nos entreguemos a una vida de mentira o de poligamia. ¡Para nada! No nos confundamos.

Ahora analizemos los eventos que el capítulo 28 nos menciona, completamente enfocados en la figura del rey Saúl:

  1. Como introducción a la historia, el v. 3 nos dice que “Saúl había expulsado del territorio de Israel a todos los médiums y a todos los que consultaban los espíritus de los muertos.” ¿Por qué hizo esto? Seguramente por obediencia a Levítico 20.6 (NVI), “»También me pondré en contra de quien acuda a la nigromancia y a los espiritistas, y por seguirlos se prostituya. Lo eliminaré de su pueblo.”
  2. El versículo 5 nos habla del estado emocional del rey Saúl al darse cuenta de la magnitud del ejército filisteo que tendría que enfrentar, “tuvo miedo y se aterrorizó”, “tuvo temor, y su corazón tembló en gran manera.” (BTX), “le entró tal miedo que se descorazonó por completo.” (NVI), “se sintió dominado por el terror.” (TLA). Aquí tenemos a un hombre que enfrentaba un enorme desafío pero que hace tiempo había perdido su relación con Dios, ¿y qué se siente en esos momentos bajo esas circunstancias? Un miedo terrible y una falta de esperanza muy profunda.
  3. El v. 6 nos revela algo muy triste, “Entonces le preguntó al SEÑOR qué debía hacer, pero el SEÑOR rehusó contestarle ya fuera por sueños o por sorteo sagrado o por medio de los profetas.”, “Y Saúl consultó al SEÑOR, pero el SEÑOR no le respondió…” (NBLH). ¿Por qué Dios no le contestó a sus plegarias de ayuda? ¿Le faltó mostrar compasión hacia Saúl? ¿No estaba siendo demasiado duro con él? La Biblia de Estudio Apologética comenta algo interesante al respecto, “La Biblia enseña que la gente que consistentemente rechaza el liderazgo de Dios en sus vidas, y rehúsa obedecer la dirección que Él les ha proveído, no deben esperar que Dios los libre de problemas que resultan de sus pobres decisiones.” Hay una referencia directa terrible a este tipo de situaciones en Proverbios 1.23–26 (NVI), “23 Respondan a mis reprensiones, y yo les abriré mi corazón; les daré a conocer mis pensamientos. 24 Como  ustedes no me atendieron cuando los llamé, ni me hicieron caso cuando les tendí la mano, 25 sino que rechazaron todos mis consejos y no acataron mis reprensiones, 26 ahora yo me burlaré de ustedes cuando caigan en desgracia. Yo seré el que se ría de ustedes cuando les sobrevenga el miedo”. ¡Qué terrible es rechazar a Dios y toda la ayuda que nos brinda! Menospreciarlo a Él como lo hizo Saúl siempre tiene consecuencias graves y Dios no está jugando cuando determina su juicio contra alguien. Él se mantendrá consistente con su decisión sin importar si la persona es presa del pánico y el terror y clama por ayuda, con la esperanza de que ese mismo tiempo difícil lo haga arrepentirse y volverse a Él.
  4. El v. 7 nos dice que Saúl, ante la negativa de ayuda de parte de Dios, decidió desobedecer la ley mosáica que él mismo había ordenado cumplir a la fuerza, y fue a consultar a una médium. ¡Realmente Saúl estaba desesperado! ¿Podemos imaginar lo que estaba sintiendo al darse cuenta del grave peligro que corría él y su gente y que Dios no estaba dispuesto ni siquiera a escucharlo? Al final, Saúl terminó traicionando lo poco de convicciones que le quedaban y recurrió a lo prohibido para encontrar alguna respuesta. Tristemente en la actualidad las prácticas de ocultismo relacionadas con la adivinación y la predicción del futuro son muy populares ya que la gente, en su desesperación por ver solución a sus problemas, acude a lo que sea y con quien sea para tratar de lograr algo. La misma ausencia de Dios en sus vidas los impulsa a adentrarse en terrenos pecaminosos y prohibidos por Dios.
  5. Lo que pasa en los versículos 11 al 19 es algo muy interesante. La adivina recibe la instrucción de parte de Saúl de contactar a Samuel, que ya estaba muerto (v. 11). La Biblia no registra que la mujer hiciera alguna invocación, sino de repente “Cuando la mujer vio a Samuel, gritó: —¡Me engañó! ¡Usted es Saúl!” (v. 12). Pareciera como si el espíritu de Samuel fuera en camino no por la acción de invocación mágica de la adivina, sino porque Dios así lo había establecido. ¿Qué vio exactamente la adivina? El v. 11 dice, “—Veo a un dios subiendo de la tierra”, “Veo un ser celestial que sube a la tierra.” (BTX), ““Veo a un ser divino subiendo de la tierra.” (NBLH), “«Veo un espectro que sube de la tierra.»” (BJL), “—Veo a un espíritu que sube del fondo de la tierra.” (TLA). Con respecto a las traducciones que mencionan “veo a un dios”, el The New American Commentary: 1, 2 Samuel, de Broadman & Holman Publishers, menciona que la palabra hebrea utilizada es ??l?hîm, referida normalmente a un ser divino, y esto reflejaría la creencia pagana de la mujer de que Samuel se había convertido en un “dios” (un espíritu con capacidades más poderosas que los mortales). El escritor de 1 Samuel dejó la palabra tal cual la dijo ella para reflejar fielmente la situación de paganismo en que la mujer vivía.
  6. Al final, resultó que sí era el verdadero Samuel. Este hecho ha generado la controversia entre grupos de ocultismo que afirman que la Biblia afirma que la comunicación con los muertos es posible. En el caso de esta médium, parece más que Dios mismo fue quien mandó a Samuel para darle una lección a Saúl y no que la adivina a través de sus poderes mágicos logró traer a este plano de existencia a Samuel. Pero por otro lado, la Biblia nunca afirma que es imposible contactar a los muertos, solamente prohíbe esta práctica (Lv 19.31, 20.27; Dt 18.10-12; Is 8.19). Por alguna razón Dios la prohibió y debemos confiar en su Palabra y no tratar de averiguar por nosotros mismos si es posible la comunicación con espíritus de personas fallecidas, nos podríamos llevar una sorpresa terrible.
  7. Samuel le aseguró a Saúl que “mañana tú y tus hijos estarán aquí conmigo.” (v. 19). Si Samuel fue un hombre recto a los ojos de Dios y murió en un estado de fidelidad a Él, ¿significa esto que Saúl se salvaría? No lo sabemos con exactitud. Solo sabemos que la Biblia enseña consistentemente que hay un lugar intermedio a donde van los muertos y que estarán ahí esperando hasta el día del Juicio Final, después del cual pasarán al lugar definitivo que les corresponde (cielo o infierno, eternidad con Dios o perdición eterna). Posiblemente Samuel se refería a que Saúl y sus hijos morirían y por lo tanto irían al lugar intermedio a donde él también fue, pero no hay ninguna evidencia más que nos hable del destino eterno de Saúl.

