Día 142

JOSUÉ 5.

Después de que los israelitas cruzaron el Jordán, el siguiente evento significativo es la conquista y destrucción de Jericó. Precisamente los capitulos siguientes narran ese momento y los sucesos importantes que se dieron antes. El capítulo 5 contiene varios eventos teológicamente importantes:

  1. El v. 1 confirma lo que habíamos concluído en el capítulo 4, con respecto a la razón por la cual Dios secó las aguas del río Jordán y la forma en que lo hizo: a través del Arca del Pacto estando presente en el lecho del río. Este versículo dice, “Cuando todos los reyes… oyeron cómo el SEÑOR había secado el río Jordán para que el pueblo de Israel pudiera cruzar, se desanimaron y quedaron paralizados de miedo a causa de los israelitas.”, “cuando se enteraron de que el SEÑOR había secado el Jordán para que los israelitas lo cruzaran. ¡No se atrevían a hacerles frente!” (NVI). El efecto que tuvo el milagro de “vencer” las aguas del río Jordán por parte del Señor fué impresionante en los pueblos paganos de la zona, ¡estaban temblando de miedo! Comprendieron desde ese momento que su fin había llegado y que Dios mismo tomaría posesión de la tierra donde ellos vivían, ¡y ni siquiera Israel había comenzado a atacar ninguna de sus ciudades de ese lado del río!
  2. En los versículos 2 al 9 tenemos la segunda circuncisión masiva. Recordemos que esta señal física era muy importante para Dios como parte del acuerdo del Pacto que había hecho con Israel y de hecho Él esperaba que ningún varón de su pueblo estuviera sin ella. Todos los hombres que habían nacido y crecido durante el Éxodo no se habían practicado este importante ritual, así que Dios consideró que era el momento para hacerlo. Una vez que obedecieron su instrucción, Dios dijo lo siguiente, “«Hoy he hecho que la vergüenza de su esclavitud en Egipto salga rodando como una piedra». Por eso, ese lugar se llama Gilgal hasta el día de hoy.” ¿Por qué dijo esto? El comentario bíblico Be Strong, de W. W. Wiersbe, Víctor Books Publications Inc., nos informa que la palabra Gilgal es similar a la palabra hebrea que significa “hacer rodar”. ¿Y que “hizo rodar”? El “oprobio de Egipto” (BTX). Hay varias teorías que han intentado explicar exactamente a qué se refería Dios con esta frase, tal vez la más aceptada es aquella que afirma que Israel había quedado en ridículo durante el Éxodo debido a su pecado cuando dejaron de confiar en Dios en Kadesh-Barnea y por ese y otros pecados Dios quería destruirlos, pero Moisés intervino por ellos argumentando, Números 14.13–16 (NVI), “—¡Recuerda que fuiste tú quien con tu poder sacaste de Egipto a este pueblo! Cuando los egipcios se enteren de lo ocurrido, 14 se lo contarán a los habitantes de este país, quienes ya saben que tú, Señor, estás en medio de este pueblo… 15 De manera que, si matas a todo este pueblo, las naciones que han oído hablar de tu fama dirán: 16 “El Señor no fue capaz de llevar a este pueblo a la tierra que juró darles, ¡y acabó matándolos en el desierto!”” Así que ahora que el pueblo de Israel ya podría entrar en la Tierra Prometida como era el plan original de Dios, de ninguna manera los egipcios podrían burlarse de Dios porque Él estaba terminando lo que había iniciado. La tierra sería conquistada por hombres circuncidados, lo que significaba que pertenecían al pueblo de Dios y estaban bajo su Pacto, tal como era su deseo original al sacar a Israel de la esclavitud de Egipto. Ese día se restauró el Pacto original entre Dios e Israel.
  3. La celebración de la Pascua antes de continuar con el viaje (v. 10). Este es otro evento significativo para Dios y para los israelitas. El simbolismo de la Pascua era la liberación de la esclavitud. Al celebrarla en ese momento se confirmaba de alguna manera que Dios había cumplido su parte del pacto liberando a Israel de la esclavitud de Egipto y dándoles un territorio donde vivir.
  4. La provisión de la tierra y la suspensión definitiva del maná (v. 11 – 12). La Biblia registra que los israelitas comenzaron a alimentarse del fruto de la tierra y Dios consideró que ya no era necesario el maná, por lo que lo suspendió. Esto significaba que ahora dependerían para alimentarse del fruto de la tierra que Dios mismo les había prometido, y también era una señal de que Dios estaba cumpliendo su promesa al respecto.
  5. La aparición del “comandante del ejército del Señor” (v. 13 – 15). Josué estaba mirando hacia Jericó, posiblemente pensando en la estrategia para el ataque a la ciudad. De repente se le aparece una figura que se identifica como el comandante del ejército de Dios, ante la cual Josué mostró reverencia. Este hombre misterioso dijo, ” —Quítate las sandalias, porque el lugar donde estás parado es santo.” (v. 15). ¿Por qué pasó esto? Tal vez Dios quería confirmarle a Josué quién pelearía la batalla por Jericó. No serían los israelitas ni Josué, sino Dios mismo. Era su batalla y estaba ganada, a Josué solo le quedaba confiar en Dios. La espada en la mano simbolizaba victoria (de acuerdo al Comentario Bíblico Mundo Hispano Tomo 4: Josué, Jueces y Rut, de Editorial Mundo Hispano).

