Día 225

PROVERBIOS 14.1 – 16.33.

Siguiendo el mismo estudio de los proverbios de Salomón, mantendremos la estrategia de agrupar los proverbios por temas, algunos de los que aparecen en éstos capítulos son:

  1. La mujer sabia. El 14.1 hace referencia a “la mujer sabia” que edifica su hogar, en comparación contra la mujer “necia” que “con sus propias manos lo destruye”. Esto nos hace pensar en que así como es de importante la figura masculina en una familia, así también Dios determinó que la mujer lleva un papel trascendente también. Y de la sabiduría que ella muestre en su hogar dependerá si la casa se construye o se destruye.
  2. Buscar el buen camino o buscar el camino de los necios. Varios proverbios se encargan de comparar las acciones y el corazón de “los que siguen el buen camino” (14.2) contra “los que van por mal camino”. ¿Y cuál es la diferencia que resalta entre ellos? La búsqueda sincera de la sabiduría. Hay bastantes proverbios en éstos capítulos que tratan con este tema. Algunas características de los necios: maneja palabras arrogantes (14.3), es burlón (14.6), “se burlan de la culpa” (14.9), son confiados en sí mismos (14.16), se enojan fácilmente (14.29), desprecian la disciplina de sus padres (15.5), no busca el consejo de otros para llevar a cabo sus planes (15.22), y otros. Siguiendo el estilo literario del paralelismo antitético, la mayoría de éstos versículos nos presentan a los sabios como el extremo opuesto a la conducta de los necios, caso por caso.
  3. Las fuentes de vida y de paz interna. Diferentes versículos abordan el tema de la necesidad del corazón humano y dónde puede encontrar vida y paz verdaderas. El 14.10 nos dice, “Cada corazón conoce su propia amargura, y nadie más puede compartir.”, esto apunta a la complejidad del corazón humano y sus emociones y sentimientos. Sólo Dios sabe en realidad lo que hay dentro de cada corazón, ya que el 14.13 dice, “La risa puede ocultar un corazón afligido, pero cuando la risa termina, el dolor permanece.” Los seres humanos somos tan aparentes y podemos disfrazar muy bien el dolor del alma que traemos encima. ¿Qué podemos hacer? Prv 14.27 dice, “El temor del SEÑOR es fuente que da vida, ofrece un escape de las trampas de la muerte.” Debemos iniciar buscando desarrollar el temor a Dios en nuestro corazón, porque si lo logramos, será una “fuente de vida” para nosotros. Al estar en paz con Dios, podremos entender lo siguiente, “La paz en el corazón da salud al cuerpo; los celos son como cáncer en los huesos.” (14.30). Dios puede darnos paz interna a pesar de las circunstancias difíciles externas que estemos viviendo. Todo inicia con el temor a Dios.
  4. Los planes humanos y los planes de Dios. La Biblia nos enfrenta con una realidad dolorosa, “Delante de cada persona hay un camino que parece correcto, pero termina en muerte.” (14.12). Todos podemos tener nuestros planes y proyectos personales de lo que deseamos hacer con nuestra vida y con lo que Dios nos ha dado, pero debemos tener cuidado, porque no estamos seguros si lo que está frente a nosotros nos llevará a la vida o a la muerte. El 16.1 nos dice por lo tanto que “Podemos hacer nuestros propios planes, pero la respuesta correcta viene del SEÑOR.” Necesitamos comenzar siempre buscando a Dios antes de mover un solo pie en una dirección para nuestra vida, para que Él nos ayude a entender cuál es su voluntad. Por eso dice el 16.3, “Pon todo lo que hagas en manos del SEÑOR, y tus planes tendrán éxito.” El 16.9 reafirma el concepto asegurando que aunque es bueno tener proyectos y planes, al final es Dios quien determinará nuestros pasos, como lo confirma el 16.33, “Podremos tirar los dados, pero el SEÑOR decide cómo caen.” ¿Cuál es la lección? No manejemos nuestra vida de forma orgullosa y autosuficiente, sin consultar a Dios para nuestras decisones, porque la muerte podría estar esperándonos al final del camino que elegimos. Es mejor siempre tomar en cuenta a Dios en todo plan, proyecto, camino, rumbo, dirección o como quieras llamarle, que vayas a tomar en tu vida. ¡Hay garantía de éxito si involucramos a Dios!
  5. El poder de las palabras. El 14.3 (BTX) dice, “De la boca del necio brota la vara dela soberbia, Pero los sabios son preservados por sus labios.” Tanto poder tienen las palabras humanas que utilizadas con sabiduría nos preservan de grandes peligros y dificultades. Algunos ejemplos: en una situación de conflicto con otra persona, “La respuesta apacible desvía el enojo, pero las palabras ásperas encienden los ánimos.” (15.1). Si queremos atraer a otra persona hacia Dios, “La lengua de los sabios hace que el conocimiento sea atractivo, pero la boca de un necio escupe tonterías.” (15.2). Debemos estar conscientes de la influencia tan poderosa que tienen las palabras en nuestras emociones, “La lengua amable es un árbol de vida; la lengua perversa hace daño al espíritu.” (15.4) y “Las palabras amables son como la miel: dulces al alma y saludables para el cuerpo.” (16.24). Y también debemos comprender que es un hecho que las palabras tienen un poder maligno igualmente, “El perverso provoca contiendas, y el chismoso divide a los buenos amigos.” (16.28). Estudiando todo esto nos resulta claro que debemos tener cuidado con la boca, porque es ella quien nos evidenciará si tenemos sabiduría o no, si estamos actuando conforme a la sabiduría de Dios o conforme a la sabiduría del mundo. ¿Qué refleja tu boca?
  6. El trato correcto a los pobres. Salomón acusa de pecado a quienes se atreven a lastimar a las personas más necesitadas de alguna forma: “Denigrar al prójimo es pecado..” (14.21) y “Quienes oprimen a los pobres insultan a su Creador…” (14.31). No solo Dios espera que ayudemos a los pobres, pero también espera que nunca los denigremos por ser pobres ni los oprimamos. Dios considera pecado un trato de esta naturaleza. ¿Cómo debemos pensar del clasismo después de estudiar este pasaje? Pues como lo que es: ¡pecado! Siempre será pecado denigrar, humillar, menospreciar y oprimir a otros seres humanos por la causa que sea.
  7. Hay más temas propuestos en éstos capítulos, pero terminaremos el análisis con Prv 15.14, “El sabio tiene hambre de conocimiento, mientras que el necio se alimenta de basura.”, “El corazón entendido va tras el conocimiento; la boca de los necios se nutre de tonterías.” (NVI). Cerremos con esta reflexión, ¿de qué te estás alimentando tu alma? ¿De conocimiento de Dios y su sabiduría? ¿O de basura y tonterías y “necedades” (NBHL)? En nuestros tiempos con tanto medio electrónico e impreso al alcance, pensemos bien de qué estamos “alimentando” a nuestro espíritu durante el día.

