Día 29

GÉNESIS 41.

El v. 1 inicia diciendo “Dos años después…” ¡Habían pasado ya dos años entre que el jefe de coperos salió de la cárcel y el relato de Gn 41! Dos años en los cuales José tuvo que enfrentar la ingratitud de un hombre que era su esperanza para salir de ahí, y quedarse encerrado sabiendo que hizo el bien a alguien y recibió a cambio el mal. ¿Te ha sucedido esto? ¿Has ayudado a alguien de forma sincera para después recibir un golpe por la espalda? ¿Que se siente? José tenía dos opciones: a) Llenarse de sentimientos negativos, como amargura, decepción, falta de fe, reclamo a Dios; o b) Entregarle a Dios sus sentimientos y mantener viva su fe. Por el resto del relato y de toda la historia de José, suponemos que decidió lo segundo. Qué gran ejemplo nos da José, que a pesar de decepciones y tristezas con hombres, siguió adelante creyendo en Dios, dependiendo de Él y confiando en su amor.

En los versículos 2 al 8 aparecen los sueños del faraón: 7 vacas y 7 espigas en situaciones similares. El v. 8 muestra que el faraón “estaba muy perturbado por los sueños”, “conturbado su espíritu” (BTX), “estaba agitado su espíritu” (RVR95). ¿Y qué hizo al respecto? “llamó a todos los magos y a los sabios de Egipto. Cuando el faraón les contó sus sueños, ninguno de ellos pudo decirle lo que significaban.” En una situación de angustia extrema, el faraón acudió a lo que para él podría ser una fuente de ayuda y dirección: sus sabios y sus magos. El resultado fué obvio, ¡no funcionó! Ninguno pudo interpretarlo. Tal vez como habían visto la suerte que corrieron el jefe de los panaderos y de los coperos, si le fallaban al faraón les podría pasar lo mismo, así que mejor no se aventuraron a decir nada. Muchas personas hacen esto, ante una situación difícil y de mucha angustia, acuden a espiritistas, adivinos, brujos, santeros, imágenes religiosas, y más. Y el resultado es el mismo, ¡no funcionan! Y quedan peor que antes. El mismo vacío, el mismo dolor, la misma angustia. Cuando Dios nos permite pasar por una situación que nos perturbe el corazón, necesitamos buscarlo a Él, a nadie más.

En los versículos 9 al 13, el jefe de coperos se acuerda finalmente de José y reconoce: “Hoy he recordado mi falla”, “Hoy me acuerdo de mis pecados” (BTX), “—¡Soy un malagradecido!” (TLA). ¡Al fin lo reconoció! El mismo jefe de coperos reconoció su acción de olvido como una falla, un pecado, o ingratitud. Sabía que hizo mal y lo pudo reconocer. ¡Qué momento increíble cuando aprendemos a reconocer que hicimos mal! Por algo la primera bienaventuranza dice, “Dichosos los que tienen espíritu de pobres, porque de ellos es el reino de los cielos.” (Mt 5.3). El primer paso para el acercamiento a Dios y para hacer lo que es justo es RECONOCER nuestra necesidad, nuestros errores, nuestros pecados, nuestro estado espiritual. Si hacemos eso, ya dimos un gran paso al cambio.

En los versículos 14 al 36 el faraón cuenta sus sueños a José. Algo notable es cómo, cuando el faraón le atribuye a José el poder para intepretar sueños, José le corrige su idea y reconoce: “—No está en mis manos el poder para hacerlo —respondió José—, pero Dios puede decirle lo que su sueño significa y darle tranquilidad.” José le dio el crédito a Dios totalmente, no se adjudicó para él ninguna gloria en esto. Aún aquí podemos observar la rectitud y la integridad en el corazón de José. Ya no había rastro de aquel joven vanidoso y orgullos que era, ahora vemos un hombre que reconocía que todo lo bueno proviene de Dios y que nosotros no somos nada ante Él. ¡Qué transformación! Reconozcamos así también nosotros la mano de Dios y su poder en todo, y siempre, y no nos apropiemos de glorias que no nos pertenecen. Eso es tener rectitud.

