Día 210

SALMOS 103, 108 – 110, 122, 124.

Continuamos con los salmos atribuídos tradicionalmente al rey David. Veamos algunos aspectos importantes de los correspondientes al estudio de hoy:

  1. El Salmo 103 es un poderoso recordatorio de todo lo bueno que ha sido Dios con nosotros, por lo cual no debemos permitir que nuestro corazón lo olvide, como dice el v. 2, “Que todo lo que soy alabe al SEÑOR; que nunca olvide todas las cosas buenas que hace por mí.” Recordemos Romanos 1.21 (DHH-LA), “Pues aunque han conocido a Dios, no lo han honrado como a Dios ni le han dado gracias. Al contrario, han terminado pensando puras tonterías, y su necia mente se ha quedado a oscuras.” De acuerdo con el apóstol Pablo, el inicio de la perdición del hombre es la ingratitud a Dios. Por lo tanto, el Salmo 103 es realmente importante en éste sentido, ya que nos ayuda a hacer a un lado nuestro negativismo, recordar las grandes bendiciones recibidas de Dios y no olvidarlas. ¿Qué bendiciones? Pues el salmista recordó algunas, “??… perdona todos mis pecados y sana todas mis enfermedades. ??Me redime de la muerte y me corona de amor y tiernas misericordias. Colma mi vida de cosas buenas; ¡mi juventud se renueva como la del águila!” (v. 3 – 5), por citar algunas. Además, el salmista nos ayuda a tener presentes algunas de las cualidades del corazón de Dios, cuando menciona que Dios es “compasivo y misericordioso” (v. 8), no se enoja para siempre con nosotros a pesar de nuestras maldades (v. 9), nunca nos trata con la severidad que nuestros pecados merecen (v. 10), y su amor para con los que le temen es “inagotable … tan inmenso como la altura de los cielos sobre la tierra” (v. 11), por si dudabas de vez en cuando en tus momentos negativos que Dios te ama. Además “es como un padre con sus hijos, tierno y compasivo con los que le temen.” (v. 13) y está consciente de la debilidad y fragilidad de nuestra naturaleza (v. 14). Por tantas cosas buenas que Dios nos da y por tantas cualidades buenas de su carácter, el salmista concluye, “Alabe al SEÑOR todo lo que él ha creado, todo lo que hay en su reino. Que todo lo que soy, alabe al SEÑOR.” (v. 22). ¡Que así sea con nosotros!
  2. Los Salmos 108 y 109 contienen un fuerte mensaje de confianza en Dios enmedio de dificultades y oposición, como en salmos anteriores. Recordemos que la vida de David estuvo llena de episodios de peligros, traiciones, agresiones injustas y persecución. Es de esperarse que muchos de sus salmos reflejen las batallas espirituales y emocionales que libró en esos momentos. El v. 1 del Salmo 108 contiene una poderosa afirmación, “Mi corazón está confiado en ti, oh Dios; ¡con razón puedo cantar tus alabanzas con toda el alma!”, “¡Oh ’Elohim, mi corazón está firme!” (BTX), “A punto está mi corazón, oh Dios” (BJL). Ojalá así pudiéramos decir nosotros también en todo tiempo, que tenemos un corazón firme, confiado y dispuesto para alabar a Dios y servirle. Para ello la clave es lo que dice el v. 3, “Te daré gracias, SEÑOR, en medio de toda la gente”, ¡mantenernos agradecidos todo el tiempo, en las buenas y en las malas! Sólo así Dios puede trabajar en nuestro corazón para que podamos decir confiadamente, “Con la ayuda de Dios, haremos cosas poderosas” (v. 13). En medio de situaciones tan difíciles como la que plantea el salmista en los v. 4 al 5 y 23 al 24 del Salmo 109 (“??4 Yo los amo, pero ellos tratan de destruirme con acusaciones, ¡incluso mientras oro por ellos!  ??5 Me devuelven mal por bien y odio a cambio de mi amor… ??23 Me desvanezco como una sombra al anochecer; me quitan de encima como una langosta.    ??24 Mis rodillas están débiles de tanto ayunar y estoy reducido a piel y huesos.”), él encuentra las fuerzas para confiar y después de exponer sus sentimientos ante su Creador, terminar diciendo, “Pero yo daré gracias al SEÑOR una y otra vez, lo alabaré ante todo el mundo.” (v. 30). El punto que el salmista toca aquí es muy importante, ya que es común que por problemas relacionales mal resueltos y mal manejados, cristianos se amarguen, pierdan su confianza en Dios y abandonen la confraternidad donde nacieron de nuevo en Cristo, sin darle oportunidad a Dios a que trabajara y pusiera las cosas en orden. Sin duda alguna, confiar en Dios enmedio de injusticias y maltratos es un asunto difícil, pero no imposible.
  3. El Salmo 110 constituye el salmo más citado en el Nuevo Testamento (como afirman las notas de la DHH-LA), siendo interpretado en sentido mesiánico apuntando hacia la glorificación de Jesús. El v. 1 es utilizado por el mismo Jesucristo para referirse a él mismo en Mateo 22.41–45 (NVI), “41 Mientras estaban reunidos los fariseos, Jesús les preguntó: 42 —¿Qué piensan ustedes acerca del Cristo? ¿De quién es hijo? —De David—le respondieron ellos. 43 —Entonces, ¿cómo es que David, hablando por el Espíritu, lo llama “Señor”? Él afirma: 44 »“Dijo el Señor a mi Señor: ‘Siéntate a mi derecha, hasta que ponga a tus enemigos debajo de tus pies.’ ” 45 Si David lo llama “Señor”, ¿cómo puede entonces ser su hijo?” El v. 4 fue citado por el autor del libro de Hebreos en Hebreos 5.5–6 (NVI), “Tampoco Cristo se glorificó a sí mismo haciéndose sumo sacerdote, sino que Dios le dijo: «Tú eres mi hijo; hoy mismo te he engendrado.» Y en otro pasaje dice: «Tú eres sacerdote para siempre, según el orden de Melquisedec.»” Curiosamente también el v. 3 de éste salmo ha representado uno de los más difíciles de traducir de toda la Biblia para los editores modernos. Comparemos varias de las traducciones: “Cuando vayas a la guerra, tu pueblo te servirá por voluntad propia. Estás envuelto en vestiduras santas, y tu fuerza se renovará cada día como el rocío de la mañana.”, “En el día de tu poder, tu pueblo se ofrecerá voluntariamente, En la hermosura de la santidad. Desde el vientre de la aurora, Tienes el rocío de tu juventud.” (BTX), ” ¡Que tus soldados te juren lealtad sobre los cerros de Dios en el día de la batalla! Cuando salga el sol, se renovarán tus fuerzas.” (TLA), ” Ya te pertenecía el principado el día de tu nacimiento; un esplendor sagrado llevas desde el seno materno, desde la aurora de tu juventud.” (BJL). Hasta el día de hoy ninguna traducción propuesta es completamente satisfactoria.
  4. Los Salmos 122 y 124 llevan por título, “Cántico para los peregrinos que suben a Jerusalén. Salmo de David.” Ambos se enfocan en la ciudad de Jerusalén y el peregrinar de Israel hacia la ciudad en diversas ocasiones del año conforme la Ley Mosáica lo requería (122.4). Recordemos que David fue quien finalmente conquistó ésta ciudad que pertenecía a los jebuseos y le puso por nombre “Ciudad de David” (2 Sam 5.7). La petición que hace David por la ciudad es clara en el v. 6, “Oren por la paz de Jerusalén; que todos los que aman a esta ciudad prosperen.” ¿Y por qué tanto interés por esa ciudad, si capturó muchas otras? “Por amor a la casa del Señor nuestro Dios, buscaré lo mejor para ti, oh Jerusalén.” (v. 9). Cuando David transportó el arca del pacto a Jerusalén (2 Sam 6.12), convirtió a la ciudad automáticamente en el centro de adoración a Dios por excelencia. Tiempo después Salomón, el hijo de David, construiría ahí también el Templo de Jerusalén. Nos queda bastante claro que David amaba a “la casa del Señor” y por amor a ella, buscaba lo mejor para Jerusalén. ¿Qué tal nosotros? ¿Amamos así a la “casa del Señor” moderna (la iglesia)? ¿Buscamos lo mejor para ella también? Buenas preguntas para meditar.

