Día 221

INTRODUCCIÓN A PROVERBIOS.

Como estamos haciendo un estudio cronológico de la Biblia, toca el turno hoy a explorar el libro de Proverbios precisamente porque su primer autor (son varios) fue Salomón. De acuerdo con la International Standard Bible Encyclopedia (ISBE), de William B. Eerdmans Publishing Co., el nombre de Proverbios se derivó del título en latín para dicho libro en la Vulgata Latina, que era Liber Proverbiorum (del hebreo mišlê y del título en griego en la LXX que era Paroimiai). La ubicación del libro en los cánones del AT ha variado en diferentes momentos, a veces seguía a Salmos y Job, o entre Salmos y Job, o después de Salmos y antes de Eclesiastés.

De acuerdo con el orden cronológico para el AT propuesto por Gleason Archer en su libro A Survey of Old Testament Introduction, el libro de Proverbios fue compuesto entre el 800 al 601 a.C. En cuanto a los autores y a su organización interna, el libro de Proverbios es una colección de colecciones, cada una con su autor o autores específicos, las cuales llevan por título (según la DHH-LA):

  1. Introducción (Prv 1.1-7). Atribuída a Salomón.
  2. Primera colección de poemas sapienciales (Prv 1.8 – 9.18). Atribuídos a Salomón.
  3. Segunda colección: “Dichos de Salomón” (Prv 10.1 – 22.16). Continuación de proverbios de Salomón.
  4. Tercera colección: “Dichos de los Sabios” (Prv 22.17 – 24.22). Se cree que los autores fueron los hombres sabios de la corte del rey Salomón. Un detalle importante es que ésta colección presenta similitudes muy precisas con un libro egipcio de sabiduría llamado Las Instrucciones de Amenemope. Esto demuestra la circulación de literatura entre naciones en aquella época.
  5. Cuarta colección: otros “Dichos de los Sabios” (Prv 24.23-34). Continuación de los dichos de los hombres sabios de la corte real de Salomón.
  6. Quinta colección: “Dichos de Salomón” recopilados por la gente de Ezequías, rey de Judá (Prv 25.1-29.27). Proverbios recolectados por escribas en el reinado del rey Ezequías de Judá.
  7. Sexta colección: “Dichos de Agur” (Prv 30.1-33). Presenta un discurso entre un escéptico (Agur) y un creyente ortodoxo, con una colección de advertencias y proverbios numéricos de clasificación.
  8. Séptima colección: “Dichos del rey Lemuel” (Prv 31.1-9). Una madre real exhorta a su hijo (Lemuel, el rey), a conducirse como se esperaba de un rey, especialmente a tener cuidado con el uso del alcohol y con su integridad al momento de juzgar.
  9. Apéndice: alabanza a la mujer ejemplar (Prv 31.10-31). Un poema acróstico enfocado en levantar las virtudes y logros de la esposa ideal.

El Dr. Steve Kinnard en su libro The Call of the Wise, de DPI Books, citando a otros estudiosos, menciona que los proverbios bíblicos son apegados a experiencias de la vida real, son breves, implican observación, surgen de la experiencia y contienen al menos una verdad. Por otro lado, es importante mencionar que los proverbios bíblicos, al ser una forma de poesía hebrea, utilizan el llamado paralelismo (cada versículo consiste de al menos 2 ideas que se complementan o se contraponen una a otra), manejando sus diferentes tipos: sinónimo, antitético y sintético. Si te interesa conocer más de los estilos literarios del libro de Proverbios, revisa los Comentarios a la Nueva Biblia de Jerusalén (click en la liga).

Proverbios 1.1 – 2.22.

En Prv 1.1. queda clara la autoría de esta sección, “proverbios de Salomón, hijo de David, rey de Israel”. Los versículos 1 al 7 nos presentan la introducción a todo el libro, dejando bien claro también cuál es el propósito del mismo, que se puede dividir en 3 partes:

  1. Adquirir o aprender sabiduría y disciplina para ayudar a las personas a “comprender la inteligencia de los sabios” (v. 2), “discernir palabras de inteligencia” (NVI), “comprender dichos profundos” (BJL).
  2. Enseñar a vivir una vida “disciplinada y exitosa” y ayudar a hacer “lo que es correcto, justo e imparcial” (v. 3), “Para recibir instrucción en sabia conducta, justicia, juicio y equidad” (NBHL).
  3. Proporcionar “inteligenia al ingenuo, conocimiento y discernimiento al joven” (v .4), “Para dar a los simples prudencia, Y a los jóvenes conocimiento y discreción.” (NBHL).

