Día 8

1 CRÓNICAS 1.24-27, GÉNESIS 11.27-14.24.

Continuamos ahora con la historia de la descendencia de Sem en la cual encontramos a Abraham, como habíamos mencionado antes. Después de analizar el caso de descendencia corrupta es bueno encontrar que hubo también buenos ejemplos a seguir. La Biblia no solo registra cosas buenas que pasaron, sino también los aspectos malos y equivocados. Gracias a Dios siempre, a pesar de la maldad humana, la justicia y la rectitud brillan y por su poder aparecen buenos ejemplos de fe, que nos inspiran a nosotros. Ese fué el caso de Abraham. Es importante tener presentes a los hermanos de Abram, que eran Nacor y Harán. Como dice el Comentario Bíblico Mundo Hispano, Tomo 1, de la Editorial Mundo Hispano, “La mención de los hermanos de Abram, Harán y Nacor, es muy importante por la relación que Abram y sus descendientes establecen más tarde con los descendientes de ambos. Abram se relaciona muy de cerca con Lot, hijo de Harán, a quien prácticamente lo tuvo como a su hijo por un tiempo, ya que Sarai era estéril y Abram no tenía hijos. Más tarde, tanto Isaac como Jacob emparentan matrimonialmente con los descendientes de Nacor, quienes se ubican en Aram o Siria.” También vemos en el v. 29 que Milca, esposa de Nacor, era hija de Harán, o sea, Nacor era su tío y se casó con él. De acuerdo con el New American Commentary, de Broadman & Holman Publishers, la endogamia, es decir, el matrimonio entre un grupo familiar, predominó entre los patriarcas de Israel.

Ahora, el v. 11.30 dice que Sarai no podía tener hijos. Esto era una gran tragedia en ese tiempo, ya que los hijos eran los herederos de los bienes del padre y en este caso pues Abram no tenía a quien dejarle lo que tenía. Era una verdadera desgracia para la mentalidad de la época.

Del 11.31 al 12.4 podemos entender que aunque Dios ya le había pedido a Abram que dejara su patria, parientes y la familia de su padre y fuera a una tierra diferente, Abram emprendió el viaje junto con su padre. Finalmente el papá muere en Harán y no completa el viaje. De acuerdo al comentario Wiersbe’s Expository Outlines on the Old Testament, de Victor Books, es posible que Abram decidió obedecer “a medias”, es decir, no de forma completa, y se llevó a su papá en lugar de dejarlo. El costo fué caro, ya que su papá murió en el camino y él perdió tiempo valioso que pudo haber caminado en su relación con Dios.  En el 12.4, después de la muerte de su padre, finalmente Abram partió y se llevó ahora a su primo Lot. Con el tiempo también este familiar tendría que alejarse de la compañía de Abram. Para el tiempo que salió de Harán, Abram tenía 75 años de edad, y su llamado había sido unos años antes probablemente. Pero realmente hasta esa edad fué cuando respondió al llamado de Dios.

Si analizamos el llamado inicial de Dios a Abram, que finalmente era parte del plan divino para la salvación de la humanidad, encontramos los siguientes elementos:

  1. Dejar su seguridad económica, material, familiar y social. Una disposición a aceptar lo desconocido.
  2. Contenía promesas: una gran descendencia, bendiciones, un nombre famoso, fuente de bendición para otros.

Aquí inicia la jornada de fe de Abram. Ser llamado cuando ya tenía todas estas cosas seguras y de repente tener que abandonarlas para lanzarse a lo desconocido, junto con toda su familia. ¡No era cualquier cosa! Hoy la pensaríamos mucho.

