Día 202

2 SAMUEL 23, 1 REYES 2.1-12, 1 CRÓNICAS 29.26-30.

En este estudio terminaremos el libro de 2 Samuel y continuaremos estudiando 1 y 2 Reyes, con sus correspondientes pasajes de 1 y 2 Crónicas. Esto convirtió este estudio en un análisis simultáneo cronológico de 1 y 2 Samuel, 1 y 2 Reyes, 1 y 2 Crónicas. La sorprendente vida del rey David terminaría en estos capítulos, dejando un legado que trascendió generaciones y sigue vigente hasta el día de hoy.

Los versículos 1 al 7 de 2 Samuel 23 contienen lo que se llamó “las últimas palabras de David” (v. 1). El contenido es muy profundo, estudiemos por parte este pasaje:

  1. En breves palabras (v. 1), David hace un recorrido de su propia vida en su caminar con Dios y se describe a sí mismo como: a) “David, hijo de Isaí”. ¿Quién era David cuando era joven? Un pastor de ovejas, el más pequeño de una familia grande, el más insignificante de los hijos de Isaí, el más marginado también de todos ellos. b) “David, el hombre que fue elevado tan alto; el hombre ungido por el Dios de Jacob”, “hombre que fue exaltado” (BJL), “el hombre a quien Dios ha enaltecido” (DHH-LA). De ser un ser humano insignificante en el pueblo de Israel, fue tomado por Dios mismo para una misión muy importante y fue exaltado por tanto por encima de todos los hombres de su pueblo. David gozó de un enorme privilegio sin duda. c) “el dulce salmista de Israel”, “dulce cantor de Israel” (NVI). David también fue el autor de muchos salmos en las Escrituras, que hasta el día de hoy siguen inspirándonos a levantar nuestra relación con Dios. Precisamente los Salmos será el siguiente libro a estudiar. En pocas palabras resumió su vida y el cambio profundo que experimentó por la intervención divina.
  2. La inspiración directa del Espíritu de Dios presente en la vida de David (v. 2). David afirmó que el Espíritu de Dios hablaba a través de él, que ponía palabras en su lengua. Recordemos que el Espiritu de Dios descendió sobre David, como dice en 1 Samuel 16.13, “Y el Espíritu del SEÑOR vino con gran poder sobre David a partir de ese día.” Al estudiar los escritos hechos por David debemos recordar que fueron inspirados directamente por Dios.
  3. La inspiración directa de Dios sobre David para su estilo de liderazgo (v. 3 – 4). Dios mismo le enseñó a David el valor de dirigir rectamente, con justicia y en el temor de Dios. Le dijo que quien decidía gobernar de esa forma, “es como la luz de la mañana al amanecer, como una mañana sin nubes, como el brillar del sol sobre la hierba nueva después de la lluvia.” (v. 4). Ciertamente David no tuvo en Saúl un modelo a seguir para ser rey, Dios mismo tuvo que entrenarlo. Aprendamos del estilo de liderazgo de David porque fue inspirado directamente por Dios.
  4. La confianza de David en el plan de Dios (v. 5). Este versículo refleja una profunda confianza del rey David en las promesas de Dios cuando dijo, “Su pacto está arreglado y asegurado hasta el último detalle; él garantizará mi seguridad y mi éxito.”, “hará prosperar mis anhelos de plena salvación.” (BTX), “Él hará germinar toda mi salud y todo mi deseo.” (BJL). No había duda en él, lo que Dios comenzó en su vida lo terminaría exitosamente. ¿Tenemos ese tipo de confianza en Dios? ¿O dudamos constantemente?
  5. El destino de “los que no conocen a Dios” (v. 6 – 7). O también traducidos como “los perversos” (NVI), “los indignos” (BJL), “los malvados” (NBLH). El destino eterno es claro aquí, “serán completamente consumidos por fuego” (v. 7). El lenguaje nos recuerda las palabras de Juan el Bautista, en Mateo 3.10–12 (DHH-LA), “10El hacha ya está lista para cortar los árboles de raíz. Todo árbol que no da buen fruto, se corta y se echa al fuego. 11Yo, en verdad, los bautizo con agua para invitarlos a que se vuelvan a Dios; pero el que viene después de mí los bautizará con el Espíritu Santo y con fuego. Él es más poderoso que yo, que ni siquiera merezco llevarle sus sandalias. 12Trae su pala en la mano y limpiará el trigo y lo separará de la paja. Guardará su trigo en el granero, pero quemará la paja en un fuego que nunca se apagará.”

Ahora, 1 Reyes 2.1-12 nos proporciona otra perspectiva de las últimas palabras de David, con enfoque ahora en lo que le dijo a su hijo Salomón:

  1. En los versículos 2 al 4 David le encarga a su hijo Salomón que obedezca fielmente la Ley de Moisés, “para que tengas éxito en todo lo que hagas y donde quiera que vayas”. También podemos ver que David estaba bien consciente de que la promesa que Dios le había hecho de mantener siempre uno de sus descendientes en el trono de Israel estaba condicionada a la obediencia y fidelidad de éstos.
  2. Después en los versículos 5 al 8, David le da algunos últimos encargos con respecto a varias personas con quienes quedaron asuntos pendientes: Joab (debería morir por la sangre inocente que derramó), los hijos de Barzilai (a quienes se les debería mostrar bondad por haber ayudado a David), Simei el benjaminita (a quien debería matar también por las ofensas que lanzó contra David). Aunque a varias de estas personas David prometió no hacerles daño a pesar del mal que recibió de ellos, finalmente eso no los hacía inocentes y tenían que pagar por su pecado de una u otra forma.

