Día 55

ÉXODO 31.

Después de que Dios le proporcionó a Moisés todas las instrucciones sobre la construcción del Tabernáculo y de todos los accesorios y utensilios relacionados, podemos observar en los versículos 1 al 11 que Dios también determinó la forma en que todo se llevaría a cabo. Es decir, no solamente le dio a Moisés la teoría y lo mandó a averiguar cómo llevarlo a la práctica, sino que además preparó a las personas adecudas para que llevaran a cabo esta labor artística tan precisa y excelente.En el v. 2 y en el 6, Dios le informa a Moisés que escogió a dos hombres para que fueran uno el maestro artesano y otro el ayudante, Bezalel y Aholiab. Ellos estarían como “líderes de proyecto” (en términos modernos de administración) y tendrían a todo un cuerpo de artesanos expertos a su servicio (v. 6) para llevar a cabo la obra que Dios le pidió a Moisés.

Un punto importante a resaltar es el v. 3, “Lo he llenado del Espíritu de Dios y le he dado gran sabiduría, capacidad y destreza en toda clase de artes manuales y oficios.”, “Lo he llenado del Espíritu de Dios en cuanto a sabiduría, inteligencia y ciencia” (BTX), ” y le he llenado del espíritu de Dios concediéndole habilidad, pericia y experiencia” (BJL). Y podemos preguntarnos aquí, ¿cómo pasó esto? ¿Quedó lleno del Espíritu Santo entonces? ¿Como por arte de magia se convirtió en experto en un instante? Revisemos lo siguiente:

  1. Bezalel ya era todo un experto artesano: “??4 Es un maestro artesano, experto en trabajar el oro, la plata y el bronce.    ??5 Es hábil en grabar, en incrustar piedras preciosas y en tallar madera. ¡Es un maestro en todo trabajo artístico!” (v. 4 – 5). No estamos hablando de una persona que no conocía nada del tema y que mágicamente fue transformada en un experto por el Espíritu Santo.
  2. La traducción del v. 3 dice “Lo he llenado del Espíritu de Dios y le he dado…” Nos transmite la idea de que Dios ya había estado trabajando en él desde tiempo atrás en su vida en la sabiduría para entender qué requerían los clientes, en la inteligencia para resolver problemas complejos de diseño artístico y en la experiencia que fue adquiriendo a través de la práctica laboral. No se refiere a una experiencia de “llenado del Espíritu” como la que vemos en el N. T., bajo el Nuevo Pacto. No hubo aquí hablar en lenguas ni otros dones milagrosos como pasó en el siglo I.
  3. Entonces podemos concluir que Dios había estado atrás de toda la pericia que Bezalel fue adquiriendo a lo largo de su vida, preparándolo para este preciso momento en que pondría todos sus talentos y habilidades al servicio del Creador del Universo para una obra artística compleja pero también con un alto nivel de simbolismo espiritual.
  4. Así pasa en nuestra vida, Dios trabajó desde antes incluso que nos convirtiéramos a la fe cristiana, para ayudarnos a desarrollar habilidades, talentos, destrezas y capacidades que un día Él nos llamaría a usar para beneficio de su causa, no solo para nuestro provecho.
  5. La pregunta es entonces, ¿estás utilizando tus dones, talentos, capacidades y habilidades para servir a Dios en alguna manera? ¿O solo los utilizas para tu beneficio personal y de tus seres queridos? Si reconocemos que Él nos dio todos esos talentos y destrezas, pues regresemos un poco de todo lo que nos ha bendecido a través del servicio a Él.