Otro aspecto importante está en 12.7 cuando dice que en Siquem Dios se le aparece y reafirma su promesa y “Abram edificó allí un altar y lo dedicó al SEÑOR, quien se le había aparecido”. En el versículo siguiente (v. 8) edificó otro altar en otra ubicación y adoró también a Dios. Luego en Gn 13.4 pasa por el lugar nuevamente y adora a Dios otra vez. Podemos ver el corazón y la fe de Abram, adorar a Dios y agradecerle por sus bendiciones. Le construyó un altar y lo adoró varias veces. ¿Qué significa esto? La primera respuesta de Abram después de que Dios le informa en el v. 7 que esa tierra donde estaba pisando era la tierra que un día sus descendientes ocuparían fué construir un altar y dedicárselo a Dios. Es algo muy similar a lo que hizo Noé, en Gn 8.20, y tal vez también incluyó sacrificio de animales como lo hizo Noé. La construcción del altar y la adoración que ofrecio ahí eran una demostración pública y delante de Dios de su fe en las promesas que recibió y a la vez de reverencia y gratitud a Dios. Era de alguna manera decirle “te creo Dios, te adoro por eso”. Y construyó más altares y adoró a Dios también en Betél (Gn 12.8), Hebrón (Gn 13.18) y el monte Moriá (Gn 22.9). Pero también sus descendientes construyeron altares y adoraron a Dios: Isaac en Beerseba (Gn 26.25), Jacob en Luz (Gn 35.7), y Moisés en Refidim y en el Sinaí (Ex 17.15, 24.44). Abram estableció las bases de la adoración a Dios y de la religión que después sus descendientes practicarían. Y con sus sacrificios le decía a Dios “te creo”, por eso dice en Heb 11.8-9, “Fue por la fe que Abraham obedeció cuando Dios lo llamó…. incluso cuando llegó a la tierra que Dios le había prometido, vivió allí por fe”.

¿Qué trascendencia tienen estas acciones de fe para nosotros los cristianos en el S. XXI? 1 P 2.7 dice “Por la mediación de Jesucristo, ustedes ofrecen sacrificios espirituales que agradan a Dios.”  ¿Y cuáles son algunos de los sacrificios espirituales que hacemos para Dios en la iglesia cristiana? Una vida consagrada a Dios (Ro 12.1), alabar a Dios cantandole (Heb 13.15), hacer el bien y ayudar a necesitados (Heb 13.16), orar (Ap 8.3-4), ofrendar económicamente para las necesidades de la iglesia (2 Co 8.5). Así que una dimensión más profunda que le podemos dar al por qué hacemos estos sacrificios a Dios en la iglesia es porque es una forma de decirle “te creo Dios”, al igual que Abram lo hizo. ¿Qué piensas de esto? Veamos los sacrificios espirituales cristianos como una demostración de nuestra fe en Dios. Obviamente no participar en estos sacrificios también tiene una implicación de fe, podría interpretarse como decirle a Dios “no te sacrifico nada porque no creo en tí”.

Regresando con el trayecto de Abram, en Gn 12.11-20 vemos al famoso “padre de la fe” pasando un momento de desconfianza, angustia y temor. Por la belleza de su esposa y pues el salvajismo de las culturas paganas que estarían visitando, Abram sucumbe a la inseguridad y decide inventar una historia para proteger a su familia. Básicamente decide mentir e involucra a su esposa en la mentira. Esa mentira casi le cuesta la vida al faraón y a los suyos por haber tomado a la esposa de Abram como suya. Al final la esposa regresa con Abram y también vemos como Dios protegió a Abram durante todo este proceso a pesar de su desconfianza y su mentira. ¿Quiere decir esto que Dios aprobó la mentira de Abram y la desconfianza que tuvo? ¿Será una evidencia de que Dios aprueba una vida de engaños convenencieros según las circunstancias en que nos encontremos? ¿Qué hacemos entonces con Ap 21.7, “y todos los mentirosos, tendrán su destino en el lago de fuego que arde con azufre.”? No hay forma de armonizar con todo el contexto bíblico el hecho que Dios haya aprobado las mentiras de Abram. Más bien creo que Dios fué misericordioso con Abram y a pesar de sus carencias y necesidades en su carácter, lo cuidó. ¿No es así Dios con nosotros también cuando damos entrada a la desconfianza en Él, las inseguridades de nuestro carácter, los miedos? Muchas veces Dios nos cuida a pesar de eso, pero no significa que Él apruebe esa conducta. Al final Abram tuvo que pagar por esta debilidad ya que inició un patrón generacional de mentiras. Si descargas el documento de Psicología de Patrones que les adjunté en los días anteriores de este estudio podrás analizar cómo se desarrolló esta debilidad en toda la familia de Abram. De igual manera, si damos entrada en nuestra vida a las desconfianzas, las inseguridades y los miedos, seguramente tendremos que pagar consecuencias de una vida donde queremos tener todo el control en todo para sentirnos seguros y no le damos espacio a Dios para que Él trabaje. Y Dios así lo permitirá para que aprendamos a confiar en Él.