Hasta ahí la Biblia registra “las últimas palabras de David”. Aquel sencillo pastor de ovejas murió convertido en el hombre más importante y poderoso de todo Israel, además de ser el “ungido” de Dios. Los versículos 26 al 30 de 1 Crónicas 29 nos proporciona más información sobre el resumen de la vida de David:

  1. David gobernó 40 años a Israel, dividido en 7 años desde Hebrón y 33 desde Jerusalén (ya con el reino unificado).
  2. El v. 27 registra que David “Murió en buena vejez, habiendo disfrutado de una larga vida, riquezas y honor.” ¿No quisiéramos morir en el mismo estado que David? Seguramente. Dios le dio todo lo que necesitaba y más aún.
  3. El v. 29 contiene una referencia a 2 fuentes a la cuales no tenemos acceso en la actualida, El registro de Samuel el vidente, el registro de Natán el profeta, El registro de Gad el vidente.” Como hemos mencionado anteriormente, hubo diversos textos antiguos que sirivieron como fuente para varios autores de libros del AT.

El resto de 2 Samuel 23 (v. 8 – 39) contiene un registro de las hazañas de “los guerreros más valientes de David” (v. 8), que eran 30, de entre quienes se destacaban 3. Uno por uno encontramos hazañas de fe, valentía, lealtad a David, heroísmo, valor y más. Y también encontramos cómo David valoraba tanto el sacrificio que sus hombres hacían. La relación entre David y sus guerreros era más que un jefe y sus empleados, o un general y sus soldados, había valores espirituales y aprecio general, y todos apreciaban mucho a David y lo seguían por sentirse inspirados por él.

Aquí termina la historia del rey David, uno de los hombres más importantes de toda la Biblia y con especial significado para la fe cristiana también. Les dejo con un video sobre la tumba del rey David que se encuentra actualmente en Jerusalén y que se puede visitar.

Conclusiones:

  1. Si hiciéramos un recorrido por nuestra vida cristiana, desde quiénes éramos antes de conocer a Dios, hasta la fecha, sinceramente podríamos sentirnos también como el rey David al ver hacia atrás lo que había sido su vida: de ser nadie y nada, Dios nos convirtió en hijos suyos, nos perdonó, nos dió el Espíritu Santo y nos dio una esperanza eterna. ¿No es eso ser exaltado también entre los hombres? ¿No nos ha levantado Dios en gran manera también? Apreciemos todo lo que Dios ha hecho en nuestra vida y esperemos que, cuando también ya veamos la muerte cerca como David, podamos decir lo mismo que él de nuestro caminar de fe por esta vida.
  2. Si tenemos alguna función de liderazgo en la iglesia o en el mundo secular, aprendamos del estilo de liderazgo que Dios mismo le impartió a David de forma personal. Definitivamente David tomó el mejor “curso” de liderazgo que se podía recibir, directamente de Dios. Hagamos nuestra función con temor a Dios y con rectitud, tal como David lo hizo.
  3. Aprendamos de forma general sobre la vida de David de forma práctica, es decir, cómo en los diferentes momentos de su vida y bajo diferentes circunstancias, el hombre “conforme al corazón de Dios” encontraba fuerzas en su relación con su Creador para salir adelante y encontrar victoria al final de todo. Que así sea nuestra vida también en nuestra relación con Cristo.

5 Responses to “Día 202”

  1. Paolo dice:

    Muchas gracias hermano, muy inspirante!!!

  2. Adriana Casas dice:

    Gracias Arturo, ayer tuvimos nuestra conferencia de mujeres en la Región Navarte, y cuatro hermanas y yo tuvimos el privilegio de compartir nuestro testimonio.
    Estar parada frente a cerca de 500 mujeres y compartirles de dónde me sacó Dios, fue retante sin duda, pero me ayudó a tomar conciencia de todo lo que ha hecho en mi vida, de la gran bendición que es y de la importancia de ayudar a otros a conocer de ÉL.Pido a Dios que me ayude a tener siempre un corazón agradecido. Gracias a ti Arturo por estos devocionales.

  3. blanca martinez dice:

    Que bendicion es sver que por medio de la computadora puedo habrir la pagina y nutrirme es inspirante la vida de David nos inspira a que tengamos un corazon puro y humilde para ir a DIOS a repentirnos de nuestros pecados cada dia que tengamos nuestra relacion con DIOS nos llama que solamente el puede darnos las fuerzas que habeces se nos agota pero cuando leemos el devocional renovamos fuerzas por que por medio de su palabra nos habla mi DIOS ETERNO Y FIEL.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.