Después de estas instrucciones finales a Moisés con respecto al Tabernáculo, Dios se enfoca ahora en el mandato del “día de descanso” o “shabbatot” (BTX) o “sábados” (NVI). Algunas instrucciones claves con respecto a este día:

  1. Su importancia radicaba en su significado, “es una señal del pacto entre ustedes y yo de generación en generación.” Era un recordatorio semanal para Israel de que eran un pueblo en una relación de pacto con Dios. Les ayudaría a recordar a qué Dios servían y quién era el que los había escogido y liberado (v. 13).
  2. Dios esperaba entonces que para ellos el día de reposo fuera santo también (v. 14). Se decretó pena capital a quien lo profanara y quien lo desobedeciera sería cortado del pueblo.
  3. El v. 15 dice que se trabajaría durante seis días pero el séptimo sería reservado para un día de descanso. En toda la Biblia se maneja esto como el primer día de la semana siendo el domingo y el último el sábado.
  4. En los v. 16 y 17 Dios afirma que “Es una obligación del pacto para siempre. Es una señal perpetua de mi pacto con el pueblo de Israel.” Aparentemente el mandato de Dios para su pueblo era eterno, para siempre, perpetuo.

Si este mandato era tan importante, ¿por qué razón los cristianos no observamos el sábado tal como los israelitas lo hacían en el A.T.? Varias consideraciones al respecto:

  1. El argumento linguístico: la palabra hebrea traducida como “perpetua” en el v. 16 es ?????? (?ôl?m), que de acuerdo con el Theological Wordbook of the Old Testament, de Moody Press, el significado de la palabra no está confinado solamente al futuro. Aunque la fuerza de la palabra traducida al español nos transmite una continuidad indefinida en el tiempo, en realidad en el hebreo original se utilizó incluso para referirse al pasado (Dt 32.7, Job 22.13, Prv 22.8 y más). Se considera entonces que su significado básico es “tiempos muy distantes”, ya sea hacia el pasado o hacia el futuro. Tiene mucho que ver la preposición o el adverbio acusativo que se utilize con esta palabra para definir su rango, que podría ser entre un tiempo remoto en el pasado hasta la perpetuidad. Incluso en la LXX (la Septuaginta, la primera traducción de la Biblia Hebrea al griego), ??l?m se tradujo por la palabra griega ai?n, que tiene el mismo rango de significado. Así que ni la palabra en hebreo ni en griego contienen en sí mismas el significado total y absoluto de perpetuidad.
  2. El argumento histórico. De acuerdo al Nuevo Diccionario Bíblico Certeza, de Sociedades Bíblicas Unidas, el pueblo de Israel perdió el sentido original del sábado ordenado por Dios y durante el período intertestamentario (el tiempo que pasó entre el AT y el NT) se recargó el mandato del sábado con múltiples detalles inventados por los hombres y contenidos en los tratados de la Misná, el Shabbath y Erubin.
  3. El ejemplo de Jesús. Los evangelios registran que Jesús atacó la práctica judía con respecto al sábado, pero no porque estuviera en contra del mismo, sino porque reprobaba cómo las tradiciones humanas se habían convertido iguales en importancia con respecto a los mandatos de Dios (Mt 12.1-4, Mrc 2.23-28, Lc 13.10-27 y más). ¿Qué hacía Jesús entonces en el día de reposo, o sea, el sábado? Lc 4.16 registra que iba a la sinagoga a estudiar la Ley y meditar en Dios y su Palabra. Esto concuerda con la práctica del AT de considerar ese día santo para Dios y dedicárselo a él.
  4. El ejemplo de la iglesia primitiva. Lo que el libro de Hechos registra es que los creyentes procedentes del judaísmio continuaban respetando el sábado y asistían a la sinagoga como cualquier otro judío, pero algo diferente pasó con los creyentes procedentes del paganismo (los gentiles). Debido a que Jesús resucitó en el primer día de la semana (el domingo), la iglesia comenzó a tener sus reuniones principales en ese día. Hch 20.7, 1 Co 16.2 y Ap 1.10 nos muestran esto y además que el domingo comenzó a ser conocido como “el Día del Señor”. Además, en el Conclio de Jerusalén en Hch 15 los apóstoles y líderes de Jerusalén decidieron no imponer ninguna otra carga referente a la ley judía a los convertidos gentiles mas que apartarse de cuestiones de idolatría e inmoralidad sexual. El sábado no estaba contemplado. La iglesia gentil no observaba el sábado como un requisito para estar bien con Dios, sino más bien se reunía en domingo como una tradición simbólica por ser el día de la resurrección. Pero el punto de un día especial ordenado y legislado para dedicarlo a Dios dejó de existir, incluso la iglesia al inicio de Hechos diariamente se reunían.
  5. Los cambios posteriores. De acuerdo a la International Standard Bible Encyclopedia, de Wm. B. Eerdmans, fue a partir del siglo IV d. C. que la iglesia cristiana comenzó a manifestar una tendencia a legislar el domingo como si fuera el reemplazo oficial cristiano para el sábado judío. Constantino en el s. IV inició esto y después fue Gregorio IX (1,234 d.C.) que oficialmente ordenó que el domingo fuera el “día de descanso”. La Reforma Protestante de Martín Lutero, en el siglo XVI d.C., rechazó esta postura y consideró que cualquier día de la semana podría dedicarse a Dios. Sin embargo, la cuestión del sábado como ley regresó en el S. XIX en Estados Unidos con grupos como los Adventistas del Séptimo Día o los Bautistas del Séptimo Día.
  6. Actualmente grupos como los Judíos Mesiánicos y los mismos Adventistas (según la Apologetics Study Bible), aseguran que el cuarto mandamiento (el sábado) es eterno y debe ser observado a través de todas las generaciones. Y ellos deducen que los cristianos deberíamos reunirnos para adorar a Dios en sábado, no en domingo. Incluso algunos Judíos Mesiánicos, para darle fuerza a su argumento, afirman que el Nuevo Testamento originalmente fue escrito en hebreo y que después fue traducido al griego para oscurecer este y otros mandatos muy importantes para la salvación. Obviamente no hay manera de respaldar estas afirmaciones con evidencias arqueológicas, como todos los manuscristos griegos antiguos tan antiguos como del año 100 d.C. que confirman que el NT fue escrito originalmente en griego.

