Día 163

JUECES 17 – 18.

Los capítulos restantes del libro de Jueces, a partir del 17, ya no contienen historias de jueces específicos, al parecer Sansón fue el último, que gobernó Israel 20 años (Jue 16.31). Más bien, estos capítulos nos muestran diferentes historias de ciertos israelitas que evidencían el grado de desviación ritual y desobediencia al que había llegado Israel alrededor del 1050 a.C. y las consecuencias de la falta de dirección del pueblo de Dios.Estos 2 capítulos que estudiaremos hoy narran la historia de Micaía, un israelita de la zona montañosa de Efraín (17.1), de un joven levita y de la tribu de Dan. Estas 3 historias se entrelazan para mostrarnos un panorama de confusión religiosa y de falta de discernimiento espiritual en Israel. Veamos algunos detalles relevantes:

  1. La desviación ritual de la familia de Micaía (17.2-5). Para comenzar, Micaía robaba a su mamá (v. 2), en este caso, “mil cien piezas de plata”. Cuando el hijo le devuelve las piezas de plata a la mamá, ésta decide consagrarlas a Dios nada menos y nada más que mandando hacer una estatua con esa plata para convertirla en un ídolo (v. 3). Entregó 200 monedas de plata a un “platero” para que hiciera la imagen. De acuerdo con la Biblia de Estudio Arqueológico, el “platero” era un constructor de ídolos de madera laminados con metales preciosos para que se vieran mejor y que se utilizaban como dioses del hogar usados para adivinar. En respuesta a este acto de su madre, Micaía hizo lo siguiente: construyó un santuario para el ídolo, hizo un efod sagrado y más “ídolos de familia” o “terafines” (BTX) o “dioses familiares” (DHH-LA) y después nombró como sacerdote personal a uno de sus hijos (v. 5). Es decir, ¡crearon su propia religión casera! Y se supone que todo era en honor del Dios de Israel. Obviamente todas las acciones de esta familia estaban en contra de la ley mosáica, pero lo sorprendente es el grado de ceguera espiritual que tenían. Ellos estaban seguros que estaban haciendo lo correcto y lo agradable ante Dios.
  2. La anarquía y la falta de dirección espiritual (17.6). El versículo dice, “En esos días, Israel no tenía rey; cada uno hacía lo que le parecía correcto según su propio criterio.”, ” En aquellos días no había rey en Israel. Cada uno hacía lo que le parecía bien ante sus propios ojos.” (NBLH), “… cada cual hacía lo que le daba la gana.” (DHH-LA). Nadie le daba un rumbo ni político ni espiritual al pueblo de Israel, los sacerdotes habían fallado en su misión de mantener la unidad religiosa del pueblo, las tribus actuaban independientes de las otras, la unidad fraternal se había perdido. Israel ya estaba en la Tierra Prometida pero ahora el problema era qué estaban haciendo con las promesas que habían recibido de Dios.
  3. La visión torcida sobre la función de los levitas (17.7-13). Estos pasajes nos muestran una visión muy diferente en el rol del levita en el pueblo de Dios al que Dios originalmente le había comunicado a Moisés en la Ley. Hay varios problemas con este levita: a) aceptó trabajar como sacerdote personal para Micaía con salario y comida, cuando originalmente Dios les encargó que su vida fuera dedicada a servir a los sacerdotes en el tabernáculo (Num 3.9). b) Trabajaba con ídolos familiares (18.20). Evidentemente ya había perdido su rumbo con respecto a la adoración al único Dios. c) La conducta del levita durante todo el relato mostró una actitud más bien de un “mercenario de la fe”, ya que al escuchar una mejor “propuesta laboral” (el sacerdocio para una tribu entera y no solo un clan, 18.19), aceptó y dejó a su anterior “patrón” (Micaía). d) Micaía interpretaba la presencia del levita en su casa como un amuleto de buena suerte (17.13, “Sé que el Señor ahora me bendecirá… porque tengo un levita como sacerdote personal.”
  4. Los crímenes de la tribu de Dan por desobecer a Dios cuando les asignó su territorio (18.7-9). Recordemos que la tribu de Dan no logró derrotar a los pueblos paganos que vivían en el territorio que Dios les asignó y prefirieron buscar otra tierra por su cuenta, menospreciando así la voluntad de Dios (Jos 19.40-48). Prefirieron atacar a la ciudad de Lais perteneciente a los sidonios que ” llevaban una vida despreocupada, igual que los sidonios; eran pacíficos y vivían seguros… Además vivían a gran distancia de Sidón y no tenían ningún aliado cerca.” (18.7). Masacraron a todos los habitantes y ocuparon la ciudad (18.27-28). Buscaron el camino más rápido para establecerse, la ruta más corta, el menor esfuerzo posible, aunque involucrara matar gente indefensa. No quisieron seguir las instrucciones de Dios por ser demasiado difíciles para ellos.
  5. La desviación ritual de toda una tribu (18.30-31). Ya conquistada Lais y renombrada como Dan, la misma imagen tallada que la mamá de Micaías había hecho y que los danitas se la robaron a él, ahora era la principal piedra de tropiezo para toda la tribu junto con el levita que “contrataron”. Así, “la tribu de Dan rindió culto a la imagen tallada de Micaía todo el tiempo que el tabernáculo de Dios permaneció en Silo.” (v. 31). Si un hombre y su familia pudieron crear una religión propia, ahora vemos a una tribu entera inventar también su religión con su ídolo y sus sacerdotes, siguiendo su misma tendencia a seguir sus propias reglas y no las de Dios. Sin embargo, a pesar de que nos sorprenda todo esto, ellos en su mente seguían pensando que estaban haciendo lo correcto. Una evidencia de esto es la supuesta consulta que le hacen a Dios a través del levita en el 18.5-6, “??5 Entonces ellos dijeron: —Pregúntale a Dios si nuestro viaje tendrá éxito.    ??6 —Vayan en paz —respondió el sacerdote— porque el SEÑOR estará vigilando el camino por donde van.” Estaban convencidos que todo lo que habían hecho era de acuerdo a la voluntad de Dios y que lo estaban agradando. ¡Nada más alejado de la realidad!
  6. El nombre del levita que contribuyó a toda esta desviación era, “Jonatán, hijo de Gersón, hijo de Moisés.” (18.30): Sin embargo, hay una controversia con las demás traducciones en cuanto esto: “Jonatán ben Gersón, hijo de Manasés” (BTX), “Jonatán, hijo de Guersón y nieto de Moisés” (NVI). ¿Moisés o Manasés? Se sabe que escribas judíos posteriores creyeron que no debería permitir el nombre de Moisés enmedio de semejante conducta abominable y por eso alteraron el nombre para que sonara más como “Manasés”. Sin embargo, es muy posible que el levita fuera un descendiente directo de Moisés, ya que Moisés y su familia fueron considerados como miembros de la tribu de Leví, de acuerdo con 1º Crónicas 23.14 (NVI), “14 A Moisés, hombre de Dios, y a sus hijos se les incluyó en la tribu de Leví.” Ni los descendientes de Moisés se salvaron de desviarse de la Palabra de Dios.

