Día 140

INTRODUCCIÓN AL LIBRO DE JOSUÉ.

Como el proyecto de este blog de estudios bíblicos es un programa cronológico, le toca el turno ahora al libro de Josué. Es importante notar que desde mediados del análisis del libro de Job estoy utilizando el sistema Logos 5, cuyas funciones nos permiten desplegar tablas cronológicas de diferentes temas, incluyendo varias sobre el orden de escritura de los libros del Antiguo Testamento. Para efectos del resto de nuestro estudio del AT seguiremos la tabla basada en el libro Reseña Crítica de una Introducción al Antiguo Testamento, de Gleason L. Archer y que presenta un esquema conservador de fechado:

 

Old Testmament Books - G. Archer

El libro de Josué dentro de la Biblia Hebrea aparece como el primero dentro de la sección llamada “Profetas Anteriores” (Josué, Jueces, 1 y 2 Samuel, 1 y 2 Reyes). De acuerdo con la International Standard Bible Encyclopedia (ISBE), de Wm. B. Eerdmans, en la Biblia Hebrea se llama yehôšu (a), en la Septuaginta (LXX) aparece como I?sous (algunos manuscritos incluyen “hijo de Nun”) y en la Biblia Peshitta se llama “Ketaba di Yeshu bar Nun talmideh d’Mushe” (“El Libro de Josué, Hijo de Nun, Discípulo de Moisés). De hecho en esta última versión de la Biblia se ubica al libro de Job entre Deuteronomio y Josué conforme a la tradición rabínica de que el autor de Job fue Moisés. Otro dato importante es que los estudiosos modernos de la Biblia señalan estos escritos bajo el nombre de “Historia Deuteronomista” porque la interpretación que dan de la historia está fuertemente influida por la teología del Deuteronomio (según las notas de estudio de la DHH-LA).

El libro se compone de 3 partes principales:

  1. Primera (caps. 1 – 12). Narra la entrada y asentamiento de los israelitas en Canáan bajo el liderazgo de Josue´.
  2. Segunda (caps. 13 – 22). La repartición de las tierras entre las tribus de Israel.
  3. Tercera (caps. 23 – 24). Los últimos días de Josué y su mensaje final para Israel.

De acuerdo con el Nuevo Diccionario de la Bilbia, de Editorial Unilit, no se tiene una certeza sobre la autoría real del libro de Josué (aunque la tradición judía indique que fue el mismo Josué). Se ha llegado a pensar que fué Samuel o un autor desconocido que participó en la conquista también. Pero el libro contiene detalles que sería muy difícil que otra persona diferente a Josué los conociera. Las evidencias internas apuntan a que al menos el material básico fue escrito en la época de Josué y las fechas propuestas varían desde tan temprana como el 1,600 hasta el 1370 a.C.

JOSUÉ 1 – 2.

Reconectémonos ahora con el pueblo de Israel a punto de tomar posesión de la Tierra Prometida, después de la muerte del gran líder Moisés y ahora con el nuevo dirigente que Dios había designado: Josué. Veamos qué nos tienen preparados los 2 primeros capítulos:

