Día 26

GÉNESIS 38.

La historia cambia de enfoque ahora y toda la atención se centra en Judá, uno de los hermanos de José. El v. 1 dice “°Había ya acontecido en este tiempo, que separándose Judá de sus hermanos, se relacionó con un adulamita cuyo nombre era Hira.” (BTX). Judá decide marcharse lejos de la casa de su padre y de sus hermanos y básicamente podríamos decir que “se independiza”. El v. 2 narra que se encontró con una mujer cananea y se casó con ella. Su padre y su abuelo habían hecho mucho esfuerzo para que Jacob se casara con alguien de su propia línea y con su fe, pero Judá no lo hizo igual. La Escritura describe esta decisión con mucha ligereza, solo la vió y decidió casarse con ella. Podemos darnos cuenta de la falta de valores espirituales de Judá, confirmado también por la participaciáon junto con todos sus hermanos en el intento de asesinato y finalmente la venta de su hermano José.

De acuerdo a los versículos 3 al 5, Judá tuvo 3 hijos: Er, Onán y Sela. Se le arregló el matrimonio a Er con una joven llamada Tamar. Y es entonces cuando la Biblia dice lo siguiente, “Pero Er era un hombre perverso ante los ojos del SEÑOR, y el SEÑOR le quitó la vida.” ,”Pero Er, primogénito de Judá, era malo ante los ojos del SEÑOR, y el SEÑOR le quitó la vida.” (NVI). ¿Qué exactamente hizo Er para merecer esto? La Biblia no lo registra. Sin embargo, de acuerdo al New American Commentary, de la editorial Broadman & Holman Publishers, la frase “perverso ante los ojos del SEÑOR” es típica del Deuteronomio y se aplica para varias conductas ilícitas pero especialmente idolatría (Dt 4.25, Jue 2.11, 1 S 15.19). También dice este comentario que la frase “el SEÑOR le quitó la vida” o “YHVH hizo que muriera” (BTX) generalmente se utilizaba cuando Dios ejecutaba sentencia de muerte en alguien a través de medios humanos, es decir, que alguien lo matara, no tanto que de forma sobrenatural Dios mandara un rayo o se abriera la tierra y se muriera la persona. Algo malo había en el corazón de Er, el primogénito de Judá, que Dios tomó esa decisión.

El v. 8 menciona algo curioso. La norma social o “ley” en ese tiempo para el caso de las viudas era que en el caso que no hubo hijos, el hermano del muerto tenía la obligación de darle descendencia con su viuda, para que su nombre no se perdiera. De acuerdo a la Biblia de Estudio Arqueológica, a este arreglo se le llama “matrimonio por levirato”, y el nombre viene de la palabra latina levir, que significa “hermano del esposo”. Había dos objetivos a lograr con este arreglo:

  1. Se aseguraba la herencia del esposo muerto y se perpetuaba su nombre, reflejando así el deseo de los antiguos israelitas de mantener una presencia en la tierra.
  2. Proporcionaba una seguridad social para la viuda sin hijos, que había quedado desvalida y socialmente en fuerte desventaja en esa cultura del Cercano Oriente.

Esta regulación era fuerte en la época patriarcal y después se incluyó en la ley Mosáica (Dt 25.5-10).

¿Qué hizo Onán con esta obligación social que se esperaba de él y que su mismo padre se lo demandó (v. 8)? De acuerdo a los versículos 9 al 10, no quiso obedecer e hizo lo posible por no embarazar a Tamar. ¿Qué hizo Dios al respecto? Dice el v. 10, “Así que el SEÑOR consideró una maldad que Onán negara un hijo a su hermano muerto, y el SEÑOR también le quitó la vida a Onán.” De acuerdo a la Biblia de Estudio Apologética, la posible razón por la cual hizo esto fue por el extremo egoísmo en no querer darle descendencia a su cuñada ya que sabía que él tendría que mantener al niño y no recibiría ninguno de los bienes que dejó en herencia ya que pertenecerían al hijo y él no los podría tocar. Así que Dios decidió quitarle la vida también.