Aquí tenemos una imagen de algunos ídolos familiares o “terafines” que los israelitas utilizaban, contenida en el recurso Logos Bible Images, de Logos Bible Software.

Idolos Familiares

Conclusiones:

  1. Cuando nos apartamos de la Palabra de Dios, nuestra mente puede generar mezclas religiosas extrañas y en ciertos casos aberrantes. La misma necesidad del ser humano de conectarse con lo espiritual y su pequeño entendimiento de quiéjn es Dios, lo lleva a “inventar” religiones por aquí y por allá, pero si esa necesidad no está dirigida por la Biblia, el resultado puede ser un versión grotesca y equivocada de la fe genuina en Dios. Y así como Dios no aprobaba aquellas mezclas que los israelitas hacían, así tampoco hoy aprueba el sincretismo religioso que se ha dado entre cristianismo, paganismo, religiones del oriente y más. Un ejemplo extremo de esto en México es el culto a la Santa Muerte.
  2. La falta de liderazgo en el pueblo de Dios afecta mucho. En toda la Biblia encontraremos siempre hombres que eran utilizados por Dios para dar dirección a su pueblo en diferentes circunstancias. La posición de anarquía que algunas personas quieren mantener con respecto a estructuras de liderazgo y organización en la iglesia cristiana moderna no tiene ningún precedente bíblico con excepción de los capítulos finales del libro de Jueces, donde “cada uno hacía lo que le parecía bien ante sus propios ojos” (Jue 17.6) y el resultado era un auténtido desastre espiritual.
  3. De ninguna manera podemos caer en pensar que “nos trae buena suerte” leer la Biblia, pertenecer a una iglesia cristiana, tener amistad con algún líder carismático cristiano o algo parecido. Es el mismo error de Micaías. Dios no trabaja así y no es correcto que ninguna persona se acerque a Él por un interés como “para que me vaya bien” o “para que tenga prosperidad en mis negocios”. No hay sinceridad ni un corazón entregado en tal actitud y por supuesto es reprobada por Dios.
  4. Cuando la tendencia humana de hacer siempre “lo que nos parece bien a nuestros ojos” es más grande que nuestra decisión de ser obedientes a la Biblia, podemos terminar muy pero muy lejos de Dios y de su voluntad para nuestra vida. Eso fue lo que le pasó a los danitas y es lo mismo que nos puede pasar a nosotros. Lo peor es que nuestro orgullo nos engaña y terminamos pensando incluso que estamos haciendo lo correcto a los ojos de Dios, como Micaías y los danitas, simplemente porque “sentimos” que está bien y no porque confirmemos nuestros hechos con las Escrituras. No sigamos su mal ejemplo y mejor trabajemos fuerte en mantener un corazón humilde ante la Biblia para rendirnos siempre a la voluntad de Dios y negar nuestras tendencias orgullosas e independientes.