  1. El encargo de Dios a Josué (1.1-9). Dios mismo se dirigió a Josué después de la muerte de Moisés y le reconfirmó que él era el elegido para ser el nuevo líder de Israel para cruzar el Jordán y conquistar la Tierra Prometida. Algunas cosas muy relevantes en este llamado son: a) Dios mantuvo a Josué la misma promesa que le hizo a Moisés, ““Dondequiera que pongan los pies los israelitas, estarán pisando la tierra que les he dado…” (v. 3), “Nadie podrá hacerte frente mientras vivas. Pues yo estaré contigo como estuve con Moisés. No te fallaré ni te abandonaré.” (v. 5). Dios estaba dispuesto a continuar con su protección y su apoyo a Josué así como se lo ofreció a Moisés desde el inicio. b) La primera parte del encargo fue, “Sé fuerte y valiente… Sé fuerte y muy valiente… Mi mandato es: “¡Sé fuerte y valiente! No tengas miedo ni te desanimes, porque el SEÑOR tu Dios está contigo dondequiera que vayas.”” Es interesante cómo 3 veces le repite lo mismo: ¡sé fuerte y valiente! Tener valor y firmeza al aceptar un encargo de Dios es básico. c) La segunda parte del encargo fue, “Ten cuidado de obedecer todas las instrucciones que Moisés te dio. No te desvíes de ellas ni a la derecha ni a la izquierda.” (v. 7). Obediencia completa a todo el cuerpo de instrucciones y leyes que Dios le había dado a Moisés. c) La tercera parte del encargo fue, “Estudia constantemente este libro de instrucción. Medita en él de día y de noche para asegurarte de obedecer todo lo que allí está escrito.”, “No se aparte de tu boca el Libro de esta Ley. De día y de noche meditarás en él” (BTX), “Nunca dejes de leer el libro de la Ley; estúdialo de día y de noche” (TLA). Dios esperaba que Josué tomara muy en serio el estudio y la meditación del libro de la Ley.
  2. El recordatorio de Josué a las tribus de Rubén, Gad y media tribu de Manasés sobre su promesa que habían hecho (1.12-18). Josué se aseguró que estas tribus cumplieran su palabra que habían dicho de acompañar al resto de las tribus a la conquista de la Tierra Prometida y dejar a sus familias en los territorios que ya se les habían repartido anteriormente. Ellos aceptaron cumplir su promesa y se comprometieron a seguirla. Y algo interesante es que son ellos también quienes le piden a Josué lo mismo que Dios le pidió, “¡sé fuerte y valiente!” (1.18). Todas las tribus sabían los desafíos que había enfrentado Moisés y entendían que el lugar que ocupaba ahora Josué era todo un desafío, así que estas tribus lo animaron a que buscara adquirir ese valor y firmeza que Dios también esperaba de él.
  3. El involucramiento de una prostituta en la misión secreta de los espías enviados por Josué (2.1). Josué envió 2 espías a Jericó para explorar la ciudad y recolectar información de inteligencia para preparar el ataque y la conquista de la misma. En el proceso de esta misión, los 2 espías terminan refugiados en casa de Rahab que era un prostituta. ¿Por qué ir a esta ciudad primero? De acuerdo con la Biblia de Estudio Arqueológica, Jericó era llamada también “Ciudad de Palmeras” y se encontraba a 8 km. al oeste del Jordán y recibía abastecimiento de varias fuentes de agua convirtiéndola en un verdadero oasis. De hecho, excavaciones arqueológicas han revelado que la ciudad fue ocupada desde aprox. el año 7,000 a.C. Algunos críticos sugieren que al refugiarse con una prostituta entonces hubo algún involucramiento de tipo sexual, sin embargo la Biblia de Estudio Apologética aclara que la terminología hebrea utilizada en los versículos que narran el hecho transmite más bien una imagen de servicios de alojamiento temporal. Se cree que Rahab, aparte de haber sido prostituta, era una especie de mesonera que ofrecía hospedaje a viajeros.
