Día 66

LEVÍTICO 11 – 12.

Dios ahora se dirige a Moisés y Aarón y les da una serie de instrucciones acerca de la pureza ritual del pueblo en diferentes áreas de la vida cotidiana. Es aquí donde entran la larga lista de prohibiciones de ciertos animales para comer así como otras cosas. Con la ayuda de la medicina y la ciencia moderna se han podido comprender mejor los beneficios de obedecer las instrucciones de Dios para Israel. Estudiemos entonces estos capítulos.

Todo el capítulo 11 trata con el tema de los animales permitidos y los prohibidos, tanto para tocar como para comer. Para comprender mejor el por qué de estas instrucciones, recordemos el contexto en el que se encontraba la audiencia a la que estaban dirigidas: viviendo en el desierto en tiendas de campaña por años, expuestos a muchos riesgos de salud como epidemias o virus contagiosos; y además rodeados de pueblos paganos que podían contaminarlos. Se cree que todas estas instrucciones tenían un doble objetivo: a) cuidar a Israel de seguir los mismos hábitos de las naciones paganas alrededor para prevenir que se contanimaran de su idolatría, y b) cuidar la salud de Israel evitándole epidemias, virus contagiosos y enfermedades mortales para ese tiempo. Así que podemos decir que cubría dos aspectos: mantenerlos puros ritualmente y mantenerlos sanos. Impresionémosnos con la sabiduría del Creador del universo.

  1. En los versículos 3 al 8, Dios le permite a Israel comer de cualquier “animal rumiante y que tenga las pezuñas totalmente partidas”, y les prohibe comer de una lista de animales que tenían o las pezuñas partidas o que rumían: camello, damián, liebre y cerdo. El decreto final sobre ellos era “Son ceremonialmente impuros para ti” (v. 8). ¿Por qué esta distinción? El Commentary Critical and Explanatory of the Whole Bible, de Logos Research Systems, nos comenta algo intersante sobre la posible causa de esta distinción cuando dice que los animales rumiantes digieren los alimentos mejor que los que no rumían y también mastican mejor la comida que se comen. Por ejemplo, las vacas eliminan muchas de las toxinas de ciertas plantas que comen con sus glándulas salivales y así la comida pasa más limpia a su estómago. Esto y otras características hace que la carne de este tipo de animales sea más sana para el ser humano. Los animales que no rumían y pasan los alimentos sin masticarlos como deben, convierten la comida en forma menos perfecta y si son ingeridos por los humanos se corre el riesgo de contraer cierto tipo de enfermedades. Incluso la cuestión de la pezuña partida tiene una explicación médica ya que los animales que sí cuentan con ella tienen menos riesgos de ser afectados en las patas por las plantas tóxicas que encontraran en el pasto.
  2. En los versículos 9 al 12 toca el turno a los animales que viven en el agua. Se permitía comer animales con aletas y escamas procedentes tanto de agua salada como de ríos. Se prohibía comer animales sin aletas ni escamas. ¿Qué podría ser la explicación? De acuerdo al mismo comentario bíblico, citando a su vez el libro Scriptural Code of Health with Observations on the Mosaic Prohibitions and the Principles and Benefits of the Medicated Vapour Bath, de Charles Withlaw, ahora de dominio público; dice que los peces con aletas y escamas usan estos aditamentos para sacar sus excrecencias, mientras que los peces sin estas características y en clima cálido pueden traer riesgos de salud para quienes los comen.
  3. Del versículo 13 al 19 se da una larga lista de aves que estaban prohibidas para comer y del v. 20 al 23 ahora se enfoca en los insectos prohibidos y los permitidos. En cuanto a las aves son principalmente aves de caza que se alimentan de carne y carroña. La lista de insectos permitidos es realmente corta por la característica exigida, “insectos alados que caminan por el suelo y que tengan articulaciones para poder saltar.” (v. 21): langostas, langostones, grillos y saltamontes.
  4. En el resto de los versículos se habla de los animales que podían convertir a un israelita en “ceremonialmente impuro” al tocarlo especialmente su cadáver. Se dan instrucciones sobre qué hacer si alguien llegaba a tocar el cadáver de uno de estos animales o si incluso algún objeto caía y los tocaba. El lavamiento con agua era requerido para estos últimos casos y un período de espera para ambos casos para poder considerarse puros ritualmente de nuevo.