Al final del capítulo, en el v. 18, sucede lo siguiente: “Cuando el SEÑOR terminó de hablar con Moisés en el monte Sinaí, le dio las dos tablas de piedra grabadas con las condiciones del pacto, escritas por el dedo de Dios.” El preciso momento en que Dios le entrega a Moisés las famosas Tablas de la Ley. ¿Por qué dice “las dos tablas”? ¿Estaban los 10 mandamientos repartidos entre esas dos tablas? La Biblia de Estudio Arqueológica comenta al respecto que en la práctica antigua del Cercano Oriente, cuando dos partes hacían un trato, se requería entregar una copia para cada uno. Así estas dos tablas eran en realidad un duplicado del pacto. Y ambas tablas serían destinadas a ser colocadas dentro del arca.

Conclusiones:

  1. Dios ha trabajado a lo largo de toda nuestra vida para ayudarnos a desarrollar talentos, habilidades o dones. Es posible que nos haya estado preparando a través de los años para el día que llegaramos a Él y lo conocierámos, y de esa manera pudieramos poner a disposición de Él todo lo que nos permitió aprender. Si no estás usando tus dones al servicio de Dios, ¿qué esperas? Averigua la manera en que puedes hacer un trabajo de servicio en tu iglesia local.
  2. Tengamos cuidado con doctrinas falsas que aparecen de repente con una apariencia de pureza doctrinal, pero que en realidad pueden ser malas interpretaciones de textos bíblicos, torcedura de Escrituras y argumentos sin sentido. No nos dejemos convencer tan rápido de “nuevos descubrimientos” con respecto a la salvación o supuestos “complots” para ocultar la verdad de Dios por siglos. Oremos a Dios por discernimiento y estudiemos mejor nuestras Biblias.
  3. El principio del sábado es muy rescatable para nuestra vida cristiana: dedicar un día a Dios y no a nosotros mismos, como recordatorio de quién es Él en nuestra vida. Tener devocionales familiares, orar juntos, congregarnos; todas estas manifestaciones son buenas y nos ayudan a tener presente a Dios en nuestra vida. Sin embargo, como cristianos no necesitamos obedecer el descanso obligatorio en sábado para ser salvos. Estamos bajo el Nuevo Pacto, no bajo el Antiguo.