  4. La mentira de Rahab (2.4-6). Ciertamente la Biblia no aprueba el engaño ni la mentira de ninguna manera, hay muchos pasajes para respaldar esto. Sin embargo, esta mujer en su limitado entendimiento pagano, decidió tener fe en el Dios de Israel y la manera de demostrar esa fe fue engañando a los guardias que fueron a su casa a buscar a los espías. De hecho, el NT aplaude de alguna manera su acción y la incluye dentro del “Salón de la Fama de la Fe” de Hebreos 11, en Hebreos 11.31 (NVI), “31 Por la fe la prostituta Rajab no murió junto con los desobedientes, pues había recibido en paz a los espías.” Lo que Dios aprobó no fue la mentira, sino el corazón de la mujer que decidió inclinarse por la fe y lealtad al Dios de Israel aunque no lo conocía en realidad. Tuvo fe en Dios cuando aún no sabía gran cosa de Él, aunque su forma de demostrar su fe no haya sido la más agradable a Dios. ¿Qué podemos entender en aquí entonces? El corazón compasivo y misericordioso de Dios que recompensa las muestras de fe más sencillas e imperfectas que las personas que no lo conocen aún llegan a tener.
  5. La promesa de los espías de respetar su vida y la de sus padres, hermanos y sus familias (2.12-.20). Ante el ruego de Rahab para los espías que le ayudaran a sobrevivir cuando atacaran la ciudad, ellos aceptaron hacer un trato con ella y sus familiares de no destruirlos si seguían ciertas instrucciones. Dios tendría compasión de ella y de sus seres queridos por la fe que había demostrado. Dios sabe recompensar la fe sincera de las personas de diferentes maneras aunque éstos aún no lo conozcan.
  6. Dios había estado trabajando en Jericó mucho antes de que ningún israelita pusiera un pie en la ciudad (2.9-11). Rahab dijo, “—Sé que el SEÑOR les ha dado esta tierra. Todos tenemos miedo de ustedes. Cada habitante de esta tierra vive aterrorizado.” (v. 9), citando después varias de las grandes hazañas que Dios hizo por Israel cuando salieron de Egipto (cuando el Mar Rojo se abrió para que cruzaran y la derrota y exterminio de los pueblos amorreos). Dios se había encargado de que las noticias de las victorias que Él daba a Israel llegaran a Jericó en forma de rumor y había despertado en todo el pueblo un temor muy grande. Y por escuchar esas cosas, ella reconoció, “Pues el SEÑOR su Dios es el Dios supremo arriba, en los cielos, y abajo, en la tierra.” (v. 11). Rahab adquirió fe en el Dios verdadero y único de Israel solamente con escuchar algunas de las múltiples cosas que Dios hizo por su pueblo. No necesitó más, ni siquiera ver algo, solamente escuchó y creyó. Por eso está en el “Salón de la Fama” de la fe, porque tuvo una fe sincera, humilde y no fue muy exigente para creer en Dios.
  7. La diferencia entre esta nueva generación de israelitas y los anteriores que fueron castigados en el desierto (2.24). Al regresar, a pesar de haber sido perseguidos por los enemigos, los 2 espías dieron el siguiente reporte a Josué, “«El SEÑOR nos ha dado el territorio —dijeron—, pues toda la gente de esa tierra nos tiene pavor».” ¡Qué diferencia de aquel famoso reporte que los 12 espías dieron a Moisés en Num 13.32, DHH-LA, “32Y se pusieron a decir a los israelitas que el país que habían ido a explorar era muy malo. Decían:—La tierra que fuimos a explorar mata a la gente que vive en ella, y todos los hombres que vimos allá eran enormes. 33Vimos también a los gigantes, a los  descendientes de Anac. Al lado de ellos nos sentíamos como langostas, y así nos miraban ellos también.” El pueblo de Israel había cambiado, habían aprendido varias lecciones en el desierto y ahora estaban listos para conquistar la Tierra Prometida.