Así que si somos creyentes y deseamos llevar una vida exitosa, el libro de Proverbios es básico para logralo. Pero no solo conocimiento por conocimiento, ya que el versículo 7 nos enseña el corazón de la verdadera sabiduría, “El temor del SEÑOR es la base del verdadero conocimiento, pero los necios desprecian la sabiduría y la disciplina.”, “El principio de la sabiduría es el temor de YHVH” (BTX), “El temor del (La reverencia al) SEÑOR es el principio de la sabiduría” (NBLH). De acuerdo con el Dictionary of Biblical Languages with Semantic Domains: Hebrew (Old Testament), de Logos Research Systems Inc., la palabra “temor” en hebreo es ??????? (yir·??(h)), que también es traducida como “reverencia”, y en Prv 1.7 se refiere a un estado de devoción y respeto hacia un superior, no a un terror o miedo que nos provoque angustia, alarma y ansiedad. Tener presente a Dios en nuestra vida y decidir respetarlo es el inicio de la verdadera sabiduría. ¿Y quiénes son los “necios” o “la gente ignorante” (DHH-LA) o “los insensatos” (RVR95) entonces? Pues aquellos que viven sin tomar en cuenta a Dios, sin considerarlo, sin ninguna intención de respetarlo. Ellos “desprecian” la sabiduría y la instrucción.

Ya entrando entonces en la primera colección de proverbios, atribuída a Salomón, podemos identificar los siguientes temas manejados a lo largo de los capítulos 1 y 2:

  1. Las advertencias de un padre a su hijo sobre tomar en serio la sabiduría y la instrucción de sus padres al enfrentar al mundo exterior (1.8-19). Las palabras del v. 8 son familiares hoy también para los padres de jóvenes: “presta atención cuando tu padre te corrige; no descuides la instrucción de tu madre.” El autor quiere ayudar a los hijos a que valoren los resultados de tomar en serio la sabiduría que sus padres les impartan, “te coronará de gracia y será como un collar de honor alrededor de tu cuello.”, “son guirnalda de gracia para tu cabeza, Y collares para tu cuello.” (NBLH). Un hijo sabio terminará recibiendo honor, un hijo rebelde a la instrucción terminará en la deshonra. Y el principal peligro eran los “pecadores” (v. 10) que constantemente intentarían tentar y engañar al hijo para llevarlo a hacer lo malo. La esperanza del autor era que su hijo recordara y aplicara las enseñanzas que recibió de él.
  2. Las advertencias a los necios que no quisieron escuchar la sabiduría a tiempo (v. 20 – 33). El autor afirma que la sabiduría está por todos lados (en las calles, en la plaza pública, en la entrada de la ciudad, en la calle principal). Pero el problema era que los “simplones” o “burlones” o “muchachos inexpertos” (NVI) no querían escucharla. Debido a que cuando la sabiduría quiso alcanzarlos y ellos la despreciaron, tendrán que enfrentar las consecuencias de sus decisiones necias, cuando llegara a ellos “la desgracia… la calamidad… una tormenta… el desastre… la angustia y la aflicción.” Como normalmente actuamos las personas, ellos buscarían la sabiduría cuando estuvieran sufriendo por su necedad, pero ésta les hace una promesa, “Aunque me busquen con ansiedad, no me encontrarán.” (v. 28), ¿y cuál es la razón? “Pues odiaron el conocimiento y decidieron no temer al SEÑOR.” (v. 29), “Ustedes no quieren aprender ni obedecer a Dios” (TLA). Y por eso, “tendrán que comer el fruto amargo de vivir a su manera y se ahogarán con sus propias intrigas.” (v. 31). Definitivamente, la sabiduría de Dios no es algo para tomarse a la ligera, no es cosa de juego, hay consecuencias si se rechaza así como hay bendiciones si se acepta. Una de las cosas que afectaría a los “simplones” (v. 32) era “su despreocupación” o “la complacencia” (BTX). Vivir una vida despreocupada de Dios y su Palabra genera una factura que tarde o temprano se paga. Por el contrario, “todos los que me escuchan vivirán en paz, tranquilos y sin temor del mal” (v. 33).
  3. Los beneficios de la sabiduría de Dios para quienes deciden escucharla y ponerla en práctica (Prv 2). Si la persona lograba poner atención y atesorar los mandatos que contiene la sabiduría de Dios, los resultados serían obvios: a) comprender lo que significa temer a Dios (v. 5), b) recibiría saber, entendimiento y sentido común de parte de Dios (v. 5 – 6), c) Dios cuidaría sus caminos (v. 7), d) por sus mismas decisiones sabias obtendría protección (v. 11); y e) los hombres serían librados de “la mujer inmoral” (v. 16). Llama la atención el énfasis que se hace en la mujer adúltera en este caso, con las siguientes frases, “ella abandonó a su marido y no hace caso del pacto que hizo ante Dios… entrar a su casa lleva a la muerte… el hombre que la visita está condenado…” (v. 17 – 19). El peligro del adulterio es real de acuerdo al autor pero la persona debe estar consciente de las consecuencias tan graves que se pagan cuando se decide jugar con la infidelidad. Al final de todo, Dios juzgará a los seres humanos de acuerdo con sus acciones (v. 20 – 22).

