Técnicas para el Estudio Bíblico Efectivo

“La exposición de tus palabras imparte luz, da entendimiento a los sencillos” (Sal 119.130).

Tal como este versículo menciona, cuando la Palabra de Dios es expuesta adecuadamente delante de nosotros, recibimos luz. Por esta razón los cristianos necesitamos crecer continuamente en nuestra forma de estudiar personalmente la Biblia, para que cada vez que lo hagamos, nuestro corazón salga lleno de dirección, iluminación y adquiramos entendimiento.

A continuación compartiré algunas recomendaciones comunes para tener un estudio bíblico personal efectivo:

Paso 1. Observación (descubre lo que dice).

  1. Inicia tu estudio con una oración como la que está en Salmos 119.18, “Abre mis ojos, para que contemple las maravillas de tu enseñanza”.
  2. Haz las 4 preguntas claves para cada pasaje que vayas a estudiar:
    1. ¿Quién escribió?
    2. ¿Cuándo se escribió?
    3. ¿A quién se escribió?
    4. ¿Por qué se escribió?
    • Las respuestas las encuentras generalmente en las introducciones a cada libro de la Biblia dentro de tu misma Biblia o en diccionarios bíblicos.
  3. Identifica el género literario del pasaje seleccionado.
  4. Marca palabras y frases claves, listas e identifica comparaciones y contrastes.
    • Palabras esenciales al texto que se repiten y enfatizan el punto que el autor quiere transmitir. También son importantes las listas ya que resaltan conceptos importantes, e igualmente es muy útil identificar las comparaciones, los contrastes y las analogías, ya que utilizan un lenguaje altamente descriptivo que hace fácil el recordar. Ej: “1 P 5.8, “su enemigo el diablo, como un león rugiente…”

Paso 2. Interpretación (descubre lo que significa).

  1. Respeta la regla del contexto. “Un texto fuera de contexto es un pretexto”. Es importante considerar cada versículo a la luz de los versículos que lo rodean, del mensaje completo del libro en el que se encuentran, o de otros pasajes afines en el total de las Escrituras. Intenta descubrir lo que el autor realmente quería decir.
  2. Aprende a discernir la sana doctrina. Si acudes a material de referencia como diccionarios y comentarios bíblicos, libros externos de estudio bíblico, etc., recuerda 1 Tes 5.21, “Soméntanlo todo a prueba y retengan lo bueno”. Necesitamos probar todo comentario humano a las Escrituras a la luz de la verdad bíblica completa.
  3. La Escritura NUNCA contradice la Escritura.
  4. No bases tus convicciones en un pasaje oscuro de la Biblia.
  5. Interpreta la Escritura de acuerdo a su género literario.
  6. Descubre el significado original del pasaje.

Paso 3. Aplicación (descubre cómo funciona).

  1. Después de una observación cuidadosa y de un buen trabajo de interpretación, el siguiente paso es encontrar la aplicación práctica para nuestras vidas. Para esto, trata siempre de identificar el principio bíblico que el pasaje estudiado te ofrece y en base a ello identifica la forma de aplicación a la vida moderna.
  2. Primero es recomendable identificar cómo el texto en particular se aplicó en ese entonces a la audiencia a la que se destinó el pasaje.
  3. Una vez que entendimos cómo ellos entendieron y aplicaron el texto ya tenemos una mejor idea de cómo nosotros debemos aplicar el texto a nuestra situación particular.
  4. La meta es aplicar el texto a situaciones que enfrentamos que son del mismo tipo de situación a quien el texto fué originalmente aplicado.
  5. Al final, deberíamos ser capaces de expresar la aplicación básica del texto en una sola oración que exprese claramente la decisión que necesitamos hacer para aplicar el texto en la manera en que originalmente fué aplicado.
  6. Los resultados de una correcta interpretación bíblica tendrán el efecto que describe 2 Ti 3,16-17: “Toda Escritura está inspirada por Dios y es útil para ENSEÑAR y REPRENDER, para CORREGIR y EDUCAR en un vida de rectitud, para que el hombre de Dios esté CAPACITADO y COMPLETAMENTE preparado para toda clase de bien”.

