Día 226

PROVERBIOS 17.1 – 19.29.

La diversidad de temas se presenta nuevamente en éstos 3 capítulos del libro de Proverbios. Los temas presentados son el asunto de las peleas entre personas, el problema de la lengua (chismes, calumnias, conflictos mal manejados, etc.), la atención al pobre, la educación de los hijos, las amistades, la honestidad y más. Veamos algunos de los temas con enfoque específico en algunos de los versículos:

  1. Los conflictos entre amigos. Varios proverbios tratan este tema. Prv 17.9 (“Cuando se perdona una falta, el amor florece, pero mantenerla presente separa a los amigos íntimos.”) nos habla del cuidado que se requiere para mantener relaciones personales sanas, especialmente con los que consideramos amigos cercanos. Tener conflictos con amigos es algo bastante complicado y las consecuencias de un mal manejo pueden ser desastrosas, como lo expresa Prv 18.19, “Un amigo ofendido es más difícil de recuperar que una ciudad fortificada. Las disputas separan a los amigos como un portón cerrado con rejas.” Sin embargo, Salomón también afirma que, “Hay quienes parecen amigos pero se destruyen unos a otros; el amigo verdadero se mantiene más leal que un hermano.” (Prv 19.24). Las verdaderas amistades serán probadas por fuego en momentos específicos, y si son verdaderas, perdurarán a través de las dificultades. Si no eran sólidas o sinceras, se desvanecerán con los primeros problemas. Si tenemos amistades en el reino de Dios, ¡cuidémoslas! No podemos evitar dificultades o diferencias, pero debemos cuidar la forma en que las arreglaremos, ¡siempre debe ser espiritual! Así las amistades perdurarán.
  2. Los conflictos por la lengua. Diferentes proverbios en estos capítulos nos advierten de los peligros de la lengua fuera de control y también de cuál es la perspectiva de Dios al respecto. Llama la atención Prv 17.4, “Los malhechores están ansiosos por escuchar el chisme; los mentirosos prestan suma atención a la calumnia.” Dios inspiró a Salomón para escribir esto y expresar cómo Él mira a las personas que se prestan ávidamente para escuchar chismes y calumnias como si fuera la novedad del día: los considera “malhechores” y “mentirosos”. Debemos tener cuidado aún al escuchar quejas amargas de una persona contra otra, ya que si no somos espirituales y balanceados, podríamos estar pecando incluso al estar cargando nuestro juicio a chismes contra terceros. Por otro lado, proverbios como Prv 18.2 (“A los necios no les interesa tener entendimiento; sólo quieren expresar sus propias opiniones.”), nos muestran otro aspecto nocivo de la lengua: cuando hablamos mucho sin sentido y solo queremos imponer nuestras opiniones pero no sabemos escuchar. Ante Dios terminamos siendo “necios”. ¿Cuál es la principal debilidad de los necios? Prv 18.7 dice, “La boca de los necios es su ruina; quedan atrapados por sus labios.” ¡La boca! Por el contrario, Prv 18.20 dice, “Las palabras sabias satisfacen igual que una buena comida; las palabras acertadas traen satisfacción.” También la lengua puede ser un instrumento para lo bueno, para demostrar sabiduría, para traer consuelo y satisfacción al alma humana. La pregunta es, ¿cómo estamos usando nuestra lengua? ¿Qué reflejamos con ella?
  3. La rectitud al juzgar a otros. Prv 18.17 dice, “El primero que habla en la corte parece tener la razón, hasta que comienza el interrogatorio.”, “El primero que se defiende parecetener razón, Hasta que llega el otro y le contra-dice.” (BTX), “El primero en presentar su caso parece inocente, hasta que llega la otra parte y lo refuta.” (NVI). Dios a través de Salomón nos hace mucho énfasis en la necesidad de hacer juicios rectos y no permitir la corrupción en los mismos. La mejor manera es como dice este versículo: si tenemos 2 partes en disputa con versiones diferentes de un asunto, lo más sabio es juntar ambas partes, confrontarlas y escuchar las versiones de uno y del otro estando presentes ambos, ¡no por separado! Posiblemente hemos entendido este versículo como un deber de escuchar ambas partes de forma individual y aislada, pero el versículo dice claramente “Hasta que llega el otro y le contra-dice” (BTX). El pasaje plantea un escenario donde ambas partes están presentes frente a un moderador, quien los confronta con las versiones diferentes y ahí, en ese ambiente de honestidad, saldrá la verdad. ¿Arreglamos los conflictos entre personas de esta manera? ¿O lo hacemos de otra forma? El resultado no es el mismo si cambiamos el plan divino.
  4. Encontrar una esposa. Varios pasajes tratan con el tema de encontrar una buena esposa. Prv 18.22 dice, “El hombre que halla esposa encuentra un tesoro, y recibe el favor del Señor.”, y Prv 19.14 dice, “Los padres pueden dar en herencia a sus hijos casa y fortuna, pero sólo el SEÑOR puede dar una esposa comprensiva.” ¿Qué mensaje nos transmiten estos pasajes? Pues que la búsqueda de una esposa (o por extensión, un esposo) no solo es una tarea sentimental, sino también es una tarea espiritual. Solo Dios proporciona a la esposa comprensiva y adecuada para cada uno. Igualmente, Dios es quien permite encontrar al esposo que cada mujer necesita. Si tan solo más parejas de novios en el mundo involucraran a Dios y su voluntad en sus planes, ¡tendríamos menos divorcios en la sociedad! Pero la tendencia humana en esta área es guiarse exclusivamente por emociones y sentimientos y olvidarse de todo aspecto moral y espiritual. Ese tipo de decisiones se pagan caras, como Prv 19.13 afirma, “El hijo necio es una calamidad para su padre; una esposa que busca pleitos es tan molesta como una gotera continua.”
  5. La búsqueda de la sabiduría y el conocimiento. Una de las formas que éstos proverbios proponen para distinguir al necio del sabio es en la actitud que cada uno tiene en cuanto al aprendizaje continuo. Prv 18.2 dice claramente, “A los necios no les interesa tener entendimiento..” Por el contrario, “Las personas inteligentes están siempre dispuestas a aprender; tienen los oídos abiertos al conocimiento.” (Prv 18.15), así como Prv 19.8 que dice, “Adquirir sabiduría es amarse a uno mismo; los que atesoran el entendimiento prosperarán.” ¿Qué refleja tu actitud en cuanto al aprendizaje de más conocimiento y sabiduría de Dios? ¿Estás hambriento (a) por adquirir más o estás más bien apático por seguir aprendiendo? De tu respuesta depende en qué categoría te puedes ubicar, de acuerdo a estos pasajes.
  6. El poder de las decisiones personales. Prv 19.3 nos presenta una verdad universal impactante, “La gente arruina su vida por su propia necedad, y después se enoja con el SEÑOR.”, “La insensatez del hombre pervierte su camino, Y su corazón se irrita contra el SEÑOR.” (NBLH), “El tonto fracasa en todo, y luego dice: «¡Dios tiene la culpa!»” (TLA). Este sencillo versículo refleja una tremenda necesidad en el corazón del hombre: ¡no quiere tomar su responsabilidad por sus actos y sus decisiones! Siempre buscamos a alguien para echarle la culpa de lo que nos pasa, y en este pasaje se expone la tendencia de algunas personas a culpar incluso a Dios de su fracasos personales o sus derrotas. Siempre será más fácil culpar a otros y especialmente culpar a Dios de todo lo malo que nos pasa, pero es a la vez una salida cobarde e irresponsable, ya que estaremos evadiendo nuestra responsabilidad en las situaciones que enfrentamos. Así que hagámonos responsables de nuestras decisiones todo el tiempo y no culpemos a otros y mucho menos a Dios.