En los versículos 11 al 30, se describen varias situaciones complicadas y que revelan también el corazón de Judá especialmente:

  1. Judá sabía que tenía que cumplir con el deber del levirato ahora con su último hijo, Sela, y engañó a Tamar haciéndola pensar que esperara hasta que Sela pudiera estar en edad de casarse y que se fuera con sus papás mientras, pero en el fondo no iba a cumplir porque no quería arriesgar a su hijo también (v. 11). Posiblemente Judá sabía que su tercer hijo era igual moralmente hablando que los otros dos, y por eso tenía miedo, porque pensaba que le pasaría lo mismo.
  2. Tamar, al darse cuenta de que Sela ya estaba en edad de casarse y entender que su suegro no haría nada al respecto, decide cometer un acto desesperado y se viste de prostituta para seducir al suegro y tener así descendencia finalmente.
  3. Judá, al verla, le propone tener relaciones con ella y pagarle (v. 16). Esto tampoco era correcto y no iba de acuerdo con la educación espiritual de la línea de Abraham, Isaac y Jacob. De acuerdo al v. 21, Judá creía que era una prostituta del templo pagano local, como una prostituta ritual, y aún así se le acercó. Todo esto nos habla del corazón de Juda y de su estado moral y espiritual.
  4. En el v. 18 Tamar le pide a Judá su sello de identidad junto con el cordón y el bastón que llevaba. Era una especie de anillo que funcionaba como identificación personal. No había pierde para identificar a alguien a través de estos accesorios.
  5. Cuando se descubre que Tamar estaba embarazada y ella expone al verdadero padre, Judá, él mismo afirma, “—Ella es más justa que yo, porque no arreglé que ella se casara con mi hijo Sela.” (v. 26). La ley hitita del levirato, que era muy similar posiblemente a la que usaba la descendencia de Jacob, afirmaba que si el hermano no podía cubrir la responsabilidad, entonces la mujer debía casarse con el padre del marido muerto. En ese sentido, lo que Tamar hizo pudo haber sido considerado como legítimo. Y es ahí donde Judá reconoce que ella se esforzó más que él en cumplir con estas leyes sociales y que él fue indiferente a las mismas. Vemos aquí a un Judá que reconoce su propia maldad, al menos está consciente de ella. Así de esta unión nacieron dos bebés, Fares y Zara (v. 29-30).

¿Qué nos muestra todo este relato con respecto a Judá, uno de los hijos de Jacob? La dureza de corazón a los valores éticos y morales, y obviamente su lejanía de una relación con el Dios de su padre y de su abuelo. Esta situación moral contrastará fuertemente con el ejemplo brindado por José en los capítulos siguientes.

Conclusiones:

  1. Nuevamente encontramos un aviso hacia las consecuencias de los matrimonios mixtos: una persona con fe (aunque fuera débil, como Judá) con una persona de trasfondo pagano. El carácter moral de los hijos refleja las consecuencias de una unión de este tipo. Así puede pasar hoy cuando un cristiano decide casarse con una persona que no comparte su fe o que ni siquiera cree en Dios. ¿Qué le enseñarán a sus hijos? ¿Cómo los guiarán a Dios? ¿Cómo seguirán los mismos estándares morales y éticos? Muy difícil de tener éxito en este tipo de relaciones.
  2. El egoísmo es aborrecido por Dios. Onán encontró la muerte por su egoísmo extremo. Por Jesús dijo lo suguiente en Lc 9.23, “Entonces dijo a la multitud: «Si alguno de ustedes quiere ser mi seguidor, tiene que abandonar su manera egoísta de vivir, tomar su cruz cada día y seguirme.” El egoísmo nos impide agradar a Dios. Vivir solo satisfaciendo nuestros deseos e intereses personales sin importarnos el bienestar de los demás es una actitud aborrecible para Dios.
  3. Mientras un hombre no se vuelva a Dios y ponga sus valores en orden, su caminar reflejará diferentes formas de maldad que lo dañarán a él o a sus seres queridos en algún punto. Su corazón se endurece más y más con cada transgresión a la Palabra de Dios. Queda la esperanza sin embargo de que Dios le ayude a reconocer su propia maldad y su estado espiritual. Ahí comienza la conversión.

