Día 209

SALMOS 68 – 70, 86, 101.

Los Salmos 68 – 70 se desarrollan bajo una temática similar: el sufrimiento de un hombre a manos de hombres malvados que no tienen temor de Dios, así como la batalla interna que él tiene que librar para mantenerse confiando en su Creador a pesar de tanta oposición externa. Veamos algunos conceptos relevantes:

  1. En el v. 1 del salmo 68 encontramos que el autor equipara ser “enemigo de Dios” con “los que odian a Dios”. Es fuerte la comparación sin duda pero a los ojos de Dios, él considera así a quienes lo rechazan y no quieren conocerlo.
  2. Encontramos también algunos nombres que el salmista le otorga a Dios: “Padre de los huérfanos, defensor de las viudas” (68.5), “¡Nuestro Dios es un Dios que salva! ” (68.20); y también la descripción de lo que hace Dios especialmente por su pueblo, “Dios es imponente en su santuario; el Dios de Israel le da poder y fuerza a su pueblo.” (68.35). A través de las circunstancias difíciles que el salmista experimentó, logró conocer mejor a Dios y comprender quién era Él realmente para su pueblo. Así es hoy con la iglesia cristiana, es Dios mismo quien le da poder y fuerza también.
  3. Encontramos también algunos pasajes que trascienden al Nuevo Testamento en diversas formas. Por ejemplo, Salmos 68.18 dice, “Cuando ascendiste a las alturas, llevaste a una multitud de cautivos; recibiste regalos de la gente, incluso de quienes se rebelaron contra ti. Ahora el SEÑOR Dios vivirá allí, en medio de nosotros.”, “Subiste a lo alto, cautivaste la cautividad, Tomaste dones y los diste a los hombres, incluso a los rebeldes” (BTX), ” Cuando tú, Dios y SEÑOR, ascendiste a las alturas, te llevaste contigo a los cautivos; tomaste tributo de los hombres” (NVI), “recibiste tributo en hombres y en rebeldes” (BJL), “Tomaste dones de los hombres, también de los rebeldes” (RVR95). Este pasaje es referido en Efesios 4.7–10 (NVI) que dice, “Pero a cada uno de nosotros se nos ha dado gracia en la medida en que Cristo ha repartido los dones. Por esto dice: «Cuando ascendió a lo alto, se llevó consigo a los cautivos y dio dones a los hombres.» (¿Qué quiere decir eso de que «ascendió», sino que también descendió a las partes bajas, o sea, a la tierra? 10 El que descendió es el mismo que ascendió por encima de todos los cielos, para llenarlo todo.)” Primero, las traducciones en español varían en este versículo y el mismo Pablo al parecer se refiere al mismo pero de forma parcial. La Biblia de Estudio Apologética nos comenta al respecto que Pablo utilizó este salmo como referencia a la ascensión de Cristo en la cual otorgó dones espirituales a su pueblo. Al parecer Pablo siguió el texto griego de la LXX donde se lee “dió” (en contraste con el hebreo “tomó”), omitiendo la idea de recibir tributo, para ir directo al punto de la distribución de los dones.
  4. Otros casos parecidos los encontramos en Salmos 69.4, “Los que me odian sin motivo suman más que los cabellos de mi cabeza. ” Jesús utiliza éste pasaje como una referencia a sí mismo en Juan 15.25 (NVI), “Pero esto sucede para que se cumpla lo que está escrito en la ley de ellos: “Me odiaron sin motivo.”” En Salmos 69.9 dice, “El celo por tu casa me ha consumido, y los insultos de los que te insultan han caído sobre mí.”, pasaje que fue utilizado por Jesús en Juan 2.17 (NVI), “Sus discípulos se acordaron de que está escrito: «El celo por tu casa me consumirá.»” También Salmo 69.21 que dice “En cambio, de comida, me dan veneno y me ofrecen vino agrio para la sed.” se ha considerado como una profecía mesiánica que anuncia lo que sucedería en Juan 19.29 (NVI), “Había allí una vasija llena de vinagre; así que empaparon una esponja en el vinagre, la pusieron en una caña y se la acercaron a la boca.”, durante la pasión de Cristo.  Uno más es Salmos 69.25 (“Que su casa quede desolada y sus carpas de campaña, desiertas.”), que es tomado como una profecía por el apóstol Pedro cuando dijo en Hechos de los Apóstoles 1.20 (NVI) “»Porque en el libro de los Salmos—continuó Pedro—está escrito:»“Que su lugar quede desierto, y que nadie lo habite.””, en este caso refiriéndose a Judas el traidor. Resulta curioso cómo algunos apóstoles y el mismo Jesús interpretaron algunos pasajes de los Salmos. Tal vez nos parezca extraño cómo ellos podían darle tal significado, pero recordemos que estaban dirigidos por el Espíritu Santo y ciertamente Dios había planeado que así fuera.
  5. Los versículos 5 al 6 del Salmo 69 nos muestran un aspecto del corazón del salmista que coincide muy bien con el del rey David, “??5 Oh Dios, tú sabes lo necio que soy; de ti no puedo ocultar mis pecados. 6 No dejes que los que confían en ti sean avergonzados por mi culpa, oh Soberano SEÑOR de los Ejércitos Celestiales. No permitas que sean humillados por mi causa, oh Dios de Israel.” En repetidas ocasiones ésta fue la oración de David ante Dios cuando tenía que pagar consecuencias por causa de sus pecados, rogaba para que Dios no castigara al pueblo sino solamente a él.
  6. Otro pasaje interesante está en Salmos 69.28, “Borra sus nombres del Libro de la Vida; no dejes que sean incluidos entre los justos.” ¿Cuál es el “Libro de la Vida” aquí? De acuerdo con notas de la DHH-LA, se refiere a que sufran una muerte prematura, porque en la teología del AT el “Libro de la Vida” es el registro donde se encontraban los nombres de los vivos (Ex 32.32). Esto cambia en el NT, donde la misma expresión se refiere a los que estarán en la eternidad con Dios después de la muerte.

