Día 85

NÚMEROS 12.

Continuando con las tristes historias de rebelión, ahora tenemos el evento entre Moisés y sus hermanos. Por el análisis léxico correspondiente nos daremos cuenta que Miriam, la hermana de Moisés y profetisa además, fue la “líder” de la sublevación. Estudiemos el caso.

En los primeros 2 versículos, las Escrituras exponen cómo se dieron los hechos y las supuestas razones. El análisis correspondiente nos arroja el siguiente resultado:

  1. Ya en Hazerot (el lugar a donde la nube llevó a los israelitas a finales del capítulo 11), la Biblia registra que Miriam y Aarón “criticaron”, “Murmuró… contra” (BTX), “hablaron contra” (NBLH) Moisés. Para comenzar, fijémonos cómo Miriam aparece primero que Aarón. Desde el hebreo original y de acuerdo al análisis léxico del verbo wat?dabber (“criticar” en hebreo), está en un forma femenino singular, contrario al uso masculino singular también que se le ha dado al verbo a lo largo del texto del Pentateuco cuando Dios da revelación divina a Moisés y él responde a ello. Esto quiere decir que Miriam era la líder de la rebelión.
  2. La primera razón que expone el texto es “porque se había casado con una cusita”, “él había tomado una mujer etíope” (BTX), ” se había casado con una mujer que no era hebrea sino etíope” (TLA). De acuerdo a la Biblia de Estudio Apologética, hay 3 posibles explicaciones para el origen de esta mujer: a) realmente se trataba de una mujer de origen cusita (Nubia, en la moderna Etiopía) con quien Moisés se casó mientras su esposa Séfora estaba con su padre Jetró en Madián, b) Séfora había muerto y Moisés se volvió a casar, c) Séfora y la mujer cusita son la misma, ya que de acuerdo con Hab 3.7 (NVI), “He visto afligidos los campamentos de Cusán, y angustiadas las moradas de Madián.” Es posible que Cus fuera otro nombre para Madián.
  3. Recordemos el contexto inmediato en el capítulo anterior: la “gentuza” que los acompañaba (personas que no eran descendientes de Abraham) ocasionaron el motín. Posiblemente Miriam quería apuntar a la mezcla racial como un posible origen de los problemas que tenían y tal vez la “limpieza étnica” tendrían que comenzar por la esposa de su líder.
  4. Sin embargo, el v. 2 muestra sus verdaderos motivos, “Dijeron: «¿Ha hablado el SEÑOR solamente por medio de Moisés? ¿Acaso no ha hablado también a través de nosotros?».” ¿Qué estaba sucediendo entonces? El asunto de la esposa de Moisés solo era la “pantalla” de Miriam para cuestionar si Moisés debería ser el único a través de quien Dios hablara o también ellos. Recordemos que Aarón era el Sumo Sacerdote y Miriam era también profetisa (Ex 15.20). Así que se trataba más bien de una lucha de poder.
  5. Fijémonos en el carácter de Aarón: una vez más haciendo segunda a una rebelión contra la autoridad de Moisés y contra la voluntad de Dios. Recordemos que en el asunto del becerro de oro, Aarón fue muy indulgente con el pueblo rebelde y prefirió quedar bien con él en lugar de agradar a Dios y ser fiel. Esta escena nos muestra un Aarón con una seria deficiencia en su carácter que no ayudaba para desempeñar con seriedad la función que Dios le había conferido.
  6. El v. 3 es interesante, “(Ahora bien, Moisés era muy humilde, más que cualquier otra persona en la tierra).” Solo la NTV y la NBLH usan los paréntesis en el texto, como señal de un posible fragmento añadido posteriormente. Se cree que esta es una evidencia de que el libro tuvo algunas ediciones por parte de terceros, no Moisés, ya que sería incongruente aceptar que el hombre más humilde en la tierra escribiera esto de sí mismo. Lo más probable es que fue añadido por alguien más para resaltar el carácter de Moisés en la escena. ¿Qué hizo Moisés con respecto a la acusación? No hay evidencia bíblica de que hiciera algo. Más bien fue Dios quien escuchó las palabras de Miriam y Aarón y actuó en su favor. Tal vez Moisés se quedó callado y dejó que Dios actuara y así mostró su humildad también.
  7. En los versículos 4 al 9, Dios confronta a Miriam y a Aaron con su actitud y les deja claro: “??7 Pero no con mi siervo Moisés. De toda mi casa, él es en quien confío. ??8 Yo le hablo a él cara a cara, ¡con claridad y no en acertijos! Él ve al SEÑOR como él es. ¿Entonces, por qué no tuvieron temor de criticar a mi siervo Moisés?».” Dios esperaba que por respeto a Él mismo, los hermanos de Moisés mostraran más temor y no se atrevieran a ir en contra de aquel a quien Dios había confirmado de muchas maneras como su emisario. Actuar contra Moisés fue actuar contra la voluntad de Dios.
  8. En los versículos 11 al 16, Dios castiga a Miriam con lepra y a pesar de que Moisés interviene para pedir compasión, Dios decide mantenerla así una semana y después le levantó el castigo.