10 Responses to “Día 26”

  1. CINTHYA SOLANO dice:

    como discipula necesito poner mis valores en orden, es una realidad que el corazón se endurece cada que yo decido pasar por alto un mandato de DIOS asi sea el más pequeño, manteniendome cerca de mi DIOS es la única manera de reconocer mi estado espiritual, y asi buscar ser más como Dios quiere que sea, MUCHAS GRACIAS ARTURO DTB =-)

  2. Monica Loaeza dice:

    Uouu! ¡Qué enseñanza la de hoy! Muchas gracias, Arturo. Muchas veces me habían desconcertado las situaciones que vivían los hijos de ISRAEL, sólo que jamás se me había ocurrido que se debían a una falta de relación con Dios. Con todo lo vivido por su padre, abuelo y bisabuelo, creí que los hijos tenían esa enseñanza y eran también fieles a Dios. Mi propio hijo creció toda su vida en la Iglesia (y hoy tiene más de 20 años) pero aún no desea ser un discípulo. Muchos hermanos que lo conocieron me animan diciendo que las firmes bases que le inculqué seguramente darán su fruto. No lo dudo, pero no debo confiarme. Los últimos devocionales me lo han dejado muy claro y han sido una lección valiosísima, mil gracias, hermano, gracias infinitas, querido Padre…
    Como nota final, me permito comentar sobre Onán. Su nombre da origen al ‘onanismo’ (por favor búsquenlo en el Diccionario), actualmente considerado “sano y recomendable psicológicamente” en la sociedad. Es muy importante que veamos que se trata de un PECADO ante Dios, por el cual Él le quitó la vida a quien lo cometió. No nos dejemos engañar por los ‘expertos’ que solapan cosas como ésta. Saludos y bendiciones a todos.

  3. Martin Merediz-Funes dice:

    Amado hermano Arturo, es increíble como aun el Señor ha tenido y sigue teniendo que pasar por la tristeza de ver a su pueblo volverse infiel y pecar contra el sin ningún miramiento, respeto ni temor.Veo con algarabía como el Señor tiene ese corazón inmensamente grande, inmensamente lleno de amor por su creación, pues insistió sin declinar en su plan de salvación para todos nosotros, aleluya.
    Hoy en muchos hogares donde hay un solo discípulo dentro del matrimonio vivimos situaciones sumamente complicadas como tu debes saber por testimonios de hermanos y hermanas de allá y otros lares, acá también. Nos queda solo orar mucho por la fe de cada hermano y hermana en esas situaciones y por que puedan ser cada vez una luz más potente en sus hogares con el fin de que las conversiones se sucedan y así más y más familias pasen a formar parte del pueblo de Dios.
    Yo por estos aquejado de una dolencia lumbar seria, prueba explicita para que me arrepienta en mi hogar y sea ese del que hable recién el que lleve la luz potente, debo reconocer que venia fallando durante años y sin darme cuenta, estaba super engañado y el Señor me lo mostró ya hace como tres días y me ha dado todo su apoyo, yo con mi real y profundo interés de servir a nuestro Señor y traer a casa diariamente y a cada instante la luz que Papá a puesto en nosotros.
    Gracias Arturo por tu trabajo y por este foro que también nos permite compartir entre hermanos y hermanas en Crsito Jesús nuestro Señor y Mesías el Hijo del Dios Altísimo.
    Un abrazo y siempre agradecido con Dios por ti.hermano.

  4. Arturo Edwards dice:

    Arturo, brother, muchas gracias por toda la ayuda y enseñanza que nos estás dando a través de estos devovionales … gracias sobre todo a Dios por utilizarte … Saludos!!

  5. Hector Z. dice:

    Señor, permíteme salir de mi egoísmo y mirarte solo a ti. Mi Dios verdadero!

  6. Raul Archundia Tellez dice:

    Gracias Arturo, gracias a Dios por estos estudios

  7. Juan Orozco dice:

    Hoy me toco a mi recibir este estudio por que me confronto a ver mi corazón y saber que si no cambio puedo lastimar a mis seres quiridos, gracias Arthur.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.