Así que el capítulo 5 contiene varias experiencias con un profundo significado teológico. Dejaremos para el estudio de mañana el evento de la conquista y destrucción de Jericó, porque van ligados los 2 capítulos siguientes a la misma historia.

Conclusiones:

  1. Dios es muy celoso de sus promesas, su honor y de Nombre. En la Biblia, Él no permite que quede mal ante ninguna nación, por muy poderosa que sea. Tarde o temprano demuestra que Él es el único Dios y que sus palabras se cumplen, no son mentiras. Es posible que el “oprobio” al que se refería Dios sea parecido al que Jesús se refirió con respecto a los discípulos que comienzan a seguir a Cristo pero después lo abandonan en Lucas 14.29–30 (DHH-LA), “29De otra manera, si pone los cimientos y después no puede terminarla, todos los que lo vean comenzarán a burlarse de él, 30diciendo: ‘Este hombre empezó a construir, pero no pudo terminar.’” Cuando un cristiano deja de seguir a Jesús genera que otros se burlen de él, pero implícitamente se están burlando de Dios también. Hacen quedar a Dios como alguien que “no pudo” ayudar a esa persona y mantenerla fiel. Recordemos que Dios es celoso de su honor, por eso, ¡honrémoslo con nuestra perseverancia y nuestra fidelidad hasta la muerte! El Nombre de Dios y de nuestro Salvador Jesús están en juego.
  2. Dios cumple sus promesas siempre. Los eventos del capítulo 5 apuntan a Dios haciendo énfasis en cómo sus promesas se iban cumpliendo una a una. De la misma forma es en nuestra vida, Dios cumple sus promesas y cuando pasan, quiere que nos demos cuenta claramente y que no lo olvidemos. Guardemos en nuestro corazón cada promesa que Dios ha cumplido en nuestra vida y recordémosla con gratitud siempre.
  3. A Josué se le apareció un ángel para confirmarle que esa batalla era de Dios, que no se preocupara. A los cristianos Jesús nos prometió en Mateo 28.20 (DHH-LA), “20y enséñenles a obedecer todo lo que les he mandado a ustedes. Por mi parte, yo estaré con ustedes todos los días, hasta el fin del mundo.” Nuestras batallas que libramos a diario son de Dios, entregémoslas a Él, ¡no estamos solos! Jesús mismo nos acompaña. ¿Lo crees?

8 Responses to “Día 142”

  1. Vale Romero dice:

    ¡Muchas Gracias Arturo!

  2. CINTHYA SOLANO dice:

    AMEN LO CREO GRACIAS 🙂

  3. RUTH SALOME dice:

    Woow que maravillos pensar que hubo tantos sentimientos … lo maravilloso de ver cumplida la entrega de la tierra que Dios les habia prometido.. circundidarse para ser de su propiedad… creo que la felicidad la alegria la gratitud.. jubilo… fue lo que mas predomino en todos los aspectos.. Sellando la Presencia de Dios andar en seguridad y confiados.. Wooow que especial… pero no ver nuca jamas caer el Mana del cielo.. me pregunto q pensarian de esto… ellos.. a mi me causo una sensacion en el corazon… de sentimientos encontrados… Quizas la alegria de comer frutos de la tierra entregada.. fue lo necesario para no extrañarlo.. Me hace recordar esta escritura: Juan 3: 29 El que tiene a la novia es el novio. Pero el amigo del novio, que está a su lado y lo escucha, se llena de alegría cuando oye la voz del novio. Ésa es la alegría que me inunda. 30 A él le toca crecer, y a mí menguar.

  4. Lulu tovar dice:

    Por supersto que Si creo.
    se dice que no es lo mismo creer en Dios que creer le a Dios….
    Mil gracias Arturo

  5. Gildardo dice:

    Jos 5:15 El comandante del ejército del SEÑOR le contestó: —Quítate las sandalias de los pies, porque el lugar que pisas es sagrado. Y Josué le obedeció. Me pregunto quien este personaje es solo el comandante o tiene que ver algo conJesus? y tambien como dios espera santidad al estar cerca de El.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.