El v. 32 asegura que estos eventos ya habían sido decretados por Dios y ocurrirían pronto. Es impactante saber que
cuando Dios decreta algo, sucederá tarde o temprano, así sea bendecir a alguien, o recompensarlo, o juzgarlo, o quitarle la vida. Estamos en las manos de Dios finalmente y Él tiene control sobre todas las cosas. También otro aspecto interesante es que la interpretación del sueño incluía una explicación de qué hacer y cómo para que el faraón evitara sufrimiento a su pueblo. ¡Dios envió la respuesta completa! Así es Él, cuando nos da respuestas, no lo hace “a medias”, sino de forma completa.

Para terminar el capítulo, de los versículos 38 al 57 suceden varias cosas importantes:

  1. El faraón reconoce que Dios estaba trajando a través de José (v. 38-39). Es sorprendente cómo nuestra fe y nuestra devoción pueden llegar a impactar a no-creyentes al punto que un día reconozcan que Dios sí estaba con nosotros.
  2. El v. 45 dice “Tenía treinta años cuando comenzó a servir en el palacio del faraón…” Recordemos que José tenía 17 años cuando sus hermanos lo odiaban y atentaron contra él. El Nuevo Comentario Bíblico, de Sociedades Bíblicas Unidas, dice al respecto, “Los 13 años de esclavitud y encarcelamiento llegaron a un abrupto final. José fue sacado de repente de la cárcel y llevado a la presencia de Faraón. Sin embargo, no eran sólo las circunstancias las que habían cambiado. El impetuoso adolescente que una vez irritó a su familia ha llegado a ser la esencia del tacto y la sabiduría. El valle de lágrimas había probado ser el valle de la formación del alma, y al final comienza a ser evidente por qué a José se le había permitido sufrir en esta forma.” Dios tenía todo bajo control y estuvo trabajando en el corazón y en el carácter de José.
  3. El v. 45 presenta un pequeño problema. El faraón le asignó una esposa a José, sin que éste la pidiera, y era nada menos que la hija de Potifera, sacerdote de On. ¿Qué era On? De acuerdo al The Jerome Biblical Commentary, de Prentice-Hall, On era una ciudad también llamada Heliópolis que desde tiempos antiguos fue el centro de adoración del dios-sol. Y de hecho, el nombre de la esposa (Asenat) significaba “la que pertenece a Nei” (un dios egipcio). Es decir, la casaron con una mujer pagana y de familia completamente pagana. Esto no era el plan de José, pero aparentemente no tenía opción. Recordemos que no había aún una legislación divina al respecto sino más bien una especie de tradición familiar basada en una promesa de Dios. Todo esto quedaría reglamentado en Éxodo y Deuteronomio.
  4. Al final del capítulo, José termina como el segundo hombre más importante en el reino de Egipto, casado, con 2 hijos y con éxito en su trabajo. Todo lo que hizo le salió bien. Dios sabe recompensar a los que son fieles a él a largo plazo. El esperó 13 años para ver una esperanza y un cambio en su situación. ¿Cuánto llevas esperando tú? ¿Seguirás siendo fiel aunque las cosas no cambien? ¿O perderás tu fe y te quedarás en el camino? Que la historia de José nos inspire.

Conclusiones:

  1. Imitemos el ejemplo de José. Aún con el paso de los años y sin ver una respuesta a nuestras oraciones o necesidades, no nos llenemos de sentimientos negativos y mantenamos viva nuestra fe. Dios sabrá recompensarla a su debido tiempo.
  2. En situaciones de extrema angustia las personas buscarán refugio y respuesta en lo que su cultura o su mentalidad les ofrece, y muchas veces terminan involucrándose en el ocultismo. Es en esas situaciones un buen momento para tratar de acercarlos al Dios verdadero y evitarles que caigan en engaños y fraudes que finalmente los llevarán al pecado.
  3. El primer paso a la conversión es reconocer nuestra necesidad. ¿Eres conocido(a) como alguien que reconoce rápidamente su necesidad? ¿O más bien te conocen porque eres orgulloso(a) y no reconoces rápido?
  4. Démosle a Dios el crédito siempre de todas las bendiciones y tengamos cuidado de no llenarnos de orgullo y apropiarnos de su gloria, una gloria que solo le pertenece a Él. El éxito puede ser contraproducente para algunos de nosotros. ¡Cuidemos nuestros corazones siempre!
  5. Entendamos que Dios trabajará a través de los años en nuestro carácter para darle gloria y ser útiles a su propósito. No nos desesperemos si estamos atravesando el valle de las pruebas, Dios tiene el control. Tratemos de identificar las áreas de nuestra vida que necesitamos cambiar para acelerar las pruebas y salir vencedores.
  6. Finalmente, no olvidemos que Dios sabe recompensar la fe a largo plazo, la perseverancia, la dependencia sincera en Él. ¡Tengamos fe y tengamos esperanza! Si somos fieles, habrá recompensa segura.

21 Responses to “Día 29”

  1. Fernando Medel dice:

    Gracias, es muy cierto que los planes que Dios tiene estan por encima de las necesidades en nuestro caracter, lo que el va hacer lo llevara a buen fin a pesar de nuestras carencias; La gloria sea siempre a Él.

  2. Magda Cortes dice:

    Gracias Arturo!
    Me ayuda mucho ver q Dios trabaja a traves de los años en nuestro caracter y q recompensa nuestra perseverancia y dependecia de el.
    Soy una mujer q necesita trabajar en la impaciencia y me reta mucho el ejemplo de Jose. Tantos años en la carcel y seguramente con tantos sentimientos y situaciones dificiles. Pero Dios tambn muestra q cuando El escoje a alguien la bendice en todos los sentidos y nunca la abandona aunque las circunstancias parezcan que si.
    Fe y Esperanza, es lo q nos ayudara a ver las promesas de Dios en nuestras vidas

  3. Andoreni dice:

    Gracias una vez más! Saludos a todos los que leemos este blog, creo que debemos invitar a muchos más a leerlo, discípulos y no discípulos y aprender de las escrituras, es un material en nuestro idioma único, démosle toda la difusión posible, saludos!!

  4. Esteban Briones dice:

    Es un gran ejemplo de perseverancia en la espera del consuelo de Dios, la vida de José y los cambios que fueron evidentes por obra tambien de Dios atravez de las circunstancias dificiles que vivio.
    Saludos.

  5. angelica sandoval!! dice:

    MIL GRACIAS ARTURO, ME LLEVAS A REFLEXIONAR EN CUANTO TENGO QUE APRENDER A ESPERAR SIEMPRE EN DIOS, CONFIANDO EN QUE EL TIENE EL CONTROL.

  6. Adolfo Bravo dice:

    Arturo:
    Que difícil es ser tan paciente y dependiente de Dios cuando cruzas el Valle de la angustia, el llanto o las pruebas; pero definitivamente la única paz verdadera que recibe nuestro espíritu es cuando derramamos esas lagrimas de rodillas y con un corazón humilde ante Dios tal como lo hizo nuestro Señor Jesús en Getsemaní. Gracias por el enfoque tan practico sobre este héroe de fe que es José.
    Un gran abrazo hermano.

  7. Bibiana Cisneros dice:

    Gracias Arturo, es muy inspirante estudiar el ejemplo en la vida de José. Sin duda en el momento de la prueba no es fácil perseverar, pero teniendo nuestra mirada en Jesús, la Fe no nos faltará…

  8. Sandra Torres de Zapata dice:

    Muchas Gracias Arturo, Una vez más Dios me permite reconocer y ver que él es Fiel, y bueno. Y Definitivamente a él sea todo el honor y la gloria.

  9. Manuel P dice:

    hermano gracias por tu trabajo y hoy quiero mantenerme en esta conviccion de Jose, NO ESTA EN MIS MANOS CAMBIAR A LA IGLESIA O LA VIDA DE MIS HERMANOS PERO SI ESTA EN DIOS POR QUE A EL LE PERTENECE EL PODER.