Recomendaciones al buscar respuestas en las Escrituras (nota especial).

  1. Trata de buscar las respuestas primero dentro del texto mismo que estás estudiando.
  2. Mira después dentro del contexto del texto (los versículos alrededor, el contexto del libro completo, otros libros del mismo escritor bíblico, toda la Biblia). Recuerda una de las reglas básicas de la Hermenéutica Bíblica, “un texto fuera de contexto es un pretexto”.
  3. Utiliza recursos externos de referencia para contextos no literarios e información especializada de contexto (material donde encuentres información cultural, histórica, política, linguística, técnica, social, de costumbres y tradiciones, geografía, arqueología, etc.). Estos son concordancias y diccionarios bíblicos, léxicos griegos y hebreos, enciclopedias bíblicas, Biblias de estudio, comentarios bíblicos especializados, etc. Te recomiendo visitar tu librería cristiana local y revisar la sección “Material de Referencia”, como dicha sección en la Librería Maranatha en México.
  4. Si llegas a una conclusión de interpretación de un pasaje específico y especialmente si sabes algo de traducción directa desde los idiomas originales, intenta comparar tu conclusión con las conclusiones a las que estudiosos bíblicos reconocidos han llegado acerca del mismo pasaje. A menos que seas un experto en griego o hebreo, y aún siéndolo, necesitarás la humildad de escuchar el trabajo de otros intérpretes más experimentados y comparar tu investigación con la de ellos.

9 Responses to “Técnicas para el Estudio Bíblico Efectivo”

  1. Lina dice:

    La mayoría no pasamos de leer una versión diferente de la Biblia cada año (ups!) o conocer más o menos bien el contenido de los libros que más hemos releído. Pero puedo ver aquí que estudiar de veras la Biblia implica un gran esfuerzo al que estamos llamados todos los cristianos, no para saber más simplemente; para saber mejor, para perfeccionar nuestro conocimiento bíblico y, por consiguiente, nuestra fe, nuestra devoción, nuestro amor a Dios, nuestro cristianismo. Gran reto!!

  2. Veronica Botello dice:

    En nuestra charla del próximo viernes vamos a compartir estos puntos, es importante que recordemos o aprendamos como hacer un verdaderos estudio biblico, porque muchas veces el crecimiento en nuestra vida espiritual se ve reflejado en como estudiamos la Biblia. Gracias.

  3. Claudia Herrera dice:

    Excelente manera de describir y resumir los pasos para un estudio bíblico profundo, muchas gracias!!
    Que Dios nos ayude a cada día crecer en entender y aplicar Su Palabra en nuestras vidas…

  4. Hugo Lima dice:

    Es muy grato encontrar esta información con una metodología específica implicita, gracias.

  5. Minelia M.H. dice:

    Gracias por brindarnos ésta valiosa información,la estaré compartiendo a las personas con las que estoy estudiando la Biblia.Que Dios bendiga tu esfuerzo y trabajo.

  6. Jose Azamar dice:

    Gracias por tan interesante articulo

  7. Sergio Robles dice:

    Doy gracias a mi Dios por tener hermanos que se han dedicado a esta area tan importante como lo es la sana ensenanza, me anima y me reta a profundizar en ella , gracias a todos los que hacen posible este proyecto gracias nuevamente y que a Dios sea glorificado siempre!

  8. Sergio Robles dice:

    Doy gracias a mi Dios por tener hermanos que se han dedicado a esta area tan importante como lo es la sana ensenanza, me anima y me reta a profundizar en ella , gracias a todos los que hacen posible este proyecto gracias nuevamente y que Dios sea glorificado siempre!

  9. Alberto Flores dice:

    En mi humilde opinión creo que aprender a leer la biblia es todo un arte y como comentan un verdadero esfuerzo. Para mi es importante aprender a leerla correcta mente para no caer en una mala interpretación y que esas malas interpretaciones me lleven a vvir erronea mente con peligro de daer en religiosismo. No olvidemos que lo principal el amor 🙂 a la manera de Dios

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.