El Salmo 86 nos revela otro aspecto más del carácter de Dios: “??5 ¡Oh Señor, eres tan bueno, estás tan dispuesto a perdonar, tan lleno de amor inagotable para los que piden tu ayuda!  6 Escucha atentamente mi oración, oh SEÑOR; oye mi urgente clamor. 7 A ti clamaré cada vez que esté en apuros, y tú me responderás.” El salmista tenía una confianza extraordinaria en la compasión de Dios y en su bondad, al grado que afirmó que “cada vez” que estuviera en apuros, buscaría al Señor y sería escuchado. Sin duda alguna, el salmista apelaba muchísimo a la bondad de Dios. ¿Tenemos la misma perspectiva de nuestro Dios? ¿O dudamos a veces de su bondad?

Los versículos 11 al 13 del Salmo 86 nos recuerdan mucho la vida cristiana: “??11 Enséñame tus caminos, oh SEÑOR, para que viva de acuerdo con tu verdad. Concédeme pureza de corazón, para que te honre. 12 Con todo el corazón te alabaré, oh Señor mi Dios; daré gloria a tu nombre para siempre, 13 porque muy grande es tu amor por mí; me has rescatado de las profundidades de la muerte.” Justo así podríamos describir todo el proceso de cómo Dios nos rescató de la oscuridad, nos trajo a su luz y quiere que crezcamos espiritualmente más y más. Son justo los aspectos en los que un cristiano se debe enfocar en su caminar de fe: aprender de los caminos de Dios, crecer en la pureza de su corazón y mantenerse agradecido con Dios. ¿Identificas esto con tu propósito de vida personal?