Conclusiones:

  1. Jamás permitamos que nuestro corazón olvide las bendiciones y las grandes muestras de amor que Dios nos ha dado a nuestra vida, especialmente si somos discípulos de Jesús. No importa si estamos atravesando momentos de duda, de tiempos difíciles, de situaciones adversas una tras otra. Ninguna cuestión negativa puede compararse con todo lo bueno que hemos recibido de Dios, comenzando con el perdón de todos nuestros pecados a través del sacrificio de Jesús, ¿qué cosa más grande puede haber que eso? No permitamos que nuestras tendencias negativas nublen nuestra gratitud a nuestro Dios.¡Recordemos lo que él ha hecho por nosotros continuamente!
  2. Aprendamos a mantener un corazón confiado en Dios especialmente cuando tenemos problemas de relaciones con otras personas, sobre todo en el caso de otros creyentes. Es una de las pruebas fuertes para nuestra confianza en Dios el pasar por esos momentos difíciles y mantener una actitud espiritual ante las circunstancias, sin perder el control ni el dominio propio.
  3. ¿Amamos la “casa del Señor” moderna? El NT nos enseña en su conjunto que el templo de Dios bajo en Nuevo Pacto es la iglesia cristiana. ¿Buscamos lo mejor para ella? ¿Procuramos servir en ella? ¿Queremos contribuír para ella?