Conclusiones:

  1. Cuando Dios llama a alguien para su servicio hay algunas cosas básicas que normalmente pide: a) ser fuertes y valientes (abandonar la cobardía), b) obediencia sincera a su Palabra, c) mantenerse cerca de las Escrituras, estudiándolas y meditando en ellas. Los cristianos modernos también estamos en una misión, al igual que Josué, tenemos un encargo que Dios nos ha dado. ¿Qué reflejan nuestras convicciones y nuestros hábitos? ¿Que estamos viviendo la misión en serio o que andamos dormidos e indiferentes a la misma?
  2. Dios aprecia las menores demostraciones de una fe sincera y genuina para con Él en cualquier persona, sea creyente o no, conozca o no la Biblia, entienda o no la voluntad de Dios, lo busque de la manera correcta o no. Lo que Dios desea ver en la gente es esa “chispa” de fe, ese impulso inicial de buscarlo de corazón. Él se encargará de lo demás. Ya depende de cada persona identificar cuando Dios los está llamando a una experiencia completa en su relación personal con Él.
  3. Imitemos la fe sencilla y verdadera de Rahab. Su temor a Dios, su reverencia a Él y sus acciones que respaldaron esa pequeña fe que estaba naciendo le ganaron un lugar en Hebreos 11. ¿Cuánto batallamos nosotros con creerle a Dios algunas veces, exigiendo cosas como “ver para creer”? Si queremos ser grandes en la fe, desarrollemos una fe sencilla y humilde, como la de un niño. Bien dijo Jesús en Mateo 18.2–5 (DHH-LA), “2Jesús llamó entonces a un niño, lo puso en medio de ellos 3y dijo: —Les aseguro que si ustedes no cambian y se vuelven como niños, no entrarán en el reino de los cielos. 4El más importante en el reino de los cielos es el que se humilla y se vuelve como este niño. 5Y el que recibe en mi nombre a un niño como este, me recibe a mí.”
  4. Cuando andamos con fe por la vida aún nuestras respuetas ante los desafíos cotidianos lo demostrarán. Si el negativismo, la apatía o el desánimo nos ganan, ¿dónde está nuestra fe entonces? Nuestra boca es el principal indicador de cómo está nuestra fe ya que nos evidencía en los detalles sencillos de cada reto si tenemos fe o no que Dios está con nosotros y que está en control de todo.

10 Responses to “Día 140”

  1. Mirna Barrera de Hdz dice:

    Gracias Arturo

  2. De la P. Ez. dice:

    Gracias y Dios nos da constantes lecciones de diferentes formas y personas, y ahora también de quien se prostituia. Aveces complico mi fe, cuando debo de mantenerla sencilla y verdadera. Saludos.

  3. Vale Romero dice:

    Muchas Gracias Arturo Tengo 2 meses de ser Discípula Y 13 años Y Estos estudios me han Ayudado mucho Es todo un reto El poder Ser fuertes y valientes. Eres un gran ejemplo a seguir Muchas Gracias.

  4. patricia reyes dice:

    Muchas gracias Arturo por el deseo que tu corazon ha tenido de compartir con la iglesia estos estudios , pues ha sido como un manjar para nuestro corazones y estoy profundamente agradecida por esto pues meha dado la oportunidad de conocer mucho mas profundamente el corazon de Dios y estoy muy admirada de lo maravilloso que es cada dia aprender mas de la biblia
    Hoy me ayudo recordar esto que la la fe que Dios quiere que tengamos esa fe sencilla y verdadera gracias por tu dedicacion y tu amor a Dios y ala IGLESIA

  5. Adriana Casas dice:

    Pido a Dios con todo mi corazón, que me ayude a acrecentar mi Fé, y que aún en los desafíos que hay en mi vida, pueda yo entregarme al Él, como un niño se entrega a los brazos de su padre. GRACIAS

  6. RUTH SALOME dice:

    muchisimas gracias .. Arturo

  7. Lulu tovar dice:

    Mil gracias Arturo

  8. Juan Orozco dice:

    Gracias Arturo por tu tiempo creó que hoy me retaron a ser valiente eso no lo estaba haciendo se me olvidó y hoy me lo recordaron.

  9. Carlota dice:

    Gracias por este proyecto, oro porque Dios les siga utilizando cada día y sean como Josué, fuertes y valientes ante los retos que se les puedan presentar.
    Me anima iniciar el libro de Josué, más cuando Josué 1:9 ha sigo mi versículo de batalla pero hoy comprendí mas acerca de la que quiere Dios para que se cumpla ese versículo y lo miraba en los vrs 7 y 8, es impactante como es claro el hablar de Dios pero solo con su gracia se nos revela. Además me encanta retomar la historia de Rajab, un ejemplo de como Dios puede utilizar una vida que no necesariamente es santa, pero si llena de amabilidad.

    Mil gracias y animoo! 😉

  10. Gildardo dice:

    Jos 1:7 Un gran desafio de la palabra de Dios para Hoy:
    1.-Ezforzarnos por ser fuertes y valientes.
    2.-Obedecer la palabra de Dios requiere fuerza y valor.
    3.-Mantenernos estudiando la palabra

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.