En Gn 13.1-12 tenemos ahora varias complicaciones en la relación entre Abram y su sobrino Lot. Terminaron por separarse y cada uno tomar un rumbo diferente antes que permitir que su relación familiar y de fe degenerara en pleitos, envidias y discordias. El v. 8 registra las palabras de Abram, “No permitamos que este conflicto se interponga entre nosotros o entre los que cuidan nuestros animales. Después de todo, ¡somos parientes cercanos!”, “Te ruego que no haya contienda entre tú y yo, ni entre mis pastores y mis pastores, pues somos hermanos” (BTX), “no está bien que haya pleitos entre nosotros” (DHH-LA). ¡Qué tal si mantuviéramos esta convicción con nuestros “parientes espirituales” todo el tiempo! ¿Cuánto cambiarían nuestras relaciones en la iglesia? Ya no permitiríamos que por cosas tan pequeñas amistades de años terminaran separándose y dañándose. Es poner en perspectiva las cosas: es más importante nuestra relación y nuestra confraternidad que el asunto que estamos peleando. ¡No es fácil! Requiere espiritualidad, pero para una persona de fe, es posible.

Una cosa más de este pasaje: al final Lo termina separándose de Abram. El mandato inicial de Dios a Abram fué que dejara a sus parientes y se fuera. Pero como estudiamos en versículos anteriores, Abram decidió llevarse al papá y al primo. El papá murió en el camino y el primo terminó separándose, y Abram quedó solo. Y es entonces cuando en Gn 13.14-17, “Después de que Lot se fue, el SEÑOR le dijo a Abram….”, Dios le habla a Abram y le reafirma su promesa y se la detalla aún más. El plan de Dios involucraba a Abram solo, pero Abram quiso ajustarlo a su pensamiento, y al final de todas formas Dios acomodó las cosas para que su plan original suguiera en marcha. Una vez que descubrimos de forma clara cuál es el plan de Dios para nuestra vida en un momento específico en el tiempo, aprendamos a no ajustarlo o “parcharlo” a nuestra manera. Al final, Dios hará las cosas como Él quiera y no siempre como nosotros queremos.

Vemos en Gn 13.13 un vistazo a lo que viene más adelante: “Los habitantes de Sodoma eran muy malos y pecadores contra Yahvé” (BJL). La maldad de la gente de la zona estaba en todo su apogeo. Y dentro de sus luchas y violencia internas, Lot es afectado. Gn 14 completo narra toda esta escena donde enmedio de un escenario de guerra entre ciudades, Lot y su familia son tomados presos y Abram es puesto bajo aviso. ¿Qué hizo Abram al escuchar la noticia? El v. 14 registra que inmediatamente “movilizó a los trescientos dieciocho hombres adiestrados que habían nacido en su casa.” No dudó, no titubeó, simplemente actuó. Decisiones rápidas en momentos difíciles. El resultado de acuerdo al v. 16 es que recuperó todos los bienes y a todas las personas de su familia que habían sido capturadas. ¡Todo salió bien y no hubo bajas! ¿Cómo se sentiría Abram después de esto? ¿Incrementó esta victoria su confianza en Dios y sus promesas? Seguramente. Las victorias que Dios nos permite tener nos ayudan a nuestra fe, nos incrementan la fe de alguna forma.