Conclusiones:

  1. Recordemos que la Biblia registra los hechos, buenos y malos, de diferentes personajes. De todos ellos, el único perfecto ha sido Jesucristo. Todos los demás han tenido momentos buenos y malos, como nosotros. Siempre que veamos a alguno de los famosos personajes bíblicos hacer algo incorrecto a los ojos de Dios, miremos las cosas en contexto y no solo en texto, para evitar conclusiones erróneas y justificaciones modernas a conductas pecaminosas claramente condenadas por Dios. La poligamia de los mormones ha sido uno de estos errores doctrinales.
  2. Terrible cosa es encontrarse en un momento de desesperación y angustia extremas y saber que no contamos con Dios de ninguna manera. Por eso necesitamos valorar tanto nuestra relación con Dios y cuidarla porque es realmente un privilegio enorme contar con ella. Dios guardó silencio con Saúl por su reiterada desobediencia y rebeldía. Oremos para que nuestro corazón nunca llegue a los extremos de Saúl sino que nos mantengamos continuamente necesitados de Dios.
  3. Conozcamos mejor a Dios. Menospreciarlo a Él siempre tiene consecuencias. Dios no es un ser bonachón y relajado que es indiferente a los desprecios humanos. Si no ve arrepentimiento, tarde o temprano lleva a las personas a situaciones donde tienen que reconocerlo como Dios y buscarlo con desesperación.
  4. Tengamos cuidado con el ocultismo y las supuestas disciplinas alternativas de salud mental que nos pueden llevar a prácticas de espiritismo, como varios apologistas de la fe denuncian que pasa en las Constelaciones Familiares,. En este mundo existen muchos engaños que no parecen tan malos. Como cristianos necesitamos ejercitar el don espiritual del discernimiento para cuidarnos de estas influencias nocivas.

6 Responses to “Día 183”

  1. Fabiola Cruz dice:

    Amado maestro! Esta ha sido una enorme ayuda paea mi vida; ademas de un llamado al corazon: apreciar a nuestro Dios, me sentí con dolor al recordar a Saúl niño, verlo convertido en un hombre sin el consuelo de Dios por desobediencia y rebelión… He sido rebelde.. Se que debo ser obediente y de corazon suave y manso.. Eso aprendí.. Gracias; Dios te llene de su presencia y sabiduria.

  2. Sandra l. Duarte dice:

    Gracias por ayudarnos a conocer mejor a Dios y recordarnos las convicciones que debemos tener.
    Que Dios te bendiga siempre.

  3. Adriana Fdez. de Lara dice:

    Qué importante es estudiar las Escrituras para estar preparados y no confundirnos con las corrientes modernas orientales que aparentemente llevan a la paz. Gracias Arturo!

  4. Ana Rosa Escobedo dice:

    Muchas Gracias!!!

  5. Adriana Casas dice:

    Gracias Arturo!!! Yo estuve en una escuela de Constelaciones Familiares hace como seis meses, sin embargo
    tuve un llamado fuerte en mi corazón de salirme de ahí, Dios puso en mi corazón la convicción de que su PALABRA TIENE VIDA Y PODER, y de que EL es el único que puede cambiar el alma y el espíritu de las personas; sé que le agradó mucho mi decisión puesto que he sentido su favor en muchas áreas de mi vida. GRACIAS

  6. Lulu tovar dice:

    Gracias mil maestro Arturo

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.