Día 190

2 SAMUEL 8, 1 CRONICAS 18, SALMO 60, 1 CRÓNICAS 6.16-53.

Este capítulo está completamente centrado en narrar las victorias militares que David siguió cosechando con la ayuda de Dios. La lista de naciones derrotadas es larga y las batallas fueron varias. Acompañamos al relato de capítulos paralelos en el libro de 1 Crónicas y un Salmo también. Te recomiendo siempre leer todas las Escrituras de referencia, no solamente el o los capítulos del libro principal que estamos estudiando.

El capítulo lo podemos dividir en 3 partes principales. La primera está contenida en los versículos 1 al 6 y contiene detalles de varias victorias que Dios le dio a David. Las ciudades o naciones enteras derrotadas en orden de aparición son:

  1. La captura de Gat, la ciudad más grande de los filisteos (v. 1). Otras traducciones dicen de Gat que era “la capital” (BTX), “la ciudad principal” (NBHL), “quitándoles el control de Méteg-Amá” (NVI). Es interesante que en la NTV y varias más aparece el nombre de Gat como la ciudad capturada, al igual que en 1 Crónicas 18.1. Sin embargo algunas traducciones utilizan el nombre “Méteg-Amá”. ¿Cuál es la correcta? La Biblia de Estudio Apologética nos dice al respecto esta frase de 2 palabras ocurre solamente aquí en la Biblia y con una traducción literal que no da mucha información al respecto si se trata de un lugar específico o no. La controversia sobre si realmente fue la ciudad de Gat o se trataba de otra ciudad continúa, ya que como nos damos cuenta en las diferentes versiones, los estudiosos no concluyen aún exactamente a qué se refiere. Sin embargo, 1 Crónicas 18.1 si menciona literalmente Gat.
  2. La tierra de Moab (v. 2). Este versículo narra que además de conquistar la tierra de Moab, el rey David los trató con bastante dureza y hasta crueldad, ya que ejecutó sin misericordia a un grupo por cada 2 de moabitas y a los sobrevivientes los sometió a tributos. Sin embargo, recordemos que los moabitas trataron muy bien a David y a su familia cuando estaba huyendo en 1 Samuel 22.3-5 y también que el mismo David era descendiente de una mujer moabita (Rut 4.13-22). Por lo tanto, el trato tan cruel de David no corresponde con el bien que había recibido de ellos ni aún con su propio árbol genealógico.
  3. Las fuerzas de Hadad-ezer, rey de Soba (v. 3 – 4). Aquí encontramos algunos problemas con las traducciones, ya que en referencia al botín obtenido por David encontramos “mil carros de guerra, siete mil conductores de carros de guerra y veinte mil soldados de infantería.”, “mil setecientos jinetes y veinte mil hombres de infantería” (BTX), “mil setecientos jinetes y veinte mil de a pie” (BJL). ¿Qué número es el correcto? De acuerdo con los estudiosos bíblicos (Biblia de Estudio Apologética), todo el problema es una cuestión de los textos que se están utilizando como fuente para la traducción. Unas versiones se basan en el Texto Masorético y otras prefieren la Septuaginta (LXX) y los Rollos del Mar Muerto. El pasaje de 1 Crónicas 18.4 coincide con la traducción de la NTV en 2 Samuel 8.4. El asunto sigue siendo polémico aún.
  4. Los arameos de Damasco (v. 5 – 6). David derrotó al ejército arameo y además su ciudad de Damasco.
  5. El ejército de Edom (v. 13 – 14), derrotado en “el valle de la Sal”.
  6. El texto a finales del v. 6 dice “Así que el SEÑOR le daba la victoria a David dondequiera que iba.” Sin embargo, esas victorias no fueron conseguidas todo el tiempo fácilmente. Un testimonio de esto lo encontramos en el Salmo 60, que lleva por título, “Poema didáctico de David, (2)cuando salió a luchar contra los arameos de Naharaim y de Sobá, y Joab, al volver, derrotó a doce mil hombres de Edom en el Valle de la Sal.” (DHH-LA). El contenido del Salmo refleja que Israel pasó un momento muy difícil posiblemente durante la batalla contra Hadad-ezer, rey de Soba, ya que dice, Salmo 60.1 (DHH-LA), “1 (3)En tu enojo, oh Dios, nos has abandonado, nos has deshecho; ¡devuélvenos ahora nuestra fuerza!” Y añade más adelante, Salmo 60.10–12 (DHH-LA), “10 (12)Pues tú, oh Dios, nos has rechazado; ¡no sales ya con nuestras tropas! 11 (13)Ayúdanos contra el enemigo, pues nada vale la ayuda del hombre. 12 (14)Con la ayuda de Dios haremos grandes cosas; ¡él aplastará a nuestros enemigos!” Si efectivamente este Salmo corresponde a esa batalla, podemos observar que no fue fácil y que llegaron a pensar que Dios los había abandonado. Pero buscaron a Dios como nación y Dios los escuchó y terminaron con una profunda confianza en Él, que no los dejaría solos y les daría la victoria al final, a pesar de los desafíos que enfrentaban. Nos recuerda un poco a nuestro caminar de fe donde las victorias espirituales no se consiguen sin una lucha intensa y con ciertos momentos donde sentimos que vamos a perder la batalla, pero al final si continuamos confiando en Dios, Él es fiel y nos ayuda con su poder.

