Día 94

NÚMEROS 28 – 30.

En estos 3 capítulos, Dios regresa a dar más instrucciones al pueblo de Israel sobre la vida devocional, enfocándose en el tema de las ofrendas para los días especiales y los diferentes festivales. El capítulo 30 trata con el asunto de los votos o promesas que se hicieran al Señor y la seriedad con la que los israelitas deberían tomarlos.

Los capítulos 28 y 29 contienen las instrucciones que Dios le dio a Moisés con respecto a los diferentes tipos de ofrendas que se requería que el pueblo de Israel presentara. Veamos algunos aspectos relevantes:

  1. De acuerdo al New American Commentary: Numbers, de Broadman & Holman Publishers, estos capitulos pueden verse como un complemento a la lista de Levítico 23 donde aparecen las instrucciones para llevar a cabo cada una de estas fiestas y días especiales. En Levítico 23 el enfoque parece ser más orientado a la participación de los adoradores en la celebración, mientras que en Números 28 – 29 el enfoque parece estar más bien dirigido a los sacerdotes, para que supieran exactamente cómo manejar la cuestión de las ofrendas para cada evento.
  2. Las ofrendas diarias (28.1-8). Esta era una ofrenda quemada diaria (v. 3) que se debería presentar en el tabernáculo a nombre de todos los israelitas. Dios asegura que estas ofrendas eran “un aroma agradable para mí” (v. 2) y pedía obediencia estricta en la hora y la forma para ofrecerlas. Diariamente el sacrificio consistía en dos corderos de un año sin defecto (v. 3), dos kilos de harina selecta por cada cordero (v. 5) y un litro de bebida fermentada por cordero (v. 7). Un cordero se sacrificaría en la mañana y otro al atardecer (v. 4). Para Dios era importante que se hiciera este sacrificio diario.
  3. La ofrenda del día de descanso (28.9 – 10). Cada sábado se requería el sacrificio de dos corderos de un año sin defecto, una ofrenda de grano de 4 kilos de harina. Además esta ofrenda era “extra” a la ofrenda diaria, “se presentará cada día de descanso, además de la ofrenda quemada habitual”. Las ofrendas entonces eran acumulativas según el calendario religioso israelita.
  4. Las ofrendas mensuales (28.11-15). Se deberían presentar “el primer día de cada mes” y consistían en una ofrenda quemada de dos becerros, un carnero siete corderos de un año. También se agregaban las correspondientes ofrendas de grano de harina en las siguientes cantidades: 6 kg. por becerro, 4 kg. por carnero, 2 kg. por cordero. La ofrenda líquida también se repartía por cantidades según el tipo de animal. La orden era clara, “Presenten esta ofrenda quemada el primer día de cada mes, durante todo el año.” (v. 14), es decir, doce sacrificios de este tipo durante el año. Y además había que agregarle un chivo como sacrificio por el pecado también.
  5. Las ofrendas para la Pascua (28.16-25). Una ofrenda especial durante la festividad que consistía en dos becerros, un carnero y siete corderos de un año, acompañadas de ofrendas correspondientes de grano y un chivo como ofrenda por el pecado. El v. 23 recuerda que estas son ofrendas acumulativas a la ofrenda diaria habitual.
  6. Las ofrendas para el Festival de la Cosecha (28.26-31). Una ofrenda especial compuesta de “dos becerros, un carnero y siete corderos de un año”, acompañados de las ofrendas de grano de harina y de líquidos correspondientes. Y también un chivo como sacrificio por el pecado. Y el v. 31 recuerda nuevamente que son de carácter acumulativo con respecto a la ofrenda diaria habitual.
  7. Las ofrendas para el Festival de las Trompetas (29.1-6). Consistía en un becerro, un carnero y siete corderos de un año, con sus correspondientes ofrendas de grano de harina correspondientes y el chivo como ofrenda por el pecado, “para purificarse y hacerse justos ante el SEÑOR.” (v. 5). El v. 6 agrega el carácter acumulativo ya no solo con respecto a las ofrendas diarias habituales, sino también considerando las ofrendas mensuales.
  8. Las ofrendas para el Día del Perdón (29.7-11). Compuesta de un becerro, un carnero y siete corderos de un año, con sus correspondientes ofrendas de grano de harina y el chivo también como sacrificio por el pecado.
  9. Las ofrendas para el Festival de las Enramadas (29.12-38). Para este festival se dan las instrucciones para las ofrendas por día que duraba el mismo. El primer día comenzaban con trece becerros, dos carneros y catorce corderos de un año, con sus correspondientes ofrenda de grano de harina selecta y el chivo como ofrenda por el pecado. Las ofrendas se presentaban durante 8 días que duraba el festival y un dato intersante es que la única variación de la lista anterior con respecto a los diferentes días es que el número de becerros iba disminuyendo en uno cada día (el segundo día eran 12, el tercero eran 11 y así consecutivamente), pero el número de carneros y corderos así como las ofrendas de grano y el chivo diario se mantenían. Todo esto aparte del sacrificio diario habitual.

