Día 169

RUT 4.

Estudiaremos hoy el último capítulo del libro de Rut. Recordemos que el capítulo pasado termina con una Noemí totalmente transformada, ahora llena de esperanza y animando a Rut a ser paciente porque las cosas ya habían comenzado a solucionarse. El cambio en Noemí fue impresionante como podemos recordar, ya que pudo hacer la transición de un estado de ansiedad y desesperanza a una actitud de fe y esperanza.

En los versículos 1 al 12, la Biblia registra que Booz fue precisamente a cumplir lo que le había prometido a Rut en Rut 3.12-13, “12Pero aunque es cierto que yo soy uno de los redentores de tu familia, hay un pariente más cercano que yo. 13 Quédate aquí esta noche, y por la mañana hablaré con él. Si está dispuesto a redimirte, muy bien; que se case contigo. Pero si no está dispuesto a hacerlo, entonces, ¡tan cierto como que el Señor vive, yo mismo te redimiré! Ahora acuéstate aquí hasta la mañana.” Veamos algunos detalles relevantes de la narración del capítulo completo:

  1. El v. 1 registra “Booz fue a la puerta de la ciudad y allí se sentó.” ¿Por qué hizo esto? Las puertas de la ciudad en el antiguo Medio Oriente eran un punto importante de la misma. De acuerdo con el Believers Church Bible Commentary: Ruth, Jonah, Esher, de Herald Press, el área cercana a la puerta de la ciudad también se usaba como un lugar para cerrar acuerdos legales, además de que todas las personas que fueran de paso por la villa forzosamente tenían que caminar por ahí, así que era un buen punto para tratar de encontrar al pariente que buscaba.
  2. El mismo v. 1 dice además, “En ese momento, pasó por ese lugar el redentor de la familia que Booz había mencionado”. ¿Coincidencia? ¿O Dios trabajando en todo detalle? ¿Qué probabilidad hay de que en cuanto llegara Booz casi inmediatamente se encontrara de frente con el pariente a quien buscaba? Dios estaba en control de cada situación y las cosas estaban saliendo bien paso a paso.
  3. Booz expuso la situación al pariente más próximo de Rut (cuyo nombre se omite en el relato, quedando en calidad de anónimo), y después de negociar algunas cosas conforme a las costumbres de la época, al final dicho pariente desiste de redimir a Rut y permite que Booz sea el redentor de la tierra de Noemí y del matrimonio con Rut. El v. 7, con bastante detalle, nos ahorra la consulta a algún comentario biblico cuando dice, “En esos días era costumbre en Israel que cualquiera que transfiriera un derecho de compra se quitara la sandalia y se la entregara a la otra parte. Esto hacía válida la transacción de una manera pública.” Siguiendo esa costumbre Booz y el pariente más cercano a Rut siguieron esa costumbre con varios testigos presenciales de la transacción. Y Booz dejó claro, “Además, junto con la tierra adquirí a Rut, la viuda moabita de Mahlón, para que sea mi esposa. De este modo ella podrá tener un hijo para que el nombre de la familia de su difunto esposo continúe…”
  4. Es interesante la bendición que los ancianos y la gente que estaba en la puerta le dieron a Booz, ” ¡Que el SEÑOR haga que esta mujer que va a ser parte de tu hogar sea como Raquel y Lea, de quienes descendió toda la nación de Israel!” Si continuamos leyendo la historia, Rut quedó embarazada de Booz y le nació un niño al que llamaron Obed (v. 17), quien sería de acuerdo a la geneaología presentada en el mismo capítulo, “el padre de Isaí y abuelo de David.”
  5. Para reforzar este último punto, el capítulo 4 incluyó una breve genealogía desde Fares hasta el rey David, pasando obviamente por Booz, su hijo Obed, su nieto Isaí y su bisnieto el famoso rey David. ¿Y qué relevancia tiene esto para los cristianos modernos, aparte de la fe de Rut y la integridad de Booz? Mateo 1.3–16 (NVI) repite un poco más detallada esta genealogía, “Judá, padre de Fares y de Zera, cuya madre fue Tamar; Fares, padre de Jezrón; Jezrón, padre de Aram; Aram, padre de Aminadab; Aminadab, padre de Naasón; Naasón, padre de Salmón; Salmón, padre de Booz, cuya madre fue Rajab; Booz, padre de Obed, cuya madre fue Rut; Obed, padre de Isaí; e Isaí, padre del rey David. David fue el padre de Salomón, cuya madre había sido la esposa de Urías;….15 Eliud, padre de Eleazar; Eleazar, padre de Matán; Matán, padre de Jacob; 16 y Jacob fue padre de José, que fue el esposo de María, de la cual nació Jesús, llamado el Cristo.” Es decir, Jesucristo fue incluido como un familiar de uno de los descendientes del hijo de Rut, una mujer moabita que por decisión personal adoptó el culto al Dios de Israel aunque su origen era completamente pagano.
  6. El estado final de Noemí es resumido en los versículos 14-15 por las mujeres del pueblo, “… «¡Alabado sea el SEÑOR, que te ha dado ahora un redentor para tu familia! Que este niño sea famoso en Israel. 15 Que él restaure tu juventud y te cuide en tu vejez. ¡Pues es el hijo de tu nuera que te ama y que te ha tratado mejor que siete hijos!». Al comienzo del libro, Noemí se encontraba experimentando grandes pérdidas y una fuerte amargura como consecuencia de las mismas. El panorama se veía muy difícil, las tragedias eran grandes y el dolor era insoportable para ella. Sin embargo, a lo largo del estudio del libro de Rut pudimos ser testigos de la intervención de Dios en la historia, poniendo en orden las cosas y mostrando detalle a detalle su plan. Al final, Noemí terminó llena de alegría, levantada en su honor por las mujeres del pueblo, con una nuera ejemplar y hasta con un nieto que nunca había tenido con sus hijos. No solo Dios se encargó de darle lo necesario, sino que además le permitió vivir más bendiciones de las que había tenido antes. De culpar a Dios por su dolor pasó a ser objeto de alabanzas a Dios por las bendiciones que recibió.

