Día 64

LEVÍTICO 8 – 9.

Después de todos los preparativos con respecto al Tabernáculo y sus accesorios, así como las vestimentas de los sacerdotes, había llegado el momento de poner todo en marcha. Los capítulos 8 y 9 tratan con la consagración final de los sacerdotes y sus primeros sacrificios ofrecidos en el Tabernáculo, así como la respuesta de aceptación de Dios de forma sobrenatural.

En los versículos 1 al 5 del capítulo 8, Dios le pide a Moisés que lleve al Tabernáculo a Aarón y sus hijos así como el material para varias ofrendas y que además convoque a toda la gente para un evento especial. Moisés obedeció (v. 4) y logró que toda la comunidad se reuniera a la entrada del tabernáculo (v. 5). Lo que sucedería a continuación, Dios quería que todo el pueblo lo pudiera presenciar. Era el inicio de la vida devocional corporativa de Israel. Era un evento histórico para ellos y Dios quería que nunca lo olvidaran. Nunca antes habían tenido como pueblo una forma ordenada y sistemática de adorar a Dios, como ahora estaban a punto de tenerla. Nunca antes habían tenido un sistema de sacrificios mediante el cual poder ser perdonados de diversos pecados. Dios quería que todos los israelitas compatieran este momento y lo atesoraran en su corazón.

De los versículos 6 al 35 tenemos una serie de acciones realizadas por Moisés con las cuales cumplió las órdenes que previamente Dios le había dado con respecto a la ordenación de los sacerdotes. Analizemos cuáles fueron:

  1. Moisés lavó a Aarón y sus hijos con agua (v. 6). Esto fue ordenado en Ex 29.4 y 40.12. El lavado con agua era para limpieza ritual.
  2. Moisés vistió a Aarón con todos los accesorios que estaban destinados para él (v. 7), como el manto, la faja, el efod, el pectoral, el Urim y el Tumim, el turbante y el medallón. Todo de acuerdo a como fue ordenado en Ex 29.5-8.
  3. Moisés tomó el aceite de la unción y lo aplicó en el tabernáculo con todos sus utensilios y también sobre la cabeza de Aarón (v. 10-12). De esta forma los santificó y consagró a Aarón para su labor. Esto en cumplimiento a las instrucciones de Dios registradas en Ex 29.7-9 y 40.9-11. La idea era ungir con aceite tanto cosas como personas que estarían en el Tabernáculo para que estuvieran listas para el servicio a Dios, santificadas apropiadamente para ello.
  4. El resto de los versículos trata con el ofrecimiento de un becerro como ofrenda por el pecado (v. 14), un carnero para la ofrenda quemada (v. 18), otro carnero como sacrificio de ordenación (v. 22), la presentación de los panes sin levadura (v. 26). Todos estos sacrificios fueron presentados de acuerdo a todas las instrucciones contenidas dentro de este mismo libro de Levítico, todo fue hecho tal como Dios ordenó. Y la idea principal era la purificación, la santificación y la ordenación de Aarón y sus hijos, “Todo lo que hemos hecho hoy fue ordenado por el SEÑOR con el fin de purificarlos y hacerlos justos ante él.” (v. 34).
  5. Por último,  Moisés les ordena a Aarón y sus hijos que permanecieran a la entrada del Tabernáculo día y noche durante siete días (v. 35). Esto fue ordenado previamente en Ex 29.35-42. ¿Por qué siete días? El Word Biblical Commentary, Volume 4: Leviticus, de Word Incorporated, dice que ya que Aarón y sus hijos estaban por dar un cambio drástico en sus vidas, de hombres ordinarios a sacerdotes, requerían estar esa cantidad de días en la presencia del Señor, obedeciendo todo lo que Él les había ordenado y haciendo sacrificios.
  6. El v. 36 termina con buenas noticias, “Aarón y sus hijos hicieron todo lo que el SEÑOR había ordenado por medio de Moisés.” A pesar de todas las instrucciones de parte de Dios, tanto Aarón como sus hijos fueron fieles en todo, y quedó registrado en las Escrituras. Dios les quería enseñar a obedecer fielmente todas sus instrucciones y al parecer estaban aprendiendo, al menos por ahora.