Terminamos analizando Gn 14.18-20, cuando Melquisedec, considerado “sacerdote del Dios altísimo”, le lleva pan y vino a Abram y le recuerda en el v. 20 lo siguiente, “Y bendito sea Dios Altísimo, que derrotó a tus enemigos por tí”. Dos aspectos importantes:

  1. ¿Quién era Melquisedec? Heb 7.1-3 nos dice:”1Este Melquisedec fue rey de Salem y sacerdote del Dios altísimo. Cuando Abraham regresaba de la batalla en la que había derrotado a los reyes, Melquisedec salió a su encuentro y lo bendijo; 2entonces Abraham le dio la décima parte de todo lo que había ganado en la batalla. Ante todo, hay que notar que el nombre Melquisedec significa “rey de justicia”, pero aparece también como rey de Salem, que quiere decir “rey de paz”. 3Nada se sabe de su padre ni de su madre ni de sus antepasados; ni tampoco se habla de su nacimiento ni de su muerte; y así, a semejanza del Hijo de Dios, es sacerdote para siempre.” (DHH-LA). Fue el primer sacerdote de Dios y tiene un simbolismo que apunta hacia Jesús. De hecho en la Biblia Textual (BTX) aparece como “Pero Melquisedec, Rey de Salem, sacerdote de ’Elyón, sacó pan y vino…” El-Elyon era uno de los títulos de Dios que los patriarcas usaron, junto con El-Olam, El-Shaddai y otros. De alguna forma, Melquisedec adoraba al Dios verdadero. Abram no era el único en la tierra que en ese momento tenía fe en Dios, pero sí fue el escogido por Dios para una misión especial.
  2. ¿Qué aspecto devocional encontramos para nuestra vida aquí? Cuando Melquisedec, sacerdote de Dios, le recuerda a Abram quién le permitió obtener esa victoria, su primera reacción fue darle a Melquisedec la décima parte de todo lo que había recuperado. En ese momento Melquisedec representaba el culto a Dios, y Abram, en una demostración de fe y por voluntad propia, decidió darle un 10% del botín que recuperó. Esa fué la forma en que Abram reconoció que Dios fue quien lo cuidó. De esta sencilla acción se generó después la convicción del diezmo en el Antiguo Testamento y también es una inspiración para la convicción de la ofrenda económica a la iglesia en el Nuevo Testamento.

Conclusiones:

  1. Tengamos cuidado con obedecer “a medias” o a nuestra manera. El plan de Dios se llevará a cabo tarde o temprano. Es mejor orar y entender bien cuál es la voluntad de Dios para nuestra vida y decidir seguirla de forma completa.
  2. Profudizemos nuestra perspectiva de los sacrificios espirituales que hacemos para Dios. Creamos de todo corazón que orar, alabar, congregarnos, ayudar a los necesitados y cualquier otro son demostraciones de nuestra fe. ¿De qué hablan estos sacrificios en nuestra vida? ¿Qué le dicen a Dios y a los demás a tu alrededor de tu fe?
  3. Si la desconfianza en Dios, las inseguridades en nuestro carácter, o los miedos son nuestras debilidades, recordemos que Dios es misericordioso con nosotros cuando hemos demostrado eso, pero no significa que Dios lo apruebe. Tarde o temprano tendremos que aprender a confiar en Él y vivir realmente 1 P 5.7, “echando toda vuestra ansiedad sobre Él, porque Él tiene cuidado de nosotros” (BTX).
  4. Cuando tengamos victorias en nuestras vidas, no nos pongamos orgullosos, ni pensemos que por nuestro gran talento, carisma o habilidad logramos lo que logramos. Tampoco nos cerremos a los Melquisedecs que Dios pone a nuestro alrededor que nos intentan recordar que nosotros no logramos nada, sino fué Dios quien nos dió todo. He visto a muchos cristianos talentosos y carismáticos caer de su posición por no escuchar a quienes les quisieron ayudar a mantener humildad en su corazón hacia Dios y hacia los hombres en tiempos de victoria.
  5. Tengamos el corazón de Abram al reconocer rápido la mano dje Dios atrás de sus victorias y sus logros. Recuerda que cuando ofrendas hoy, es una acción de fe por la cual demuestras que crees que el que te ha dado todo lo que tienes es Dios y tu ofrenda es una forma de agradecer y reconocer públicamente esto.