Les dejo una ilustración de Booz protegiendo a Rut, contenida en el libro The Bible and its Story, Volume 3: The History, Joshua to II Samuel, de Francis R. Niglutsch.

Booz Protege a Ruth

Conclusiones:

  1. Cuando Dios determina que algo va a suceder, varias “coincidencias” comenzarán a pasar, todo en favor de sus propósitos. No dejemos de asombrarnos cuando estas cosas pasen y no perdamos la gratitud y la emoción de presenciar el poder de Dios trabajar a nuestro alrededor, tomando control de las situaciones.
  2. La descendencia de Rut jugaría un papel importantísimo en la historia del pueblo de Israel pero también en la historia de la humanidad entera. Recordemos al inicio del libro toda la inseguridad y el miedo que Rut tenía al enfrentar tantos obstáculos y cómo Dios fue recompensando sus pequeñas muestras de fe, hasta terminar la historia con un final auténticamente feliz y trascendente. Recordemos que aunque las situaciones se vean difíciles, Dios asegura en Jeremías 29.11 (NTV), “11 Pues yo sé los planes que tengo para ustedes —dice el Señor—. Son planes para lo bueno y no para lo malo, para darles un futuro y una esperanza.” La parte que nos toca a nosotros es confiar en Él y mantener viva nuestra fe.
  3. Ubiquemos la inseguridad en donde corresponde: sin Dios, nos echa a perder la vida. Teniendo a Dios: la podemos dominar, vencer y transformar en algo poderoso. Una de las mujeres más inseguras y temerosas de la Biblia terminó apareciendo en el árbol genealógico ascendente de Jesucristo, el Hijo de Dios y el Salvador del Mundo. Esa joven moabita pagana, viuda y desamparada se convirtió en una pieza clave para la historia de la salvación de la humanidad. ¿Luchas con inseguridades? ¿Qué aprendes de la historia de Rut? Dios podría tener algo grande preparado para tí si decides enfrentar tu inseguridad y tu temor, confiar en Él, llenarte de valor y salir a pelear la batalla de la fe conforme a su voluntad.
  4. La transformación espiritual y emocional de Noemí a lo largo del libro es impresionante. Recordemos que enmedio de su gran dolor, tristeza e incluso amargura, tuvo la sensibilidad espiritual para identificar la mano de Dios trabajando en pequeños detalles y eso fue suficiente para que recuperara su fe. ¿Necesitas una transformación parecida en este momento en tu vida? ¿Qué te impide experimentarla? ¿Qué lecciones de vida aprendes de Noemí? ¿Cómo puedes convertir la teoría en acciones concretas en tu caso?
  5. Cuando confiamos verdaderamente en Dios enmedio de grandes pérdidas, tragedias o tristezas, Él tiene poder para cuidarnos a lo largo de todo el proceso, para restaurar nuestra fe lastimada, e incluso para bendecirnos aún más de lo que estábamos antes de las pérdidas o las tristezas. Así pasó con Noemí y así puede pasar con nosotros, Dios sigue siendo el mismo.

15 Responses to “Día 169”

  1. Irma Martínez Angeles dice:

    Gracias Arturo, una vez más.Historias como las de Rut me conmueven tanto al ver todas la lluvia de bendiciones que Dios tiene destinada para aquellos que confían totalmente en él.

  2. Beatriz Sandoval dice:

    Así es…

    Una pregunta: ¿se sabe cuánto tiempo transcurrió entre la muerte de Elimelec y el nacimiento de Obed, o bien, cuánto tiempo abarca lo que narra el libro de Rut?

    Gracias

  3. Bibiana Cisneros dice:

    Gracias por el devocional de día de hoy, me reta para confiar más en Dios, en sus tiempos y en que su Poder y sabiduría son ilimitados…Recordar que Dios tiene los mejores planes para nosotros.