Conclusiones:

  1. La Biblia nos equipa con verdades universales de manera increíble para lograr una vida exitosa en nuestro caminar de fe y en todas las demás áreas (paternidad, finanzas, amistades, trabajo, negocios, etc.). El libro de Proverbios contiene muchos consejos probados que pueden ayudarnos en gran manera. ¿Cuánto conoces este libro? ¿Cuánto lo aplicas? Te animo a que lo intentes y compruebes por tí mismo(a) la efectividad de los dichos de sabiduría que contienen.
  2. Mantengamos un espíritu de reverencia y respeto a Dios y a las cosas de Dios, porque eso significa vivir con temor al Señor. Aunque muchas personas pueden llegar a interpretarlo como miedo, no es así. En este mundo donde la mayoría no toma en cuenta a Dios para sus vidas, los cristianos estamos llamados a ser personas con temor a Dios. Si tememos a Dios, podremos vivir con más sabiduría práctica que muchas personas con maestrías y doctorados en diversas disciplinas pero que no tienen fundamentos espirituales en sus vidas.
  3. Si somos padres, esforzémonos por llevar a nuestros hijos instrucción y educación espiritual constantemente. Aunque les fastidie de repente, sigamos perserverando y siendo creativos para llevarles la Palabra a sus corazones. Un día lo agradecerán y comprobarán que sí hace una diferencia tomar en cuenta a Dios en sus vidas.
  4. Son muchas las bendiciones de poner en práctica la sabiduría de Dios, pero también las advertencias son muy serias y se cumplen. Tantas personas que han despreciado las Escrituras una vez que las conocieron por preferir un estilo de vida despreocupado de las cosas espirituales, han experimentado en su propia vida las consecuencias de su necedad. ¡Tengamos cuidado con descuidar nuestra fe! Para Dios es algo serio.

8 Responses to “Día 221”

  1. Manuel P dice:

    Arturo:
    gracias por tu trabajo y sin duda llevaré a mis hijas de una manera digerible la sabiduría que viene de Dios para nuestras vidas y puedan tener éxito en todo lo que hagan empezando por honrar a Dios.
    gracias.

  2. Edgar y Mely dice:

    Gracias a Dios por tu dedicación Arturo, es una inspiración y reto a nuestra vida , tenemos por habito leer 1 capitulo diario de los proverbios en familia, y las precisiones que comentas nos amplia la visión para seguir guiando a nuestros hijos.
    Gracias
    Saludos.

  3. citlali gamboa dice:

    Pr 2(4) “Buscarla como a la plata”, esforzarse x vivir c sabiduría es espiritual y Pr 1(9b) “portarla como collar” es recordarla. Gracias x material extra. Gracias totales y saludos.

  4. Sandra L. Duarte dice:

    ¡Gracia!1, sin duda este libro es muy interesante, lleno de consejos directos, espero lograr instruir a mis hijos en el camino del Señor.

  5. norma de la cruz dice:

    Muchas gracias!!! que fascinante es este libro y estudiarlo profundamente no me deja ninguna opción para no ponerlo en practica, porque me ánima e inspira mucho. Que padre ha sido seguir estos estudios, gracias Arturo por tu dedicación, respeto y disciplina para enseñarnos profundamente y la palabra de Dios. saludos!!!

  6. ramiro valadez dice:

    gracias por tu esfuerzo y dedicacion

  7. Adriana Casas dice:

    Gracias Arturo, sin duda el amor de los Padres a los hijos es de lo más incondicional en este mundo, pero cuando no tenemos a Dios en nuestra vida cometemos errores garrafales en su educación y todavía creemos que lo estamos haciendo muy bien, ojalá que todos los hermanos con hijos pequeños aprovechen este gran tesoro.

  8. Charly M dice:

    Muchas gracias por compartir con los demas lo que Dios te a dado, graccias y Nuestro Dios te de mucho mas de lo que puedas imaginar en CADA area.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.