El capítulo 9 trata con lo que sucedió justo después de la consagración de Aarón y sus hijos como sacerdotes. Varias cosas interesantes resaltan en este capítulo:

  1. En los primeros 4 versículos encontramos a Moisés reuniendo a los nuevos sacerdotes y a los ancianos de Israel y pidiéndoles que dirigieran unas palabras al pueblo, ellos, no él, requiriéndoles que se prepararan para hacer sacrificios a Dios porque “hoy el SEÑOR, se aparecerá a ustedes”. Es importante notar el cambio de Moisés: va dejando su rol de líder en todos los aspectos para dejar su lugar a los sacerdotes como aquellos que debían guiar al pueblo en la devoción correcta a Dios. Él les pide que ellos tomen la palabra ante el pueblo. Supo hacerse a un lado porque ya no le correspondía a él hacer eso.
  2. Aarón presentó varias ofrendas ese día: una ofrenda por el pecado por él mismo (v. 8), una ofrenda quemada también por él (v. 12), un chivo como ofrenda por el pecado del pueblo (v. 15), una ofrenda quemada por el pueblo también (v. 16), una ofrenda de grano y la ofrenda quemada habitual de la mañana (v. 17), un toro y un carnero como ofrenda de paz por el pueblo (v. 18),
  3. Todo lo que hizo Aarón se resumen en el v. 22, “Después Aarón levantó las manos hacia el pueblo y lo bendijo. Después de presentar la ofrenda por el pecado, la ofrenda quemada y la ofrenda de paz, se bajó del altar.”
  4. Los v. 23 al 24 terminan el capítulo relatando como justo terminando esto, “la gloria del Señor” se apareció y de manera sobrenatural, salió “un fuego ardiente” que consumió todo lo que se había ofrecido, o lo que quedaba, porque de hecho el fuego ya estaba prendido consumiendo las ofrendas quemadas. El fuego celestial vino a consumir instantáneamente lo que quedaba.
  5. La reacción de los israelitas quedó registrada, “gritaron de alegría y se postraron rostro en tierra.”, “gritó de gozo y se postraron sobre sus rostros” (BTX), “prorrumpió en gritos de júbilo” (NVI). ¿Por qué se alegraron tanto? El Commentary on the Old Testament, de Hendrickson Publishers, concluye que toda la nación de Israel se estaba regocijando tanto porque el fuego significaba aceptación divina y una muestra de su misericordia para ellos, y por eso cayeron al piso dando gracias a Dios por esto. Recordemos que todavía estaba fresco el recuerdo de la grave ofensa del becerro de oro y la gran infidelidad que el pueblo había mostrado. Esta muestra del poder de Dios simbolizaba el inicio de vida ritual de Israel en forma y la presencia de Dios en el Tabernáculo. Realmente era un motivo para alegrarse y para estar agradecidos, después de que Dios estuvo a punto de borrarlos de la faz de la tierra por su pecado.

Conclusiones:

  1. Dios quería que todo el pueblo de Israel presenciara el inicio de la vida ritual del pueblo, de una relación personal entre Él y ellos en forma. No quería que lo olvidaran. De la misma forma, creo que Dios desea que recordemos y no olvidemos los grandes hechos que Él ha hecho en nuestra vida, y los días especiales, como el día del inicio de nuestra relación con Él en forma, es decir, el día de nuestro bautismo. En el caminar de la fe siempre hay “días especiales”, no los olvidemos y demos gracias a Dios por ellos continuamente.
  2. Dios, a través del proceso de consagración de los sacerdotes, quería enseñarles a ellos también obediencia a su Palabra. La advertencia que les da en Lev 8.35, “hagan todo lo que el SEÑOR exige. Si no lo hacen, morirán, porque esto es lo que el SEÑOR ha ordenado” es muy fuerte. Así también nosotros, como un pueblo de sacerdotes que somos para Él (los cristianos), aprendamos obediencia completa a Él en todas las áreas de nuestra vida.
  3. El corazón de Moisés también fue probado en este proceso de ordenación, ya que ahora sería Aarón y sus hijos quienes llevarían a cabo funciones que hasta ese momento Moisés ejecutaba, como interceder por el pueblo ante Dios. Ahora serían los sacerdotes. Moisés no tuvo luchas con protagonismos ni inseguridades, sino que supo hacerse a un lado conforme a la voluntad de Dios para que ellos tomaran su lugar en el plan que Dios tenía diseñado. ¿Qué tal nosotros? ¿Luchamos con protagonismos y orgullo cuando se trata de servir a Dios? ¿Nos ponemos inseguros(as) fácilmente cuando se presentan otros cristianos(as) a nuestro alrededor para servir a Dios también? Imitemos el corazón de Moisés.
  4. Alegrémonos y agradezcamos siempre la misericordia de Dios para nuestra vida. El escritor de Hebreos tenía seguramente este evento presente en su mente cuando escribió Heb 12.28–29 (NVI), “28 Así que nosotros, que estamos recibiendo un reino inconmovible, seamos agradecidos. Inspirados por esta gratitud, adoremos a Dios como a él le agrada, con temor reverente, 29 porque nuestro «Dios es fuego consumidor».” Si los israelitas se alegraron cuando recibieron un sistema de rituales para conectarse con Dios, ¡cuánto más nosotros deberemos alegrarnos y reverenciar a Dios por lo que hemos recibido de su parte: una relación personal con Él que no depende de rituales, sino de la sangre derramada de Jesús una sola vez y para siempre! No perdamos la alegría de nuestra salvación y nuestro caminar diario con Dios.