  4. Hilda Zavala dice:

    Muy buenos dias!!! muchas gracias me da tanta esperanza el libro de Ruth y como Dios me ayuda en mi mente y en mi corazón con este devocional a renovar mi fe, aprecio tu trabajo y como nos ayudas con tu blog Arturo.

  5. Norma De La Cruz Sanchez dice:

    Muchas Gracias!!! justo en este tiempo estoy pasando por pruebas en mi fe, de no ver mi sueño otraves realizarse, sintiendo en mi corazón todas las emociones de: desesperanza, frustracon, enojo, falta de fe, etc…. muy malo, y sin duda no quiero que pasen muchos dias y yo este igual, esto lo he sentido hace 3 dias, pero hoy sin duda me ayuda mucho a mirar de manera espitritual y profunda mi corazón, Confiar en Dios. Muchas Gracias por la fortuna de que compartas estos tiempos con Dios, para mi ha sido un regalo de Dios, gracias a Dios que te utiliza. Saludos!!!!!

  6. Mirna Barrera de Hdz dice:

    Muchas gracias Arturo por tu gran trabajo.

  7. Adriana Casas dice:

    Gracias Arturo! Quiero confiar plenamente en Dios y recordar y estar agradecida por la gran bendición que ya tengo: la de estar a su lado.

  8. Javier Flores dice:

    Gracias Arturo como DIOS puede trabajar en nuestra vidas si nos dejamos utilizar para su proposito.

  9. Lulu tovar dice:

    Mil gracias Arturo

  10. blanca martinez dice:

    Gracias Arturo por tu dedicacion DIOS TE BENDIGA buena leccion lo de rut.

  11. Carmen Mercado dice:

    Dios es el mismo, reconforta mucho mi corazón ver cómo es Dios, como transforma nuestros corazones y está al control de las circunstancias, en este tiempo me había enfocado en el poder de las decisiones humanas y ante los errores de éstas, se ha permeado la amargura, sin embargo, me anima recordar que Dios está al control y debo confiar en él. Gracias

  12. Jossie Vandessppooll dice:

    Wao!!!! Que enseñanzas mas maravillosas tiene este corto libro, pero cuantas grandes lecciones y que gran legado, tanto para las viudas como para las divorciadas o abandonadas con o sin hijos. Definitivamente nos convertimos en blancos fáciles, en muchas ocasiones no se nos respeta, se nos discrimina, se nos culpa por nuestro fracaso y se nos hace mas difícil el camino para salir adelante, mas aun si tienes hijos. Me puedo identificar con Rut, como madre soltera que soy, aunque en el caso de Rut no lo era. Llegamos vacías, con las esperanzas destrozadas, sin amor, incrédulas, con autoestima lastimadas, venimos de una vida de idolatría (ya sea de hombres o de placeres) y en muchas ocasiones siendo discriminadas por la sociedad, vacías, con nuestras esperanzas destruidas. Como Rut mujeres paganas, al mismo tiempo podemos tener un poco de Noemí, llegar a amargas, con reclamos, sin esperanza…pero al ser recibidas por Dios y como el no mira nuestro pasado y como Booz tiene compasión de nosotras, nos deja recoger recoger del cultivo que cae al suelo y somos agradecidas y comenzamos a dar pasos de fe, a creer y confiar. recibimos la oportunidad de rehacer nuestra vida por la misericordia de Dios y su gran amor. Recibimos el mejor y mas fiel esposo que mujer alguna pueda recibir a nivel espiritual, Cristo, el Hijo de Dios Viviente…que asombroso saber que Dios nos perdona y nos transforma sin importar las circunstancias de nuestra ” viudez” y nuestra amargura, nos recompensa cuando venimos en humildad y nos arrepentimos. Que hermoso es nuestro Dios!!!! Mujeres solteras ya sean viudas o madres solteras no pierdan la esperanza…porque Dios las bendice con un matrimonio espiritual pero tambien te puede sorprender con un nuevo matrimonio con un siervo de Dios. Gracias Arturo, Dios siga bendiciendote!!!!

  13. Citlali gamboa dice:

    Confiar para q también restaure la fe, aunque en esa etapa haya presión humana. Gracias totales.

  14. Gildardo dice:

    INSEGURIDAD Y AMARGURA TRANSFORMADAS EN ALEGRIA…Gracias por este ejemplo de Nohemí que confió en Dios y después Dios les ayudo a ella y la fidelidad de Ruth, Me ayuda pues me hace recordar que Dios puede ayudarnos a vencer nuestras inseguridades y desafíos de la Vida, mi hija de 7 meses esta teniendo crisis de epilepsia y ver este ejemplo me hace también confiar en que Dios mi oración y mi fe es que ella quedara sana. Sé que al final Dios hará su voluntad y pondrá todos los medios necesarios para ver la alegría en mi esposa y yo.
    Rth 4:14 Las mujeres le decían a Noemí: «¡Alabado sea el SEÑOR, que no te ha dejado hoy sin un redentor! ¡Que llegue a tener renombre en Israel!

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.