De la misma manera el Salmo 101 nos describe otro aspecto muy importante del caminar de fe de un creyente: ¡el mantenerse íntegro y recto delante de Dios! Podríamos decir que este salmo contiene detalles sobre lo que ser recto ante Dios significa:

  1. Llevar una vida intachable, dentro y fuera de casa (v. 2). Dijo, “Viviré con integridad en mi propio hogar.”, “En la integridad de mi corazón andaré dentro de mi casa.” (NBHL).
  2. Rechazar poner sus ojos en situaciones de maldad (v. 3), cuando dijo, “Me negaré a mirar cualquier cosa vil o vulgar. “, “No pondré cosa indigna delante de mis ojos” (NBLH), “No me pondré como meta nada en que haya perversidad. ” (NVI). Ningún proyecto que involucra maldad estaría en la visión personal del salmista.
  3. No quería relacionarse con personas deshonestas (v. 3b).
  4. No soportaría a los que calumniaban al prójimo ni a los que se conducían con orgullo y altanería (v. 5). Dijo, “No toleraré a los que calumnian a sus vecinos; no soportaré la presunción ni el orgullo.”, “Haré callar a aquellos que a escondidas hablan mal de su vecino; ¡no soporto al altanero y arrogante!” (DHH-LA). La rectitud también se debe considerar en las relaciones humanas. Tampoco tendría nada que ver con personas engañadoras y mentirosas (v. 7).
  5. Tendría cuidado con quién se relacionaría, dando preferencia a “personas fieles” (v. 6), cuando dijo, “Buscaré a personas fieles para que sean mis compañeros”, “Pondré mis ojos en los fieles de la tierra, para que habiten conmigo” (NBLH). Para un hombre “conforme al corazón de Dios”, era de gran valor el estar cerca de otros creyentes y fortalecerse con ellos. Reevaluemos el concepto de rectitud en la Biblia en este sentido, si somos rectos e íntegros realmente no buscaremos alejarnos de la iglesia cristiana por ninguna razón, porque ahí están los compañeros creyentes con quienes lucharemos la batalla de la fe juntos. ¿Qué tal anda tu rectitud desde esta perspectiva?

Conclusiones:

  1. Recordemos que es enmedio de las pruebas cuando más aspectos del corazón y del carácter de Dios se nos pueden revelar, ¡estemos atentos!
  2. Cuando tengamos problemas para confiar en Dios en una situación determinada, recordemos en la mente y con la boca las cualidades de Dios de las que estamos convencidos: que es amor, que es bondad, que está lleno de misericordia, que tiene planes buenos para nosotros, etc. De esa manera fortelecemos nuestra confianza en Él.
  3. Recordemos que el caminar de la fe contempla un estilo de vida permanente de constante búsqueda de conocer mejor a Dios y aprender a obedecerlo cada vez más. No debe ser algo que hicimos al inicio y ahora lo estamos olvidando, ¡necesitamos seguir creciendo en esto!
  4. Comprendamos mejor el concepto bíblico de rectitud, involucra muchas cosas, y puede ser que nos estemos quedando cortos en algunos aspectos de nuestra vida. Sometamos nuestra conducta y nuestros pensamientos a la Palabra de Dios continuamente para evaluar nuestra propia rectitud y buscar mejorarla todo el tiempo.
  5. Incluyamos esta convicción dentro de nuestro concepto de rectitud: no dejar de procurar la cercanía de personas fieles a Dios que nos proporcionen buenas influencias y no malas. Una persona recta a los ojos de Dios no va a alejarse de la congregación de fieles porque sabe que estar cerca de ellos es parte de ser recto e íntegro a los ojos de Dios.

8 Responses to “Día 209”

  1. norma de la cruz dice:

    muchas Gracias!!! ha sido muy gratificante la clase, retomar mi cercania con Dios, confianza y seguir conociendo a Dios en las pruebas es especial.saludos!!!

  2. Elsa Lopez Ortiz dice:

    ¡ Gracias arturo muy especial este devocional !

  3. Gladys Ibelles Pastrana dice:

    solicito información de clases anteriores

  4. Gladys Ibelles Pastrana dice:

    todas las clases

  5. blanca martinez dice:

    GRACIAS ARTURO Y UN FAVOR MUY GRANDE QUE SI PUDIERAN SER UNA ORACION PARA MI HIJO FLAVIO QUE SALE DEL CENTRO DE REABILITACION EL 16 DE SEPTIEMNBRE Y POR LA FAM. SE LO AGRADECERE MUCHO.DIOS BENDIGA TU AMOR.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.