  10. Hodwar Glez dice:

    Simplemente wow!
    Gracias Arturo. Gran ejemplo de fidelidad, y confianza en Dios, sea cual sea nuestra situación siempre alabemosle a el, y demosle los créditos 😀
    Saludos!

  11. Adriana Cortes dice:

    Muy animante, conocer a Dios y darle la gloria por todo cuanto nos da: pruebas, satisfaciones, pero tenemos esperanza y fe en que el toma control de todas las situaciones por mas dificiles que parezcan, y confiamos en que nos dara la victoria, animo hermanos sigamos con fe!! Ü

  12. Miriam Castro dice:

    Muchas gracias por estas clases que dia con dia te esfuerzas en hacer para nosotros,mi esposo y yo estamos aprendiendo tanto y cambiando para nuestro Dios y, solo podemos decirte gracias.Te apreciamos mucho y siempre estan en nuestras oraciones.

  13. Arturo Edwards dice:

    Arturo, muchas gracias por tu ayuda y tu devoción a Dios,
    Me reta y me inspira tu ejemplo para escudriñar y sacar
    Joyas espirituales de las Escrituras … este tema en especial
    la vida de José es uno de mis favoritos, por su fidelidad y su
    amor a Dios -a pesar de las pruebas, de la maldad y la
    ingratitud de sus semejantes, y aún de sus propios hnos.- … José es un ejemplo como pocos de fe, de pureza y de integridad -en una misma persona-, me reta como hijo de Dios a tomar el mismo estándar y las mismas expectativas en mi amor y compromiso con Dios ….

  14. Martín Tomas Merediz-Funes dice:

    Que animante tener un Padre, un Dios como el que tenemos, jamás hay algo al azar, jamás hace algo sin tener un plan para cada uno.
    Fe es la palabra y con el ejemplo de Jose vemos (además de otros muchos ejemplos partiendo por nuestro Señor Jesús) que con Fe todo saldrá bien.
    Un gran abrazo Arturo y siempre agradecido con el Señor por ti.

  15. Beatriz Sandoval dice:

    Arturo: con el primer crédito a Dios que te da el discernimiento, te agradezco el esfuerzo de ofrecernos estos estudios, pues somos varias personas las que los seguimos tratando de comprender la Palabra y de dejar que en verdad sea nuestra luz en el camino, y no sólo una rutina que cumplir.
    Cada día me he quedado con muchas preguntas sobre mi propia vida, y sé que Dios responderá, y responderá completamente.

  16. Minelia M.H. dice:

    Gracias me ayudan mucho las preguntas que haces en cada estudio ya que me llevan a reconocer áreas muy especificas para orar y trabajar en ello.

  17. Vicky dice:

    Gracias y si asi es, Dios siempre cumple sus promesas y recompensa la fidelidad. Aun pasando los años responde a nuestras suplicas que a nosotros se nos habían olvidado, pero a Él no.

    Arturo Dios te bendice, Gracias!

  18. Juan Orozco dice:

    Thank you Arthur one more time, you’re so good.
    Para mi esta clase me recuerda los difíciles situaciones que vivi, en el año 1998 perdí todo, mi matrimonio, trabajo, casa, dinero, lujos, una vida cómoda no no faltaba nada, pense y ahora q sigue, fui puesto en la cárcel, 3 años y 3 meses, te comparto q’ para mi en ese momento dije no creo y lo veo casi imposible que yo nuevamente me case y tenga una familia y hoy 14 años después estoy casado y tengo una hija q’ cumplió un año antier como ven Dios es fiel en todo los sentidos.

  19. Hector Z. dice:

    Manternos fieles y en la batalla, Dios está en control. Aún en las situaciones más extremas.

  20. Raul Archundia Tellez dice:

    Gracias Arturo, este estudio me anima a tener mucha paciencia, nada mas con Jose fueron 13 años.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.