10 Responses to “Día 55”

  1. Sandra Torres de Zapata dice:

    Muchísimas Gracias Arturo, por tu eficiencia y estudio profundo a la palabra de Dios, al tratarse de temas que sin duda son controversiales, pero a la luz de las escrituras son claros y contundentes. También estudie el tema como nos lo recomendaste y aprendo cuanto debemos tener el principio de dedicar a Dios nuestras vidas, glorificándolo y haciendo el bien. Como nuestro Señor Jesús lo menciona en Mateo 12:3-8 “Lo que pido de ustedes es misericordia y no sacrificios”.
    Saludos.

  2. Sofia dice:

    Gracias por el estudio, has aclarado la pregunta que ya días rondaba mi cabeza, ¿por qué nos reunimos los domingos y no los sábados?
    También la exhortación a hacer buen uso de nuestros dones, colocándolos al servicio del Señor.

  3. Sandra Nava dice:

    Vaya tema, me sorprende la cantidad de información que existe sobre la observancia del día Sábado como día de Reposo instituido por Dios… Solo oremos por pedir a Dios discernimiento para distinguir entre las cientos de versiones que se dan sobre este tema… Mantengámonos alertas y astutos ante tales enseñanzas… Hoy me quedo con la enseñanza de rescatar el concepto de “dedicarle un día al señor”, como recordatorio de todo lo que él ha hecho por mi y por su pueblo…Gracias!!

  4. Elizabeth Arriola dice:

    Muchas gracias por tu trabajo, gracias Sandra por tu aporte!!!! Bendiciones

  5. Vicky dice:

    Gracias, por utilizar tus dones y trasnmitirnos de una manera desmenuzada la palabra de Dios, gracias por tu tiempo en la realización de estos devocionales. Dios te colme de mucha fortaleza, sabiduria, salud, gozo, armonía, amor, paz y fe.

  6. Minelia M.H. dice:

    Gracias por el devocional,me hizo pensar en la importancia de estudiar con argumento lingüístico: la palabra hebrea traducida,así como los comentarios bíblicos para tener mayor comprensión del por que hacemos las cosas.Excelente inicio de semana.

  7. Lourdes Lovera dice:

    Agradezco tu tiempo, dedicación y amor a enseñar al pueblo de Dios.

  8. blanca dice:

    Gracias arturo por el devocional si es muy importante descubrir nuestros propios dones para el servicio de DIOS y para uno mismo por que haci nos fortalezemos en nuestra fe y hayudamos al servicio de DIOS gracias.

  9. Martín Tomas Merediz-Funes dice:

    Arturo que animante que el Señor aclare y reafirme sus planes para nosotros, todos hemos sido dotados con algún don, a lo más no lo hemos descubierto o utilizado, más nunca es tarde para que como hijos agradecidos lo utilicemos en bien del pueblo y sobretodo del plan del Señor.
    Gracias también por dejar bien claro que el día de descanso no es para que nosotros descansemos sino más bien para que dediquemos el tiempo al Señor.
    Me anima tanto el esfuerzo que el Señor pone al preparar personas en este caso como tu Arturo para bien nuestro.
    Aleluya y para Dios sea la gloria.

  10. Hector Z. dice:

    Señor entrego mi vida, mis talentos, dones y capacidades a ti. A tu servicio!

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.