Conclusiones:

  1. ¿Tienes amigos que consideraste cercanos que actualmente por un problema del pasado están distanciados y en conflictos sin arreglar? ¿Qué debes hacer al respecto de acuerdo con lo que aprendimos hoy en la Biblia?
  2. ¿En cuántos problemas te has metido últimamente por causa de tu lengua? Es importante medir de alguna manera el impacto que nuestra lengua fuera de control puede tener sobre otros y sobre nosotros mismos. Aprendamos a controlarla y someterla al Espíritu de Dios.
  3. ¿Qué patrones sigues al juzgar a otros? ¿Te conformas con escuchar una versión de la historia y emitir un juicio contra otros, sin haberlos escuchado también? ¿O te aseguras de actuar con rectitud antes de juzgar, escuchando también a la otra parte? ¿Qué tal la dinámica de sentar a ambas partes frente a frente para que expongan cada uno sus versiones y la verdad pueda salir a flote?
  4. ¿Qué tanta responsabilidad tomas por tus decisiones personales? ¿Acostumbras a culpar a otros por lo malo que te pasa o por las cosas que no alcanzas? ¿O actúas con madurez asumiendo tu responsabilidad en cada decisión?

6 Responses to “Día 226”

  1. Maribel Gandarilla dice:

    Muchas gracias Arturo.

  2. Citlali gamboa dice:

    Alguna vez me discipularon q necesitaba ser amiga antes de esperar q me ofrecieran la amistad, aquí en proverbios viene como: ser afectuosa, ser fiel y en tiempos de angustia estar con hermandad. Si formé amistades según el momento en el pasado pocas tengo hasta ahora y se extrañan. Gracias totales y saludos.

  3. RUTH SALOME dice:

    Arturo buen dia.. graciass… por cada estudio.. aun gracias por juntar varios dias .. sabes.. me a ayudado mucho a releer los dias anteriores.. para tenerlos presente.. y grabarlos en el corazon.. mil gracias por tu corazon..

  4. Adriana Casas dice:

    Mil gracias!!!! Me atrasé en mi estudio, me estoy poniendo al corriente, pero como siempre, increibles reflexiones Arturo, gracias por tu servicio a Dios.

  5. Monica Loaeza dice:

    Sin duda, el amor debe guiar nuestras relaciones personales. Pero como éstas se componen de “personas”, siempre habrá la posibilidad de conflicto; es gracias a los consejos de Dios en estos Proverbios, que podemos tener una guía para corregirnos o tratar los problemas que puedan surgir… Oremos porque ambas partes involucradas tengamos un corazón deseoso de agradar a Dios y no sólo de ganar la discusión. Muchas gracias por la reflexión, Arturo. Una disculpa a ti y a todos los hermanos que han sido constantes con estos devocionales, yo estoy muy atrasada, pero seguiré con ellos y me esforzaré por (si no ponerme al corriente) al menos, terminarlos todos.

  6. Lulu tovar dice:

    Así es mil gracias Arturo yo también me atrase pero hay voy

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.