La instrucción para todos los casos era, “No te contamines a ti mismo al tocarlos. No te hagas ceremonialmente impuro a causa de ellos.” (v. 43). Dios quería proteger a Israel de enfermedades que pudieron haber destruido a todos, como una epidemia. Recordemos que estaban en el desierto, sin mayores posibilidades técnicas para tener mejores formas de procesar alimentos. Estas reglas les salvaron la vida literalmente y los ayudaron a mantenerse con su propia identidad y marcar una diferencia con respecto a las costumbres alimentarias de los pueblos paganos que los rodeaban. Estas son algunas de las teorías que existen para poder explicar de una forma razonable el origen de las reglas dietéticas que Dios les impuso a los israelitas.

El capítulo 12 trata enteramente con las mujeres cuando dan a luz. Podemos dividir el capítulo en 3 secciones:

  1. Purificación después del nacimiento de un hijo varón (v. 1- 4).
  2. Purificación después del nacimiento de una niña (v. 5).
  3. Sacrificios a ser ofrecidos después del nacimiento (v. 6 – 8).

Hay varias teorías que intentan explicar el por qué de estas instrucciones. Primero la cuestión de que la mujer quedara “impura” después de dar a luz tendría que ver seguramente con el sangrado del trabajo de parto. La cuestión del aislamiento de participar en la adoración a Dios por un período de tiempo (que variaba según si fue niño o niña) era la consecuencia de estar impuro ceremonialmente. Había todo un simbolismo aquí con el tiempo que debería esperar la madre si fue un niño (33 días) o si fue niña (66 días, ¡el doble!). Todavía no se alcanza una conclusión total con respecto a esto, solo hay teorías. Algunos creen que tenía que ver con la imagen que se tenía del hombre en la sociedad (más importante que la mujer) o con el hecho de que el sangrado cuando se trata de una niña dura más tiempo o tienen más toxicidad que cuando nace un niño (The New American Commentary: Leviticus, de Broadman & Holman Publishers).

Conclusiones:

  1. Comprender estas instrucciones nos hace pensar de alguna manera en cómo detrás de los mandatos de Dios en su Palabra para nosotros hay un mundo de bendiciones y bienestar para nosotros. Si somos obedientes recibiremos bendiciones en esta vida. Si desobedecemos, sufriremos las consecuencias. Dios sabe qué es lo mejor para nosotros, ¡luchemos por obedecerle siempre! ¡Confiemos en Él! Finalmente Él es el Dador de la vida y el Creador de todas las cosas, sabe mucho mejor cómo estamos diseñados y qué necesitamos realmente.
  2. Dios quería también proteger a su pueblo de las malas influencias de la idolatría. Para nosotros como cristianos necesitamos entender también esto, que a través de los mandatos de Dios sobre la confraternidad cristiana, nos protegemos de alguna forma de las influencias contaminantes del mundo. Pero no nos aislamos del mismo, sino que nos involucramos activamente en él para salvar a los más posibles, no para dejarnos influenciar por él.

15 Responses to “Día 66”

  1. Guillermo Victoria dice:

    Arturo, gracias por tus explicaciones, ahora puedo entender mejor lo que pretendía Dios con estas instrucciones. Saludos.

  2. Veronica Sandra Nieto de Santoyo dice:

    Muchas gracias Arturo es muy interesante que aún las instrucciones de Dios que a veces parecen exageradas tienen una causa y siempre es para cuidar a su pueblo.

  3. CINTHYA SOLANO dice:

    TIENES MUCHA RAZÓN CUANDO DICES “Impresionémosnos con la sabiduría del Creador del universo.” ME SORPRENDE MUCHO QUE CADA UNA DE LAS INSTRUCCIONES DE DIOS TIENEN UNA RAZÓN LOGICA DE SER, QUE AUN LA MEDICINA PUEDE EXPLICAR, TAL VEZ ALGUNAS NO LAS PODEMOS COMPRENDER AUN PERO SIN DUDA DIOS EN SU SABIDURIA BUSCABA EL BIENESTAR Y LA INTEGRIDAD DE SU AMADO PUEBLO, QUE ESPECIAL ES NUESTRO PADRE, SIN DUDA CADA UNA DE LAS INSTRUCCIONES QUE EL NOS DEJO EN SU PALABRA, AUN QUE AVECES NO LAS ENTENDAMOS, SON PARA NUESTRO BIEN, ALABADO SEA EL DIOS TODO PODEROSO 😀

  4. Jorge R. Moreno Peñaloza dice:

    Gracias Arturo, toda esta increíble enseñanza nos ayuda a entender lo que de alguna manera en ocasiones nos cuesta trabajo y poder ver que efectivamente todos los planes que Dios tiene para nosotros, son para nuestro bien y no para nuestro mal.