Y si todo esto nos parece un poco abrumador, el v. 39 termina diciendo, “39 »Presenten estas ofrendas al Señor durante sus festivales anuales. Estas ofrendas son además de los sacrificios y las ofrendas que presentan en relación con votos o como ofrendas voluntarias, ofrendas quemadas, ofrendas de grano, ofrendas líquidas u ofrendas de paz».” Si llegamos a sentir a veces como una carga la ofrenda que damos en la iglesia cada semana, ¡pensemos en esto!

El capítulo 30 trata con el tema de los votos o promesas a Dios, como dice el v. 2, “un hombre que hace un voto al SEÑOR o una promesa bajo juramento, jamás deberá faltar a su palabra. Tiene que cumplir exactamente con lo que dijo que haría.” Dios tomaba muy en serio las palabras de los israelitas cuando se comprometían en algo con Dios. No era un juego ni eran palabras al aire, Dios las tenía en cuenta cada una de ellas.

Pareciera entonces que todo el capítulo trataría sobre esto, sin embargo, a partir del v. 3, se exponen diferentes casos que involucraban a mujeres haciendo votos o promesas:

  1. Una mujer joven y soltera, dependiente de su padre, que hace un voto y al enterarse su padre, o bien lo permite. o le prohíbe que lo lleve a cabo (v. 3-5). En tal caso, “quedarán anulados todos sus votos y todas sus promesas. El SEÑOR la perdonará porque su padre no le permitió cumplirlos.”
  2. Una mujer joven y soltera que hace un voto y promesa “impulsiva” (v. 6) y luego se casa, y el esposo o le permite llevarlo a cabo o no se lo permite. En este último caso, ” si su marido se niega a aceptar su voto o promesa impulsiva el día que se entera, sus compromisos quedarán anulados y el SEÑOR la perdonará” (v. 8).
  3. Una mujer casada que hace un voto o promesa a Dios, su esposo se entera e igual que en los demás casos, o le permite llevarlo a cabo o se lo prohíbe, en cuyo caso, “si su marido se niega a aceptarlo el día que se entera, entonces su voto o su promesa quedará anulado y el SEÑOR la perdonará.” (v. 12).
  4. Ahora, si el esposo no decía nada el día que se enterara del voto o promesa, se aplicaba el concepto de “el que calla otorga”. Pero si reclamaba algo al día siguiente y quería anular esa promesa, Dios lo castigaría a él (v. 15).
  5. Y en el caso de mujeres viudas o divorciadas que hicieran votos o promesas, ellas necesitaban cumplirlas todas (v. 9).

¿Qué nos muestra esto? Otro aspecto importante del corazón de Dios. Enmedio de toda la vida religiosa israelita, lo que a Él más le preocupaba era que en el hogar se mantuviera la paz y armonía, tanto entre el esposo y la esposa como entre padres e hijas. No quería que por algún voto o promesa “impulsiva” de las mujeres surgieran tensiones familiares que ocasionaran problemas graves. Tal como dice una nota en la Biblia de Estudio Arqueológica, “Dios prescindió de su derecho de recibir el cumplimiento del juramento de una mujer dependiente con la intención de preservar algo sumamente valioso para él: la armonía en el hogar”.

Conclusiones:

  1. Apreciemos el Nuevo Pacto a la luz de cómo funcionaba el Antiguo. Desde Hechos 15 cuando estudiamos cómo todas las regulaciones y reglamentos de la Ley se redujeron a unas cuantas cosas que se esperaban de los cristianos de origen no-judío, podemos ver un espíritu de simplificar todo a las cosas más esenciales y básicas. En cuanto al tema de las ofrendas, el NT nos habla de la ofrenda para la iglesia y de ayudar a los pobres, y Jesús dijo también “Vengan a mí todos ustedes que están cansados de sus trabajos y cargas, y yo los haré descansar” (Mt 11.28). Poniéndonos en los zapatos de un cristiano no-judío del siglo I, la simplificación de las ofrendas que se les enseñó con respecto a lo que pedía el AT fue un gran descanso sin duda, y aún para los judíos cristianos especialmente después de la destrucción del Templo de Jerusalén en el año 70 d.C. A veces algunos cristianos se quejan y se expresan mal de la disciplina bíblica de ofrendar. Si comprendieran cómo era esto en el AT lo pensarían mejor antes de expresarse así y agradecerían a Dios que bajo el Nuevo Pacto las cosas son menos complicadas. ¡Realmente no es una carga seguir a Jesús hoy y estar unido a la iglesia!
  2. Meditemos en el sacrificio diario habitual que Dios le pedía a Israel. Así nosotros también estamos llamados a hacer sacrificios diarios a Dios, como orar, darnos tiempo para estudiar la Biblia, ayudar a algún necesitado, compartir nuestra fe y algunos más. Diariamente tenemos una oportunidad de servir a Dios y adorarlo con nuestra propia vida y con nuestra boca.
  3. Casi en cada ofrenda se requería el sacrificio de un chivo como ofrenda por el pecado para purificación del pueblo. Pensemos en los sacrificios que Dios nos pide en el NT y cómo también es importante que los presentemos como dice 1 Ti 1.5 (DHH-LA), “5El propósito de esa orden es que nos amemos unos a otros con el amor que proviene de un corazón limpio, de una buena conciencia y de una fe sincera.” Esa es la purificación que Dios nos pide para efectuar nuestros sacrificios espirituales en el cristianismo.
  4. Pensemos también en la relevancia que Dios le da a la armonía en el hogar y a las buenas relaciones entre familiares, tanto que estuvo dispuesto a permitir que mujeres cancelaran sus votos o promesas que habían hecho ante Él. Hoy igualmente a Dios le importa mucho que exista armonía y paz en las familias creyentes y no es correcto a sus ojos que nosotros, utilizando argumentos religiosos, alteremos o afectemos gravemente esa armonía.

11 Responses to “Día 94”

  1. Erika Zavala dice:

    Gracias por tu trabajo Arturo

  2. jose alberto solis dice:

    hola arturo, yo empese a seguir los estudios un poco tarde pero realmente me han sido de gran ayuda y espero dios te siga dando el entendimiento y el corazon para seguirlos realizando mil gracias

  3. Samanta dice:

    Wow! No pensé q números tuviera tanta enseñanza. Es el primer post que leo btw. Me cuesta un poco entender porqué siempre tanta restricción a la mujer, como si el ser impulsiva fuera una caract única de este género. Cuando son los hombres quienes empeizan la guerra por ejemplo. Seguiré leyendo para entender más a mi Dios, ya q no quiero quedarme con
    la simple autorespuesta de El sabe lo que hace

  4. blanca dice:

    GRACIAS ARTURO POR TU CORAZON POR QUE UNO APRENDE AVALORAR TANTAS COSAS LO QUE DIOS NOS HA DADO UN PRIMERAMENTE POR CONOCER DE EL Y APRENDER POR MEDIO DE SU PALABRA. DIOS TE BENDIGA GRACIAS.

  5. lupita dice:

    Yo creo que más bien Dios conociendo la naturaleza de nosotras las mujeres , siempre nos ha tratado de ayudar y proteger, como nuestro amado padre.

  6. Lulu tovar dice:

    Mil gracias saludos !!

  7. Vicky dice:

    Muchas Gracias Arturo DTB

  8. Martín Tomas Merediz-Funes dice:

    Gracias Arturo, cada día como ya mencione es de una enseñanza tan grande y profunda que nos permite conocer del amor y la sabiduría de nuestro Padre y Señor Todopoderoso, para uno como hombre es super importante valorar a las mujeres y no caer en confusiones con respecto a derechos y deberes todos los tenemos unos y otros sin poner a nadie ni hombre ni mujer por debajo del otro en cuanto a ellos, como el Señor cuida de la mujer y de la armonía entre ambos géneros es realmente desafiante.
    Por otro lado la comparación entre el A.T. y el N.T en cuanto a sacrificios y ofrendas, regulaciones y reglas, realmente a la luz de los hechos no es difícil seguir a Jesús lo difícil es entender que el mayor obstáculo somos nosotros mismos.
    Gracias Arturo cada día es más y más posible tomar decisiones y entender a nuestro Señor Todopoderoso que solo quiere tenerlos a su lado por toda la eternidad.

  9. Martín Tomas Merediz-Funes dice:

    Arturo buen día, han pasado varios días falto de este alimento tan importante como es conocer más y más a nuestro Señor y entender como con su inmenso amor ha ido desarrollando su plan para que podamos con un poco de esfuerzo serle fieles.
    He pasado o mejor dicho estoy pasando tiempos de mucho agotamiento y de falta como ya mencione de alimento espiritual lo que obviamente ha redundado en debilidad.
    Oro mucho y agradezco tener esta oportunidad que el Señor nos da al utilizarte en bien nuestro.
    Un gran abrazo y muchas gracias

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.