Conclusiones:

  1. Repasa cada uno de los temas expuestos en éstos capítulos de Proverbios y reflexiona en tu propia vida, ¿qué estás reflejando al mundo allá afuera? ¿Una persona con sabiduría divina? ¿O un “necio” más que no hace ninguna diferencia con el resto de las personas que hay en este mundo?
  2. Ten mucho cuidado de poner tus planes y proyectos personales en manos de Dios desde el inicio SIEMPRE. La vida es muy corta y no debemos desperdiciarla en planes humanos que nos llevarán a existencias vacías y materialistas y a hacer a Dios a un lado de nuestra vida. ¿En qué estás invirtiendo tu vida? ¿Cómo usas tu tiempo cada día? ¿Reflejas que Dios es tu prioridad?
  3. Cuidemos de alimentarnos diariamente con algo espiritual para nuestro corazón (estudiando la Biblia diariamente). Rechazemos la mentalidad del mundo de alimentarse con basura mediática: revistas de chismes de los artistas, novelas sensuales, telenovelas, todo el tiempo leyendo noticias de deportes, y más. Para basura, este mundo ofrece una colección inmensa. Pero Dios nos ofrece sabiduría y conocimiento que traen paz al corazón y nos llenan de alegría. ¿Qué prefieres?

9 Responses to “Día 225”

  1. sandra franco dice:

    Gracias por la vision que nos transmites cada dia de la instruccion que Dios espera ver reflejada en mi vida, puedo captar que verdaderamente Dios me ama y cuida de mi, muchas gracias por utilizar tus dones.

  2. ramiro valadez dice:

    gracias y creo que he comido muchos entremese de lo que ofrece el mundo y necesito cambiarlo

  3. Sandra L. Duarte dice:

    ¡Que retante es todo esto! muchas gracias

  4. Adriana Casas dice:

    Muchas gracias Arturo, va a ser un reto imprimir en el corazón, si no todos, si los más que se puedan de estros proverbios, debemos tenerlos en la punta de la lengua, son una herramienta muy poderosa para ayudarnos a refrenar nuestro pecado y para ayudar a otros también. Y concuerdo en que debemos evitar la comida chatarra que el mundo ofrece a cada instante y nutrirnos cada día más del alimento que DIOS nos da. GRACIAS.

  5. Citlali Gamboa dice:

    Sí repasarlos y ejecutarlos Pro 16:32 ….. más vale vencerse uno mismo que conquistar ciudades. Pq necesito lo más posible honrar a Dios y estar en paz con él. Sentir alegría , amabilidad etc espirituales. Gracias totales y saludos.

  6. Agustín MG dice:

    Buen día.
    Muchas veces he optado por hacer planes sin consultar a Dios o el consejo de los hermanos, con ello se expone mi corazón a solo seguir mis propios caprichos y sueños (egoísmo) además de no obtener algo aprobado por él; por eso estas escrituras son importantes de atender para planear y anteponga a Dios buscando que él muestre la mejor decisión en mi matrimonio, profesión, sueños y, en general, de cada aspecto de mi vida.
    Buen inicio de semana.
    Atte. Agustín MG

  7. norma de la cruz dice:

    Muchas Gracias!!! hasta hoy pude escribir y no quería dejar de hacerlo, la clase es tan animente a ser sabia en todos los sentidos, ademas de darnos ejemplos especificos y lo mas especial paz y alegría al ? pongamos la clase en práctica. Muchas gracias por la clase, saludos Arturo!!!

  8. Monica Loaeza dice:

    Debo alimentarme más en la Palabra de Dios, sin duda. Gracias por los devocionales! También estoy pasando por un momento dificil en mi liderazgo y me cuesta ver personas aparentes (no hablo de no ser compasiva con ellos), que saben qué decir y cómo, sin un arrepentimiento real ante Dios. Pero, como también dice el devocional, si no cuidamos nuestros caminos, éstos nos pueden llevar a la muerte. Hay que ser sabios y temer a Dios. Gracias.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.