 

Los dejo con un video sobre la canción Praise the Lord Oh My Soul, basada en el Salmo 103, escrita y cantada por un discípulo de la iglesia de Los Ángeles llamado Brian Craig.


12 Responses to “Día 210”

  1. lupita dice:

    Es muy difícil escuchar y sentir a dios en medio del sufrimiento .
    Hoy sé que lo único que tengo que hacer es cerrar los ojos y dejarme guiar por su amor, sentarme a sus pies y olvidarme de mi descansando en él para poder sentir su amor. es cierto que ya no esta mi mamá y mi hermana en este mundo y que en este tiempo ellas representaron ese refugio y ese amor de parte de dios aquí en la tierra, pero ha sido tiempo de recibir ese amor por parte de toda mi familia espiritual que esta en la Iglesia de Cristo. “Gracias por su amor” Ustedes son la muestra de el amor de Dios en mi vida y eso no tengo conque agradecerlo. Es tiempo de levantarme nuevamente y de seguir sirviendo a Dios con todo mi corazón.

  2. ramiro valadez dice:

    gracias sin duda Dios siempre tiene palabra de consuelo para cualquier situacion que estemos pasando

  3. ESTELA GARCIA dice:

    MUCHAS GRACIAS!!! ARTURO, APRECIO!! Y VALORO!! TU GRAN!! TRABAJO. 🙂

  4. Sandra L. Duarte dice:

    Gracias por preocuparte de todos los que seguimos tu blog, pero muchas mas gracias por esmerarte en compartirnos todo esto, gracias por el video de la canciòn .
    Que Dios te bendiga mucho.

  5. norma de la cruz dice:

    Muchas Gracias!!! el estudio de las escrituras me animan e inspiran a seguir caminando en mi vida cristiana a pesar de las situaciones que prueben, confronten y desafien mi corazón, gracias a Dios que nos dejo el camino perfecto para seguirlo, sin duda tu eres un instrumento que él usa para ayudarnos a seguir firmes en esta aventura al cielo, gracias por tu amor a su palabra y por ser nuestro maestro, saludos!!!

  6. Sandra Torres de Zapata dice:

    Muchísimas Gracias Arturo, por tu perseverancia y corazón para continuar preparando estos profundos devocionales llenos de enseñanza para nuestras vidas. Me inspira de gran manera la gratitud y la adoraciòn de David, a nuestro Dios todo Poderoso, deseo imitar este gran amor.

  7. Claudia Quezada B dice:

    Gracias Arturo sin duda Dios esta con nosotros en todo momento y mas en los momentos difíciles y se que el restaurara todo esto y con tus estudios me animo mas a querer seguir m vida en Cristo

  8. Maribel Gandarilla dice:

    Gracias a ti Arturo, por tu corazón y por todo el trabajo que realizas para la obra de Dios, sin duda este blog es de mucha ayuda y necesitamos perseverar, por mi parte voy a orar para que Dios tome control y siga dando las cosas para que el blog continúe. Gracias

  9. Maribel Gandarilla dice:

    Ah y si puedo hacer algo mas para ayudar a que este blog siga, cuenta conmigo.

  10. Citlali Gamboa dice:

    Hace 8 años murió mi Papá, pero desde q me convertí (1994) asumí q si mi Padre con sus posibilidades humanas dio lo mejor para sus hijos, definitivamente Dios da lo “mejor” es decir lo indicado para mi corazón, por el salmo 103. De inconvenientes c/ miembros de la iglesia me parece q ahora son muy comunes, en 1994 en universitarios también los había pero había una tendencia a cumplirle a Dios en el sentido de evangelización q no te detenían, pero ahora la amargura es muy común. Encontré 100 escrituras q la tocan en la Biblia mi corazón la tiene q tratar seguido. Gracias totales y saludos.

  11. Lulu tovar dice:

    Así es soy de la misma opinión valoro mucho tu trabajo y pido a Dios que siempre nos mantenga fiel a su palabra,gracias Arturo

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.