Día 162

JUECES 15 – 16.

Continuamos con la historia de Sansón. En estos capítulos encontraremos las acciones más directas de Sansón contra los filisteos, motivadas por un deseo de venganza por las agresiones de ellos hacia él. También encontraremos momentos de comunicación entre Sansón y Dios así como su trágico final.

Las agresiones de los filisteos hacia Sansón comenzaron como estudiamos en el capitulo 14 con la entrega de su esposa a otro hombre (Jue 14.20). En el capítulo 15 y 16 encontramos otras agresiones contra él que ameritaron acciones de venganza de su parte:

  1. El rechazo de parte del padre de su esposa cuando él fue a visitarla (15.1). Aunque le ofreció a su hermana menor, Sansón prometió vengarse.
  2. El asesinato a través del fuego de la esposa y el suegro de Sansón por parte de los filisteos (15.6). Como represalia ante las agresiones de Sansón, ellos fueron a la casa del suegro de Sansón “y los quemaron vivos”. Otra evidencia de la crueldad de ese pueblo.
  3. La pérdida de sus 2 ojos porque los filisteos se los sacaron (16.21). Al haber perdido su fuerza, fue capturado por ellos y literalmente “le sacaron los ojos.” Después fue encadenado y obligado a moler grano en la prisión.

Como habíamos estudiado anteriormente, Dios permitió estas situaciones como ocasión para despertar la ira de Sansón y atacar a los filisteos de varias maneras. Los ataques de Sansón incluyeron:

  1. La quema de todo el grano de los campos de los filisteos (15.3-5). La Biblia dice que Sansón utilizó para esto a 300 zorras que atrapó, las ató de 2 en 2 y amarró una antorcha a cada par de colas. El resultado es que se consumió por el fuego toda la cosecha de los filisteos.
  2. Sansón atacó y dio muerte a muchos filisteos “lleno de furia” (15.8), como represalia ante el asesinato de su esposa y suegro.
  3. Usando una quijada de burro, mató a mil filisteos (15.14-17). Podemos notar la intervención del Espíritu de Dios “con poder” en Sansón para pelear de una forma extraordinaria y ocasionar tantas muertes.
  4. Sansón arrancando las puertas de la ciudad de Gaza con las manos y llevándosela a cuestas hasta la cima de una colina (16.3), mientras los filisteos le habían preparado una emboscada para matarlo.
  5. Sansón derribando el tempo del dios filisteo Dagón y matando a miles de filisteos, incluyendo a todos los gobernantes filisteos (16.27-30). Ya ciego, le pide a Dios fuerzas de nuevo y la oportunidad de vengarse de los filisteos y Dios se lo concede. La Biblia registra que en este evento “Sansón mató más personas al morir, que las que había matado durante toda su vida.” (v. 30).

Hay 2 episodios interesantes donde Sansón ora a Dios para rogarle por situaciones específicas y Dios le contesta inmediatamente de forma milagrosa:

  1. La oración por agua y el milagro siguiente (15.18-19). Al tener mucha sed, Sansón oró pidiendo por agua y Dios hizo que brotara agua a chorros de un hoyo en el suelo, calmando así la sed de Sansón.
  2. La oración pidiendo fuerzas de nuevo para consumar su venganza final (16.28-30). “Soberano SEÑOR, acuérdate de mí otra vez. Oh Dios, te ruego que me fortalezcas sólo una vez más.” La NTV dice en el v. 30, ” y pidió en oración: «Déjame morir con los filisteos»” cuando otras versiones dicen “Y exclamó Sansón: ¡Muera yo con los filisteos!” (BTX) o “Y gritó: «¡Muera yo junto con los filisteos!» ” (NVI). Dios escuchó su oración, le regresó su fuerza y logró derribar las columnas centrales del templo matando a todos los que había adentro, incluyendo a él mismo. Pero ese fue su deseo final.

El episodio de la relación de la filistea Dalila con Sansón en 16.4-20 tiene varias lecciones importantes:

  1. A pesar de los intentos de Dalila por obligar a Sansón a revelar su secreto, la mayoría de las veces falló y Sansón terminó liberándose inmediatamente. Sin embargo, Dalila siguió presionando cada vez con más chantaje emocional hasta que Sansón “se hartó de tanta insistencia” (16.16) y reveló su secreto. En el v. 17 Sansón reveló su carácter de nazareo, consagrado a Dios desde su nacimiento, y el secreto de su fuerza: su cabello largo jamás cortado. No mantuvo su convicción de respetar lo sagrado y decidió revelar su secreto a una mujer pagana mal intencionada ante la presión que ella estuvo ejerciendo
  2. Justo en el momento en que le cortan el cabello, la Biblia registra que Dios lo abandona y se queda sin fuerzas. Sanson estaba muy confiado en el mismo. Fallo en mantener la humildad para reconocer sinceramente que toda su fuerza venia de Dios y a El le debia toda la gloria.
  3. Al final Dios le regreso su fuerza y pudo vengarse de sus enemigos. La vida de Sanson estuvo dirigida por la venganza contra los filisteos y Dios utilizo todo esto para castigar a e pueblo que tenia sometido a Israel.

Conclusiones:

  1. Dios puede equiparnos con lo necesario para cumplir la mision que tiene para nuestras vidas. Asi como a Sanson le dio fuerza, a nosotros nos puede dar entendimiento, sabiduria, o lo que nos haga falta, solo necesitamos orar por eso especificamente.
  2. Nunca debemos olvidar que la fuente de nuestra fuerza siempre es Dios y el merece la gloria. No nos confiemos nunca a nuestros propios talentos ni olvidemos darle la gloria a el en cada logro personal.
  3. Nuestras debilidades nos pueden llevar a portarnos de forma irreverente y despreciar lo sagradoTengamos cuidado.

6 Responses to “Día 162”

  1. Norma De La Cruz Sanchez dice:

    Muchas Gracias!!! ha sido una gran lección el dia de hoy para mi, si creo que puedo perder la humildad cuando hay logros en mi vida y es tan facil no mirar que es el poder de Dios actua en mi vida. gracias por cada clase que ha ayudado mucho a mi corazón. Saludos!!!!!!

  2. Juan Orozco dice:

    Pienso Sanson pudo decirle a su esposa que la fuerza venía de Dios pero el quiso verse como el fuerte y mira lo que paso Dios lo abandonó o se alejó de el, creo que todo lo que tengo y lo que soy es gracias a El Todo Poderoso Dios El es la neta del planeta.

    Gracias Arturo.

  3. Adriana Casas dice:

    El no estar concientes de que todo lo que tenemos viene de Dios, nos hace ser ingratos.
    Hay que orar constantemente para recordarlo.
    GRACIAS

  4. Gildardo dice:

    VICTORIA Y ULTIMO SUSPIRO…Me ha llamado la atención en donde Dios le da la Victoria a Sansón después de su oración es decir Sansón oro y Dios lo escucho prueba de que Dios es soberano y pude cumpliera sus propósitos, la historia de Sansón me produce temor de hacer lo malo y que Dios se aparte y me llena de Fe de pensar en que Dios escuche mi oración y me use para su soberano propósito.
    Jdg 15:18 Como tenía mucha sed, clamó al SEÑOR: «Tú le has dado a tu siervo esta gran victoria. ¿Acaso voy ahora a morir de sed, y a caer en manos de los incircuncisos?»
    Jdg 16:28 Entonces Sansón oró al SEÑOR: «Oh soberano SEÑOR, acuérdate de mí. Oh Dios, te ruego que me fortalezcas sólo una vez más, y déjame de una vez por todas vengarme de los filisteos por haberme sacado los ojos.»

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.