La segunda parte corresponde al detalle de varios aspectos del corazón del rey David. Uno de ellos está en los versículos 7 al 12, cuando recolectó un gran botín de las naciones y los ejércitos derrotados y también cuando recibió regalos muy valiosos de parte del rey de Toi, rey de Hamat, para felicitarlo por su victoria contra Hadad-ezer. ¿Qué hizo David con todos estos artículos de materiales preciosos como el oro y la plata? Dice el v. 11, “El rey David dedicó todos estos regalos al SEÑOR, así como lo hizo con la plata y el oro de las demás naciones que había derrotado.” ¿No se quedó con algo para su casa o para sus esposas?  La Biblia es clara, “dedicó todos estos regalos al Señor…” El rey David no era un hombre materialista que amara las posesiones y el dinero. Al recibir tantas cosas como botín de guerra de batallas donde Dios mismo le había ayudado, él tuvo el deseo de ofrendarlas a Dios como acto de gratitud y devoción. En cada victoria, David le daba a Dios una ofrenda.

Otra cosa interesante la encontramos en el v. 15, “De modo que David reinó sobre todo Israel e hizo lo que era justo y correcto para su pueblo.”, “Reinó David sobre todo Israel, administrando derecho y justicia a todo su pueblo.” (BJL), “practicaba David el derecho y la justicia con todo su pueblo.” (BTX). Si bien David no fue un hombre perfecto, si podemos encontrar que estaba totalmente orientado hacia la práctica de la justicia y el derecho como parte de su estilo de liderazgo sobre Israel. Era más conocido por ser un hombre justo y recto que por lo contrario. Un buen modelo para nosotros especialmente si tenemos funciones de liderazgo sobre otros en cualquier ámbito (iglesia, laboral, escolar, etc.).

La tercera parte se conforma por los versículos 16 al 18 que terminan el capítulo con el detalle de quiénes ocupaban algunos de los puestos más importantes como el comandante del ejército, el historiador del reino, los sacerdotes, el secretario de la corte, el capitán de la guardia personal del rey, e incluso se menciona a los hijos de David como “líderes sacerdotales”, “príncipes” (BTX), “ministros principales” (NBLH). 1 Cronicas 6 nos presenta una lista más detallada de los diferentes roles y funciones que se desempeñaban para la vida religiosa y civil de Israel.

Conclusiones:

  1. No todas las victorias que Dios nos da en la vida cristiana se consiguen fácilmente. Algunas de ellas nos llevan primero por caminos de sufrimiento y desesperanza, posiblemente como una prueba para refinar nuestra confianza en Dios y permitirle a Él llevarnos a la victoria final. El Salmo 60 es una muestra de esto. Si estás buscando alguna victoria específica pero no la encuentras, sino más bien estás en el valle de la derrota y la falta de fe, ¡medita en esto! Si perseveras fielmente, seguramente encontrarás la victoria que tanto anhelas al final del camino.
  2. “Dedicar” a Dios cosas materiales como el dinero en gratitud por victorias, logros o bendiciones recibidas, es algo completamente bíblico. Nuestra ofrenda a Dios no solamente debe ser constante, sino que además nos permite dar algo extra cuando recibimos alguna bendición extraordinaria en el sentido material, como una muestra de gratitud a Dios y como un acto de humildad, donde reconocemos que Él es la fuente de todo lo que tenemos. ¿Qué haces tú cuando recibes bendiciones extraordinarias? ¿Reflejas algo de ello en tu ofrenda? ¿”Dedicas” a Dios algo de alguna forma? ¿O te olvidas del tema y piensas mejor en como gastarlo en lo que tú quieres?
  3. Si ejercemos alguna función de liderazgo en algún ámbito, tanto secular como religioso, ¿qué nos caracteriza? ¿Qué puede decir de nosotros la gente a la que servimos? ¿Que administramos derecho y justicia correctamente? ¿Que somos íntegros? ¿O pueden expresar quejas al respecto?

7 Responses to “Día 190”

  1. Luis Alfonso dice:

    Un pensamiento mio ha sido la idea de trabajar como independiente, es decir, tener mi propia empresa; pero me da miedo por lo difícil e inestable que puede llegar a ser… Sin embargo, me anima ver que Dios da la victoria al que persevera, y que para llegar a la victoria y alcanzar los frutos del éxito, hay que pasar primero por muchas derrotas y dificultades. La pregunta es si estoy dispuesto a esperar y a confiar en Dios.

  2. Citlalli Fernández dice:

    Muchas Gracias!!!

  3. Citlali Gamboa dice:

    Me quedo con este versículo: Con Dios obtendremos la victoria; ¡él pisoteará a nuestros enemigos!. Además de pedir la disposición de David para luchar x lo que Dios quiera en mi vida. Gracias totales y saludos.

  4. blanca martinez dice:

    Gracias Arturo por que si es cierto para pasar por bendiciones tenemos que perseverar creer en DIOS QUE EL ESTA EN CONTROL DE TODO NOSOTROS POR NUESTRA PARTE TENEMOS QUE SER FIEL Y OBEDECER Y EL HACE LO DEMAS MUY INSPIRANTE LA VIDA DE DAVID ES DE BENDICION ESOS PERSONAJES SEGUIR EL EJEMPLO GRACIAS.

  5. Lulu tovar dice:

    Mil gracias Maestro buen día a tod@s y a seguir luchando por nuestros ideales con el favor de Dios

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.