 

 


29 Responses to “Día 8”

  1. Sonia Uribe dice:

    Dios tiene siempre un plan perfecto y cumple sus promesas, independientemente del pecado o infidelidad humano, sin embargo podemos perder muchas bendiciones si no nos mantenemos fieles y seguimos obedeciendo.

  2. Paolo dice:

    Hola Arturo.

    gracias por el trabajo hermano.

    solo tengo una pequeña observacion en el estudio de hoy. Entre los Vs. del 11:31 -12:4 se hace mencion que Dios llama a Abram despues de la muerte de su padre, no crees que esto descartaria el hecho de que obedecio a medias, aunque por otro lado si veo que hubo una desobediencia por que despues del llamdo el partio con sus parientes, en este caso se llevo consigo a su sobrino Lot, mas no a su papa el ya habia fallecido, aqui si se observa una desobediencia.

    que crees de esto?

    con cariño

    Paolo

    • admin dice:

      Saludos Paolo. No había terminado de escribir todo el análisis, hasta hoy, tal vez leyendo todo quede más claro eso. Pero efectivamente primero Dios llamó a Abram y después él se llevó a familiares, su obediencia parece que no fue completa al inicio. Tuvo que ir aprendiendo a obedecer en el camino, pero lo logró.

  3. Gustavo Ulloa dice:

    A veces pensamos que la edad es un impedimento para seguir a Dios, al igual dejar comodidades en el mundo para trabajar para Dios. Abraham es el mejor ejemplo de fe y perseverancia para dar al reino lo mejor de nosotros mismos.

  4. nancy zamora dice:

    Cuan profunda es la biblía y cuanto ayuda a mi corazón… gracias Arturo!!
    Que Dios bendiga tu vida y todo lo que das a él y la ayuda que das a cada uno de nosotros.

  5. Veronica Botello dice:

    La obediencia a medias de Abraham estaba oculta para mi. A pesar de haber leído esta escritura en varias ocasiones no me había percatado que no eran las indicaciones que Dios dió ha Abraham y ahora me doy cuenta que muchas veces así respondemos a Dios sin darnos cuenta, obedecemos a medias creyendo que estamos siendo completamente obedientes. Gracias por abrirnos los ojos a los detalles pequeños que en realidad son grandes detalles que determinan mucho nuestro caminar con Dios.

  6. Erika Zavala dice:

    Este devocional me dejo una profunda necesidad de mejorar mi obediencia a Dios, para no dejar en mis hijos patrones generacionales y corregir lo que hasta ahora les he heredado, bendito sea Dios que nos da la oportunidad arrepentirnos.

  7. Leo dice:

    Gracias Arturo por tu trabajo

  8. mine dice:

    mil gracias por seguir el sueño y las comvicciones de Jesus, sigamos avansando.

  9. Andoreni dice:

    Sin duda otro gran estudio; Estaba meditando en esto seguir sacrificando sinónimo de seguir creyendo, una buena pregunta para nosotros: ¿seguimos creyendo? ¿Seguimos sacrificando?

  10. Martin Merediz-Funes dice:

    Amado hermano Arturo aunque repetitivo sigo dando gracias al Señor por haberte escogido para ser quien nos enseñe mucho más profundamente acerca de todos los temas que nos servirán para aumentar nuestra devoción, obviamente siempre y cuando tengamos ese deseo en nuestro corazón, animémonos a que así sea.
    Por otro lado el tema de la desobediencia de Abraham pues considero que obediencia a medias es lo mismo que desobediencia (obviamente que debo respetar las opiniones de los demás, más no necesariamente compartirlas) recordemos a Saul que desobedeció en cierta parte del mandato y bien sabemos que le paso, gracias nuevamente por
    brindarnos tu tiempo invaluable, sabemos que con ello agradas al Señor y eso es lo que debemos tratar de imitar.
    Para terminar reproduzco los versículos que menciona Paolo
    31 Cierto día, Taré tomó a su hijo Abram, a su nuera Sarai (la esposa de su hijo Abram) y a su nieto Lot (el hijo de su hijo Harán) y salieron de Ur de los caldeos. Taré se dirigía a la tierra de Canaán, pero se detuvieron en Harán y se establecieron allí. 32 Taré vivió doscientos cinco años[a] y murió mientras aún estaba en Harán.