11 Responses to “Día 163”

  1. Miriam Ruiz dice:

    Que importante mensaje y enseñanza Arturo muchas gracias. Me confronta tanto a siempre estar buscando un corazón humilde y obediente, respaldado por la biblia y no por aquello que yo puedo pensar que es correcto y hacerlo asi.

  2. ESTELA GARCIA dice:

    ESTA, ES UNA DE LAS AREAS EN QUE NECESITO TRABAJAR MUCHO.
    GRACIAS ARTURO, BENDICIONES.

  3. Paolo dice:

    Gracias otra vez Arturo!!!

  4. Sandra Duarte dice:

    Por eso leer nuestra biblia es tan importante pues podemos llegar a crear un Dios sacado de nuestra imaginaciòn.
    Gracias por estos estudios que nos llevan a conocer mas y mejor a nuestro Dios.

  5. Mirna Barrera de Hdz dice:

    Gracias Arturo, siempre Dios llamandonos a volver a la base que es su palabra y no nuestras ideas.

  6. norma de la cruz dice:

    Muchas Gracias!!! excelente clase, me impresiona como se formaron las iglesias y sin duda es un gran privilegio que nuestra iglesia se esfuerce en mantenerse muy cercana a la palabra de Dios, y una gran responsabilidad personal de cuidar nuestras vidas profundamente y a la iglesia. gracias por que estudiar de esta manera la palabra de Dios es para mi muy inspirante. Saludos!!!

  7. angelica sandoval contreras dice:

    Arturo, Muchas gracias por ayudarme a ver cuanto necesito esforzarme por ser humilde y obediente a la biblia.
    Gracias a Dios por usarte de esta manera, y a El sea la gloria!!!

  8. Juan Orozco dice:

    Gracias Arturo, pienso en todo lo que he estado viviendo en los últimos meses que no ha sido fácil pero hoy es cierto que si nos alejamos de la palabra de Dios terminaremos perdiendo todo y si no lo dudamos terminaremos con unas mentes torcidas y vacías.

  9. Adriana Casas dice:

    Haciendo honor al nombre de este devocional:
    “Tu palabra es una lámpara a mis pies
    y una luz en mi camino” sal. 119.105
    Sin ella, vivimos en una tremenda oscuridad.
    GRACIAS

  10. blanca martinez dice:

    Gracias arturo por que nos hace reflexionar que debemos meditar en su palabra todos los dias para poder guiarnos por medio de ella y no por su pocisiones de otras personas .

  11. Gildardo dice:

    DESORDEN ORGANIZACIONAL Y ESPIRITUAL…Gracias cuando veo que son liderazgo la gente hace lo que le parece mejor me hace pensar en lo importante que es que hombres de Dios Dirijan la Iglesia y además me en Jdg 18:6 me hace pensar en cuan fácil es engañarnos en situaciones en las volamos los mandatos de Dios pero que estamos seguros que Dios nos aprueba y se cree sinceramente pero no se es Bíblico lo que se hace.
    Jdg 17:6 En aquella época no había rey en Israel; cada uno hacía lo que le parecía mejor.
    Jdg 18:6 El sacerdote les respondió: —Vayan en paz. Su viaje tiene la aprobación del SEÑOR.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.