11 Responses to “Día 64”

  1. Beatriz Sandoval dice:

    Gracias, Arturo.
    Sólo como un apunte sobre el aceite para consagrar, en las notas a pie de página de mi biblia (Biblia de Estudio, DHH) dice que el aceite era muy utilizado en todo el antiguo Oriente para proteger la piel y conservar su brillo (Sal 104.15); como perfume cuando se mezclaba con aromas (Est 2.12); y también se derramaba en la cabeza de huéspedes distinguidos (Sal 23.5 y Lc 7.46).
    Y algo que me llamó mucho la atención de la nota, por lo que tiene que ver con la consagración de los sacerdotes, es lo que dice en Isaías 1.6:
    “De la punta del pie a la cabeza
    no hay nada sano en ustedes;
    todo es heridas, golpes, llagas abiertas;
    nadie se las ha curado ni vendado,
    ni les ha calmado los dolores con aceite”.
    ¿No tiene la consagración también la finalidad de calmar, de aliviar, de sanar?
    Gracias, Arturo

  2. Sonia Uribe de Arroyo dice:

    Gracias, estoy muy agradecida de tener el gran privilegio de tener una relación diaria con Dios, me impacta mucho la obediencia de Moisés y como dice ” tal como el Señor ordeno” igual la preparación para unirse como congregación para estar en la presencia de Dios pienso en nuestras reuniones y como debemos siempre tener una expectativa muy alta.

  3. Hiram Anderson dice:

    Gracias Arturo.

    Lo que comentas en tus concluisones es muy cierto, debo de apreciar mucho y ser muy agradecido con Dios, por permitirme disfrutar de una relación con Él, por medio de Cristo Jesús.

    Me hace reflexionar en como he sido objeto de gran bendición al ser elegido por Él para ser su discípulo.

    Gracias

  4. Hilda Zavala dice:

    Muy buenos días!! Agradezco muchisimo la enseñanza en los libros que llevamos me ayudan tanto a como vivir en mi diario caminar con Dios, estos estudios estan modificando mis conductas y me animan a animar a mis hermanas de que se unan al devocional, muchas gracias!!! que Dios te siga inspirando y te de lo necesario para que sigas dejando huella en nuestros corazones.

  5. Paolo dice:

    Gracias Arturo, muchas preguntas van respondiendose!!!!

    Paolo y Cynthia

  6. Angelina López dice:

    Muchas gracias Arturo por todo lo que haces para Cristo no sabes el impacto que tiene para nuestras vidas y me anima ver como Dios va usando tu vida y la de muchos para edificar su iglesia que tanto ama.En lo personal me ayuda mucho a ver cuanto tengo que aprender y amar mas la palabra de Dios y a ser muy agradecida con mi relación con El buscando tener un corazón limpio al estar en su presencia. Gracias nuevamente

  7. CINTHYA SOLANO dice:

    que especial el ahora tener una relación con Dios sin necesidad de muchos rituales, sin duda una aspecto para estar muy agradesidos y valorar mucho nuestra relación con Dios. GRACIAS ARTURO 😀 🙂

  8. Vicky dice:

    Gracias Arturo, DTB por siempre!

  9. blanca dice:

    GRACIAS Arturo estor muy privilegiado de tener una relacion con DIOS eso es maravilloso de poder expresar nuestros sentimiento de lo que nos pasas diariamente en nuestro caminar con el el nos escucha pero tambien nos reprende y nos corrige haci es su amor para que crescamos y maduremos en el.

  10. Minelia M.H. dice:

    Gracias Arturo con razón dice la Biblia que Moisés era un hombre muy humilde me inspira mucho su actitud para dejar que otros asuman el papel de liderazgo también.Que Dios te siga guiando.

  11. Martín Tomas Merediz-Funes dice:

    No deja Arturo de ser animante y muy desafiante como el Señor ha dispuesto que nuestras vidas como sus hijos se rijan de acuerdo a lo que el siempre ha ordenado, reverencia, disciplina y alabanza en todo momento, como dice la Escritura somos sacerdotes al servicio ….., asi vemos que tanto los antiguos como nosotros debemos presentarnos constantemente ante el Señor con el corazon reverente y obediente para ser de su agrado.
    Gracias Arturo cada día el alimento nos nutre más y más para facilitar nuestra cercanía con el Señor.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.