  5. itza chavez dice:

    Arturo muchas gracias por tu trabajo, esfuerzo y el tiempo que dedicas al pueblo de Dios para conocer la palabra de una manera mas profunda.
    Hoy Dios me permite mirar de una manera nueva que no fue facil pasar por lo que Moises sentia, pero sus conbicciones y amor a Dios son mayores. Y por que Dios nos permite o proibe, ciertas cosas, como a los Israelitas es, para no comtaminarnos de este mundo. Gracia nuevamente y tendre que revisar mi dieta.

  6. Fernando Medel dice:

    Estos capitulos vistos con los conocimientos actuales que tenemos nos hace ver lo grande y especial que es Dios y que el es dueño de la ciencia, el hombre solo puede descubrir lo que el ha creado y quedarse maravillado ante ello. Muchas gracias por ayudarnos a digerir de mejor forma la palabra de Dios.

  7. Sandra Duarte dice:

    Gracias por enseñarnos todo esto, es tan necesario que alguien nos instruya en las escrituras para no mirarlas segùn nuestro propio parecer, antes no entendia porque Dios tenìa tantas prihibiciones para los Israelitas, no le encontraba mucho sentido, pero ahora entiendo bien que Dios siempre ha querido lo mejor para sus hijos y detras de cada mandato hay una razòn muy buena y poderosa para nuestro bienestar aunque algunas veces no lo entendamos asi.

  8. Juanita Hernadez Pineda dice:

    Muchas gracias, bendiciones

  9. Beatriz Sandoval dice:

    Saludos a todos.
    Muchas veces, de niña y adolescente, me pregunté “¿por qué no fui hombre?, ¿por qué ellos tienen privilegios de los que no gozamos las mujeres?”. Mi actitud era muy rebelde en ese sentido, pero desde que estoy conociendo a Dios y su Palabra, he estado comprendiendo que no necesito codiciar lo que Él le da a otros, sean hombres o mujeres, porque ya es bastante con que me deje vivir y acercarme a Él, ya es motivo de gratitud haber sido creada por Él como mujer.
    Gracias

  10. Vicky dice:

    Si somos obedientes recibiremos bendiciones en esta vida. Amén Gracias Arturo DTB enormemente!!!

  11. Greta Glez. dice:

    Gracias Arturo, que increíble el darnos cuenta que Dios es tan perfecto que hasta en los más mínimos detalles para el lo es TODO.

  12. rocio rodrigues dice:

    Gracias Arturo, por ensenarnos…. hay tanto que aprender, Dios te siga dando sabiduria.

  13. Minelia M.H. dice:

    Gracias por compartirnos una investigación y estudio sobre éste tema para tener mejor compresión, podemos aprender tantas cosas como la importancia de la pureza con propósito y que en nuestro caso podremos ver a Dios si tenemos un corazón puro para Dios.

    Mat 5:8 “Dichosos los de corazón limpio,
    porque verán a Dios.

  14. Monica Loaeza dice:

    Gracias, Arturo. Sin duda esta enseñanza es asombrosa, no me lo esperaba, me parecía muy complicado el aprender a distinguir cuáles sí podían comer y cuáles no, pero más complicado era saber el Porqué… Ahora lo sé y me maravillo ante la previsión y el cuidado de Dios con Su pueblo. También hay muchas veces en las que sencillamente no entiendo la razón de algo, de alguna disposición de Dios para mí y me cuesta aceotar o someterme cuando eso pasa. Hoy aprendí que el grado de Confianza en Dios debe ser mayor, mucho mayor. Gracias.

  15. Martín Tomas Merediz-Funes dice:

    Gracias Arturo, el análisis entregado nos recuerda y reitera que nada de lo que el Señor ordena es antojadizo, todo tiene un sentido y siempre es para nuestro bienestar, cabe recordar que siempre esta en prueba nuestra obediencia.
    Gracias nuevamente Arturo.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.