    Llamado de Abram

    12 El Señor le había dicho a Abram: «Deja tu patria y a tus parientes y a la familia de tu padre, y vete a la tierra que yo te mostraré. 2 Haré de ti una gran nación; te bendeciré y te haré famoso, y serás una bendición para otros.
    Vemos que Tare el padre de Abram (aun el Señor no le había cambiado el nombre) fue quien partió con la familia según esta versión , más también vemos que dice ” el Señor le había dicho a Abram ” no dice si antes o después de que partió con su padre, en fin me parece que es bueno apuntar si vemos algo que nos cause dudas, más para mi lo relevante es la lección de fondo, la desobediencia es grave a los ojos del Señor, tambien podemos convenir en que la misericordia del Señor es grande y sabemos que se renueva todos los dias, más si tenemos en cuenta que había planes para Abraham y por el para nosotros.
    Nuevamente estoy super agradecido y animado con tu trabajo en Lampara a mis Pies, por favor sigue perseverando pues nos hace falta y el Señor decidió utilizarte a ti.
    Un gran abrazo

    • Hector Z. dice:

      Necesitariamos profundizar más.
      A mi me causa duda si Lot fue su sobrino, primo o nieto. Los tres se han mensionado aqui.
      Totalmente de acuerdo, lo más importante es la lección de la obediencia.

    • Lina dice:

      Sí, creo que todos lo entendemos así. Es como cuando decimos “dormí a medias” o “comí a medias” prácticamente es ni dormí ni comí. Pero la precisión es importante porque ahí es donde radica nuestro engaño cuando medio obedecemos y creemos que lo medio hecho vale algo y realmente no vale nada, es un medio esfuerzo inútil. Creo que el ejemplo de Saul es todavía más claro cuando cree que ha cumplido con lo que Dios le mandó (a medias) pero Samuel lo saca de su error.

  11. Juan Martínez dice:

    Estimado Arturo en este devocional tocaste un tema clave para todo Cristiano. La obediencia en todo momento a Dios, sin cuestionamientos da como resultado que él pueda trabajar en cambiar los aspectos de nuestro caracter y mentalidad que deben ser cambiados para poder darle la gloria.

  12. Karla Mejia dice:

    Hola Arturo,
    Gracias por compartirnos el devocional, no termino de aprender todos los días.
    Alabado sea Dios!!

  13. Rolando Obando dice:

    Para poder obedecer a DIOS debemos de estar completamente sometidos a su palabra, sin otras ocupaciones o asuntos o cosas que nos desvien del plan que DIOS tiene. y esto era lo que estaba pasando, Abram no tenia el tiempos suficienete por dedicarselo a su padre o a su sobrino Lot. por lo tanto es necesario depender absolutamente de El. y esto a su vez nos llevara a reconocer que las victorias vienen de parte de El.

    saludos. y muchas gracias …

  14. Arturo Edwards dice:

    Arturo, muchas gracias … me ayudó e impactó mucho el estudio de hoy … en lo personal tomo como enseñanza directa para mi vida el obedecer al pie de la letra las instrucciones de Dios … mi naturaleza, al igual que Abram, ha sido obedecer a medias, y posteriormente Dios se ha encargado de mostrármelo y hacer que finalmente prevalezca su voluntad y termine cumpliéndose su propósito -con a sin mi aprobación-, Dios es soberano e infinitamente sabio, y su Plan y sus maneras están por encima de nuestros modos y métodos … siempre su plan se cumple -con o sin nosotros- … lo especial es que seamos parte activa y entendida de ese plan y nos dejemos utilizar plenamente por Él … gracias por dejarte utilizar por Dios para compartírnoslo y enseñárnoslo.

  15. Roselin Vázquez dice:

    Muchas gracias Arturo por estos primeros 8 días de profunda e inspiradora enseñanza, ha traido mucha dirección y esperanza a toda mi familia (lo estamos tomando juntos).