Conclusiones:

  1. Jer 17.9 (NTV) es completamente cierto: “»El corazón humano es lo más engañoso que hay, y extremadamente perverso. ¿Quién realmente sabe qué tan malo es?”. Muchas veces los malos motivos de algunas personas son disfrazados atrás de otras cosas como creando una apariencia justa, pero en el fondo no es así. Dios que investiga y conoce los corazones humanos, es quien se encarga de exponer la verdad. Pensemos en nosotros, ¿llegamos a quejarnos con otros acerca de una cosa cuando en realidad nuestra intención es otra? ¿Manejamos “agendas ocultas” en nuestras dinámicas con otros cristianos? A Dios nadie lo engaña cuando se trata de corazones mal intencionados.
  2. Las luchas de poder y las ambiciones personales son comunes en todo ambiente de liderazgo humano. Sin embargo, entre el pueblo de Dios las cosas no deben ser así. Dios no aceptó las malas intenciones de Miriam y tampoco acepta en su iglesia a líderes hambrientos de poder a cualquier costo. Recordemos el caso de Diótrefes en 3 Jn 9–10 (DHH-LA), “9Yo escribí una carta a la comunidad, pero Diótrefes no acepta nuestra autoridad porque le gusta mandar. 10Por eso, cuando yo vaya le llamaré la atención, pues anda contando chismes y mentiras contra nosotros. Y, no contento con esto, no recibe a los hermanos que llegan, y a quienes quieren recibirlos les prohíbe hacerlo y los expulsa de la comunidad.” Dios no permite progresar a estas personas, no llegan lejos, porque Él es el dueño de su pueblo y no los hombres.
  3. Es muy importante que un dirigente del pueblo de Dios tenga clara la convicción que el apóstol Pablo vivía en el NT, en 1 Tes 2.4 (DHH-LA), “4Al contrario, Dios nos aprobó y nos encargó el evangelio, y así es como hablamos. No tratamos de agradar a la gente, sino a Dios, que examina nuestros corazones.” Aarón falló repetidas veces en esto y permitió la entrada de rebelión en su corazón y en el de otros. Si tenemos alguna responsabilidad de liderazgo en la iglesia, busquemos tener el corazón de agradar siempre a Dios antes que a los hombres. Nadie que sea agradador de hombres podrá hacer un buen trabajo dirigiendo al pueblo de Dios.

9 Responses to “Día 85”

  1. Sandra Duarte dice:

    Tambien debemos tener cuidado de no murmurar de nadie. Gracias Arturo por tu esfuerzo de escribir todos los dias con tal de instruirnos en la palabra.

  2. Lulu tovar dice:

    Arturo mil. Gracias
    Que Dios te bendiga

  3. Nancy Lucio dice:

    Muchas gracias!!!!!!

  4. fabiola cruz dice:

    gracias MAESTRO, gracias!!!

  5. Hiram Anderson dice:

    Muchas gracias Arturo.

    Muy clara la advertencia de Dios,

  6. Alberto Flores dice:

    Muchas Gracias Arturo , saludos !!!

  7. Jossie Vandessppooll dice:

    Gracias por dejar en claro lo que Dios realmente vé en nosotros, el corazón con que servimos. Tenemos que tener cuidado cuando enseñamos en estudios biblicos o cuando discipulamos a otros hermanos de no creernos que somos mejores que nuestros hermanos, despues de todo Dios mira el corazón. Muchas veces cuando tenemos mas experiencia impartiendo los estudios biblicos podemos pecar de señorío…cuidado hermanos quien transforma los corazones tanto del hermano débil como del que esta tomando estudios es Dios, no nosotros con nuestro talento.

    Gracias una vez mas, Arturo por tu humildad para dejarte utilizar por Dios en esta gran obra.

  8. Vicky dice:

    Muchas gracias Arturo DTB

    La falta de humildad y el agradar al hombre siempre tiene consecuencias.

  9. Martín Tomas Merediz-Funes dice:

    Gracias Arturo, es tan importante recordar que el Señor mira el corazon de las personas.
    Y también es muy importante recordar que debemos respetar el orden establecido por el Señor y no ser rebeldes, es fácil reconocer cuando un hombre es de Dios y nombrado por Dios, pues su corazon esta siempre con Dios y no busca nada personal, lo que si busca es cumplir con la mision encomendada por el Señor.
    Gracias Arturo nuevamente

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.