    Deseo comentarte con mucho respeto que en este estudio, mencionas el parentesto entre Abram y Lot como primos, sin embargo vemos en; Gn 11.27, 12.5, 14.12, 14.14 que Lot era su sobrino.

  16. BETTY CALZADILLA dice:

    MIL GRACIAS ARTURO!!!!!!!
    EN VERDAD AGRADEZCO MUCHO A DIOS POR COMO TE UTILIZA PARA ENSEÑAR SU PALABRA, CONTINUA AFERRRANDOTE A EL Y A SUS PROMESAS.
    LINDO DIA Y SALUDOS A TU INCREIBLE Y MARAVILLOSA ESPOSA.

  17. SILVIA CHAVEZ dice:

    ¡GRACIAS BENDITO DIOS! Y ¡GRACIAS HERMANO ARTURO!.

    Dios es increíble y nos ama tanto y que sólo a travez del
    sufrimiento aprendemos a bodecer como Jesus.
    Agradezco toda la enzeñanza de hoy, todo lo que aprendi
    y la esperanza que me Dios me da al tomarlo para mi vida.
    SALUDOS HERMANOS

  18. Arturo Valentin Elizarraras (papá) dice:

    Saludos a todos.
    Realicé una pequeña investigación, sobre la supuesta desobediencia de Abram.
    Biblia de Estudio MacArthur dice; Taré tenía 130 años cuando nació Abram. NVI dice Gn 11:26.- Taré tenía más de 70 años cuando ya habían nacido Abram, Nacor y Harán.
    Comentario Biblico Histórico. “Historia de los Patriarcas”, Libro I, parte 2a dice que Harán hijo mayor, sigue Nacor y después Abram.
    Nuevo Diccionario Bíblico Ilustrado, explica que Abram, recibió el primer llamado de Dios cuando se encontraba en la tierra de Ur de los Caldeos. De ese lugar partió con su padre Taré y Lot su sobrino a Caanán; pero se quedaron a vivir un tiempo en la ciudad de Harán, donde falleció su padre Taré.
    Dios le hace un segundo llamado para que deje esa tierra y vaya a Caanán; pero en vez de obedecer totalmente a la indicación de que dejara a sus parientes, se lleva a su sobrino Lot, por lo que obedeció parcialmente otra vez.
    ¿Acaso no hacemos lo mismo que Abram en muchas ocasiones de nuestra vida espiritual.
    Pero en la Biblia de Estudio de Apologética en el Comentario al versículo 1 del capítulo 12 dice: de acuerdo a Gn 11:31, que Taré tomó la decisión de salir de Ur para ir a Caanán, llevando a Abram, su esposa Sarai y Lot su sobrino; todos se quedaron en Harán. Espero que esto sea de ayuda para una mejor comprensión de las escrituras. Maestro, gracias por tu esfuerzo y dedicación a la enseñanza.

  19. Raul Archundia Tellez dice:

    Gracias Arturo por la formidable enseñanza para obedecer completamente los planes de Dios, porque este tambien trae consecuencias muy buenas.

  20. Hilda Zavala dice:

    Gracias por tu trabajo y por dejarte utilizar por Dios para que todos los que podemos tener medios electronicos tengamos una herramienta en nuestro tiempo con Dios y esto nos ayude hacer más profundos con él y cambiar en el hoy para disfrutar de un futuro eterno en su presencia, mil gracias!!

  21. Sayda Mendoza dice:

    Saludos Dios tiene un plan perfecto, la fe va mas aya de todo sentimiento , posecion o posicion que tengamos y como Cristianos estamos llamados a progresar en nuestra Fe siendo partes de todo lo que esto conlleva segun la voluntad de Dios.
    Gracias Arturo un fuerte abrazo.

  22. Norma De La Cruz Sanchez dice:

    Muchas Gracias!!!!! por la enseñanza tan profunda.

  23. Rosa María Frausto dice:

    Gracias Arturo me impacto mucho el tema de obedecer a medias. Me ha hecho reflexionar en que áreas de mi vida estoy haciendo esto. Y oro para que Dios me ayude a cambiar gracias.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.